FANDOM


Sateriasis Venomania
Sateriasis (avatar).png
Información Técnica
Japonés サテリアジス゠ヴェノマニア
Romaji Sateriajisu Venomania
Seudónimos Niño Demonio
Cherubim (nombre de nacimiento)
Cheri (por Gumina)
Sati (por Gumina)
Duque de la Lujuria
Debut Latido de la Torre del Reloj
Vocaloid

Kamui Gackpo

Información Biográfica
Género Masculino
Clasificación Humano
Raza Asmodeano
Nacimiento EC 113
Muerte EC 137
Ocupación Duque de Asmodean
Afiliación Imperio Beelzeniano
Asmodean
Cinco Duques
Familia Familia Venomania
"Algo así. De esa forma puedo invitar a más mujeres a mi harén"
―Duque Sateriasis Venomania[fuente]

Sateriasis Venomania, originalmente llamado Cherubim, era un Duque del Imperio Beelzeniano, gobernando el territorio de Asmodean. Despreciado por su apariencia deforme y rechazado por su amiga cercana y aplastado por la misma persona, Gumina, Cherubim mató su familia y forjó un contrato con el Demonio de la Lujuria. Después de rebautizarse a sí mismo como su hermano, "Sateriasis Venomania" secuestró y profanó numerosas mujeres utilizando sus oscuros y encantadores poderes.

HistoriaEditar

Vida TempranaEditar

CherubimSateriasis.jpg

El niño deforme y su hermano se cuelan por la noche

"La prisión está oscura como siempre."
―Diario de Cherubim[fuente]

Nacido en EC 113 en Lasaland, Asmodean, mediante la unión de Ilotte y Nylpho Venomania, la madre del niño se suicidó debido a su deformidad física: una cara pequeña en su mejilla derecha. Etiquetado como "Hijo del Demonio", el heredero Venomania fue encarcelado en el sótano de la mansión por su padre, prohibiéndole salir.[1] Ignorado y considerado inexistente, el niño permaneció completamente solo en su celda.

En algún momento, un guardia le enseñó a escribir. Durante este periodo, aprendió acerca del sol y que era mucho más brillante que la luz que su lámpara le proporcionaba. Luego de obtener un nivel de escritura descente, el niño comenzó un diario el 1 de Octubre, escribiendo acerca de su soledad en la oscura celda y de su nuevo conocimiento acerca del sol, escribiendo que debía verlo al menos una vez en su vida. Al día siguiente el mostró su diario al guardia, el cual complacido dijo que debía enseñarle palabras más complejas; más tarde, volvió a escribir acerca de la oscura prisión, describiendo su experiencia con el guardia.

El 3 de Octubre, el niño observó a su padre llegar y hablar un momento con el guardia antes de irse. Mientras los meses pasaban, el niño seguía escribiendo acerca de las "oscura prisión" y de las experiencias que tenía casi todos los días, lentamente mejorando su educación bajo la tutela del guardia. El 11 de Diciembre, el niño se percató de lo frío que se había puesto el lugar; el guardia le dio algo de comida más tarde, diciendo que tenía que comer mucho o no podría crecer. Más tarde escribió acerca de eso en su diario, señalando que no sería capaz de salir de la prisión si no crecía más, como el guardia había dicho.

El 25 de Diciembre, vio a dos escarabajos peleando y trató de provocar una pelea con el guardia para imitarlos. Fallando en molestar al guardia, se rindió y escribió acerca de lo que ocurrió en su diario. El 16 de Enero escribió que la prisión se volvía cada vez más fría. El 2 de Febrero escribió acerca de los "oscuro" de la prisión, añadiendo que quería abandonar el lugar.

El 19 de Julio del EC 123, conoció a Sateriasis, su medio hermano menor, y se convirtieron en buenos amigos. El 7 de Septiembre, Sateriasis ayudó a su hermano para salir de su prisión durante la noche para ver el mundo exterior. Aunque permanecían a la vista de la gente, el niño deforme disfrutó de la experiencia y comenzó a escabullirse con su hermano con mayor frecuencia. El 6 de Octubre,[2] durante una de sus salidas, los hermanos se dirigieron hacia un bosque y el niño deforme conoció a Gumina Glassred. Enamorándose de ella, los tres jugaron juntos a menudo a lo largo de los años.[1]

En algún momento, debido a que su hermano le pidió a su padre liberarlo, se le permitió salir del sótano como sirviente de la mansión, recibiendo el nombre de "Cherubim"; aunque fue rechazado por su apariencia por los otros residentes, él seguía con una estrecha relación con Sateriasis y Gumina. Mientras pasaba el tiempo, Cherubim sintió envidia de la hermosa cara de su hermano y su popularidad.[3]

De Ángel a DemonioEditar

"Así es. Está bien. Como prueba del contrato, sin duda has recibido sangre llena de lujuria. Ahora, ¿bailamos?."
―Demonio de la Lujuria[fuente]

Alrededor de Diciembre de EC 135, Cherubim descubrió que su hermano y Gumina estaban comprometidos. Devastado por esto, Cherubim decidió confesar sus sentimientos a Gumina y acercarse a ella.[3] Antes de que él pudiera hacer su confesión, Gumina le dijo que no podían volver a verse nunca jamás. 

Impresionado, el sirviente le preguntó por qué y ella se negó a responder. Luego, Gumina se burla de que era irritantemente obtuso, explicando cómo a ella nunca le gustó desde el principio. Cada vez que la cara de Gumina se hacía más vil, ella le dijo a Cherubim que sentía ganas de vomitar cuando estaba cerca de él y quería su fea cara lejos de ella.[2] Afligido y humillado, Cherubim creció furioso por cómo todo el mundo lo maltrató mientras que su hermano recibía todo.

Asesinatos de Querubim.jpg

Cadáveres de la familia de Cherubim, asesinados por el mismo

Al día siguiente, el furioso Cherubim tomó una espada y mató a su padre, madrastra, hermano menor y todo el personal.[1] Después de que su rabia se desvaneció, se sintió culpable y estaba dispuesto a suicidarse con la espada; luego, al oír que alguien le preguntó por qué estaba buscando la muerte, se sacudió con sorpresa al ver a una mujer de cabello blanco con un manto, con él en el comedor, con las manos temblorosas mientras la miraba fijamente. Una vez que le preguntó si odiaba a todo a su alrededor, Cherubim, ligeramente calmado, respondió que no podía alcanzar cualquier cosa, ya sea en el pasado o en el futuro.

Cuando la mujer le preguntó qué deseaba, él contestó que esperaba a alguien para amarlo y se preguntó entonces si su masacre cumplió ese deseo. Llorando, Cherubim explicó que sólo tontamente perdió todo, determinando que ahora debe acabar con todo con su muerte, ya que se suponía que él no debía existir de todos modos. Al preguntarle por qué no cumple su deseo en lugar de suicidarse, Cherubim respondió que no habría terminado de tal manera si pudiera. La misteriosa mujer luego afirmó que podía cumplir su sueño, sacando una katana de su bata.

Venom.png

Cherubim firmando el contrato

Sorprendido, Cherubim se sentía dudoso sobre el mandato de la mujer para empalarse a sí mismo con la katana en lugar de obtener lo que deseaba. Ella respondió sin rodeos que era una hechicera y estaba sugiriendo hacer un contrato con un demonio. Expresó su sorpresa por la palabra y ella le preguntó si estaba asustado por la misma. Obviando la idea, le explicó su familiaridad con él. Lanzando a un lado la pequeña espada, Cherubim tomó la katana; a continuación, expresó su duda si ella era una hechicera real, pero reflexionó si ella estaba mintiendo, solamente para que se asesinara con una katana en vez de una espada.

Venomania Cherubim (Espada de Venom).png

Cherubim atravesándose con la katana

De repente, escuchó una voz que le decía que se lo "dejara" todo a él, buscando desesperadamente su origen, explicándole lo que le dijo a la hechicera. Después de que ella le preguntó si le causaba molestia, señaló que se sentía suave, y ella explicó que significaba que el Demonio le daba el derecho de hacer un contrato con él.

Finalmente convencido de que ella estaba diciendo la verdad, sacó la katana y se preparó para apuñalarse a sí mismo, diciendo que no iba a hacer nada en este momento si podía alcanzar a Gumina. Incrustando la hoja de la katana a través de su pecho, él forjó el contrato con el Demonio de la Lujuria y se llenó con su magia, volviendo su sangre de color púrpura.[4]

Con nuevos poderes, Cherubim cambió su cara por la de su hermano menor para convertirse en el nuevo "Sateriasis Venomania".[3] Después de que la hechicera se presentara como "I.R.", Sateriasis estuvo de acuerdo con resguardar la espada para ganar más poder, siempre y cuando le ayudara siempre que sea necesario, utilizando ese poder para seducir a las mujeres por sus fantasías personales.[5] Con los poderes del Demonio, Sateriasis se enteró de su capacidad de seducir a las mujeres con su mirada, manipular recuerdos, y transformarse a sí mismo.

Luego de percatarse de que había sido observado por alguien más, I.R. le enseñó cómo realizar el ritual de amplificación para invocar los poderes de manipulación mental de la katana en cualquier persona de la zona. Sateriasis realizó precipitadamente el ritual, sosteniendo la katana mientras recitaba el encanto y se imaginaba el lugar donde se encontraba el testigo; luego de fallar al emitir correctamente el hechizo de amplificación, Sateriasis borró tanto la memoria de su objetivo, como la suya.[6]

El Duque de AsmodeanEditar

SateriasisLunacy.jpg
"El duque realmente está mentalmente inestable."
"Después de haber pasado por ese horrible incidente, no hay remedio.
"
―Transeúntes en el Festival de Año Nuevo de Lasaland[fuente]

Disfrazado como su hermano, Sateriasis creyó en sí mismo que era el único sobreviviente de la masacre. En respuesta, el Imperio Beelzeniano eligió a Sateriasis como el sucesor de su padre, convirtiéndose en el Duque de Asmodean para guardar las apariencias y evitar tener sólo un conde para administrar la región. Debido a su aparente falta de memoria, el Marqués Glassred tomó el control de Asmodean para reemplazar a Venomania.

El nuevo Duque se encerró en su mansión, alejado del público, debido a sus impulsos lujuriosos. Ese mismo mes, el Marqués lo visitó y los dos tuvieron una discusión sobre su estilo de vida solitaria y, después, dejó de visitarlo. Durante el Festival de Año Nuevo de Lasaland, hambriento y con la esperanza de cumplir sus deseos, instintivamente dejó su mansión y merodeó por la capital.

El Duque entonces se desplomó en la calle y fue ayudado por Lukana Octo. Después de que él se despertó en la cama, Lukana le preguntó cómo se sentía y Venomania estaba confundido antes de reconocer que era Sateriasis. Una vez que se enteró de que estaba en la tienda del tío de Lukana, se disculpó y dijo que tenía hambre. Cuando ella trajo la comida, Sateriasis tomó algo de pan del plato y empezó a comerlo, insistiendo en que estaba delicioso.

Le dio las gracias después de haber terminado y Lukana preguntó por qué él estaba caminando por las calles en ropa andrajosa y hambriento. El Duque señaló que debió haber sido algo extraño de ver y la sastre aclaró que no era más que una visitante que ayudaba a su tío con la sastrería. Venomania mencionó que debe ser una sastre experta y Lukana mencionó cómo los rumores de que él se estaba volviendo loco se estaban difundiendo.

A Sateriasis no le importó, diciendo que su aspecto actual, tras la masacre, llevó naturalmente a la gente a esa conclusión. Confirmando gracias a ella de que el asesino todavía no se ha descubierto, expresando culpa por causar que los ciudadanos se preocuparan. Agradeciendo a Lukana por sus amables palabras, ambos se presentaron otra vez, a la vez que Venomania insistió en que no lo llamara de manera respetuosa, explicando cómo se vio obligado a tener el título.

El tío de Lukana entró y le preguntó por su salud y el Duque se disculpó por causarles problemas y prometió traerles un regalo de agradecimiento en algún momento en el futuro. Cuando le preguntaron si ya se iba, él explicó que no quería causarles más problemas. Debido a que estaba oscureciendo, el dueño de la tienda le pide a su sobrina que escolte al Duque, pidiéndole que se ponga la ropa nueva que trajo. Inspeccionándolas, el Duque estaba impresionado por la calidad y Lukana dijo que ella las había hecho.

Después de señalar que su intuición por las excelentes habilidades de Lukana eran correctas, se comprometió a enviar los costos de la ropa junto con su regalo y les pidió que salieran mientras que él se cambiaba. Una vez que terminó, salió y viajó de regreso a su mansión con Lukana. Después de entrar en la mansión, Sateriasis comenzó a observar detenidamente a Lukana mientras ella estaba sorprendida frente a la lujosa casa, pero rápidamente se contuvo después de que ella se dio cuenta.

Cuando le preguntó, Sateriasis afirmó que estaba viviendo solo, aunque era capaz de sobrevivir a causa de su riqueza, y se sentó en el comedor. Lukana preguntó por qué y él explicó que era debido a que perdió sus recuerdos y no podía recordar la cara del asesino, cuestionando si lo encontró extraño. Lukana preguntó por qué fue a través de las calles de la ciudad y dijo que era porque se había quedado sin comida y quería encontrar a dos mujeres.

Después de que la sastre le preguntó si eran sus amantes, contestó que sólo podía recordar sus apariencias y, describiéndolas, preguntó si las conocía. Lukana le dijo que no podía, en especial porque era una vistante, y el Duque le pidió disculpas por la pregunta tonta. Lukana señaló que eran probablemente eran una Elphe y una Netsuma de quienes estaba hablando, debido a sus colores de cabello y recordó que su madre también era una Elphe.

Entonces, el Duque pensó que podrían haberla conocido y, sorprendido de que Lukana sabía mucho sobre él y de los temas actuales, explicó que estaba agradecido por la ayuda del Marqués dirigiendo el Estado. Lukana le sugirió que le pregunte acerca de las mujeres y Venomania mencionó lo difícil que era para él visitar actualmente al Marqués.

Una vez que le agradeció por su amabilidad, señalando el frío que hacía, encendió la chimenea, indicando que ya no tenía que preocuparse por un nuevo conjunto de ropa desde que compró la suya. Lukana se opuso a él, diciendo que no podía vestir sólo con esa ropa todos los días, insistiendo en que contratara a un sastre, y Sateriasis agarró sus manos y le ofreció ser dicho sastre. Diciendo que disfrutaba de sus diseños y pagaría tanto la ropa como su alojamiento, la animó a quedarse en la habitación de invitados en la mansión mientras ella trabajaba y ella finalmente aceptó.[7]

Reviviendo el PasadoEditar

"Nosotros... Es lo mejor si el Señor Venomania y yo no nos volvemos a encontrar."
―Lukana rechazando al Duque[fuente]

Con la sastre trabajando en la mansión, el Duque compró la tela y las herramientas que necesitaba de la más alta calidad, y se dio cuenta de que ella estaba trabajando hasta altas horas de la noche, ya que confeccionaba vestidos increíbles para él. Dos semanas desde la primera vez que ella aceptó su solicitud, Venomania tomó una pila de libros de la biblioteca y se sentó en su silla favorita para empezar a leer. Leyendo los diarios de todo el mundo, salvo de sí mismo, Venomania se enojó con "Sateriasis" por no cuidar esas cosas.

Preocupado porque Lukana estaba trabajando demasiado otra vez, el Duque se dirigió hacia su taller y encontró a Lukana durmiendo en la mesa de trabajo. Tomando una manta de la habitación, la colocó sobre ella y luego se sentó en una silla cercana, mirando su forma de dormir. Sintiendo gratitud y lujuria, el Duque deseaba convertirla en suya antes de que ella se fuera y se detuvo a sí mismo mientras sus pensamientos se volvieron cada vez más oscuros en sus deseos.

Recordando sus mentiras hacia ella acerca de buscar mujeres específicas, el Duque estaba convencido de que lo mejor era que no se encuentrarán de nuevo cuando se dio cuenta que estaba aparentemente soñando. Cuando estaba a punto de despertarla, Lukana se despertó mientras gritaba, exigiendo que no se acerque a ella. Una vez que se calmó, el Duque le preguntó si hizo algo mal y ella dijo que era sólo una pesadilla.

Disculpándose, comenzó a empacar para regresar a casa de su tío, terminando la costura de hoy, el Duque le deseó lo mejor en su viaje a casa. Despidiéndose, él empezaba a entristecerse mientras la veía salir de la mansión. Luego, ella le recordó que había terminado la ropa de cinco días, esperando que él la observara, y el Duque estaba feliz de oírla al referirse a él con más cariño que antes.

A lo largo de cinco días, el Duque se dio cuenta de que Lukana estaba trabajando aún más duro para acabar su ropa más rápidamente. Lukana terminó su trabajo al amanecer y quiso que el Duke probara su nueva ropa. Cuando Lukana describió su gusto por el estilo occidental, Venomania señaló que la nobleza Beelzeniana en su conjunto prefieren aquel estilo, aunque la mayoría de Asmodean prefiere la moda oriental.

Lukana luego comentó que escuchó un rumor de que el esmoquin vino del Oriente y, sorprendido, Sateriasis cambió de tema, expresando su encanto por el diseño y le preguntó si se uniría a él para una comida para celebrar el haber terminado el trabajo. La sastre se negó, teniendo ya empacada sus maletas para regresar a Mystica. Sorprendido con su salida precipitada, el Duque le recordó que no había completado su paga por la ropa todavía.

Una vez que Lukana explicó que sus amigos y su familia probablemente estaban preocupados por ella y que él podía pasarle el dinero a su tío, el Duque dijo que estaría solo sin ella. Mientras ella insistía en que contratara más sirvientes, Venomania señaló que si podían hacer ese delicioso pan de ketchup como ella era otro problema y ella sugirió que probara el ketchup que dejó en los gabinetes de la cocina.

Riéndose, el Duque insistió en verla fuera de las puertas de la ciudad. Al caminar por la ciudad, Sateriasis se dio cuenta de la atención que su nueva apariencia atraía pero los ignoró, viendo que Lukana estaba incómoda estando al lado de él, incrementó su velocidad hacia las puertas de la ciudad. Una vez que llegaron al borde, Lukana se despidió rápidamente y se fue, mas el Duque tomó su brazo, preguntando por qué estaba tan ansiosa de irse.

Después de que Lukana lo rechazara, diciendo que no deben volver a verse otra vez y se fuera, Venomania cayó de rodillas en shock, la condena resonó en él. Pensando en la cara de las dos mujeres, las palabras le recordaron a Gumina, I.R., y sus acciones. Escuchando una voz familiar detrás de él, Sateriasis saludó a I.R., sin voltearse a verla.

Preguntando si su memoria regresó, él admitió que recuperó una porción de ella y bromeó diciendo que recordó que ella era una hechicera tierna. Ella exigió su respuesta seriamente y el Duque se rió y disculpó, diciendo que recordó lo que hizo y lo que necesitó hacer. Cuando la hechicera le ordenó ir detrás de ella, el Duque señaló que estaba demasiado lejos y que necesitarían un carruaje de caballos.

I.R. le dijo entonces que debería volar para atraparlo y el Duque la llamó absurda. La hechicera cuestionó si olvidó cómo usar su poder y el Duque se dio cuenta de sus intenciones, mencionando que nunca lo había hecho antes. Mientras I.R. intentó alentarlo, él notó cuan débil lo mencionó y le preguntó si podría solamente teletransportarlo. Girando en frente de él como un gato rojo, la maga explicó que no puede usar hechizos en su forma actual y él se sorprendió al ver que ella era un gato.

Una vez que la hechicera lo amenazó con quemarlo si seguía holgazaneando, el Duque contestó que no podría usar hechizos antes de conceder su deseo. Confirmando que no había nadie más alrededor salvo I.R., el Duque removió las ropas de Lukana de su parte superior del cuerpo para evitar arruinarlas y telepáticamente llamó al Demonio de la Lujuria.

Con esta respuesta, Venomania preguntó que estuvo haciendo desde la última vez que lo escuchó y el Demonio dijo que estaba durmiendo, posiblemente debido a su pérdida de memoria, y se había aburrido. Sin tener en cuenta su aburrimiento, el Duque preguntó por su ayuda y éste cumplió. Mientras escuchaba un sonido zumbante en su cabeza, a Sateriasis le brotaron alas y tomó vuelo para ir tras Lukana.[8]

Problema en el BosqueEditar

"Ven, Lukana, mira dentro de mis ojos."
―Sateriasis invoca sus poderes de control mental[fuente]

Una vez encontró a Lukana entre el bosque de Lasaland y la ciudad siguiente, el Duque descendió delante de ella. Él se disculpó por haberla asustado, tomando su mano, explico que se negaba a dejarla ir. Pidiéndole que se case con él, Lukana se rehusó y arrojó sus manos lejos, expresando su estado de shock con sus palabras y apariencia. Sateriasis notó que ella estaba en lo correcto, habiendo aparecido sin camisa delante de una dama, y Lukana le reprendió diciendo que se refería a sus alas, mencionando que él le vendió su alma a algo tonto como ella había pensado.

Curioso de que ella aparentemente sabía de su contrato con el demonio, Sateriasis reprendió la insistencia de Lukana para dejarlo y que se olvidaran el uno del otro, diciendo que haría cualquier cosa para alcanzarla. Cuando Lukana se volvió a rehusar a ser suya, el Duque reiteró su posición, declarando que incluso usaría la violencia mientras completaba su transformación demoníaca. Luego de ver a Lukana colapsar de terror, el Duque le preguntó si tenía miedo de su apariencia y comenzó a reír como una maniático. Lukana trató de explicar, mas Sateriasis la ignoró y le pidió que lo mirara a los ojos.

Luego invocó sus poderes de Control Mental sobre Lukana, dejándola caer en sus brazos. Diciendo que deberían regresar a la mansión, Sateriasis abrazó a la sastre para luego besarla suavemente. Ella le respondió y los dos intercambiaron muchos besos cuando escuchó el sonido de un cristal rompiéndose y un grito. Observando a una hermosa Elphe gritando incoherentemente, Sateriasis preguntó por qué estaba aterrada. Una vez se observó a sí mismo, dedujó que se debía a su cuerpo semi-desnudo. Escuchando a I.R. gritar que no se trataba de eso, el Duque se dio la vuelta para observar a la hechicera con su contenedor humano.

La hechicera le regañó por dejarse ver dentro de su apariencia de demonio. Sin prestarle atención, el duque reconoció su predicamente y le dijo a la hechicera que no debía preocuparse. Mientras liberaba a Lukana, Sateriasis se acercó a la chica y comenzó a examinarla. Declarando que era un poco linda, el Duque le preguntó si le gustaría volver con él hacia su mansión e invocó sus poderes. La chica rápidamente se negó, empujando al Duque y corriendo lejos. Sorprendido, miró y preguntó a I.R. por qué su hechizo falló. Cuando la hechicera mencionó que hay algunas posibilidades, Venomania preguntó si debía perseguirla.

Diciéndole que era demasiado peligrosa a esa hora del día, I.R. dijo que debían hablar más luego de volver a la mansión, necesitando conversar sus planes para el futuro. Preguntándose si era correcto dejar a la chica sola, I.R. le explicó al Duque que ella estaba entre los temas que debían conversar y que debían solucionar ese problema más tarde. Satisfecho con sus respuestas, Sateriasis le dijo a Lukana que debían regresar y los tres regresaron a la mansión.

La Campesina de AbitoEditar

"Que rostro tan adorable... Apesar del curso de los eventos, nuestro encuentro ha sido el destino."
―Sateriasis a Mikulia[fuente]

Luego de regresar a la mansión con la primera miembro de su harén,[9] el Duque aprendió de I.R. que no necesitaría un transformación demoníaca para controlar las mentes de la mujeres mientras se acostumbrara a usar su poder; también aprendió que necesitaría mantener relaciones con mujeres continuamente o sentir un deseo de lujuria salvaje por la mismas como antes.

Alrededor de la semana siguiente, Sateriasis pasó su tiempo manteniendo relaciones sexuales con Lukana todas las noches mientras dormía en el día, moviendo de mala gana a la sastre hacia el oscuro e insípido sótano para mantenerla fuera de la vista pública.[2] En algún momento durante sus encuentros, la sastre le dio a Venomania su brazalete como un regalo.[10] Recordando sólo algunas vagas memorias, el Duque le preguntó a I.R. por qué había asesinado a su familia con tanto odio en cierto punto. I.R. no le dio una respuesta, diciendo que él simplemente mencionó que quería ser amado.

En Febrero de EC 136, I.R. le dijo al Duque que localizó a la chica que lo habia visto y tomaron un carruaje hacia la villa de Abito esa mañana. Durante el viaje, Sateriasis se quedó dormido y tuvo una pesadilla de cuando Gumina lo rechazó. Cuando se despertó, I.R. comentó acerca de su horrible sueño, mientras la gata se paraba sobre la ventana. Venomania preguntó cuánto tiempo ha pasado y ella le contestó que había pasado una hora, notando que no necesitaban tomar todo el viaje hacia la villa en carruaje.

El Duque explicó que como señor de esas tierras, viajar hacia una villa a pie sería mala para su imagen. Cuando I.R. comentó lo extraño que era que viajara sin un sirviente y Sateriasis pregunto si realmente era así, mientras ambos regresaron a ver a su chofer. Bajando su voz, el Duque le preguntó a I.R. si era realmente correcto que conversaran normalmente, ya que los gatos parlantes no eran la norma en Asmodean. La Hechicera deshizo su preocupación, mencionando que él era el único capaz de entenderla, mientras que su chofer sólo lo vería como un raro amante de los gatos.

Rotundamente mantendiendo que eso también era un problema, él le preguntó por qué no fue en su forma de mujer e I.R. explicó que el rumor de ella viajando junto al Duque se expandería, añadiendo que su forma actual era más conveniente. Aceptando la respuesta de mala gana, Sateriasis se mantuvo en silencio hasta que I.R. le preguntó si había visitado Abito antes. El Duque respondió que no lo había hecho antes, añadiendo que no se recordaba haciendo eso. Perdido en pensamientos sobre sus recuerdos, el Duque observó su carruaje acercándose a las puertas de Abito y le preguntó a I.R. si la chica que había señalado se encontraba en la villa.

Luego de que afirmara que la chica, Mikulia Greeonio, era una campesina que vivía ahí, él expresó su sorpresa por cuán rápido ella fue capaz de localizar a la chica. La gata respondió orgullosamente que poseía contactos por toda la región y que también era responsable de volverlo Duque. Sateriasis bromeó que si bien él debería darle las gracias, él ya había ganado el título por derecho de nacimiento y que su ayuda no hubiera sido necesaria, la gata le regañó por su ingenuidad.

Sateriasi se estiró y bostezó, notando que seguía cansado e I.R. bromeó que era debido a que se la pasó toda la noche con Lukana. El Duque añadió que la sastre debería estar durmiendo en su mansión luego de su particularmente intensa sesión de la última noche. I.R. expresó secamente su sorpresa de que lo hicieran por una semana y no se hubieran cansado. El Duque respondió que había sido ella la que lo había vuelto así. Él preguntó que si se estaba volviendo roja de la vergüenza, sólo para burlarse de la gata ya que su cuerpo era completamente rojo.

El Duque recordó el día que usó sus poderes para controlar a Lukana, volviendo a perderse en sus pensamiento sobre sus habilidades como contrator. Cuando consideró oficialmente volver a Lukana su esposa hacia el público, el duque recordó las leyes del Imperio Beelzeniano en contra de la poligamia gracias a los conceptos de la religión Levin. Frutrado, él no podía poseer a Gumina y Lukana, el Duque pensó que sólo poseer una esposa sería ridículo, cuestionándose mentalmente qué estaba mal con que amara a cada mujer que le gustara.

Luego pensó en cómo el secreto de que Lukana se mantenía en su mansión le dio otra razón diferente para no contratar sirvientes y se dio cuenta de que la familia de Lukana comenzaría a preocuparse pronto. Preguntándole a I.R. qué hacer respecto a los padres y tío de Lukana, la hechicera simplemente le dijo que ella tenía una solución. Cuando le preguntó qué era exactamente, la gata mantuvo que lo pondría en marcha una vez hayan tratado con Mikulia. Satisfecho por el momento, Sateriasis esperó mientras su carruaje pasaba a través de las puertas de la villa y entraba a la ciudad, determinando que usaría cualquier método para mantener su silencio.

Venomania se encontró con el jefe de la villa. Cuando el hombre los llamó para realizar preparaciones para su hospitalidad, Sateriasis insistió en que no debía hacerlo, gracias a que no dio un aviso previo sobre su llegada, disculpándose por las molestias. Luego de todo, el jefe le preguntó por qué los visitaba y el Duque explicó que era su deber entender qué estaba pasando en sus territorios, que se había dejado de hacer desde que murió su padre.

Satisfaciendo al jefe, el Duque escuchó el recuento de las visitas anuales de su padre y mencionó que lo había traído con él una vez. Cuando le preguntó si recordaba, Sateriasi mintió y escuchó al hombre hablar sobre las visitas del Duque Ilotte por más de una hora, sin la oportunidad de escapar. I.R. le dijo que seguiría adelante y se fue. Más tarde, Venomania se las ingenió para escapar de la habladuría del jefe de la villa y comenzó a buscar a I.R. alrededor de la villa.

Viendo a la gata roja en las afueras, él caminó hacia ella y señaló el problema que había pasado para encontrarla. Notando a Mikulia con ella, el Duque remarcó cómo ya había encontrado a la chica. Cuando la chica gritó entusiasmada que su "Príncipe Demonio" se encontraba ahí, Sateriasis remarcó que ella era la chica que lo había visto en su forma anterior y la chica alegremente señaló que el "Príncipe" estaba vestido como un humano normal ese momento. Preguntándole por qué lo llamaba príncipe, Mikulia respondió que era porque él lucía realmente bien.

Confundido de que no estuviera asustada de él, Sateriasis escuchó a la chica explicar que ella se dio cuenta de lo guapo que era, apesar de haber estado asustada aquella vez, ella concluyó en que él debía ser un príncipe. Una vez Mikulia describió que su príncipe debía hacerla feliz, Sateriasis observó a I.R. con ojos suplicantes y le preguntó si debería tratar de usar su magia de Lujuria otra vez. I.R. sugirió que lo intentara mientras nadie estuviera viendo, remarcando que era posible que todavía no funcionara.

El Duque tomó los hombros de Mikulia y la acercó a su rostro, señalando lo linda que era. Sugiriendo que su encuentro debía ser el destino, Saterisis mantuvo que no debía transformarse por el bien de Mikulia. Luego de ordenarle que lo viera a los ojos, los dos se vieron el uno al otro mientras el Duque invocaba su hechizo otra vez, resistiendo su transformación demoníaca, así sólo sus cuernos brotarían de su cabello. Seguido de un periodo de silencio, él rompió sus miradas y le susurró al oído, mencionando si le gustaría regresar con él a su mansión.

Cuando Mikulia aceptó entusiasmadamente, el confundido noble regresó a ver a I.R. y señaló que pareció funcionar. La gata se cuestionó si realmente funcionó y Sateriasis respondió débilmente que debía haber funcionado. La chica lo derribó, mientras abrazaba su pecho y reía animadamente sobre su "Príncipe". Acariciando su cabeza, el Duque sugirió que se fueran y la pareja abrazada comenzó a irse, antes de que I.R. los detuviera. Recordándole el problema que sería que se la llevara a plena luz del día, Sateriasis aceptó y preguntó qué debían hacer.

Una vez I.R. aceptó dirigir a Mikulia a la mansión a la medianoche y la chica regresara a la villa de mala gana. El Duque bromeó sobre cómo considerar que eso fue por la gata. La hechicera mantuvo que simplemente quería preguntarle algunas cosas a la chica. Satisfecho con la vaga respuesta, Sateriasi declaró que regresaría a la mansión, notando que probablemente Lukana estaría esperándolo. Él regresó a la villa y revirtió su notoria transformación antes de tomar el carruaje de regreso a casa.[2]

Segundo IntentoEditar

"¿Entonces salió bien?."
"Sí. Probablemente. Desde hoy en adelante, el hecho de que has estado en contacto conmigo y estas mujeres ha sido borrado de la memoria de la gente.
"
―Duque Venomania e I.R.[fuente]

Por la noche a la mañana siguiente, I.R. entregó a la campesina de cabello verde al Duque en su mansión y ella su unió a su harén. Venomania le regaló a la hermosa Elphe un collar de esmeraldas como una recompensa por regresar, indicando que ella era una de sus "favoritas".[11] Más tarde esa noche, el duque decidió tratar de realizar el ritual de amplificacion otra vez y tomó la espada antes de dejar a las tres mujeres en la habitación en el sótano.

Después, removió la katana de su vaina y la levantó sobre su cabeza como la vez anterior. I.R. entonces le advirtió en su forma de cabello blanco de que fuera cuidadoso, asesorándole a que prestara mucha atención al poder. Cuando ella añadió que podía terminar borrando tanto su memoria como la de sus objetivos si algo salía mal, el duque afirmó que era consciente de aquello antes de empezar el cántico.

Una vez la espada comenzó a iluminarse, la hechicera desaconsejó expandir el rango más allá de Lasaland y sus alrededores o el riesgo de fallar aumentaría. Manteniendo sus palabras en su mente, Sateriasis imaginó el paisaje de la capital y los campos de Abito. Luego anunció que procedería y la luz se dispersó hacias las áreas seleccionadas, purgando las memorias de todos acerca del duque encontrándose con alguna de las tres mujeres.

Una vez el ritual estuvo completo, Sateriasis colapsó en una silla cercana y Lukana le preguntó si estaba bien luego de darle un vaso con agua. Venomania luego respondió que se encontraba un poco cansado pero por otro lado estaba bien. Luego preguntó si todo salió bien e I.R. confirmó que nadie debería recordar a él entrando en contacto con alguna de las tres. Recordando la primera vez que lo usó, Sateriasis admitió que no era una técnica para darle un mal uso sin antelación.

I.R. respondió que él estaba en lo correcto y que debía evitar los ojos del público siempre que sea posible. Diciendo que lo entendió, Sateriasis se levantó de su silla y colocó sus brazos alrededor de la cintura de Mikulia, preguntando si debería irse. Mientras comenzaba a dirigirse hacia la habitación, la hechicera lo detuvo y le preguntó a dónde planeaba irse. El deleitado duque sonrió y preguntó si ya no era obvio antes de responderle.

Cuando I.R. le preguntó cómo podía hacer tal cosa, el duque insistió que aún tenía "lugar para el postre" y que los dos eran completamente ajenos. Luego de que le preguntara si quería unírseles, la hechicera mencionó que parecía que él quería que lo convirtiera en cenizas. Venomania respondió que mejor evitaría eso. Luego, él y Mikulia caminaron dentro de la habitación y mantuvieron relaciones sexuales toda la noche.[12]

Presa Exótica de Lisa AEditar

"Mi nombre es Lolan Eve."
"La bailarina de Lisa A, ¿eh? Bueno, un saludo... ¿Esta es la tercera?.
"
―Lolan e I.R.[fuente]

Durante los siguientes tres días y noches, Sateriasis tuvo relaciones sexuales con Mikulia constantemente, trasladándola al sótano junto con Lukana y dejándole las mismas órdenes de permancer oculta ahí.[3] Cada vez que el duque se aventuraba dentro del sótano, Mikulia le daba la bienvenida por su "regreso" del "mundo exterior".

Más tarde, Venomania escuchó acerca de la presunta belleza del acto estrella del teatro de Lisa A, Lolan Eve y comenzó a pensar constantemente en cómo sería verla en persona. Eventualmente decidiendo ver a la mujer por sí mismo, Sateriasis viajó hacia Lisa A y visitó el teatro. Luego fue llevado a su gran asiento situado en la parte de atrás, ligeramente frustrado por lo lejos que estaba del escenario. Una vez el show comenzó, Sateriasis observó a la mujer de piel oscura sobre el escenario y fue cautivado por su exótica apariencia, inmediatamente decidiendo convertirla en su tercera amante. Mientras la hermosa mujer bailaba sobre el escenario, el duque pensó que ella debió haber encantado a muchos hombres.

Luego de que el show acabara, Venomania le pidió al encargado del teatro que dejara que él conociera a Lolan. El encargado aceptó y dirigió al duque hacia la bailarina para un encuentro privado. Invocando sus poderes, el duque hipnotizó a la lesbiana para que se enamorara de él y ella aceptó unirse a su harén. Luego de que le ordenara que esperara unos cuantos días antes de que dejara secretamente el teatro y se uniera a él en su mansión en Lasaland, Lolan aceptó y Sateriasis regresó pronto a su hogar.

Dos días después, Lolan llegó a la mansión y Venomania recibió a la bailarina, ordenándole ir hacia él. La mujer inmediatamente se sumergió en su pecho e intercambió un beso pasional con el hombre. Cuando Lolan insitió en que debían ir a la cama temprano, el divertido duque se rehusó, manteniendo que la diversión debería ser en la noche. Luego se ofreció a darle un recorrido por la mansión, ella estaría viviendo ahí desde ese día y siguió al duque, mientras hacia pucheros, por las escaleras que conducían al sótano.

Saludada por Mikulia mientras ella llevaba puesto un revelador vestido rosado, la chica le dijo que mirara las ropas que Lukana había hecho para ella. Cuando ella preguntó acerca de quién estaba con él, Sateriasis la presentó a Lolan. Luego él vio cómo Mikulia saludaba a la "vieja mujer" y Lolan notó que nunca esperó que él tuviera tan mal gusto para recibir a una chica de campo en su hogar. Notando la tensa atmósfera que había entre las dos mujeres, Venomania alejó rápidamente a Lolan de Mikulia y la dirigió a la cocina.

Una vez entraron a la cocina, Lukana saludó a Sateriasis mientras vestía un ropaje parecido al de Mikulia y un delantal, preguntando si había alguien más con él. El duque le presentó a Lolan. Luego de que ellas cambiaran saludos, Lukana dijo que todavía estaba ocupada antes de recordar algo. Luego le dio varios libros a Venomania, diciendo que encontró los aparentemente viejos libros en una de las salas subterráneas. Curioso, Venomania preguntó cuál habitación exactamente y ella aclaró que era la más profunda con las barras de hierro.

Una vez la sastre explicó que encontró una llave de repuesto y encontró varios libros mientras realizaba la limpieza, ella le dijo a Sateriasis que leyó las primeras hojas del primer volumen y notó que parecía ser el diario de alguien. Dándose cuenta de su incapacidad de encontrar eso, Sateriasis le agradeció y mencionó que lo leería después, pensando que era dudoso que se le fuera entregado en el mismo lugar dónde lo encontraron. Luego de cambiar algunas palabras con Lukana, Sateriasis condujo a Lolan fuera de la cocina y se preparó para continuar con su recorrido cuando la bailarina preguntó si había alguien más para conocer.

Llamando a I.R., el duque admitió que había alguien más antes de decidir que podían ignorarla. Lolan insitió en que se reunieran con ella, después de todos los problemas por los que pasaron y Venomania aceptó. Conduciéndola hacia otra habitación, el duque golpeó la puerta. Luego de un corto silencio, el duque le dijo a la hechicera que iba a entrar y cuando entró encontro a I.R. trabajando con alguna clase de mugre. Cuando la hechicera preguntó qué era, Sateriasis le dijo que fue para presentarle a su nueva esposa. Luego de que las dos mujeres intercambiaran bromas, I.R. preguntó para confirmar si Lolan era su tercera amante y Venomania respondió que era la cuarta, incluyéndola a ella.

I.R. exigió que no la incluyera sin su permiso y Venomania mencionó que no se permitía ese cuerpo aún después de todo lo que ha pasado. Después de que la hechicera lo fulminara con la mirada y le dijera que si trataba de profanar su cuerpo lo convertiría en cenizas, Sateriasis cambió el tema preguntando si estaba preparando alguna clase de magia. La hechicera respondió que podía ser eso pero a la vez lo opuesto. Cuando insistió en que le diera los detalles, la hechicera dijo que no era nada relacionado a él antes de admitir que no era la verdad exacta. Mientras el curiosos duque continuó preguntando, I.R. le dijo que la estaba distrayendo y le ordenó marcharse.

El duque obedeció y silenciosamente se fue con Lolan, llevándola hacia una de las habitaciones vacías. Diciendo que sería su habitación, la bailarina admitió que era espaciosa pero un poco triste. Sateriasis respondió que él conseguiría todo lo que ella quisiera inmediatamente. Luego preguntó si ellos deberían comenzar mientras la empujaba hacia la cama. La sorprendida mujer notó que aún era demasiado temprano para que sea de noche y el duque respondió que la falta de ventanas en el sótano significaba que era siempre el mundo nocturno en ese lugar. Después, los dos mantuvieron relaciones sexuales.[13]

Amor y OdioEditar

"Recordé su rostro. Pero, nada más... Había olvidado que ella era incluso su hija hasta actualmente conocerla justo ahora."
"Justo ahora... Pero si es así, entonces traerla fue la respuesta correcta después de todo.
"
―Sateriasis y el Marqués Glassred con respecto a Gumina[fuente]

Más tarde, Venomania llevó los libros a su habitación, mientras estaba sentado en sus aposentos el otro día, empezó a leer el primer volumen. Al leer a través de su viejo diario, el amnésico duque se interesó en el misterioso chico aparentemente atrapado en el sótano desde que nació, saltando a través de las entradas. Una vez terminó de leer la entrada del 2 de Febrero, Venomania decidió leer el resto más tarde y cerró el libro. Cuestionando quién estaba aprisionado en la mansión y por qué, Venomania se preguntó si mató al chico en la masacre antes de darse cuenta de que el sótano no parecía ser utilizado desde mucho antes del incidente.

Reflexionó si eso significaba que el chico fue liberado antes de eso o murió allí. Luego se levantó de su silla, pensando que siempre podría continuar leyendo en su tiempo libre mientras se acercaba a salida. Una vez puso su mano en el pórtico de la puerta, se preguntó si debía utilizar a Mikulia o Lukana ese dia, reconociendo que Lolan fue su compañera hace sólo unos momentos. Mientras pensaba si realizar un cuarteto con todas ellas, abandonó la habitación.[14] En algún punto, el duque pensó en encontrarse con su tío otra vez en un futuro cercano, sospechando que Gumina podría haber estado relacionada con el Marqués Elphe.

Después, el Duque Venomania escuchó acerca de una hermosa adivina viviendo en Evunemi y viajó para conocer a Mirigan Adi. Confirmando su belleza, el duque secretamente la hipnotizó para volverla su siguiente amante. Algunos días después Mirigan "desapareció" y luego se unió a Venomania en su mansión, Sateriasis mantuvo relaciones con la falsa adivina. Después, él reflexionó si era la iglesia, el gobierno o los dioses quienes decidieron que amar a más de una mujer al mismo tiempo era inmoral antes de que el contrato con el demonio ignorara éso.

Una vez dejó la habitación de Mirigan, Venomania notó la forma de gato rojo de I.R. delante de él. Cuando se dio cuenta de que parecía tener un visitante, señalando el techo con su nariz, Sateriasis escuchó que se trataba de su tío y muchos otros en la entrada. Notando sus propias intenciones de volver a verlo pronto, el feliz duque arregló su apariencia mientras subía por las escaleras. Luego de saludar a su tío en la entrada, el marqués se disculpó por irrumpir, señalando que la mansión carecía de sirvientes.

Dudoso de si el hombre estaba siendo humilde o sarcástico, el duque pensó que todavía no le agradaba y amablemente saludó a su tío mientras ocultaba su frustración, preguntando por qué lo visitaba tan tarde en la noche. El marqués le respondió que quería verlo después de tanto tiempo antes de añadir que habían cosas que quería discutir con él. Pensando para sí mismo que, por lo tanto, no necesitaba venir esa misma noche, Sateriasis pacientemente aceptó hablar con él, sugiriendo hablar en el salón.

Cuando el Marqués Glassred invitó a Gumina a entrar, Sateriasis estaba sorprendido de oír esas palabras, observando a la mujer de sus recuerdos entrar y dócilmente saludarlo. Una vez se sentaron en el salón, Sateriasis escuchó al marqués hablar sobre las misteriosas desapariciones de mujeres en Asmodean mientras observaba a su silenciosa hija. Aliviado de oír que sus crímenes no fueron descubiertos, el duque pensó en cuánto tiempo le llevó encontrarla cuando su tío preguntó si sus recuerdos habían vuelto.

Sateriasis admitió que no habían vuelto completamente todavía, confirmando al marqués que sólo recordaba a Gumina como su hija. Después de escuchar al marqués decir que Gumina estaría viviendo con él de ahora en adelante, el duque y su amiga levantaron sus sorprendidas voces al unísono. Cuando el marqués declaró que era normal ya que ambos estaban comprometidos, el confundido duque reflexionó por qué la fría Gumina de sus memorias era su prometida. Dándose cuenta de que su comportamiento implicaba que no lo amaba. Sateriasis sintió una oleada de aumento entre amor y odio por ella, preguntándose qué ocurrió entre ellos dos.

Una vez el Marqués Glassred preguntó si se estaba sintiendo mal, el conflictuado duque regresó a la conversación y se disculpó. Como su tío comenzó a decir que movería las pertenencias de Gumina ahí, el duque rápidamente lo detuvo. Preocupado de que su harén fuera descubierto, Venomania reiteró su deseo de mantenerse solo por el momento y su molesto tío reprendió su continua obstinación a pesar de haber oído que había comenzado a salir de la mansión. Diciendo que eran dos cosas diferentes, el duque pidió que le diera más tiempo y el marqués le gritó que él iba a gobernar Asmodean y que debería saber cuán pobre lucía su estado actual.

Seguido de un incómodo silencio, el duque observó que Gumina intentó razonar que no debían presionarlo tanto antes de que su padre le gritara por estar tan callada. Una vez el marqués finalmente se calmó y aceptó, le dijo al duque que siguiera viéndose con sus amigos de la infancia ya que en algún momento potencialmente recuperaría algunos de sus recuerdos. Sateriasis y Gumina aceptaron a la disposición y el marqués dijo que se irían ya que tenía asuntos políticos a la mañana siguiente. Después de sarcásticamente recordarle disfrutar su tiempo libre mientras durara ya que eventualmente estaría cumpliendo con sus obligaciones, su tío se fue con Gumina y sus sirvientes.[15]

Una Cita a través de la CiudadEditar

"Mientras intentaré no interferir entre ustedes dos, por favor trátenme bien."
―Carol Shields con respecto a la cita de Sateriasis y Gumina[fuente]

Tres días después, en Marzo, el Duque Venomania visitó la mansión Glassred para encontrarse con Gumina. Mientras Sateriasis consideraba dónde tener su propuesta cita, esperando poder evitar tanto la mansión Venomania como la mansión Glassred, Gumina sugirió pasear a través de Lasaland, describiendo cómo solían salir y jugar en la ciudad y que probablemente el duque pudiera recordar algo de su pasado el revivir esas experiencias. Cuando el Marqués se negó a dejarlos irse solos, Sateriasis apenas discutió con su tío y accedió a que uno de los sirvientes los acompañara como guardaespaldas.

Depués de que Carol Shields se presentara a sí misma y preguntara si la recordaba, Sateriasis buscó en sus recuerdos y mencionó que ella era la pelirroja que siempre estaba acompañando a Gumina. Felizmente confirmando que estaba en lo correcto, Sateriasis involuntariamente coqueteó con que se encontra en sus manos antes de rápidamente corregir su comportamiento. Cuando Gumina apuró a "Sati", Venomania recordó el familiar nombre y dedujo que ella solía llamarlo así. Notando el repentino comportamiento cordial de la joven cuando estaban lejos de los ojos vigilantes de su hogar, el duque observó hacia el blanco vestido que ella estaba usando y recordó que siempre solía usarlo.

Después, los tres viajaron a Lasaland y Gumina tuvo una pequeña plática con Sateriasis. Sabiendo que Carol siempre estaba ahí tomando nota, Venomania se contuvo de realizar las incontables preguntas que tenía. Una vez llegaron a la ciudad, Gumina los guió a una calle de talleres. Al ver la avenidad bulliciosa en trabajo, Sateriasis humildemente señaló que no parecía un lugar adecuado para la cita mientras notaba el sentimiento de nostalgia que le dio. Gumina preguntó si había recordado que siempre solían jugar ahí a pesar de las quejas de los artesanos.

Gumina luego corrió hacia un anciano pintor y Sateriasis y Carol la siguieron mientras ella conversaba con el hombre. Mientras Gumina le decía que ella solía ver las pinturas del anciano, él solía mirar el taller de muñecas y recordaba el odio que sentía por ella cuando se burlaba de ello, el duque admitió que pudo haber sido así mientras se preguntaba si realmente le gustaban las muñecas. Al ver a Gumina observar hacia el este, donde se encontraba la mansión, mientras mencionaba que "él" siempre miraba a los herreros, Sateriasis la escuchó y el pintor se lamentó acerca de la pérdida de una tercera persona para ellos.

Confundido, el duque tomó la muñeca derecha de Gumina y preguntó de quién estaba hablando. Encontrándose con la sorpresa de Gumina acerca de que incluso había olvidado a "Cheri", Sateriasis comenzó a reiterar su pregunta cuado de repente la noble lo empujó dentro de un callejón. Mientras el confundido duque trató de responder, su prometida se apoyó en su pecho y respondió que "Cherubim" era su hermano mayor. Le dijo que el desheredado niño fue encarcelado bajo la mansión antes de ser liberado y de convertirse en un sirviente de su familia cuando creció, Sateriasis se dio cuenta de que Cherubim podía ser el misterioso dueño del diario; luego se enteró que el pintor había hecho un retrato de Cherubim.[16]

Demonio VengativoEditar

"Bueno, diviérteme al máximo entonces."
―El Demonio de la Lujuria a Sateriasis[fuente]

Después de regresar a Gumina a su hogar en su mansión, Sateriasis regresó a su mansión y comenzó a buscar en el ático por el retrato de Cherubim toda la noche. Una vez que encontró la imagen y confirmó la firma del pintor, el Duque lo llevó a su habitación y lo dejó en su escritorio. Luego tomó el diario y empezó a rebuscar entre las páginas. Encontrando la página del misterioso chico conociendo a Sateriasis, leyó acerca de los dos encontrándose y jugando fuera con Gumina hasta que las labores terminaran. Convencido de que era el diario de Cherubim, Sateriasis cerró el libro y tomó el retrato.

Mirando a Cherubim, Sateriasis recordó lo que Gumina le había dicho mientras curiosamente veía el largo flequillo que cubría el rostro del sirviente. Mientras se preguntaba cómo pudo haber olvidado algo tan importante como su propio hermano, Venomania sintió un intenso disgusto creciendo dentro de él mientras seguía observando la pintura de Cherubim. Confundido, se dio cuenta de que odiaba a su hermano antes de tener un dolor de cabeza. Tirando el retrato, Sateriasis se agachó mientras el dolor empeoraba, observando el rostro de disgusto de Gumina mientras la escuchaba amonestándole, diciendo que ella no lo amaba pero sí a la otra persona que conocían y que se casarían.

Poco después, el dolor de cabeza disminuyó y Sateriasis se volvió a levantar. Deduciendo que Gumina había elegido a Cherubim antes que a él como su amado, Venomania supuso que había asesinado a su hermano y a todos en la mansión como resultado de su rechazo. Mientras se sentía confundido con respecto a la situación, Venomania decidió que no le importaba más y cerró sus ojos. Llamando al Demonio de la Lujuria, el duque estableció que finalmente estaba sintiendo rabia de nuevo y el demonio le contestó que esperaba que lo divirtiera al máximo. Transformándose en su forma demoníaca, Sateriasis voló hacia la Mansión Glassred para hipnotizar a Gumina y volverla parte de su harén como a las demás.

Una vez llegó, Sateriasis invadió el distrito en busca de la habitación de Gumina, asesinando a cualquier guardia o sirviente que se cruzara en su camino. Mientras admiraba como otro grupo de guardias colapsaban en un desastre sangriento, Venomania pensó que su sed de sangre era su verdadera naturaleza. Al escuchar a alguien acercarse detrás de él, el Duque reflexionó si era otro guardia o sirviente antes de decidirse por matarlos sin consideración, ciertamente podría simplemente usar el ritual más tarde si lo necesitaba. Luego de extender sus garras, el Duque asesinó a esa persona. Mientras continuaba su búsqueda a la vez que asesinaba a cualquiera que apareciera, Sateriasis escuchó a alguien más acercarse por detrás; molesto, se dio la vuelta para asesinarlos pero vio que se trataba de Carol Shields.

Cuando la impactada mujer preguntó si se había vuelto loco, el Duque respondió que no estaba loco y que simplemente quería recolectar a Gumina. Una vez ella dijo que no necesitaba hacer eso ya que ya era su prometida, Sateriasis insistió que eso era inútil, argumentando que nunca tendría el corazón de Gumina en un matrimonio tan superficial. Carol preguntó si él creía que Gumina no lo amaba mientras desenfundaba su espada y la apuntaba hacia Sateriasis. Luego de que Venomania mencionará que ella debería saberlo ya que están juntas todo el tiempo, Carol arremetió contra él y el Duque fácilmente evadió la espada mientras rápidamente acortaba la distancia entre los dos.

Venomania pregunto para confirmar si ella sentía algo por él. Cuando la sirvienta dijo que aquello era ridículo y trató de golpearlo, el Duque evadió el ataque y la alentó a no esconder sus sentimientos, mencionando la alegre expresión que tuvo cuando él la recordó. Después de afirmar que llegó a comprender los corazones de las mujeres recientemente, Carol mantuvo que únicamente era su ego y Venomania respondió que era su credo para las que habían llegado a obedecer; manteniendo que se la llevaría junto con Gumina, Sateriasis invocó su hechizo de Lujuria e hipnotizó a Carol para que se enamorara de él y aceptara ayudarlo a capturar a Gumina.

Siguiendo a Carol hacia la habitación en la que su prometida estaba escondiéndose, Sateriasis esperó afuera mientras la guardaespaldas atraía a Gumina a un falso sentimiento de seguridad. Una vez le dijo a su señora que debían ir a la Mansión Venomania y mantenerse ahí, el Duque asomó su cabeza en la habitación. Preguntándole a Gumina si estaba lista para ir a su mansión y a su harén, escuchó a su amada retorcerse y gritarle que se mantuviera lejos de ella. Venomania se acercó lentamente a ella mientras musitaba como cada parte de ella era finalmente toda de él, listando su rostro, piernas, pechos, y su corazón, antes de comenzar a reírse.

Escuchando al grito horrorizado de la chica y verla luchar con todas sus fuerzas, gritándole que mantuviera su feo rostro lejos de ella, Sateriasis cuestionó que lo llamara "feo" y bromeó con que ella era horrible. Apoyando su rostro contra el de ella mientras sus colmillos goteaban saliva delante de ella, señaló que ella era la fea por enamorarse de otro hombre mientras invocaba su hechizo de Lujuria. Borrando todas sus memorias que involucraban a Cherubim e hipnotizándola para que se enamorara de él, el Duque regresó a casa con las nuevas miembros de su harén. Después, realizó el ritual para borrar todos los recuerdos de la población acerca de lo que había ocurrido en la Mansión Glassred.[17]

Evento VenomaniaEditar

Después encontró a la sin hogar Hakua Netsuma y, recordándole a I.R., la sedujo en su harén. Más tarde, el duque se enteró de que la Reina Yufina Marlon estaba visitando Beelzenia junto a su esposo. Entonces se transformó a su forma demoníaca y robó a la reina de los soldados de Marlon que la resguardaban. Ante el Marqués Donald, el duque fue herido por el peculiar noble pero rápidamente se recuperó. Incapaz de borrar sus recuerdos mientras el noble continuamente intentaba herirlo, Sateriasis arrancó los brazos del Marqués para evitar que empuñara un arma y borró sus recuerdos del ataque.

Luego de seducir a Yufina y llevarla a su mansión, Venomania sedujo a Sonika Sonic, Lazuli Blue y Priema Soap para principios de Abril.[3] En algún punto, I.R. reveló su relación con el famoso artesano Clockworker.

Visita a MysticaEditar

"No tienes por qué ser tan respetuosa. Ni siquiera puedo obtener una pista de los casos de desapariciones. Soy incompetente."
―Duque Sateriasis[fuente]

Mientras se encontraba con su harén, Sateriasis notó un visitante que entraba al sótano y se disculpó con Mikulia mientras la quitaba de su regazo. Notando que parecía ser una mujer, inicialmente le dio la bienvenida antes de darse cuenta de que se trataba de I.R., sin entusiasmo, le preguntó por qué vino y ella le respondió preguntando por qué estaba siendo tan rudo antes de preguntar si estaba listo. Preguntando a qué se refería, I.R. cuestionó si estaba haciéndose el tonto y le advirtió que tendría que devolver la espada.

Venom-L.png

Venomania dejando a cargo a Lukana

Después de examinar la situación, el duque se la entregó, preguntando si iban a salir en ese momento cuando Lukana preguntó a dónde iba. Explicando que sólo se iría por un tiempo, Venomania la encarga la mansión a la antigua sastre durante su ausencia. Venomania preguntó si iban a dejar su "cuerpo" e I.R. afirmó que sería lo más conveniente, encargando a Mikulia a cuidar del cuerpo. Mientras lo apresuraba la hechicera, Gumina lo agarró de la mano. Volviéndose hacia ella, intercambiaron un beso y le dijo que debía irse. Salió de la mansión junto a I.R., ocultando a la gata en sus ropas mientras viajaban.

Dirigiéndose a Mystica en busca de un altar en las Montañas Nubladas por parte de la hechicera, el duque atravesó la ciudad antes de ver a Lilien Turner en la panadería local. Al entrar en la tienda, escuchó a dos mujeres discutir sobre las recientes desapariciones y de cómo esos rumores eran muy populares en la ciudad. Cuando le preguntaron por su cuenta, Venomania dijo que no se encontraba comprando, sólo averiguando una dirección. En ese momento, el padre de Lilien apareció, gritándole que comprara algo o que se fuera. Luego de ver un poco más a los dos, su padre reconoció inmediatamente la identidad del duque y se arrodilló ante él con sus más sinceras disculpas.

Después de que explicó que estaba viajando a la cordillera cercana, Lilien fue encomendada por su padre a que lo guiara y los dos viajaron juntos a través del bosque que conducía a su destino. Venomania se disculpó por tenerla guiándolo y la panadera dijo que estaba bien, preguntándo por qué quería ir a las Montañas Nubladas. Le respondió que tenía negocios en las ruinas del lugar y ella le dijo que el altar en aquel lugar estaba embrujado. Riendo de su comentario, notó que ella estaba actuando más gentil que hace unos momentos y fervientemente le explicó que era porque estaba viajando al lado del duque Venomania. En respuesta, le dijo que no tenía que ser tan respetuosa, que era un incompetente, incapaz de resolver los casos de desapariciones.

Sateriasis le dijo a Lilien que las desaparecidas eran mujeres hermosas como ella, pidiéndole que se cuide. Avergonzada, ella respondió que no era tan hermosa en comparación con Lukana. Sorprendido, preguntó por el nombre y se enteró de que las dos chicas eran amigas antes de que Lukana despareciera hace tres meses, antes de recordar que ella fue la primera mujer reportada como desaparecida.

Una vez que llegaron a los pies de las montañas, Lilien explicó que sólo tenía que seguir el sendero de la montaña para llegar a las ruinas. Agradeciéndole, expresó su esperanza de que iba a encontrar a su amiga pronto. Como ella dijo lánquidamente que le creía que Lukana estaría bien, él notó su franqueza. Respondiéndole una vez más que era porque estaba hablando con el duque, él tomó uno de sus hombros y afirmó que todavía estaba siendo un poco dura.

Él coqueteó con ella para que se parara frente de él y le preguntó si su actitud varonil con su padre era su estado normal. Tartamudeando, ella dijo que no era así y él respondió que parecía más atractiva cuando actuaba de forma natural. Antes de que pudiera terminar su respuesta, la soltó del hombro y se dirigió hacia las montañas. Mientras continuaba su camino, le gritó si estaba bien para el duque atravesar las montañas solo. Riéndose, le dijo que tenía a su retención, abriendo su abrigo para que I.R. se arrastrara hacia su hombro.[18]

Ansias de PoderEditar

"En-entonces ¿terminó su recado?."
"Sí. Y me gustaría quedarme en esta ciudad por un tiempo. Pero en esta ciudad de arena y polvo, por lo que estoy atraído es por la flor que florece entre la arena.
"
―Venomania coqueteando con Lilien[fuente]

Dirigido por I.R. al altar en las ruinas, el duque comentó con incredulidad que Lilien había conocido a Lukana. I.R. le reprendió por no saber más sobre las mujeres que hipnotizada y el duque respondió que conoció a Lukana en Lasaland así que no lo sabía. Cuando la hechicera señaló que debería prestar más atención a las mujeres que adquiría, al duque le pareció inusual que la gata estuviera cuidando a las otras mujeres.

Sateriasis.png

Venomania con la Cuchara Clockworker

La hechicera dijo que una vez fue una mujer también y el duque señaló sus pretensiones de ser una bruja trabajando sin el poder del Diablo. Recordando que debía completar su contrato si quería más poder, el duque recordó a Gumina ante la mención de Lilien de "un amigo de la infancia". Cuando regresó a sus sentidos, tocó el altar e invocó el poder de la Lujuria, abriendo un pasaje secreto a una cámara de entierro. Sintiendo lo que I.R. estaba buscando, abrió el ataúd de roca delante de él y encontró la Cuchara Clockworker en la pila de un tesoro. Confiando en sus sentidos, declaró que encontró un segundo Contenedor del Pecado.

La gata lo negó y, sorprendido, notó que compartía la misma aura malvada como el contenedor de la Lujuria e I.R. le explicó que era una Herramienta Mágica construída por su padre. Dándose cuenta que sólo era otra herramienta mágica del extinto Reino Mágico de Levianta, el duque la encontró innecesaria y la lanzó lejos. Saltando de su hombro luego de eso, I.R. le dijo que no perdiera el tiempo. Molesto, se mofó acerca de que debió haber sido avisado sobre la cuchara de antemano, y preguntó si debían regresar a casa con la cuchara.

Mientras la hechicera maldecía con quemar a la oficial Tette Cetera por sus falsas direcciones, Venomania declaró que quería evitar matar a alguien en su territorio, viendo ninguna ganancia en ello. Preguntando si era porque su asociada era una mujer, él expresó su interés en añadirla a ella y a otras mujeres a su harén.

Después de que la gata devolviera la cuchara y volviera a su hombro, salieron de la tumba e I.R. notó que anocheció y señaló que debían buscar refugio. Respondió que Earl Ferdinand les daría refugio y ella preguntó a su juicio, teniendo en cuenta que el conde estaba investigando los rumores que lo rodean; Venomania dijo que era su razón para ir allí. Mientras buscaban refugio en la finca Ferdinand, I.R. se anexó a su esposa y Sateriasis reunió a todo el personal y el resto de la familia Ferdinand viviendo allí y los masacró, dejando sus cuerpos en la habitación.

Al día siguiente, volvió a la panadería para llevar a Lilien a dar un paseo pero fue detenido por su padre. Mientras el hombre argumentaba acerca de ella dejando su trabajo, Venomania le pagó una bolsa llena de monedas por el tiempo de Lilien, muy a su placer. Al acercarse a su puesto en la panadería, él se preguntó por su expresión de sorpresa. Ella respondió con sorpresa que él vino a visitarla, y Sateriasis dijo que lo había prometido. Preguntando si había terminado sus recados, él le dijo que aún los tennía y que quería quedarse en Mystica por un tiempo, diciendo que se sentía atraído por la flor que florecía entre la arena.

Al ver su rubor, le preguntó si le gustaba que coqueteara con ella antes de decir que deberían ir a su recorrido por la ciudad. Lilien explicó que no podía hacerlo, ya que ya había salido muchas veces de la tienda y Venomania dijo que no se preocupara, señalando a su padre mientras "luchaba" por su tiempo, sonriendo al hombre que acariciaba la bolsa de monedas a pocos metros de distancia de ellos. Mientras seguía a Lilien a través de la ciudad, ella le mostraba los diferentes vendedores y objetos en venta. Amablemente, el dueque le ofreció un baile a Lilien y los dos bailaron alegremente en las calles.

Venom-M.png

Venomania observando el cuadro de Maylis

Más tarde ese mismo día, regresó a la mansión siendo recibido por I.R. quien comentó que llegaba tarde. Ignorando la pregunta, Venomania sintió curiosidad cuando la hechicera le pidió que lo siguiera. Siguiéndola, ella reveló el cuarto secreto de Earl Ferdinand, señalando las posesiones personales femeninas que había escondido. Observando hacia el cuadro que había captado su atención, preguntó quién era la mujer e I.R. respondió que era la tercera princesa del Imperio de Beelzenia, Maylis Beelzenia. Fascinado por su belleza, el duque habló improvisadamente en voz alta acerca de cómo había oído algunos rumores y expresó su interés en adquirirla.[19]

Poder de la LujuriaEditar

"¿Qué pasará después? ¿Uno de los Cinco Duques de Beelzenia, el Señor Venomania, tomará a la hija de un panadero como su esposa? Lo mejor que puedes esperar es llegar a ser su amante."
―Rajih a Lilien[fuente]

Algunos días después de su salida con Lilien, el duque le compró un lujoso vestido y la invitó a la mansión Ferdinand esa noche. Esa tarde, él la llevó a una habitación y ella comentó que él debería regresar a casa el día siguiente; él explicó que no sería bueno que se quedaran por más tiempo. En respuesta a su silencio, la tomó de su muñeca y le dijo que fuera con él, empujándola hacia la cama antes de besarla.

Después de su beso, se dio cuenta de que ella lucía sorprendida y preguntó qué estaba mal. Cuando ella notó que los dos estaban llevando el mismo brazalete, el duque reveló que fue un regalo de Lukana para él. Absolutamente conmocionado, comentó cómo esperaba que ella lo averiguara en ese momento, revelando que él estaba detrás de las desapariciones y que ahora Lukana vivía con él en Lasaland. Observando su conflictuada expresión, se justificó diciendo que él no forzó a las mujeres ya que todas querían estar en su harén, mencionando que podría regresar con él a Lasaland y ver a Lukana otra vez. Como se vino abajo y comenzó a irse, él suspiró y expresó su decepción al tener que usar sus poderes para poder someterla, pero alegremente invocó sus habilidades.

Forzando a Lilien a someterse completamente a él, Sateriasis tenía a Lilien frente a él sobre la cama cuando un intruso armado entró en la habitación. Exigiendo que se alejara de Lilien, ambos se levantaron y abrazaron mientras el duque preguntaba si era un ladrón o simplemente un pobre hombre celoso. Siendo llamado asesino, Sateriasis se dio cuenta de que el intruso había visto la habitación llena de cadáveres en la mansión. Sentando a Lilien en la cama, dijo que no podría ser ayudado, usando los poderes de la Lujuria para someterse a su transformación demoníaca mientras decía que destruiría al hombre para evitar que hablara.

Luchando con el intruso, Venomania lo desarmó y lastimó su brazo, burlándose y diciendo que sería mejor que saltara por la ventana más cercana y escapara. En respuesta, el intruso lo atacó, llevando al duque a saltar en el aire y tomar represalias. Con un simple movimiento de sus garras, él cortó a la espada en pedazos y noqueó a su oponente contra el suelo. Como el hombre intentaba levantarse otra vez, Sateriasis preguntó por qué estaba tratando tan arduamente cuando ni siquiera había dicho que estaba enamorado de Lilien, por lo cual sus esfuerzos no serían reconocidos incluso si se las arreglaba para alejarla de él.

El hombre le preguntó si alguna vez ha estado realmente enamorado de alguien, tocándole un nervio. Durante su explicación el hombre se derrumbó a causa de una fatiga repentina, repitiendo la pregunta que le fue hecha, él observó a Lilien antes de revertir su transformación y respondió que sí lo había estado, mientras pensaba en Gumina. Vistiéndose de nuevo, atravesó los corredores de la mansión hasta que encontró a I.R. sola, sin su "cuerpo". La hechicera preguntó si la batalla había terminado y el duque respondió que sí. Con la hechicera en su hombro, los dos se fueron.

En su camino de regreso a Lasaland, la hechicera preguntó si estaba bien que dejara a Lilien en la mansión. Sateriasis le dijo que estaba bien, ya que ella iría hacia él por su cuenta. Instando en apresurar su regreso a Lasaland, confiando en que su harén estaría ansiosamente esperando por su regreso, la hechicera sugirió tomar un carruaje rápido. Él le dijo que tomarían cualquier carruaje que vaya hacia la ciudad, mencionando que mantendría relaciones con la mujer una vez llegaran. I.R. entonces le recordó "premiar" a Tette Cetera por su falsa información y Venomania respondió que tendría relaciones con ella también.[1]

Locura DepravadaEditar

"Já... ¡Las cosas que te terminaron gustando!"
―I.R. con respecto al Duque[fuente]

Tiempo después, el duque volvió a su mansión en Lasaland, atendiendo a su harén. Mientras hacía esto, Lilien llegó a la mansión y entró en el sótano. Como a las otras, Venomania extendió su mano a Lilien, pidiendo que bailaran. Aceptando, lo dos bailaron delante de su harén.[20]

El duque continuó con sus travesuras por un año, añadiendo a Mewtant Lusha, Tette y Rio Neja a su harén. Más tarde sedujo a la espía Beelzeniana Neruneru Nerune y, a través de ella, encantó y secuestró a la Princesa Maylis.

Mientras atendía a su harén, Venomania se dio cuenta de que I.R. planeaba usar a Lukana como su nuevo cuerpo anfitrión y obstruyó a la hechicera de hacerlo. Después, le indicó a la sastre que mantuviera vigilada a la hechicera usando su habilidad del Sueño Profético. En algún momento, pasó una noche intercambiando información con Lolan Eve y su cadáver fue descubierto la mañana siguiente, por su aparente indeferencia.[3]

Alrededor de ese tiempo, Venomania observó sus retratos y le recordaron su pasado. Furioso, quemó todos sus retratos en su chimenea.[21] Luego de quemarlos, acercó a la adyacente Gumina hacia él y la besó.[22] Para monitorear la salud de las otras mujeres, Sateriasis encontró y encantó a la anciana Annlee Sweets en alusión a su anterior ocupación como doctora.[3]

En EC 137, el duque fue visitado por la famosa Elluka Clockworker. Consciente de que lo estaba investigando, el duque observó que mantenía su cabeza agachada para evitar contacto visual y se negó a concederle una audiencia con él. Más tarde, mientras disfrutaba su harén, fue informado por Maylis de que alguien se encontraba en el primer piso. Dirigiéndose hacia allí, Sateriasis se sorprendió de descubrir a I.R. asaltando su almacén mientras usaba el cuerpo de Lukana.

Cuestionando sus intenciones, la hechicera explicó que esperaba que cayera en la ruina pronto, dada la investigación de Elluka sobre él y sus recientes acciones, por lo cual planeaba tomar el Contenedor de la Lujuria e irse. Aunque estaba dispuesto a dejarla ir, Venomania se rehusó a dejar que tomara a Lukana y la amenazó con usar su fuerza; después de que la observara por un largo tiempo, I.R. aceptó y abandonó el cuerpo de Lukana. Una vez tomó de nuevo su contenedor original, la hechicera se fue con la espada. Despreocupándose por la inquietud de I.R., Venomania estaba, aparentemente, siendo visitado otra vez por Elluka. Invitándola a entrar, Venomania invocó sus poderes ante la maga y, viendo que funcionó, confiaba en que se podría manejar por su propia cuenta. Una vez la llevó al sótano,[23] notó que llevaba una llave consigo y la abrazó.

Sateriajis apuñalado.png

Venomania es apuñalado por Karchess

Mientras le pedía a Elluka bailar, el duque fue interrumpido por un fuerte dolor en su pecho. Después de liberarse de su abrazo, él observó hacia abajo para encontrar su pecho sangrando.[24] La mujer entonces lo llamó un tonto y removió su peluca, revelándose a sí misma como Karchess Crim, habiéndose disfrazado él mismo como Elluka y transformado la llave en un cuchillo para apuñalarlo. Mientras Karchess se fue para buscar a Yufina, Sateriasis colapsó por la herida, en la incredulidad de que había sido apuñalado.

Luego de llamar al demonio, telepáticamente le explicó que fue derrotado por otro Contenedor del Pecado, la llave. Pidiendo que dejara de perder el tiempo e hiciera algo antes de que los dos mueran, el Demonio de la Lujuria respondió que sólo el duque moriría mientras él regresaría a su contenedor hasta que encontrara un nuevo anfitrión. El demonio le ofreció a Venomania una despedida, pidiéndole que le diera al Amo del Jardín Infernal sus saludos.

Una vez la voz del demonio desapareció, la cara de Sateriasis regresó a su deformado estado original.[25] Mientras inútilmente trataba de detener la hemorragía, la magia de la Lujuria imbuida en él empezó a filtrarse entre sus dedos.[26] Sin el fluido mágico corriendo a través de sus venas, sus poderes se disiparon, provocando que las mujeres que secuestró volvieran a sus sentidos y empezaran a huir de la mansión, ignorando al duque.

En lágrimas y a punto de morir, el duque reflexionó sobre su pasado y el dolor que le había traído.[27] Entonces vio a Gumina, la última en dejar la mansión, se detuvo y lo observó por un segundo.[28] Dándose cuenta de que nunca se confesó, desesperadamente le gritó para decir que realmente la amaba y explicar que él era Cherubim, no Sateriasis. Sin embargo, debido a la desesperación y a la falta de aliento, fue incapaz de hablar y la observó irse antes de morir por su herida.

Vida Después de la MuerteEditar

Seguido de su muerte, el alma de Venomania quedó excluída del Jardín Celestial gracias a su contrato y como resultado terminó en el Jardín Infernal; durante ese tiempo, se dio cuenta de que su alma mantuvo el rostro de su hermano y que ya no necesitaba el poder del demonio para esconder su verdadero rostro. Al mismo tiempo, el Amo del Jardín Infernal transmitió a Sateriasis la historia de la carga del Dios Sol, Allen Avadonia; el chico llamado "Irregular".[29] En EC 998, como el mundo terrestre comenzó a fusionarse con el Jardín Infernal, el alma de Venomania regresó al Tercer Período; como un resultado de la fusión,[30] sus memorias y las de aquellos en Asmodean, reconstruyeron la capital Lasaland y el antiguo Duque regresó a su lugar en la mansión.

Encontrando a Maylis, Lukana, Mikulia y Gumina, el antiguo duque invitó a las miembros de su antiguo harén a vivir con él una vez más por su propia voluntad, prometiendo comportarse por su cooperación. Sentándose en su trono y atendiendo a su harén, Sateriasis vio a un niño entrar a su mansión y se disgustó. Exigiendo saber quién era, el antiguo duque mantuvo que los hombres fueron prohibidos en los alrededores. Cuando el chico preguntó descaradamente si eso también significa que el duque debía irse también, él aclaró que era el señor de la casa y que era una excepción, repitiendo su orden al chico de irse.

Después de que el chico preguntó qué haría si decía que no, Sateriasis tomó la empuñadura de su espada amenazadoramente antes de que el Demonio de la Lujuria a un lado del chico le dijera que se detuviera. Reconociendo al demonio, el sorprendido antiguo duque desenvainó su espada y preguntó por qué estaba con el chico, preguntándole quién era. Cuando el demonio mencionó el nombre Irregular, Sateriasis comenzó a reír, recordando la historia que había oído del Amo del Jardín Infernal.

Riendo más fuerte, se volvió a sentar en su silla y preguntó si había algo "irregular" que necesitaran de él. Diciendo que fue forzado a estudiar su historia, Sateriasis admitió que no se le ocurría nada que pudiera enseñarle. Luego escuchó al chico decir que su rostro seguía siendo el mismo a pesar de ser un espíritu y se jactó de lo conveniente que fue para su alma que ya no necesitara del poder del demonio para mantener ese rostro. Una vez que Allen cuestionó si eso significaba que ese era el rostro que había buscado, Sateriasis lo confirmó, explicando que había descartado su pasado y no había razón para regresar a su antiguo rostro.

Después, Allen mencionó que parecía que no todas estaban de vuelta en el harén de Sateriasis y el antiguo duque aclaró que no era así, deseando ya no usar más la fuerza para obtener mujeres. Preguntando si eso significaba que lo amaban, él respondió que lo hacían y preguntó si el chico estaba insatisfecho con su respuesta. Al escuchar la incapacidad de Allen para entender el amar a más de una persona a la vez, Sateriasis preguntó si eso significaba que lo desaprobaba y, cuando Allen respondió que naturalmente lo hacía, dijo que él no debió haber amado a más de un persona a la vez, refiriéndose a su amor por Michaela y Riliane.

Al no escuchar respuesta, el duque continuó felizmente su explicación de que el amor de uno-a-uno fue un acuerdo de la iglesia y que era ridículo negar que los humanos eran capaces de amar a más de un compañero a la vez. Cuando Allen insistió en que el amor por su hermana era diferente, Sateriasis protestó en que no lo era y que era la simple naturaleza humana, independiente de si había realizado o no un contrato con el demonio.

Después, el duque vio a Allen acercándose a una de las mujeres y le gritó que no se les acercara sin su permiso. Luego vio como Maylis habló con Allen y, luego de un tiempo, le preguntó qué le agradaba del chico. Empezando a protestar su charla con él, Sateriasis fue interrumpido por su respuesta de que se iría si se quejaba y accedió de mala gana, diciendo que se comportaría. Mientras Maylis y Allen hablaban, Venomania permitió a Lukana servirle té mientras sostenía a Mikulia por su cintura.

Una vez que Allen se preparó para dejar la mansión, Venomania lo detuvo, preguntando si pensaba que podía irse sin despedirse del señor de la mansión. Como el chico dio un apresurado adiós, el duque le reprochó su rudeza y luego le pidió completar un pedido para él, mencionando que, si encontraba a I.R., le dijera que hiciera una aparición para él.[31] Luego de un tiempo, Allen aceptó y se fue, el Amo del Jardín Infernal lo visitó y se llevó a Venomania de vuelta a las entrañas del Jardín Infernal.[32]

LegadoEditar

Luego de su muerte, I.R. nombró al contenedor de la Lujuria como la "Espada de Venom" para expresar su "agradecimiento" hacia el duque.[33] Al final del incidente, el número exacto de víctimas que Venomania tenía en su harén era desconocido. Algunos teorizaban que fueron entre veinte mujeres mientras otros aseguraban que el número de víctimas fue de cien.[34] Muchas de las afectadas fueron impregnadas y produjeron descendencia en el Linaje de Venomania, quienes estaban "malditos" por la sangre de su antepasado en sus venas.[35]

Debido a sus interacciones con la Espada de Venom, los niños que Sateriasis engendró con Maylis, Lukana y Mikulia y sus descendientes ganaron el potencial para desarrollar el Síndrome Hereditario Cultivador del Mal y pasarlo a las futuras generaciones.[36] Sus hijos más tarde llevaron a muchos descendientes famosos, incluyendo a Banica Conchita, Gast Venom y Clarith, que incluso se vieron envueltos con los contenedores del pecado. Su linaje duró hasta el siglo X EC con Gammon Octo.[37]

Durante su investigación del incidente y sus consecuencias, Elluka Clockworker aprendió de Gumina sobre Cherubim y sus interacciones que lo llevaron a cometer la masacre. En los años siguientes al incidente, Gumina continuó dibujando retratos de Sateriasis en su hogar en Elphegort, eventualmente produciendo docenas de trabajos que representaban el rostro del Duque Venomania.

Ganándose el apodo de "Duque de la Lujuria", los religiosos de Levin de la secta Held comenzaron a predicar la palabra de los actos demoníacos de Sateriasis.[38] Con el duque recordado como un "demonio" en los mitos, los devotos de Levin a menudo perseguían a sus descendientes, tachándolos como "Niños Demonio".[39] Mientras el tiempo seguía, los elementos sobrenaturales de la historia del duque fueron considerados ficticios en la sociedad moderna, y raramente se hablaba de él en los años EC 900.[3]

A pesar de esto, sus crímenes se recordaron y un criminal, Scherzer, intentó imitar el incidente que Cherubim causó.[40] Menos de un siglo después de la muerte del duque, Asmodean se volvió un estado independiente y Venomania fue recordado como un héroe nacional del país. Como resultado, el Duque Venomania se volvió una parte de la cultura de Asmodean, conocido como el emperador Asmodeano que derivó muchos de sus poderes de los duques Venomania.[41]

Más tarde Elluka Clockworker transmitió sus conocimientos sobre Sateriasis al historiador Will Jaakko, quien más tarde realizó un manuscrito sobre los Contenedores del Pecado. Siglos después de la muerte del duque, Yukina Freezis visitó el lugar donde se encontraban las ruinas de su mansión mientras investigaba los escritos de Will sobre los Siete Pecados Capitales. Después, la novelista escribió uno de sus Cuentos de Hadas Freezis inspirado por las acciones de Venomania, titulado "El Duque y las Cuatro Mujeres", el cual se volvió uno de sus trabajos más populares.

Personalidad y RasgosEditar

"Al menos eres consistente."
―I.R. con respecto a Venomania[fuente]

Sateriasis es un hombre arrogante, vanidoso, y lujurioso; consumido por sus propios deseos sexuales y cada vez más ensimismado. Como un niño, el anteriormente deformado Venomania era solitario y despreciado como un "Niño Demonio" por su propio padre. Gracias a la amabilidad de su medio hermano, el chico fue capaz de contemplar el mundo exterior y volverse un amigo cercano de él y de Gumina, y ocasionalmente jugar junto a ellos a lo largo de Lasaland.

Después de ser convertido en un sirviente, Cherubim fue tolerante con las burlas y desprecio que recibió pero pronto comenzó a crecer celoso de la hermosa apariencia de su hermano.[3] Cherubim también tuvo un profundo amor ciego por Gumina desde que la conoció, manteniendo su amor en secreto por una década.[1] Luego de enterarse del compromiso de Gumina con su hermano y de ser repudiado por su amor,[3] a Cherubim se le rompió el corazón y las constantes burlas que sufrió lo encarnizaron al punto de rencorosamente asesinar a su familia e intentar suicidarse. De cualquier forma, cuando tuvo la oportunidad de robar el rostro de su hermano y su identidad, y de obtener grandes poderes, como última opción decide tomarlos y obsecionarse con obtener más poder para él mismo.[42]

Exteriormente, "Sateriasis" parecía carismático y amable con otros, enmascarando su involucramiento en las desapariciones y actuando como un duque humilde y profundamente preocupado por su gente.[43] Sin embargo, su vida personal escondía su más oscura naturaleza, hipnotizando mujeres y usándolas para satisfacer sus deseos sexuales, aunque revelándose a este comportamiento dominante durante su pérdida de memoria.[44]

Venomania siempre consideraba añadir a cualquier mujer hermosa que se encontraba a su harén, sin importarle su clase social u ocupación. Tratando a sus concubinas como posesiones, tenía un poco de cuidado con sus vidas personales o quiénes eran antes de seducirlas.[45] Similarmente, mostró un poco de compasión por su bienestar, matando a varias de ellas para alimentar sus poderes y cuidando un poco de cómo se iban a sentir por ser utilizadas.[3] Este desprecio se extendió hacia aquellos que lo amenazaban. Sateriasis asesinaría a cualquiera que potencialmente podría descubrir su secreto.[46] Mientras su harén crecía, Venomania se volvía cada vez más depravado, eventualmente incluso seduciendo a niñas para sus fantasías personales.[26]

Entre sus hábitos, Venomania siempre extendía su mano a una nueva miembro de su harén y bailaba con ella una vez había llegado a la mansión.[26] Gracias a estas habilidades, el Duque estaba convencido de su propia invencibilidad y creció complaciente con sus poderes.[1] A menudo, actuaba diferente, envuelto por sus propios intereses, sin importarle la tardanza o la importancia de la ocasión. Como sus lascivos deseos continuaron creciendo, su atención a las consecuencias de sus acciones se desplomó.[47] Hasta cierto punto, su egoísmo también lo volvió infantil, negándose a hacer algo complicado a menos que se le amenazara con perder su poder.[48]

Escogiendo "favoritas" entre sus mujeres, Venomania algunas veces las recompensaba por "volver" con él, esperando obtener su completa obediencia.[3] Incluso disfrutaba jugar con sus mujeres, haciendo que algunas de ellas lo persiguieran en lugar de simplemente llevarlas con él luego de hipnotizarlas.[1] También solía burlarse de sus oponentes en batalla, sugiriendo que huirían una vez encararan su abrumador poder.

Después de su visita a Mystica y su batalla con Rajih, Venomania recordó el amor puro que sentía por Gumina.[1] Resentido de su antiguo nombre y apariencia, Venomania eventualmente quemó cualquier retrato de su pasado y se volvió más y más obsesionado con su harén. Como su lujurioso reino comenzó a desmoronarse, el duque cayó en desesperación. En sus momentos finales, desesperadamente deseó confesar sus sentimientos a Gumina, esperando que conociera quién fue y qué sintió por ella.[3]

Habilidades y DestrezasEditar

"Eh... No olvides por qué estamos aquí. Si quieres más poder..."
"Lo entiendo.
"
―I.R. y Venomania[fuente]

A pesar de haber estado atrapado en un sótano durante una parte de su vida, Venomania era muy perspicaz; fue extremadamente exitoso como el Duque de Asmodean y bien versado en la lectura, escritura,[49] y por su puesto, en el baile.[50] Con su posición como autoridad, Venomania fue un actor competente, que se presentaba a sí mismo como un duque respetuoso, humilde y de buen corazón y que se encontraba igual de confundido sobre las desapariciones como todo el mundo. Extendiendo su alcance como uno de los Cinco Duques, Venomania permaneció en contacto con temas de la actualidad y fue capaz de realizar un seguimiento del progreso de la investigación del Imperio sobre las desapariciones.

Después de sellar un contrato con el Demonio de la Lujuria, Venomania fue imbuido con magia de Lujuria, otorgándole nuevos poderes. Con simplemente observar a los ojos de una mujer, Venomania podía instantáneamente hacer que la mujer se encaprichara con él y,[51] cuando invocaba su poder completo, podía hipnotizarla para someterla completamente a su voluntad o hacerla enamorarse locamente de él.[52] Sus poderes sobre la mente se extendieron a la manipulación de memorias, capaz de borrar los recuerdos específicos de alguien, sin importar su género.[53] Gracias a su conexión con el Demonio, Sateriasis podía interactuar libremente de manera telepática con éste,[54] así como también invocar sus poderes para detectar otras fuentes de poder mágico.[55] Finalmente, podía aprovechar sus poderes de Lujuria para someterse a una transformación demoníaca, otorgándole alas para volar y garras que podían cortar espadas de hierro o metal en piezas con un simple movimiento.

Usando esas habilidades para perfeccionar su técnica, Sateriasis fácilmente encantó y adquirió nuevas miembros para su harén sin ser descubierto y, en algunos casos, asesinando a aquellos que se encontraban investigando rumores que se relacionaban con él.[1] Sin embargo, para mantener la potencia de sus poderes intacta, era requerido que tuviera relaciones constantemente y que tomara la energía vital de aquellas en su harén.[3] Durante su permanencia como sirviente, él era capaz de realizar las tareas que tenía a su cargo.[3] Incluso tenía un conocimiento básico sobre el Reino Mágico de Levianta y sus figuras, como los Clockworker y su creación de herramientas mágicas.[56]

Conexión con PersonajesEditar

I.R.: Socia de Venomania. Mientras inicialmente se encontraba desconcertado con su repentina aparición y lo escéptico de sus reclamos, Sateriasis llegó a divertirse por la naturaleza secreta de I.R. y lo que él percibía como su preocupación innecesaria. Aunque estaba realmente agradecido con la hechicera por interrumpir su suicidio y también estaba interesado en acostarse con ella, él era menos entusiasta con ayudarla a alcanzar sus metas y expresaba más interés en construir su harén.

Gumina Glassred: Amiga de la infancia de Venomania y más tarde miembro de su harén. El duque se hizo amigo de Gumina a una edad temprana y se enamoró de ella. Llegó a ser devastado cuando ella se burló públicamente de él y su compromiso con Sateriasis fue revelado, esto lo conduce a sellar un contrato con un demonio. Sin embargo, Venomania continuó amándola hasta su muerte, a pesar de que su amor fuera deformado por su corazón roto y su lujuria.

Lukana Octo: Una de las mujeres de su harén. Durante la pérdida de sus recuerdos, Lukana llegó a importarle mucho al duque durante el tiempo que pasaron juntos, inicialmente resistiendo sus necesidades lujuriosas hacia ella. Venomania quedó traumatizado por su rechazo, lo que le recordó a Gumina burlándose de él, y rápidamente adoptó una actitud más insensible hacia su bienestar y vida personal. Hipnotizando a Lukana dentro de su harén, Sateriasis mantuvo una falsa relación con ella y confió en la sastre para que le ayudara a manejar a las otras mujeres.

Maylis Beelzenia: Una de las mujeres de su harén y la Princesa de Beelzenia. El duque quedó fascinado con su retrato, mencionando que ella era muy hermosa, y decidió seducirla para su harén. Mantuvo una falsa relación con ella mientras estaba en su harén.

Lilien Turner: Una de las mujeres de su harén. El duque se sintió atraído por ella y prefirió pasar tiempo con ella durante su estancia en Mystica, para seducirla sutilmente a lo largo de varios días. Venomania estaba decepcionado por haber tenido que usar como última opción su Poder de la Lujuria para seducir a Lilien, habiendo creído que aquella vez no sería necesario. Después de que ella entrara en su harén, mantuvo una falsa relación con ella.

Rajih: Un rival por el afecto de Lilien. Inicialmente el duque pensó poco en Rajih, con la intención de matarlo mientras se encontraba en su forma de demonio, sin entender la relación que este tenía con su más reciente víctima. Las convicciones y el amor de Rajih le recordaron su pasado amor por Gumina.

Mikulia Greeonio: Una de las mujeres de su harén. El duque la sedujo debido a su belleza y mantuvo una falsa relación con ella en su harén, dándole regalos y tratándola con más amabilidad que sus propios padres. Ella estaba entre sus "favoritas" de su harén.

Karchess Crim: Asesino de Venomania. El Duque conoció a Karchess mientras que el segundo estaba disfrazado como mujer y le dio la bienvenida a "ella" a su harén, ya que era muy "hermosa". Cuando Karchess apuñaló al Duque y reveló su verdadera identidad, Venomania estaba profundamente conmocionado.

Sateriasis Venomania: El medio hermano menor de Venomania. Sateriasis una vez fue el único amigo de Cherubim y los dos solían jugar juntos muy seguido, llegando a ser bastante cercanos. Eventualmente, Cherubim sintió celos del hermoso rostro de Saterisis y de su popularidad, envidiando el compromiso de su hermano con Gumina. Después de que Gumina lo rechazara, los celos de Cherubim se convirtieron en odio y fueron la motivación para que asesinara a su hermano.

Hakua Netsuma: Una de las mujeres de su harén. Venomania encontró a Hakua y la sedujo debido a su semejanza con el cuerpo de I.R., y mantuvo una falsa relación con ella mientras estaba en su harén.

Lolan Eve: Una de las mujeres de su harén. Venomania quedó fascinado con los cuentos de la belleza de Lolan y su "piel oscura saludable", utilizando el Poder de la Lujuria para seducirla en contra de su verdadera sexualidad. A pesar de estar en una falsa relación con ella, fue afectada por la tensión mental resultante, causando su posteriormente muerte.

TriviaEditar

Conceptualización y OrigenEditar

  • El nombre Sateriasis se deriva de satyriasis, que significa "un mórbido o excesivo deseo por las mujeres"; el término proviene de los Sátiros, criaturas hedonistas que ofrecen rasgos de cabra, vinculándose con la forma demoníaca del Duque.[57]
  • Su apellido es una combinación de las palabras "veneno" y "ninfomanía", que significa "un deseo excesivo por los hombres", en referencia a su poder sobre las mujeres que encantaba.[57]
  • Su nombre original, Cherubim, es la forma plural de Cherub, una jerarquía de ángeles en las enseñanzas Judío-Cristianas, a menudo representado con múltiples caras; su pluralidad probablemente se refiere a la deformidad de Cherubim.
  • Los Querubines son a veces confundido con Putti, pequeños niños varones con alas que representan la pasión y, en algunos casos, el dios Cupido en la mitología Griega. 
  • Su cambio de un ángel de Dios, Cherubim, a un demonio en desafío a Dios, Sateriasis Venomania, se vincula con el contrato del Duque con el Demonio de la Lujuria y su transformación demoníaca como un "ángel caído".
  • El apodo de Gumina para él, Sati, se deriva del ritual indio Satí, donde una mujer viuda se arrojaría en la hoguera de su marido.
  • El duque y sus capacidades pueden ser inspirados en parte por el Íncubo, un demonio en forma masculina que contamina sexualmente a las mujeres en su sueño, la relación sexual continua con la pesadilla y a veces lleva a la muerte.

CuriosidadesEditar

  • No se sabe si la independencia de Asmodean está conectado directamente con el asesinato de Venomania o es reconocido como un héroe después de que el país logró su propia independencia.
  • Él está, irónicamente, sucedido por su descendiente, Banica Conchita, que comete la segunda personificación del pecado en la serie y mata a un descendiente de Karchess Crim, el asesino de Venomania.

GaleríaEditar

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 1,7 1,8 La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 4
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 2
  3. 3,00 3,01 3,02 3,03 3,04 3,05 3,06 3,07 3,08 3,09 3,10 3,11 3,12 3,13 3,14 Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania
  4. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Prólogo
  5. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 1
  6. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 1
  7. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 1
  8. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 1
  9. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 1
  10. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 3
  11. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 2
  12. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 3
  13. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 3
  14. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 3
  15. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 3
  16. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 3
  17. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 3
  18. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 1
  19. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 2
  20. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 5
  21. La Locura del Duque Venomania - 燃やされた昔の肖像画 捨て去った過去の僕
  22. La Locura del Duque Venomania - 傍らの可愛い娘を抱き寄せてキスをする
  23. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 6
  24. La Locura del Duque Venomania - 近づいた貴方を抱きしめ 微笑んだその瞬間 突然の鋭い痛みと 血に染まる僕の胸
  25. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 6
  26. 26,0 26,1 26,2 La Locura del Duque Venomania PV
  27. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 6
  28. La Locura del Duque Venomania - 僕のこと一瞬だけ見て 最後に屋敷から出たのは
  29. Los Siete Crímenes y Castigos (Historia) - Lujuria
  30. Los Siete Crímenes y Castigos (Historia) - Prólogo
  31. Los Siete Crímenes y Castigos (Historia) - Lujuria
  32. Los Siete Crímenes y Castigos (Historia) - Avaricia
  33. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Epílogo
  34. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 5
  35. Capriccio Farce - 我の身に宿る忌まわしき呪い
  36. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Epílogo
  37. Evils Court Booklet - Autobiografía
  38. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Epílogo
  39. Sitio Web de Evils Kingdom - Perfiles
  40. Juicio de la Corrupción Historia Paralela: Gallerian
  41. La Chica de la Niebla
  42. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Prólogo
  43. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 1
  44. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 1
  45. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 1
  46. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 3
  47. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 2
  48. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 1
  49. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 1
  50. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 2
  51. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 1
  52. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 3
  53. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 5
  54. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 1
  55. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 2
  56. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 2
  57. 57,0 57,1 Blog de Mothy - 29 de Mayo de 2012

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar