FANDOM


Melancolia de Held
Información Técnica
Japonés エルドの憂鬱
Romaji Erudo no Yuuutsu
Información Publicacional
Autor(es) Akuno-P
Editora PHP Institute
Fecha de Liberación 24 de Septiembre de 2013
Medio de Comunicación Historia Corta
Páginas 9
Publicado en Pecados Capitales del Mal: Devoradora del Mal Conchita
Cronología
Serie Serie de los Pecados Capitales del Mal
Precedida por Pecados Capitales del Mal: Devoradora del Mal Conchita
Sucedida por La Chica de la Niebla
La Melancolía de Held es un cuento corto que se incluye con la compra de la novela Pecados Capitales del Mal: Devoradora del Mal Conchita, lanzado el 24 de Septiembre de 2013. La historia fue escrita por Akuno-P; sigue a Held, el dios encarnado como un árbol, que reside dentro del Bosque de Held, y su encuentro con Elluka e Irina Clockworker.

ArgumentoEditar

Durante los acontecimientos de Banica Conchita, el Dios del Bosque fue visitado por Elluka. Comentando que la presencia de la hechicera equivalía a que ocurrió un suceso significativo o en relación con los Contenedores del Pecado, Held se lamentaba al informarse por Elluka que las Espadas Gemelas de Levianta, ubicadas en la Gran Iglesia de Levin en Lucifenia, eran falsas. Escuchando como Elluka se quejaba de no poder encontrar un solo contenedor, Held recibió el desahogamiento de la rabia de la hechicera con un golpe en su rostro, a lo que comentó que no importaba cuantas veces lo lastimase, él no sentiría dolor.

Alegando que el mundo es grande y que los contenedores se mueven en base a la humanidad, el Dios trató de tranquilizar a Elluka aconsejando que sea paciente. Llena de rabia, la hechicera le reprochó a la deidad que no valoraba su esfuerzo voluntarioso por buscar los contenedores que nacieron en su bosqueEn respuesta a su acusación, Held respondió que esos contenedores no habrían nacido en primer lugar, si ella no hubiera liberado a los Demonios de los Pecados Capitales. Queriendo evitar profundizar el tema, la hechicera aceptó su culpabilidad al destruir el Reino Mágico y volvió a golpear el árbol.

Recordando la reconstrucción de la Divina Levianta, Held expresó su inquietud ante la posibilidad de que se pueda encontrar las reliquias de la era anterior, mientras que Elluka, indiferente a su observación, dijo algo absurdo pero que lo tendría en cuenta. En medio de su plática, Michaela apareció y se alegró por la visita de Elluka. Queriendo terminar su informe con Held, Elluka le pidió al espíritu que se fuera, prometiendo que jugaría con ella después. Mientras el petirrojo se marchaba, la hechicera ojeó la personalidad enérgica del espíritu y preguntó a Held cuántos de ellos había creado. Indiferente, Held respondió que no recordaba cuantos.

Comentando que era un dios irresponsable, Elluka le informó al árbol que había contratado a una sirvienta, para sorpresa de Held. Mientras la hechicera le comentaba al árbol sobre los ancestros de la chica y su fallida incursión en la magia, Held escuchó la inquietad de Elluka por el parecido de la chica, y su antepasado, con Eve Moonlit. Recordando, Held comentó escépticamente que el parentesco físico, aún en personas sin lazos sanguíneos, era algo que también sucedía en la anterior era y que en la era actual se había intensificado. Cuando Held preguntó por la humana que contrató Elluka, ella respondió que la había encerrado con un hechizo debido a sus intentos de escapar. Notando su crueldad, Held comentó si le había dejado comida, lo que sorprendió sí Elluka. Preocupada por su descuido, Elluka se despidió del Dios y se marchó rápidamente.

Horas después, Held recibió otra visita inusual de un hombre con un gato rojo. Cuando Held le preguntó a Irina Clockworker por su presencia, el gato se separó del hombre, el cual se desmayó, y comentó que ahora se hace llamar AB-CIR. Notando que esa ocasión ocupaba el cuerpo de un hombre, Held le preguntó por el cambio de portador; a lo que el gato respondió que se debía a una situación que no iba a explicar.

Después de recibir un arañazo del gato y comentar que no sentía dolor, Held se sorprendió a la pregunta de Irina sobre la ubicación de Elluka. Comentando que hasta ese entonces el gato se escondía de su adversaria, Held preguntó por su interés por encontrarla. Tras escuchar la intención del gato por recuperar a su peón, Held respondió que no le diría la ubicación de Elluka y preguntó qué haría ante su negación. Al oír la deducción de Irina de quemar el árbol no mataría a su ser, Held comentó que aunque él se encuentre en el árbol, no podría hacer nada contra ella, aún sabiendo que tiene HER y posee Contenedores del Pecado.

Cuando Irina preguntó sobre qué pasaría si destruyera el árbol, el Dios comentó en forma serena, que abandonaría ese mundo en un segundo, pero que en ese lapso, él podría usar sus poderes para hacerla desaparecer. Indiferente a su amenaza, el árbol recibió múltiples arañazos del gato. Recalcando la inutilidad de su ataque, Held escuchó como Irina preguntaba de por qué él no le decía a Elluka de su existencia, respondiendo que él no quería ambas se encuentren.

Cuando Irina le preguntó si su intención era evitar el encuentro de la hechicera con HER, el dios respondió que no tenía nada que ver con el HER, solo que no quería que ambas mujeres se encontrasen. Cuando Irina reveló que tenía la intención de encontrar a Elluka y arrebatarle “eso”, que se encuentra oculto en su cuerpo y en su espíritu, Held preguntó si ese era el objetivo por el cual la buscaba. Tras negar la preguntar y recordarle que solo quería recuperar a su peón, Irina volvió a preguntar insistentemente por el paradero de Elluka e intensificó sus arañazos, a lo que el dios se lamentaba por su tronco.

Después de comentar que al hombre a quien poseía tenia por pasatiempo la tortura y revelar sus intenciones de practicarla algún día, Irina se agotó y ceso sus ataques, llamando a Held un dios terco. Rindiéndose, el gato despertó al hombre que poseía y se marcho con él.

Después de la partida de la gata, Held llamó a uno de sus espíritus, Gumillia, y le pidió que comunicara a todos los espíritus que hicieran momentáneamente una barrera protectora en todo el bosque para evitar que alguien con mucho poder mágico pueda entrar en él. Cuando Gumillia le hizo notar al Dios que esa medida afectaría también a Elluka, Held respondió que no tenía importancia, que tal vez sería algo mejor. Después de que Gumillia preguntara si tuvo una pelea con Elluka, Held respondió que no era el caso pero su decisión le haría un bien a la hechicera.

Antes de mandar al espíritu, Held le comentó que un futuro, la mandaría a ella al exterior del bosque para evitar que un humano se acercase a Elluka. Cuando Gumillia le pregunto cómo haría su intención, Held respondió que todavía lo pensaría y que mientras tanto se ocupase de la barrera. Luego de su partida, el Dios del Bosque dio un bostezo y volvió a dormir.

PersonajesEditar

TriviaEditar

Conceptualización y OrigenEditar

  • El título de la historia corta hace referencia a la tristeza de Held al ver que Elluka no conseguía recolectar los Contenedores del Pecado.
  • La misma tristeza se debe al ver que Irina buscaba también los Contenedores.

CuriosidadesEditar

  • La melancolía es uno de las causas que una persona cometa el Pecado de la Pereza, según las creencias religiosas.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.