FANDOM


HistoriaEditar

Vida TempranaEditar

"Bueno, hay todo tipo de mujeres en un país como éste, todo tipo."
―Leonhart Avadonia cuando le preguntaron sobre Mariam[fuente]

Nacida el 01 de Julio de EC 468, toda su familia fue asesinada por la maga Abyss I.R.. Criada por la bruja para que se convirtiera en una asesina, y poseyendo la Malicia, la niña fue llamada Neomaria y se convirtió en una asesina despiadada a una edad muy joven. Para su primer trabajo, fue enviada para acabar con una caravana que cruzaba el desierto y tuvo éxito, sin dejar sobrevivientes. Un día, se le asignó que matara a un fugitivo que había traicionado a su país y matado a su hermano menor, diciéndole que su objetivo estaría usando ropa de color rojo. Esperando en la cima de un acantilado, Neomaria vio a su objetivo y se preparó para atacarlo antes de darse cuenta de que el joven tenía casi la misma edad que ella. Dudando, ella tropezó, cayó por el acantilado y se golpeó la cabeza, perdiendo el conocimiento después de ver al chico sacar su espada y apuntársela a ella.

Algún tiempo después, ella se despertó en un terreno baldío, sola, y observó que recibió atención médica. Después de haber perdido sus recuerdos por su lesión en la cabeza, la niña fue recogida por una caravana y decidió llamarse Mariam, a partir de los pocos recuerdos que le quedaban. Después de eso, ella fue adoptada por la Jefe de Inteligencia Futapie y enlistada en el ejército asmodeano. Al cumplir nueve años, ella se convirtió en la General de la Unidad del Gorrión Plateado, participando en la guerra de Asmodean con el Reino de Lucifenia. En EC 477, Mariam y su unidad fueron asignados como la vanguardia de la Unidad del Dragón Dorado para la invasión de Lucifenia a través del Desierto de Babul. Alrededor del tiempo que una mujer vieja con un gato rojo fue avistada en las Montañas Nubladas, Mariam comenzó a tener pesadillas de su vida anterior. Mientras se dirigían a su lugar asignado, Mariam traicionó a su unidad y se rebeló antes de huir a Lucifenia.

Después de que se uniera al ejército lucifeniano, Mariam sirvió como un subordinado al Rey Arth y la Reina Anne. Alrededor de ese tiempo, conoció y se hizo amiga de Leonhart Avadonia. Alrededor de EC 480, los dos lucharon con la funcionaria personal del Imperio Beelzeniano Elluka Clockworker y fueron derrotados rápidamente por ella, mandando a volar sus armas lejos por una tormenta de viento que la maga invocó. Una semana después de enfrentarse a Elluka, Mariam se unió a Leonhart y Arth en el Puente Sanosun y presenció a Elluka uniéndose a ellos también, los tres jurando un juramento al Rey lucifeniano en el puente. Durante la guerra, se encontró con un mercenario, Gast Venom, y llegaron a conocerse. En algún momento, él le dijo a Mariam sobre la muerte de su hermana y le explicó su deseo de luchar como mercenario porque era la única forma que él sabía.

Con el paso de los años, Mariam, Elluka y Leonhart ayudaron a empujar al Rey Arth hacia la ofensiva y convertir la guerra de Lucifenia a su favor. Durante este período, ella conoció al herrero local de la Familia Langley y lo visitaba cada vez que necesitaba reparar sus armas. En algún momento, Elluka le regaló cuchillos de alta calidad a Mariam para que las usara. Alrededor de EC 490, los tres llegaron a ser conocidos como los Tres Héroes por sus acciones en la guerra, conmemorada como tal en un retrato de Nikolay Tolle.

Twiright PrankEditar

"Fui capaz de descubrir que había una cierta anciana llamada Abyss I. R., con la que el Ministro del Interior Presi se reunía en secreto. Pero no podía saber nada sobre su personalidad o sus objetivos, ni siquiera su ubicación actual. Todo lo que pude aprender, mientras permanecía a un lado, era que ella era el verdadero cerebro detrás de todo."
―Fragmento del reporte de Mariam[fuente]

Después de la muerte del Rey Arth en EC 491, la guerra terminó y Mariam continuó su servicio a la Reina Anne. En Diciembre de ese año, Mariam se reunió con la Reina Anne con respecto a la disputa política sobre el derecho de sucesión causada por el Ministro Presi. Discutiendo la situación con respecto al comportamiento extraño de la Princesa Riliane y las intenciones de Presi, ellas se preocuparon por los problemas potenciales que podrían surgir y la Reina le ordenó a Mariam que investigara la situación. Durante su investigación, descubrió que Presi estaba colaborando con una anciana, Abyss I.R., y que ella estaba detrás del plan de Presi para controlar el gobierno a través de la manipulación de Riliane.

Poco después, Mariam asistió a la habitación del Primer Ministro Genesia y se encontró a Elluka luchando contra un Presi demoníacamente poseído. Ella intervino y rescató a su amiga de una derrota segura y ambas lograron derrotar al ministro, matándolo. Una vez que el demonio que poseía a Riliane fue exorcizado y el Príncipe Alexiel fue adoptado por Leonhart, la Reina ordenó a Mariam que se convirtiera en una criada de Riliane para ayudar a la Princesa a recuperarse de su amnesia y su hermano desaparecido.

Después del evento, la nueva Jefe de los Sirvientes encontró una chica inconsciente en la capital y se enteró de que se había olvidado de todo, pero su nombre si: Ney. Al ver que no podía dejar a la chica huérfana, Mariam adoptó a Ney de nueve años de edad. Más tarde, en el palacio real, Mariam se reunió con Elluka y Leonhart y comenzó a registrar los resultados de su investigación y las secuelas del incidente. Cuando Leonhart bromeó cómo él, un soltero, había terminado de conseguir un niño, Mariam le preguntó cómo pensaba cuidar dos hijos por su cuenta.

El espadachín dijo que lo iban a manejar juntos y señaló la forma en que sería más fácil criar un niño que su hija marimacha, Germaine. Cuando el Capitán de la Guardia Real mencionó que ella también había adoptado un niño, ella relató cómo encontró a Ney. Mirando hacia Elluka, la criada le preguntó si la maga estaba dispuesta a entrenar un aprendiz ya que era poco probable que se casara. La hechicera le dijo simplemente "nunca", sin apartar la vista de su libro.

Días FatídicosEditar

"Princesa Riliane, ciertamente, es muy joven, pero parece ser mucho mejor tenerla a ella para que continúe con el estado actual debido a que no hay un gobernante."
―Reflexión de Mariam sobre el futuro de Lucifenia[fuente]
RilianeAnnefuneral.png

Mariam asiste al funeral de la Reina Anne

Tras la muerte de la Reina Anne en Enero de EC 499, Mariam asistió al funeral de su amiga y gobernante junto a Elluka y la Princesa Riliane llorando. Alrededor de ese tiempo, Chartette Langley se convirtió en una criada en el palacio real y Mariam, a veces, intercedió para ayudarla a recoger el desorden de la chica.

Más tarde, Mariam se unió a sus compañeros Tres Héroes en una reunión de los ministros y la Princesa en el Salón de los Sonidos. Después, ella fue testigo de escuchar a la Princesa proclamar su derecho de nacimiento para gobernar la nación ante la asamblea de ministros. Una vez concluida la reunión, Mariam se reunió con Elluka y Leonhart después de la sesión convocada.

La Jefe de los Sirvientes escuchaba mientras Elluka y Leonhart debatían para traer de nuevo al Príncipe Alexiel para oponerse a la alegación de Riliane para gobernar. Cuando Elluka bromeó diciendo que Riliane ni siquiera podría recordar a Alexiel si se reunían de nuevo después de un tiempo tan largo, Mariam miró a su amiga con sorpresa antes de que Elluka regañara a Leonhart diciendo que era una broma. Cuando Leonhart dijo que sería irresponsable traerlo de vuelta sin tomar una decisión sólida, Elluka señaló que ellos mismos no estaban calificados para una habilidad política, haciendo referencia a sus hazañas durante la guerra.

Mariam, Elluka y Leonhart (Manga) 3.png

Los Tres Héroes discutiendo el futuro de Lucifenia.

Después de un silencio incómodo, Mariam expresó su preferencia de que Riliane tomara el trono en lugar de continuar con ningún gobernante en lo absoluto. Entonces, Elluka señaló que iba a mirar a la chica cuando hubiera algún problema, bromeando que la única otra persona al tanto de la identidad de "Allen" era el incompetente Primer Ministro Minis. La criada de cabellos plateados señaló que Minis estaba más familiarizado con la política que ellos.

Entonces, la Jefe de los Sirvientes le sugirió a Leonhart que trajera al Príncipe como un sirviente en su lugar y el guerrero aceptó la idea. Luego, Mariam accedió a su vez en hacer los arreglos para que él sea el encargado de la Princesa, recordándoles que debían compartir su decisión con Minis también. Después, Leonhart le dijo que se lo dejaría eso a ella.

Entonces, Mariam decidió irse, señalando que probablemente Chartette estaría haciendo un desastre en cualquier momento. Cuando Leonhart destacó que sonaba bastante mal, ella admitió que tenía mano dura, pero era una buena niña; sonriente, Mariam indicó que ella era como una hija diferente a Ney antes de irse. Más tarde, Mariam le cuenta su discusión y el consenso final al Primer Ministro.

Asesina FalsaEditar

"Escucha, Elluka... Todavía es demasiado pronto para que te vayas de Lucifenia. Por favor, es necesario que sólo prestes tu poder a este país por un tiempo más."
"¿Realmente todavía estás diciendo eso después de veinte años? Ya he hecho lo suficiente.
"
―Mariam y Elluka[fuente]
Mariam y Elluka (Manga).png

Elluka siendo desarmada por Mariam

Al día siguiente, Mariam fue convocada por Elluka al Salón de los Espejos. Entrar a toda prisa al salón, la Jefe de los Sirvientes miraba los retratos de Arth, Anne y los Tres Héroes cuando sintió una presencia. Una vez que ella rápidamente desarmó a su agresor con una patada en la muñeca, Mariam se volteó para ver a Elluka complementando su "hábito de patadas". Mirando a su amiga, le preguntó qué estaba haciendo y se inclinó para levantar el cuchillo.

Después de escuchar a la maga decir que se iba de Lucifenia, la sorprendida Mariam se detuvo y levantó la vista para ver a su amiga declarar con orgullo que, por lo tanto, tuvo que matar a todas las personas que la conocían. Entonces, Mariam respondió que los cuchillos de juguete no podían matar a la gente, levantando la daga de madera y empujando la daga retráctil en la empuñadura con facilidad. Sorprendida, Mariam comentó sobre su sofisticación.

Su amiga se ofreció a darle el arma y la criada admitió que de hecho había hecho cuchillas de alta calidad para ella antes. Luego, Mariam dijo que, por lo general, no le importaba sus chistes malos, ya que eran normales para ella, antes de preguntar qué quería decir con irse de Lucifenia. Una vez que la maga explicó que no tenía ninguna obligación de permanecer allí ya que Anne y Arth estaban muertos, Mariam hizo una pausa y luego respondió que ella no ha cambiado en nada.

Mientras Elluka se jactaba de estar privilegiada con un gran poder mágico, Mariam reconoció que ella no había envejecido durante los últimos 20 años, reflexionando que podría deberse a su magia como ella dijo o algo más. Cuando Elluka preguntó en broma si quería saber la razón, Mariam, friamente, la rechazó y Elluka se quejó de cómo era siempre la criada. Después de reprenderla por hablar como una niña, Mariam, con tristeza, repitió que ella realmente no cambió en apariencia o en personalidad.

Mariam y Elluka (Manga) 1.png

Mariam pidiéndole a Elluka que se quede

Después, ella le pidió a su amiga que se quedara, citando que ella debía prestarles su poder un poco más de tiempo. Después de que Elluka señaló que había hecho lo suficiente durante veinte años, Mariam señaló la precaria situación política que tenían con sus países vecinos. Añadió rápidamente que Riliane todavía tenía sólo trece años y con una personalidad como esa, se necesitaban la magia de la maga.

Cuando Elluka dijo que debían encontrar otro mago, Mariam respondió que ella sabía más que nadie que no se podía hacer. Entonces, Elluka sugirió que entrenaría a un aprendiz para que la sustituyera y Mariam preguntó cuánto tiempo tomaría. Después de escuchar que podría durar unos pocos años, si la persona tenía talento mágico, la decepcionada Mariam le preguntó si existía alguien de tanto talento.

La maga respondió que pensaba así antes de preguntar para confirmar que ellos estarían bien sin ella, siempre y cuando tuvieran un sucesor. La Jefe de los Sirvientes se preparó para explicar lo contrario antes de ver que Ney había aparecido detrás de ellas. Su hija adoptiva se disculpó y le dijo a Mariam que Leonhart quería que ella le echara un vistazo al nuevo sirviente. Al darse cuenta de que había llegado Allen, Mariam estuvo de acuerdo y le dijo a Elluka que continuarían su conversación en otro momento, devolviéndole la daga de juguete a ella. Con un suspiro, la Jefe de los Sirvientes se fue con Ney.

Un Juego MortalEditar

"Su Majestad, se lo ruego, por favor, deje de pedir imprudentemente decapitaciones. La pena de decapitación es un castigo para los criminales graves. Incluso si sólo están jugando..."
"No estoy jugando. Soy la Princesa de este país. Tengo la autoridad para decapitar a una persona, sin importar el delito. Por lo tanto, no estoy jugando.
"
―Mariam y Riliane[fuente]
Mariam, Elluka, Riliane y Allen (Manga).png

Elluka y Mariam interrumpidas por Riliane

Después de examinar al ex-Príncipe, Mariam lo vistió con su traje de sirviente y lo envió al servicio de la Princesa, mirando felizmente a Riliane agarrando su brazo y corriendo con él para jugar. Después de que Minis le comentó que Elluka había ido a Elphegort en busca de un aprendiz, Mariam encontró a su amiga en los pasillos y mencionó que escuchó sobre su reciente viaje al país vecino.

La Maga de la Corte preguntó si estaba preocupada y la criada no le importó, preguntando si encontró un aprendiz. Una vez que Elluka admitió su fracaso, Mariam hizo una pausa y, luego, le sugirió que evitara exponer su identidad tanto como sea posible para evitar el conflicto. Después de que Elluka señaló que ya era conocida, Mariam indicó que ella era consciente, pero se lo dijo a pesar de ser inútil.

Cuando Elluka preguntó sobre Allen, Mariam describió su comportamiento inteligente, suave y educado, y observó cómo Riliane también se parecía a él. Mientras ella expresaba su creencia de que estarían juntos para siempre, escucharon a la Princesa amenazar con decapitar al niño, sorprendidas de verla llegar con el sirviente al salón. De rodillas junto a ella, la criada confirmó que Leonhart no estaba con ellos. A continuación, le preguntó a Riliane si ella se hizo daño y la chica dijo que no era grave.

A continuación, ella les mostró a las dos su "victoria" sobre Allen: accesorios para el cabello mal colocados en el avergonzado Allen. Después de un breve silencio, Mariam se disculpó con el niño y rápidamente arregló el trabajo de mala calidad de Riliane para hacerlo hermoso; a continuación, le declaró a la Princesa que no pusiera en peligro imprudentemente a decapitar a la gente, explicando que el castigo sólo era para terribles criminales, incluso si ella estuviera jugando. Riliane negó la idea, indicando que ella tenía la autoridad absoluta para decapitar a todo el que quería y que ella no estaba jugando.

Mariam y Elluka (Manga) 2.png

Elluka le toma el pelo a Mariam

Después de que la Princesa se fue, Mariam indicó que ella todavía era joven y cambiaría a medida que se volviera más consciente de ella misma a través del tiempo. A continuación, expresó su preocupación por los ministros notando su parecido pero Elluka declaró que ella debía convencerlos de lo contrario. Escéptica, Elluka le aseguró que muchos en el mundo tenían el mismo aspecto y, por lo tanto, una coincidencia sería creíble.

La maga le preguntó si alguno de los miembros del Clan Netsuma todavía existían en Elphegort. Insegura, ella señaló que su discriminación había disminuido recientemente, pero probablemente era difícil que se hubieran extinguido por completo. Después de comentar que no sabía lo que la maga había visto, Mariam le dijo que no se hiciera ningún problema. Elluka reflexionó la forma en que ella la había visto simplemente como una chica torpe que le recordaba a Riliane y, luego, le preguntó por qué arregló a Allen. Confundida, Mariam respondió que era porque estaba en mal estado y la maga bromeó sobre la ternura de su acción.

Reinado del MalEditar

Más tarde, Mariam escuchó cómo Elluka proclamaba que habían tres personas en el mundo que compartían la misma cara de una persona a un grupo de ministros que ella escuchó que estaban discutiendo el parecido de Riliane y Allen, convenciendo a todo el mundo como consecuencia de ello. A medida que avanzaba el año, la Jefe de los Sirvientes continuó sirviendo a la Princesa mientras ella se hacía cada vez más tiránica, decapitando personas por delitos menores.

En algún momento, Mariam vio a Chartette romper uno de los floreros del palacio durante el trabajo. Mientras limpiaban el desorden, la Jefe de los Sirvientes le aseguró a la chica arrepentida que no era caro. Mientras Chartette se amortizaba ella misma por ser una criada horrible, Mariam admitió que era un poco descuidada pero mejoraría. Sonriente, Mariam le dijo que ambas debían hacer todo lo posible.

El Décimocuarto CumpleañosEditar

"Eso podría estar bien normalmente, pero hoy estamos celebrando el cumpleaños de la Princesa Riliane. La Señora Mariam está más ocupada que lo usual. ¿No sería malo que nosotros nos mostráramos flojos en el trabajo?"
―Allen a Chartette[fuente]
MariamServantsACT1.png

Mariam dirijiendo a los sirvientes por la fiesta

En el día del decimocuarto cumpleaños de la Princesa Riliane, 27 de Diciembre, Mariam supervisó estrictamente el trabajo de los sirvientes durante los preparativos, asegurándose de que nadie se distrajera. Después de descubrir que Chartette había roto algo en los pasillos, Mariam le asigna a Allen que ayude a la criada con la limpieza del Jardín Celestial, cortésmente pidiéndole que supervise su trabajo. Luego, ella les dijo que las familias reales de los países vecinos estarían presentes en la fiesta y que necesitaban limpiar todo a fondo.

Después de que Riliane escapara más tarde ese día, los sirvientes se quedaron atrás en su trabajo debido a la búsqueda y se vieron obligados a compensar su pérdida de tiempo esa noche. Durante las festividades, Mariam asistió a la celebración y dirigió a los sirvientes para asegurar que el evento fuera impecable y, al mismo tiempo, atendieran a los huéspedes que visitaban esa noche. Más tarde, durante la fiesta, se encontró a Allen justo afuera del Salón de los Espejos. Preguntándole si estaba cansado, sugiriéndole descansar en las habitaciones de los sirvientes, ya que tendrían que limpiar una vez que la fiesta haya terminado.

Mariam y Allen (manga).png

Mariam preocupada por Allen

A continuación, ella señaló que él parecía estar pensando en la Princesa Riliane y se burló diciendo cómo él estaba preguntándose que los gemelos compartían la misma cara, pero que tenían estilos de vida diferentes. Allen, sorprendido, le preguntó si era una lectora de la mente y Mariam negó la idea, diciendo que ella no era Elluka antes de recordar la propia negación de la maga de tal habilidad.

Cuando el sirviente preguntó si su evidente parecido con su gemelo era un problema, Mariam pregutó qué quería decir. Mientras el sirviente comenzaba a explicar, la Jefe de los Sirvientes volvió a su grave compostura y le recordó que se refiriera a Riliane como "Princesa". Una vez que el niño acató el comentario, preguntó qué pasaría si el hecho de que él y Riliane eran los gemelos fuese descubierto.

Mariam afirmó que no sería un problema, comentándole que Elluka anunció que era una coincidencia. Al ver la expresión convencida del chico, Mariam le dijo a Allen sobre la credibilidad de Elluka entre sus seguidores. Luego, ella comentó que el problema era, por lo tanto, que Riliane no pudiera recordarlo antes de citar que el año que pasó con ella no se dio cuenta que seguía estando ajena a la verdad. Más tarde, Allen volvió a trabajar y Mariam reflexionó en silencio sobre el asunto.

Mariam y Allen (manga) 1.png

Mariam contemplando la frustración de Leonhart con Allen

Más tarde, mientras la enorme torta de cumpleaños de Riliane era puesta en escena, ella se dio cuenta de que Leonhart, furioso, se fue del salón mientras Allen lo iba a buscar. Mientras se acercaba, ella lo vio salir por la escalera cuando escuchó que él le decía algo a su hijo adoptivo, llamando a la Princesa "La Hija del Mal". Después de pararse al lado del sirviente, ella comentó que las palabras de Leonhart eran exactas a pesar de los problemas que ellos habían causado, y se apoyó en la barandilla de la escalera, mirando hacia abajo los escalones.

Cuando Allen expresó su acuerdo y dudas, Mariam intervino para decir que los mandatos de la Princesa eran siempre absolutos. Luego, ella reflexionó que, a pesar de que su personalidad era la causa de ello, el Capitán de la Guardia Real no debería decir esas cosas. Al escuchar la preocupación de Allen sobre la molestia causada por Riliane, Mariam miró a la cara del niño preocupado. Apoyada en la barandilla, ella señaló que era responsabilidad de los adultos de evaluar el bienestar de la nación, diciéndole que simplemente sirviera al lado de su hermana gemela.

A continuación, Chartette les llamó y corrió hacia ellos, exclamando que la fiesta terminaría pronto y que necesitaban prepararse para limpiar. La Jefe de los Sirvientes citó, de inmediato, su descontento con la criada en funcionamiento antes de caer dentro de este tema. A continuación, ella les dio instrucciones de salir a los jardines y prepararse para ayudar a los huéspedes que se iban. Los dos acataron la orden y se fueron. Una vez que la fiesta había terminado, Mariam dirigió a los sirvientes para la partida de los huéspedes y, después, en la limpieza.

Sirviendo a la Princesa EgoístaEditar

Después del intento de asesinato de Riliane en EC 500, Mariam fue una de las pocas personas a las que permitía estar a su lado. Alrededor de una semana después del cumpleaños de la Princesa, Mariam supo que Leonhart fue encontrado muerto en el río y asistió a su funeral. Al ver a su hija adoptiva, Germaine, en silencio, abrazó a la pobre chica, que tenía los hombros temblando. Algún tiempo después, Keel Freezis pidió un mensajero que lo visite a cambio de la ayuda a Lucifenia; Mariam fue uno de los sirvientes elegidos, pero Keel se negó a que fuera ella, y Allen fue seleccionado en su lugar.

Unos días más tarde, Mariam respondió a los gritos de Riliane para ella, entrando en el Salón de los Sonidos y escuchando las órdenes de la Princesa. Alertada de que el Rey Kyle había rechazado su compromiso con la Princesa, Mariam fue enviada en una misión de reconocimiento para descubrir la identidad de la amante de pelo verde de Kyle. Enviando a Ney a la Mansión Freezis y haciendo su propia investigación en Elphegort, Mariam fue solicitada a la habitación de la Princesa y le informó a ella, Allen y Elluka que permanecía desorientada a pesar de todos sus esfuerzos.

La maga señaló que ellos sólo sabían el color del pelo de la muchacha y Mariam explicó que a pesar de que se estaba investigando el paradero de Kyle en Elphegort, no se obtuvo información, como si estuvieran siendo impedidos de conocer la verdad. La Jefe de los Sirvientes vio que Riliane estalló en un berrinche antes de llamar al Primer Ministro Minis y ordenándole que mandaran a asesinar a todas las mujeres de pelo verde en Elphegort.

EllukaMariamAllen.jpg

Mariam pidiéndole a Elluka que se quede

Después de que Elluka enfrentó la orden de Riliane de quemar el bosque para una invasión, la maga salió de la habitación y Mariam la persiguió después de su nerviosismo. En los pasillos, ella detuvo a Elluka y trató de razonar con ella, pero la maga respondió que su tarea había terminado con las muertes de Anne y Arth y huiría con Gumillia por la locura de Riliane.

Preguntándole qué haría después, la maga le respondió antes de ver a Allen observándolas y lo maldijo. Después de que Elluka le contó a Allen su predicción sobre la destrucción de Lucifenia, la maga le dijo a Mariam lo feliz que le hicieron Leonhart y ella, deseando que Allen no estuviera presente por impedir su tiempo juntas. Con lágrimas en los ojos, Mariam escuchó la despedida de Elluka antes de que la maga se marchara.

Algún tiempo más tarde, Mariam supo que Riliane contrató a Gast Venom y ella le preparó comida para servírsela en su habitación. Molesta, Mariam entró para encontrar a Gast con Allen, escuchando al mercenario bromeando sobre cómo ella inesperadamente cambió y se convirtió en un sirviente. Irritada, Mariam respondió que él todavía era un mercenario y que no cambió para nada. Él respondió que la lucha era todo lo que podía hacer y ella comentó que, obviamente, él nunca se recuperó de la muerte de su hermana. Después de su breve intercambio, la Jefe de los Sirvientes le dijo a Allen que cuidara a Gast. Antes de salir, ella le preguntó por qué el mercenario estaba luchando y él le dijo que estaba buscando un lugar para morir.

Revolución de LucifeniaEditar

"Voy a mostrarles... la determinación de los Tres Héroes."
―Mariam[fuente]

A finales de la Revolución de Lucifenia, Mariam descubrió que ella y Allen fueron los únicos sirvientes que no huyeron mientras los revolucionarios se acercaban a las puertas del palacio. Al escuchar los sonidos de la invasión al palacio desde las habitaciones de los sirvientes, la Jefe de los Sirvientes susurró que había comenzado. Enojada, Ney se había ido sin una palabra; la madre adoptiva, con sarcasmo, remarcó la forma en que realmente tenían una relación de madre e hija.

Ella le dijo a Allen que escapara mientras él tenía la oportunidad. Cuando se negó a dejar a Riliane sin protección, la criada suspiró. Cuando él le preguntó qué pensaba hacer a partir de entonces, la criada declaró que no tenía intención de morir, eligiendo poner a prueba sus límites para luchar contra el ejército de la resistencia. Agarrando su cuchillo del estante, Mariam se despidió del Príncipe Alexiel y declaró que debían reunirse de nuevo si ambos sobrevivían.

Después de salir de la habitación de los sirvientes, Mariam salió al Jardín Celestial y mató a soldados invasores, disculpándose antes de explicar que no podía dejarlos pasar. Mariam procedió a pelear con los soldados, derrotándolos uno por uno. Al ver a Germaine al mando del campo de batalla, la asesina sanguinara le dijo, en voz baja, que las mujeres eran individuos fuertes.

Mariam y Chartette (Retrouver of Silver) 1.png

Mariam descubre la identidad de su atacante

Reuniendo a los soldados detrás de ella, Mariam comenzó el contraataque y trató de detener la invasión de Germaine en el palacio, pero poco después fue atacada por un espadachín encapuchado, forzada a evadir su ataque. Ella apuñaló a la mujer con sus espadas, preguntándole la identidad del atacante, y estuvo a punto de perder, cuando rompió su capa.

Cuando el espadachín reveló su cara, la cara de Mariam se volvió pálida al ver que era Chartette. Horrorizada, ella preguntó por qué la criada participaba en el ejército revolucionario y, luego, le preguntó a dios por no creer esta realidad. Mientras las dos se preparaban para luchar entre sí, Mariam comentó lo impresionante que era al manejar una espada tan grande.

Esquivando su ataque, Mariam vio a un soldado adyacente y la revolucionaria lo atrapó en su camino, reconociendo que era imposible evadirlo. Evitando sus ataques, uno tras otro, la criada volvió a preguntar por qué se unió a los revolucionarios, preguntando si era por dinero o por ambición. Chartette respondió que fue por dejar las cosas para que la gente se volviera infeliz y saltó sobre Mariam.

Mariam y Chartette.png

Mariam luchando contra Chartette

Una vez que la Jefe de los Sirvientes evitó su barricada inclinada hacia abajo, Chartette indicó que ella se limitaba a seguir sus sentimientos. Mientras sacaba sus dagas, Mariam admitió que estaba celosa de su razonamiento simple.

Con la espada de la guerrera pelirroja clavada en el piso, Mariam rápidamente se puso detrás de su espalda y le llamó la atención, recordándole que haría infelices a Riliane y a los otros. Con la espada gigante rota de un solo golpe, ella siguió su ataque y dio una patada a la criada que la mandó hacia los muros del palacio.

Agarrando una de sus dagas de nuevo, Mariam dijo que no podía dejarla escapar ahora que se convirtió en un enemigo del palacio. Disculpándose, se preparaba para acabar con ella, pero de repente fue golpeada por el guante cohete de Chartette. Impresionada por la reversión, Mariam señaló el nombre confuso de su arma secreta. Todavía recuperándose del ataque, Mariam intentó moverse pero no pudo mientras Chartette se preparaba para dar el golpe final. Mientras la antigua criada vacilaba, Mariam gritó el nombre de Chartette, aprovechando la oportunidad para lanzar una bomba de humo y escapar con la confusión.

Mariam y Ney.png

Mariam siendo traicionada por Ney

La Jefe de los Sirvientes se retiró a una esquina y amonestó su arma extraña, preguntándose si su padre lo hizo; en la incredulidad que perdió ante una niña aficionada, les murmuró a Leonhart y Elluka la forma en que los tiempos estaban cambiando. Escuchando a alguien aproximarse, Mariam se sorprendió al ver a Ney allí, diciendo que ella volvió a salir preocupada por su madre.

Mirando hacia delante de nuevo, le dijo a su hija adoptiva que era peligroso y que debía huir, pero de repente sintió un dolor agudo. En total shock, la criada confundida miró sobre su hombro para ver a Ney sonriendo mientras la apuñalaba en la espalda. Mariam se desplomó en el piso y contemplaba cómo todos los que había conocido la traicionaron mientras Ney se preparaba para dar un nuevo golpe. Preguntándose qué cosa causó que el destino se volviera loco y quién quedaría de pie al final, Mariam murió.

Vida Después de la MuerteEditar

"¿¡Qué dices!? ¡Olten, Asan! ¡Sirvan comida a la más alta velocidad!"
―Mariam[fuente]

Después de su muerte, Mariam fue enviada al Jardín Celestial y permaneció allí con su familia y amigos. En EC 998, ella y las otras almas fueron arrastradas al Tercer Período, mientras el mundo terrenal se fusionaba con el Jardín Infernal. Después, ella regresó a sus deberes como la Jefe de los Sirvientes en el palacio y ayudó a dirigir a los todos los sirvientes para realizar los preparativos de la cena para la Princesa Riliane en el Salón de los Espejos. Durante las festividades, Mariam había enloquecido debido a que habían llegado muchos invitados al palacio ese día y no habían muchas manos disponibles.

Mientras avanzaba la fiesta, una criada le había comunicado a la Jefe de los Sirvientes que la comida que el Rey Thorny Elphen no recibió su comida. En ese momento, ella les ordenó a Asan y Olten que le sirvieran comida lo más rápido posible, ambos acatando la orden. Después, Mariam observaba cómo los sirvientes trasladaban la enorme torta que mandaron a preparar y, poco después, observó cómo la Princesa salió saltando de la torta y ordenando a todos los presentes a ponerse de rodillas ante ella. Después, observó a Germaine discutiendo con la Princesa y ordenó que la llevaran fuera del Salón de los Espejos antes de que Riliane escapara y saliera corriendo mientras Allen Avadonia la perseguía.

LegadoEditar

"Dicho esto, Elluka tendía una expresión de dolor en su rostro cada vez que escuchaba el ruido de las campanas de la iglesia. Aunque ella no lo dijo en voz alta, entiendo que Elluka estaba en luto por sus amigos perdidos."
―Escritos de Gumillia[fuente]

Después de su muerte y el fin de la revolución, un soldado marloneano que patrullaba el lugar encontró su cuerpo en el Jardín Celestial y reportó el hallazgo al Rey Kyle. Durante la conferencia de paz celebrada al día siguiente, el Rey informó a los delegados el informe. A pesar de que se supone que fue asesinada por el ejército revolucionario durante su escape, nadie informó de la matanza, dejando el misterio sin resolver.

Cinco años más tarde, Ney admitió ser responsable de la muerte de Mariam a Chartette después de jugar con su supuesta involucración en su muerte. Mientras enfrentaba a Germaine Avadonia, la Escuadra de Asesinato de la Equipo de Trabajo en Espionaje afirmaba que cada una de ellas tenían un nivel de habilidad igual al de Mariam, aunque Germaine afirmó que ellas eran mucho más débiles que la legendaria asesina.

En la historia, Mariam se convirtió en una persona famosa en la leyenda como uno de los Tres Héroes que sirvieron al Rey Arth I durante las conquistas de Lucifenia. Después de la muerte de Shaw Freezis, Elluka también recordó perder a Mariam y Leonhart, mientras se sentía triste por su muerte, lamentando ni siquiera estar allí para ver cómo morían o al menos tratar de salvarlos.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar