FANDOM


Lukana Octo
Lukana (avatar)
Información Técnica
Japonés ルカーナ゠オクト
Romaji Rukaana Okuto
Fonética [Lu.cá.na] [Óc.to]
Debut La Locura del Duque Venomania
Vocaloid

Megurine Luka

Información Biográfica
Género Femenino
Clasificación Humana
Raza Pulpo Enredante (anteriormente)
Leviantana (después del cambio de cuerpos)
Nacimiento EC 116
Ocupación Sastre (anteriormente)
Afiliación Imperio Beelzeniano (desertó)
Asmodean (desertó)
Akuna
Familia Familia Octo
"Ella es la sastre que trabaja cruzando la calle. Hace tres meses, ella llegó a Lasaland y..."
"Sí, lo recuerdo. Lukana Octo: ella fue la primera mujer reportada desaparecida.
"
―Lilien Turner y el Duque Venomania[fuente]

Lukana Octo era una sastre de Mystica, Asmodean en el Imperio Beelzeniano y una de las muchas víctimas del Duque Sateriasis Venomania. Mientras regresaba del Festival de Año Nuevo de Lasaland, fue capturada y encantada por el Duque, convirtiéndose en la primera de su harém. Después del Evento Venomania, ella cambió cuerpos con la hechicera Elluka Clockworker.

Historia

Vida Temprana

LukanaLilienRajihmniños

Lukana, Lilien y Rajih de niños

Lukana nació en EC 116 en la ciudad de Mystica en Asmodean. Durante su niñez, ella conoció y se hizo amiga cercana de Rajih y Lilien Turner.[1] Cuando tenía diez años, ella soñó que la ciudad sufriría una sequía severa y le dijo a su madre sobre esto el día siguiente. Reuniéndose con escepticismo, le dijo a todos en la ciudad respecto a su sueño pero todos ignoraron la premonición de la niña.

Durante este tiempo, Lukana se cruzó con Elluka Clockworker y le relató su sueño a la mujer de pelo dorado. Diciendo que creía su historia, Elluka se fue inmediatamente. No mucho después, una severa sequía apareció, con meses sin lluvia. Mientras todos se preparaban para morir, Elluka regresó y conjuró una tormenta sacrificando su Ziz Tiama, salvando a toda la ciudad.

Debido a su parte por salvar al pueblo, Lukana se convirtió en la charla popular de Asmodean por un corto período.[2] Cuando creció y se hizo mayor,[1] Lukana se encargó del trabajo familiar como sastre, enviando bienes a la tienda de su tío en Lasaland. Durante sus muchas visitas, ella a veces veía al hijo del Duque Ilotte Venomania, Sateriasis, deambulando libremente por las calles.[2]

Alrededor de EC 135, Lukana y Lilien fueron de compras por la ciudad. Observando un brazalete idéntico al suyo, ella compró el objeto para Lilien. Cuando Lilien preguntó si era para ella, Lukana expresó que era adecuado para ella y se lo colocó en la muñeca de su amiga. Después de que Lilien notó que ella tenía el mismo brazalete, la sastre explicó que ahora estaban unidas, agarrando la mano de Lilien para colocar su objeto junto al otro.[3]

Conociendo al Duque

"Mi nombre es Lukana Octo, Gran Duque"
"Lukana, ¿no? Un nombre muy hermoso. Yo soy Sateriasis Venomania... Ah, tu ya debes saber eso.
"
―Lukana y el Duque[fuente]
Lukanasastre

Lukana Octo

A finales de EC 135, el tío de Lukana le ordenó un gran envío de las vestimentas de Lukana para ser enviadas a su tienda para el Festival de Año Nuevo. Dándole el monto, Lukana viajó a Lasalad y entregó la ropa personalmente. Debido a esta rara oportunidad presentada, la sastre decidió quedarse en la ciudad unos pocos días para disfrutar del festival. Mientras estuvo allí, ella escuchó los rumores que Sateriasis, el nuevo duque, se volvió loco ya que su familia y su personal fueron sacrificados.

Una tarde, mientras veía el evento desde la ventana de la tienda, vio al Duque Sateriasis derrumbarse en la calle. Lukana rápidamente corrió entre el público del festival ayudándolo, y le preguntó si estaba bien mientras él se daba la vuelta. Unos pocos hombres reaccionaron y ella les dijo que lo cargaran hacia la sastrería.

Después de que estuvo en cama, Lukana preparó algo de comida y entonces observó al Duque inconsciente. Cuando ella comenzó a sentir lástima por el mal estado de su ropa de alta calidad en las que vestía, el Duque despertó y le preguntó como se sentía. Lukana lo reconoció como el Duque Venomania y le explicó lo quue había ocurrido.

Preguntando de nuevo como se sentía, su estómago gruñó y Lukana tomó la comida preparada de la cocina para él. Ella se disculpó por darle su comida "plebeya" pero Venomania replicó que estaba delicioso y pidió más. Después de darle su segunda ración, ella preguntó humildemente el porqué estaba tan hambriento y en harapos por la calle. Cuando notó cuan extraña ella se veía, la sastre explicó que no era de la capital.

Una vez que el Duque alagó sus destrezas como sastre, ella le dio las gracias y preguntó acerca de los rumores que escuchó. El Duque explicó el "incidente" con su familia y expresó su sentimiento de culpa por tener que preocuparse de los ciudadanos. Lukana se disculpó inmediatamente, y notó cuan afortunado era por sobrevivir, mientras el hombre sollozaba. Finalmente introduciéndose a sí misma en la consulta de Venomania, él hizo lo mismo y la animó de no tratarlo tan formal, explicando que el título era sólo por razones políticas. A pesar de su persuasión, ella se rehusó en un principio.

El tío de Lukana caminó dentro y, después de conversar con el Duque, preguntó si lo acompañaría de vuelta a su estado y ella asintió corporalmente. Cuando su tío le entregó a Sateriasis uno de sus trajes diseñados, el Duque notó que ella era de hecho una sastre talentosa y Lukana se sonrojó ante su mirada. Dejando la habitación para dejarle cambiarse, Lukana le preguntó sobre los rumores que rodeaban a Venomania y elaboró ​​como es que carecían de fundamento y que sólo se informó que aparentemente perdió algunos recuerdos debido a la masacre traumática, aunque la fuente de ese rumor era en gran medida fiable.

En ese momento, el Duque salió y Lukana estuvo impresionada por su hermoso y noble aspecto, antes de escoltarlo de regreso a su mansión. Una vez que llegaron, Lukana miró con asombro la casa cuando sintió el aliento de alguien en ella; volteando para ver Sateriasis, se quedó sin aliento. El Duque se disculpó por asustarla y Lukana sacudió su aparente expresión de miedo creyendo que era su imaginación, preguntando si él vivía sólo sin ningún sirviente.

Sateriasis explicó su situación y, en su insistencia, Lukana se sentó con él preguntando porqué, y Venomania replicó que fue así debido a su pérdida de memoria. Cuando preguntó si lo encontraba como un extraño, Lukana falló al responder y en su lugar preguntó por qué estaba recorriendo las calles de la ciudad. Cuando Sateriasis explicó que se había quedado sin comida y fue en busca de dos personas, Lukana preguntó inmediatamente si eran sus amantes, pero luego se tapó la boca, en sorpresa ante sus palabras. El Duque describió sus rasgos y Lukana, aunque admitió que era incapaz de reconocerlas, declaró que eran como una Netsuma y una Elphe.

Mencionando que la madre del Duque era también una Elphe, ella señaló como es que su hermano, el Marqués Glassred, manipulaba los asuntos de Asmodean. Sateriasis expresó su admiración por su conocimiento y Lukana, escondiendo su leve insulto, le preguntó porque no le preguntó él al Marqués acerca de la Elphe que estaba buscando. El Duque elaboró como es que él y el Marques entraron en una pelea sobre vivir sólo y como no se volvieron a ver desde entonces y Lukana reiteró las palabras de su padre de que su salud no era sólo la suya.

Tras disculparse por su conducta entrometida, Venomania encendió la chimenea e ignoró la necesidad desde que compró la ropa nueva. Lukana interrumpió, diciendo que debería tener algunos trajes nuevos diseñados, ya que no se podía vestir regularmente con su vestimenta actual. Tomando sus manos, el Duque le ofreció el trabajo y ella se sonrojó, dando excusas antes de finalmente aceptar su petición.[2]

Secuestro

"Nosotros..... Es mejor que el Señor Venomania y yo no nos volvamos a encontrar"
―Lukana al Duque

Creando un taller en la mansión, Lukana estuvo sorprendida por las telas de alta calidad y herramientas que el Duque compró para ella y comenzó a trabajar hasta altas horas de la noche. En el transcurso de dos semanas, la sastre comenzó a hacer todas las tareas de la mansión también. Después de terminar su trabajo por la noche, Lukana se quedó dormida en su mesa de trabajo y soñaba con el Duque como un monstruo, seduciéndola y profanándola a ella y a otras mujeres. Despertando de su pesadilla, vio al Duque Venomania observándola y gritó y se alejó de él, exigiendo que no se acerque a ella.

Ella se derrumbó antes de recuperar la compostura y se levantó de nuevo, disculpándose. Cuando Sateriasis preguntó si hacía algo mal, ella dijo que sólo era una pesadilla y se disculpó de nuevo. Empacando sus cosas, ella declaró que se iba a casa de su tío, después de haber terminado la costura para el día. Al salir de la mansión, Lukana se dio la vuelta y llamó a Venomania, diciendo que había terminado su trabajo en cinco días y esperaba que él lo olvidara.

Trabajando rápidamente hasta tarde en la noche, Lukana terminó la ropa cinco días más tarde y armó su equipaje, preocupada de que Venomania le haya vendido su alma a algo horrible. Entregándole el nuevo smoking para probarse, la sastre detalló que se basaba en el diseño de sus ropas habituales y admiraba el estilo occidental. Cuando el Duque comentó que la nobleza beelzeniana prefería la moda occidental, a diferencia de Asmodean, Lukana señaló que su mansión de estilo occidental también lo era, pero señaló que escuchó un rumor de que los trajes de etiqueta son en realidad de oriente.

Una vez que el Duque expresó su gusto por la ropa, Lukana le agradeció y dio un paso atrás para observar su obra detenidamente. Luego, Venomania le ofreció celebrar por finalizar su trabajo con una comida, pero ella se negó, dejando al descubierto sus intenciones de salir inmediatamente. Cuando el Duque le recordó que no había pagado por la ropa, sin embargo, Lukana explicó que estaba más allá de su programación original y que sólo necesitaba entregarle el dinero a su tío para que se lo diera a ella.

Al ver la expresión solitaria de Sateriasis, Lukana le devolvió una sonrisa forzada e insistió que contratara más empleados para manejar las tareas. Diciendo que sería un problema encontrar a alguien que pudiera preparar un delicioso pan de salsa de tomate como ella, Lukana comentó sobre su amor por el bocadillo y le dijo que trataría de dejar la salsa de tomate en el armario de la cocina más tarde. Cuando el Duque dijo que la acompañaría a las puertas de la ciudad, Lukana levantó los brazos en señal de protesta, insistiendo en que ella no quería causarle problemas.

Entonces, el Duque le dijo que al menos dejaría que la acompañara allí para mostrar su agradecimiento y la sastre débilmente aceptó y le agradeció el gesto. Rígida, la incómoda Lukana rápidamente era seguida por Venomania detrás de ella hasta que llegaron a la frontera de la ciudad. Después de una sencilla despedida, Lukana decidió irse, pero fue agarrada por el Duque, preguntando por qué estaba tan ansiosa por irse. Amablemente rechazándolo, la sastre le quitó su brazo y dijo que era mejor que no se vieran otra vez antes de partir hacia Mystica.

En su camino de regreso, Lukana pasó a través de un bosque hacia el pueblo vecino cuando Sateriasis descendió sobre ella con un par de alas. Aterrorizada, Lukana gritó y el Duque se disculpó, agarrando su mano y diciendo que deberían casarse. Expresando su disgusto por su apariencia y por sus palabras, ella tiraba fuerte de su muñeca. El Duque admitió que no debería estar tan desaliñado delante de una dama y Lukana observó que estaba hablando de sus alas, dándose cuenta de que en verdad vendió su alma a un monstruo.

Rogándole que volviera, ella se comprometió a actuar como si ella no vio nada, pero el Duque la interrumpió, diciendo que él se negaba a dejarla ir. Lukana intervino para decir que su corazón nunca sería suyo de nuevo. Luego, Sateriasis repitió su posición, aclarando que utilizaría incluso  la violencia, y se transformó en algo más monstruoso. Horrorizada, Lukana se dejó caer al suelo, temblando, diciendo que su "sueño púrpura" se estaba haciendo realidad. Preguntándole si ella tenía miedo de su forma actual, el Duque se rió y Lukana declaró que no era eso, comentando que las cosas podrían haber sido diferentes si se hubieran conocido en circunstancias normales.

Luego, Venomania levantó su barbilla, diciendo que no debería llorar al mirarlo a los ojos. Encantada por su mirada, Lukana dijo que iba a casarse con muchas mujeres para su placer y, tal vez, el de esas mujeres, incluso si sólo había una mujer en sus ojos. A medida que el Duque intensificaba su mirada, Lukana abrió mucho los ojos y trató de resistir, diciendo que le esperaba sólo la destrucción. Finalmente cediendo, ella dijo que no podía dejar que su verdadero amor se escapara si él podía evitarlo, perdiendo el conocimiento y cayendo en los brazos de Sateriasis.

Después de que él sugirió que regresaran a la mansión, el Duque le dio un beso y ella se despertó, estando de acuerdo con él. Envolviendo sus brazos alrededor del Duque, besándose el uno al otro de forma continua hasta que escucharon el sonido de cristales rotos. Esperando a una distancia segura mientras que el Duque se ocupaba de una transeúnte, Lukana fue abrazada por Venomania después de que I.R. llegó y la chica de pelo verde se escapó, diciendo que deberían volver a casa. Con una amplia sonrisa, Lukana cumplió y volvió a la mansión.

Nueva Vida Bajo Tierra

"Mhhhhhh. Como pensaba, todavía estoy un poco cansado."
"Es porque usted se quedó despierto toda la noche... Usted parecía estar divirtiéndose anoche. O debería decir, "¿La noche anterior también?"
"Lukana así. Ella debería estar durmiendo en la cama en la mansión ahora. Sobre todo porque ayer estaba particularmente intensa.
"
―Sateriasis e I.R.[fuente]

Como la primera mujer en unirse a su harén, Lukana vivió con él en la mansión, entrando en una de las habitaciones en el sótano; ordenándole que no volviera a salir del sótano para mantener el harén de Venomania un secreto, Lukana cumplió con su orden. Durante toda la semana siguiente, ella y Sateriasis tuvieron intensas relaciones sexuales cada noche y la sastre se quedaba dormida cada mañana; después de uno de sus encuentros sexuales, Lukana escuchó al Duque mencionar que todavía no podía encontrar su propio diario para ayudarle a recordar su pasado. Durante ese período, ella continuó la limpieza del sótano y le preparaba sus comidas en la cocina del sótano.

A principios de Febrero, Lukana fue ordenada por I.R. de proteger con su vida su "cuerpo", mientras que la maga gato rojo se iba de viaje con el Duque hasta el pueblo de Abito; aceptando fácilmente la tarea, Lukana se hizo cargo del cuerpo Netsuma hasta que Venomania regresara. Una vez que I.R. trajo a Mikulia Greeonio a la mansión como otra miembro del harén del Duque esa noche, la maga gato rojo recuperó su cuerpo de Lukana. Más tarde esa noche, la sastre se unió junto a las otras mujeres en el sótano para ver a Sateriasis intentando un ritual mágico para borrar las memorias de todos los testigos que conocían a las dos mujeres.

Después de que el Duque comenzó el ritual y recitó las palabras ceremoniales, Lukana las repitió con fluidez al mismo tiempo que la espada que agarraba se iluminaba y aquella luz se dispersó fuera de la mansión. Tras la finalización del ritual, Sateriasis se derrumbó en una silla cercana, provocando a Lukana que preguntara si él estaba bien, mientras rápidamente le hacía tomar un poco de agua de una jarra cercana. Dándole el vaso de agua, Sateriasis respondió que estaba solo un poco cansado antes de que I.R. le confirmara que borró con éxito las memorias de todos con quienes alguna vez se encontraron con ellos tres. Después, Lukana observó como su señor tambaleante se dirigía a la sala con Mikulia para hacer el amor con la chica.

Evento Venomania

LukanaLunacy
Después Mikulia se mudó al sótano con ella, las dos comenzaron a limpiar el lugar triste con el tiempo, añadiendo algunas decoraciones; mientras Mikulia continuaba refiriéndose a Venomania como su "príncipe", la sastre le corrigió permanentemente que se dirigiera a él formalmente por su nombre y la campesina acató la opinión. Más tarde, Sateriasis le pidió a Lukana que hiciera trajessexualmente más agradables para que usaran ella y Mikulia. Tomando sus instrucciones al corazón, la sastre trabajó en el diseño y la fabricación de la nueva ropa del harén para adaptarse a los gustos de su amado Duque.

Después de revelar los vestidos grises que terminó alrededor de Marzo, le entregó el vestido a la Mikulia contenta y ambas comenzaron a utilizarlos. Alrededor de ese tiempo, ella encontró una llave de la habitación enjaulada en la cámara más profunda del sótano. Desbloqueando la jaula, ella empezó a limpiar la zona cuando descubrió varios libros allí. Después de comprobar brevemente su contenido, dedujo que eran los volúmenes del diario y, recordando la difícil situación anterior de Venomania por encontrar su diario, decidió llevarse todos libros para entregárselo a su amado más tarde. Más tarde ese día, Lukana, vestida con un delantal, comenzó a cocinar su próxima comida en la cocina subterránea, poniendo los libros en la mesa cercana.

Cuando Sateriasis entró en la habitación, Lukana se sorprendió al ver una nueva mujer con él y de inmediato tomó un descanso. Cortésmente recibiéndolos, ella se introdujo ante la nueva miembro del harén, Lolan Eve. Después de haber señalado que todavía estaba ocupada, la sastre rió entre dientes antes de recordar los libros y se los entregó al Duque, explicando dónde encontró los viejos tomos. A continuación, él le dio las gracias e intercambió algunas palabras con la mujer antes de salir con Lolan. A medida que las mujeres seguían uniéndose al harén de Venomania, Lukana confeccionó nuevos trajes provocativos para cada una de ellas para que se vistieran para su ser querido.

Cuando Mirigan Adi se unió después, Lukana descubrió que la adivina aparentemente había sido aprendiz de Elluka Clockworker. Después de que Gumina Glassred y Carol Shields se unieron después, en Marzo, Lukana notó un comportamiento antagónico entre Gumina y Mikulia una hacia la otra al darse cuenta que el Duque pasaba más tiempo con la aristócrata y no logró reconciliar sus diferencias; también observó que el Duque Venomania salía cada vez más, escuchando que estaba gobernando la provincia en lugar del Marqués Glassred. En algún momento, la sastre le regaló a Sateriasis su brazalete para mostrar su dedicación a él, encantada de verlo siempre que lo llevaba puesto a partir de entonces.

A los pocos días desde que Gumina se unió al harén, Lukana soñó con Sateriasis siendo apuñalado en el pecho con un cuchillo por un asesino ambiguamente masculino y la concubina consultó con Mirigan para un consejo sobre su sueño profético. Descubriendo que la mujer era en realidad una mera estafadora y no una verdadera adivina, la sastre se rindió. Más tarde, Lukana pensó en la naturaleza de su sueño y poniendo fin a su vida con Sateriasis, se dio cuenta de que tenía que pararlo de alguna manera en la mansión sin ir en contra del Duque. Pensando después en la relación de Gumina y Mikulia, Lukana determinó que Venomania se alegraría si todas se llevaran bien y decidió hablar con ellas de nuevo.

Luego, se dirigió a la habitación de Gumina y, escuchando el sonido de un violín, golpeó suavemente la puerta. Una vez que ella le dio permiso, Lukana entró y se disculpó por molestarla. Luego, la sastre aplaudió su habilidad, admitiendo que envidiaba no ser capaz de hacerlo por ella misma. Afirmando que era sin duda una mujer noble, Lukana preguntó qué más practicaba y Gumina respondió que pintaba, dirigiéndola hacia el retrato de Cherubim que colgaba en la pared; entonces, ella aprendió que la aristócrata adquirió el retrato de los pisos superiores de la mansión.

Más tarde ese día, Sateriasis le confió a la sastre que le diera a la nueva miembro del harén, Hakua Netsuma, un recorrido por el sótano mientras hablaba con I.R.. Cumpliendo, Lukana la guió a través del sótano antes de preguntarle en qué habitación le gustaría entrar a vivir. Cuando ella dijo que deseaba vivir lo más cerca posible de "Haru" como sea posible, Lukana supo que se refería a I.R. y la dirigió a la habitación justo al lado. A continuación, tocó la puerta de la maga antes de entrar y presentar su éxito a Venomania. Una vez que confirmó la nueva habitación de Hakua, ella observó a I.R. discutir la decisión con Sateriasis antes de salir.

Sateriasis y Gumina (La Locura del Duque Venomania)

El harén y Sateriasis miran el retrato quemarse

Preocupada por Gumina que al parecer había dejado el sótano, Lukana vacilante informó lo que había aprendido a Venomania antes de seguirlo para interrogar a Gumina sobre el asunto. Mientras Sateriasis procedió a quemar el retrato en la chimenea del sótano, Lukana observó en silencio junto a Gumina y su co-conspiradora, Carol Shields.

Viaje a Mystica

"¿Se va a algún lugar?"
"Si, me voy por un tiempo. Mientras tanto, te dejo la mansión a vos, Lukana."
"Con mucho gusto.
"
―Lukana y Sateriasis[fuente]
Harén de Sateriasis (Manga)

El harén mirando a Sateriasis e I.R. marchándose

En Abril de EC 136, Lukana estaba parada junto al trono de Sateriasis mientras él las atendía a ellas cuando I.R. llegó. Al oír que se marchaba con la maga, ella le preguntó a dónde iba. Después de decirle a ella que sólo se iría por un tiempo, el Duque le confió a Lukana la mansión en su ausencia y la sastre aceptó de buen grado la tarea. Luego, ella vio como I.R. le entregaba su cuerpo humano a Mikulia antes de partir hacia Mystica con el Duque.

Algún tiempo después, Lukana escuchó un sonido peculiar. Cuando Gumina preguntó cuál era el problema, la sastre comentó que le pareció haber escuchado lluvia y la aristócrata reveló que Lasaland era un lugar lluvioso. Al escuchar su observación de que odiaba ese hecho, Lukana respondió que ya no era importante, ya que Venomania hubiera querido que vivieran allí. Después de escuchar la preocupación de la noble por "Sati", Lukana expresó su envidia que Gumina podría llamar al Duque por ese apodo. A continuación, le aseguró que, a diferencia de Lasaland, Mystica estaba siempre soleado.

LukanaMikuliaHaru

Lukana encuentra el cuerpo de I.R. mal manejado

Más tarde ese mismo día, ella encontró a Mikulia vistiendo el cuerpo de I R.. Diciéndole a la campesina que la maga podría volverse loca cuando viera lo que hizo Mikulia, Mikulia preguntó por qué y Lukana explicó que el cuerpo no era una muñeca. Después de escuchar a Mikulia explicar que era porque nunca pudo comprar una muñeca antes y estaba feliz con su nueva vida allí, Lukana la agarró por los hombros desde detrás, mientras ella comenzó a pintar los labios del cuerpo.

A continuación, la sastre insistió en que dejara de garabatear. Cuando Mikulia le reveló que, en realidad, estaba maquillándola, Lukana, con frialdad, le recordó que la maga la convertiría en cenizas. Al darse cuenta del collar que llevaba, la sastre le preguntó si era esmeralda y Mikulia admitió que lo era y que el Duque se lo había regalado a ella por haber regresado. Al darse cuenta de que ella estaba celosa de ella también por haber sido favorecida por Venomania, Lukana preguntó casualmente si la chica le gustaba y la campesina exclamó que lo amaba; cuando la chica saltó sobre ella mientras exclamaba que ella también le gustaba, la sastre divertida se rió y expresó su agradecimiento.

Lukana y Mikulia (Manga)

Lukana reconfortando a Mikulia

Una vez que escuchó a la chica de repente calmarse y, en silencio, admitir que no le gustaba Gumina, Lukana observó en silencio a la melancólica muchacha antes de decirle, eventualmente, su creencia de que todas debían llevarse bien, teniendo en cuenta que haría feliz a Sateriasis. Al escuchar la incertidumbre de Mikulia, la concubina de pelo rosa dijo que estaba segura de que Mikulia y Gumina podrían convertirse en amigas a pesar de sus diferentes crianzas; relatando que personalidades polarizadas tenían mayor capacidad para entenderse el uno al otro, Lukana recordó a Lilien.

Harén Perdido

Después de que Venomania e I.R. regresaron de su viaje, Lukana continuó complaciendo los caprichos del Duque. Al ver que Lilien llegó a unirse al harén, Lukana observaba mientras ella bailaba con él, sonriendo. Debido a que el Duque sabía de su capacidad del Sueño Púrpura, le pidió que mantuviera un ojo en I.R. con su poder único. Lukana siguió administrando las relaciones entre las otras mujeres cuando descubrió el cadáver de Lolan Eve mientras llevaba papilla de cordero para el desayuno. La aparente apatía de Venomania sobre su muerte, al igual que su reunión previa con Lilien, causaron que su lavado de cerebro se debilitara gradualmente.

Alrededor de este tiempo, Lukana se embarazó del hijo del Duque. Más tarde, I.R. tomó el cuerpo de Lukana como medium y se rompió en el almacenamiento de la mansión cuando ella intentaba salir. Después de ser confrontada por Saterasis, la maga renunció a la posesión del cuerpo de la sastre y se fue. Cuando el disfrazado Karchess Crim apuñaló con éxito el Duque en EC 137, Lukana se liberó de su hechizo y comenzó a escapar de la mansión con las otras concubinas.

Vida Después

Poco después, ella y Lilien se reunieron con Rajih. Al darse cuenta de que estaba embarazada del niño del Duque Venomania, Lukana dio a luz a una bebé y los tres decidieron empezar una nueva vida; viajando hacia la región de Akuna, Lukana y sus amigos, eventualmente, se establecieron allí. Más tarde, se encontró con I.R. y continuamente escapaba de ella.

En EC 138, Lukana se reunió con Elluka Clockworker mientras la maga investigaba el Evento Venomania; entonces, la sastre detalló lo que sabía sobre el incidente y su situación actual con I.R.. Por eso, Elluka ofreció intercambiar sus cuerpos, privándole a I.R. de lo que quería. Lukana aceptó el trato y dejó que la maga realizara el cambio. Con su nuevo cuerpo de cabellos dorados, la mujer volvió con su hija confundida y continuó criando a la bebé.

Vida Después de la Muerte

Después de su muerte, Lukana fue enviada al Jardín Celestial y permaneció allí con su familia y amigos. En EC 998, ella y las otras almas fueron arrastradas al Tercer Período, mientras el mundo terrenal se fusionaba con el Jardín Infernal. Después, la mujer regresó a la mansión del Duque Venomania en Lasaland y acordó volver a entrar en el harén de Sateriasis junto con Mikulia, Gumina y Maylis.

Mientras atendía a Venomania en su trono, estando sentada a su lado en el brazo de la silla, el grupo se dio cuenta de que Allen Avadonia había aparecido y la chica del harén observó con curiosidad mientras él y el Duque conversaban. Cuando Allen comenzó a conversar con Maylis, Lukana le sirvió té a Sateriasis. Algún tiempo después de que Allen se fuera, el Amo del Jardín Infernal visitó la mansión y regresó a Venomania de nuevo a las entrañas del Jardín Infernal.

Legado

Lukana y el linaje resultante con el Duque duraron durante siglos, sobreviviendo a finales de los años EC 900 con Nyoze y Gammon Octo. Gammon deseaba librarse de la "maldición" heredada de las relaciones de Venomania y Lukana. Después de recuperar algunos de sus recuerdos de sus vidas pasadas, Margarita Blankenheim reconoció a Elluka como haber sido previamente Lukana.

Ma compartió la historia de Lukana, el Duquee Venomania y Elluka Clockworker a su descendiente, Kayo Sudou, comentando que los Sudous al convertirse en sastres pudo haber sido el destino de su linaje. Siglos después, la dramaturga le contó la relación entre Lukana y Elluka a un visitante capturado del Teatro del Mal, diciendo que Elluka intercambió cuerpos a la fuerza después de que Lukana quedó devastada por perder su virginidad con el Duque.

Personalidad y Rasgos

"Mira Mikulia, yo pienso que sería mejor si todas nos lleváramos bien. A Lord Venomania le gustaría eso."
―Lukana[fuente]
Lukanaterrifying

Lukana amenazando a Mikulia para que entienda las cosas

Lukana era una mujer responsable, confiable y amable. Preocupada por el bienestar de los demás, la sastre intentó ser amable con todo el mundo, aunque asustara o peleara con ellos, y siempre estaba abierta a escuchar las necesidades apremiantes de los demás y ayudarles. En una línea similar, ella reaccionaba de inmediato al ver problemas y era rápida para actuar como mediadora en cualquier conflicto. Lukana era muy respetuosa, tal así que, creía que existía una línea divisoria entre los aristócratas y plebeyos y se dirigiría a ellos de una manera estrictamente formal.

Debido a esto, ella estaba incluso dispuesta a hacer todas las tareas del Duque y confeccionar un conjunto más bonito de ropas para adaptarse mejor a su posición de noble. Al conocer a Sateriasis, Lukana se había encaprichado con su aspecto de chicho lindo y se avergonzaba fácilmente por su elogio. Con el tiempo, la sastre también comenzó a referirse al Duque más cariñosamente, aunque todavía con respeto. Sin embargo, después de preveer las depravaciones que le haría a ella, ella comenzó a distanciarse del Duque y trató de irse lo más rápido posible.

Sin embargo, mientras estaba lavada del cerebro por Venomania, Lukana estaba completamente enamorada de él y se dedicó a complacer todos sus caprichos, incluso cuestionándose su horror precoz a favor de sus depravaciones previstas. Como resultado, Lukana nunca cuestionó la voluntad del Duque y era incapaz de desafiarlo, a pesar de los diversos inconvenientes de su nueva vida en su sótano. Por lo tanto, se enfrentaba a dificultades en la rectificación de sus nuevos sentimientos con sus temores de la desaparición inminente del Duque, con la esperanza de encontrar una solución ella misma sin enfrentarse a él directamente.

Independientemente de su lavado de cerebro, Lukana se preocupaba mucho por su familia y amigos. A pesar de verlos cada vez menos a medida que iba creciendo, Lukana todavía apreciaba a Rajih y Lilien, a pesar de sus diversas diferencias en origen y carácter. Debido a su relación con Lilien, de actitud más masculina, Lukana estaba convencida de que las personas con personalidades opuestas podían convertirse en los más cercanos amigos. Sin embargo, su lavado de cerebro afectaba sus valores en ellos, entregándole el brazalete que apreciaba a Venomania como un medio para demostrar su determinación de abandonar su antigua vida para vivir exclusivamente con él.

Creyendo que era lo que Sateriasis deseaba, Lukana trabajaba activamente para mejorar las relaciones entre las otras concubinas. Sin embargo, ella era verdaderamente celosa de sus amantes más íntimas, aunque nunca las maltrataba por eso. A pesar de que era amistosa con el chicas del harén, la sastre no tenía miedo en usar amenazas para obligarlas a comportarse, pero simplemente observaba sus acciones. Con la muerte de Lolan Eve, Lukana se volvió más preocupada por la seguridad de las otras mujeres, ayudando a ampliar la brecha entre ella y Venomania. Aunque estaba horrorizada por lo que le hizo Sateriasis a ella, Lukana todavía se preocupaba por la hija que engendró con él.

Habilidades y Destrezas

"Ah, entonces, ¿Esta ropa es importada de la nación de la isla de Marlon?”
“No, esto se hizo cuando Lukana trató de imitar la ropa del estilo marloneano. A pesar de que el material es ligeramente peor que el que usted, Señor Duque, vestía...”
“Ya veo. Mi intuición era de hecho correcta... eres una sastre talentosa, Lukana.
"
―Sateriasis y el tío de Lukana[fuente]

Al ser una descendiente de una maga leviantana del Clan Pulpo Enredante, Lukana poseía un gran talento mágico, aunque carecía de algún tipo de formación para conjurar hechizos. Del mismo modo, su linaje le dio una elegancia innata que atraía a otros. Ella también heredó la capacidad del Sueño Profético del clan, permitiéndole recibir premoniciones de eventos futuros a través de sus sueños, aunque carecía de un sólido control sobre aquella capacidad. Después de cambiar cuerpos con Elluka Clockworker, perdió sus poderes únicos.

Trabajando en la sastrería de su familia, Lukana aprendió a ser una modista especializada y, eventualmente, comenzó a manejar la tienda. Hábil con la costura, la sastre era capaz de hacer diseños aparentemente aristocráticos con la tela más simple, por lo que su ropa era extremadamente popular. Ella también era conocedora de las tendencias de moda de varias naciones fuera de Asmodean. La sastre era una excelente cocinera y podía preparar una variedad de comidas deliciosas. También era un mediadora capaz, gestionando las relaciones entre las distintas mujeres en el harén cada vez mayor de Venomania.

Conexión con Personajes

Sateriasis Venomania: El secuestrador de Lukana. Lukana trabajaba en su mansión confeccionando atuendos para Venomania. Al tratar de huir de él, terminó bajo el hechizo de la Lujuria, enamorándose del Duque, y trató de mantener la paz entre las mujeres del harén por su bien. Su hechizo sobre ella empezó a desvanecerse en parte, sin embargo, cuando observaba que su actitud era insensible hacia la muerte de Lolan Eve, y ella huyó después de que fue asesinado por Karchess, estando horrorizada por la pérdida de su virginidad.

Lilien Turner: Una amiga de Lukana. Lukana valoraba altamente su amistad a pesar de las muchas diferencias entre ellas, llevándola a creer que la gente tan diferente como Gumina y Mikulia podrían llevarse bien en el harén de Venomania. Reuniéndose con Lilien, en parte, la ayudó a superar su lavado de cerebro a manos del Duque y, más tarde, viajó con ella y Rajih después de ser liberada.

Rajih: Un amigo de Lukana. Ella valoraba altamente su amistad y jugaba con él a menudo cuando eran niños, aunque no pudo estar con él todo el tiempo en la edad adulta. Después de ser liberada del harén de Venomania, se unió con Rajih y Lilien y viajaron por el mundo.

Mikulia Greeonio: Una compañera del harén de Venomania. Lukana actuó como una voz de la razón de su amo como en la mansión, consiguiendo que dejara de jugar con el cuerpo de Haru y trató de ayudarla para que se llevara bien con Gumina. Ella apreciaba la amistad de Mikulia, sintiendo leves celos cuando expresaba que era una de las "favoritas" del Duque.

Gumina Glassred: Una compañera del harén de Venomania. Lukana era algo celosa de que Gumina podía llamar a Sateriasis por el apodo de "Sati", pero ella no tenía ninguna mala voluntad hacia Gumina, deseando llevarse bien con ella por el bien del Duque.

Elluka Clockworker: Una bruja que Lukana conoció. Lukana se topó con Elluka después del Evento Venomania, cuando la mujer estaba horrorizada por perder su inocencia y Elluka intercambió cuerpos con ella. Más tarde, la hechicera cambia el cuerpo de Lukana con el de su descendiente, Kayo Sudou.

Trivia

Conceptualización y Origen

  • Su apellido se deriva del prefijo griego y romano octo, que significa ocho; esto es una referencia a la Vocaloid fanmade Tako Luka y a la representante Vocaloid de Lukana.
  • El nombre de Lukana está parcialmente inspirado en el nombre de su representante Vocaloid, Megurine Luka, compartiendo las primeras cuatro letras al principio del nombre.

Curiosidades

  • Kayo Sudou, una de sus descendientes y quien ocuparía después el cuerpo de Lukana, también era sastre.
  • La hija de Lukana es uno de los tres hijos de Venomania que llevaba el potencial de desarrollar el Síndrome Hereditario Cultivador del Mal y transmitirlo a las generaciones futuras.
  • Un Cuento de Hadas Freezis inspirado en el Duque Venomania se tituló "El Duque y las Cuatro Mujeres", probablemente haciendo una referencia a Lukana, Mikulia, Gumina y Maylis apareciendo junto a Sateriasis en diversos medios.

Galería

Apariciones

Referencias

  1. 1,0 1,1 La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 3
  2. 2,0 2,1 2,2 Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 1
  3. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 2

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.