FANDOM


Leonhart Avadonia
Leonhartavatar2.png
Información Técnica
Japonés レオンハルト゠アヴァドニア
Seudónimos Leon (por Chartette)
Caballero León Rojo
Debut El Sirviente del Mal
Vocaloid

LEON

Información Biográfica
Género Masculino
Clasificación Humano
Nacimiento 15 de Enero de EC 462
Muerte EC 500
Religión Levin (secta Levia)
Ocupación Miembro de los Tres Héroes
Comandante de la Guardia Real
Afiliación Imperio Beelzeniano (desertó)
Reino de Lucifenia
Tres Héroes
Familia Familia Avadonia
"La gente se muere de hambre. En tiempos como estos, el Comandante de la Guardia Real no debería tener este tipo lujos."
―Leonhart Avadonia[fuente]

Leonhart Avadonia, también conocido como el Caballero León Rojo, era el Comandante de la Guardia Real y uno de los Tres Héroes del Reino de Lucifenia. Ganando fama en las batallas durante el mandato del Rey Arth, él juró lealtad a la familia real. Él se convirtió en el padre adoptivo de Germaine y Allen, criándolos como suyos. Además, era un defensor del pueblo y la mayor oposición inflexible de la Princesa Riliane.

HistoriaEditar

Vida TempranaEditar

"Dijiste que yo era "justo" anteriormente. Pero eso es desde la perspectiva de las personas obstinadas de Lucifenia. Los ojos de los residentes y soldados enemigos me podrían haber visto como alguien "malo"."
―Leonhart a su hija adoptiva[fuente]

Nacido en el Imperio Beelzeniano el 15 de Enero de EC 462, Leonhart se especializó en el arte de la espada y se convirtió en un niño prodigio. En algún momento de los años EC 470, durante la guerra entre su país y el Reino de Lucifenia, el joven se enamoró de la bella Reina Anne de Lucifenia, incluso desertando Beelzenia para unirse a la nación enemiga. Como resultado, fue perseguido por los soldados de su país de origen y rápidamente los hirió; después de derrotar a su quinto enemigo, Leonhart le quitó el disfraz al soldado y se horrorizó al ver que en realidad era su hermano menor el que había matado.

Durante su viaje hacia Lucifenia, Leonhart atravesaba el Desierto de Babul hasta que vio que una persona cayó desde un acantilado cercano, sacando su espada como acto reflejo. Mientras apuntaba con su espada a una niña que parecía tener la misma edad que él y se le acercaba, el joven se tranquilizó al ver que la niña terminó inconsciente por la caída. Como resultado, Leonhart le curó todas sus heridas, la vendó y la dejó descansando allí para que se recuperara y él continuó su camino.

Después de llegar al País Amarillo y enlistarse en el ejército Lucifeniano, él se convirtió en un miembro de la Guardia Real, sirviendo al Rey Arth Lucifen d'Autriche a lo largo de sus batallas.[1] Él mantuvo su amor hacia la Reina Anne y deseaba con un amor prohibido.[2] Sin embargo, después de ver la lealtad de Anne hacia Arth, el soldado descartó cualquier idea de un romance con ella y decidió simplemente servir a su lado.[2] En algún momento, Leonhart comenzó a tomar clases de espada con el espachín famoso de Asmodean, Nahed.

En algún momento, Leonhart conoció al herrero local de la Familia Langley y lo visitaba regularmente para reparar sus armas y armaduras.[3] Mientras la guerra continuaba, el joven y leal caballero cometía numerosas atrocidades contra los enemigos de las conquistas de Arth, incluyendo asesinar civiles inocentes y ser especialmente brutal hacia sus ex-compañeros beelzenianos.

Alrededor de EC 477, conoció y se hizo amigo de Mariam Futapie. Alrededor de EC 480, ambos lucharon contra la funcionaria personal del Imperio Beelzeniano Elluka Clockworker y fueron derrotados rápidamente por ella, mandando a volar sus armas lejos por una tormenta de viento que la maga invocó. Durante una batalla en la guerra, él también se encontró con su guardaespaldas Gast Venom y lo combatió en un duelo. Observando su manejo de la espada, Leonhart aprendió que Gast siempre tomaba como objetivo el cuello para su golpe final. Después, él sacó provecho de la debilidad y derrotó al "Demonio de Asmodean", aunque le perdonó la vida. Una semana después de enfrentarse a Elluka, Leonhart se unió a Mariam y Arth en el Puente Sanosun y presenció a Elluka uniéndose a ellos también, los tres jurando un juramento al Rey Lucifeniano en el puente.

En EC 482, durante una campaña contra Beelzenia, Leonhart asesinó a numerosos civiles. Poco después, descubrió que una bebé reciéntemente huérfana había sido la única sobreviviente. Preparándose para matar a la niña, entonces se dio cuenta del emblema de la Familia Imperial Beelzeniana cosido en su ropa y, en su lugar, decidió llevarse a la niña como una rehén potencial. Durante los próximos cinco años que cuidó a la niña, rebautizándola como Germaine, la mantuvo junto con él durante sus campañas en una casa temporal. Un día, él y Germaine fueron rodeados por un grupo de espías; una de ellos, una anciana, le ordenó que devolviera la niña que tenía bajo su cuidado. Antes de que pudiera negociar con el grupo, Leonhart fue sorprendido por Germaine parándose delante de él para protegerlo. Conmovido, Leonhart deFengdió a su "hija" de los espías.

Después de ese día, Leonhart adoptó a Germaine, tratándola como su hija real como un castigo por sus crímenes. Con el paso de los años, Leonhart, Elluka y Mariam ayudaron a empujar al Rey Arth hacia la oFengsiva y poniendo en ventaja a Lucifenia durante la guerra. Alrededor de EC 490, los tres llegaron a ser conocidos como los Tres Héroes por sus acciones en la guerra. Casi al mismo tiempo, posó con sus compañeros y Arth para un retrato de Nikolay Tolle. Cuando le ofrecieron la condición de noble por sus grandes azañas, Leonhart se negó y continuó viviendo en la ciudad, fuera del palacio.

Twiright PrankEditar

"Ya le pedí a Mariam que ayudara con la investigación. Y... Tengo un pedido que hacerte."
―Reina Anne a Leonhart[fuente]

Después de la muerte del Rey Arth en EC 491, la guerra terminó y Leonhart continuó su servicio como el Capitán de la Guardia Real en el palacio real bajo la Reina Anne. En Diciembre de ese año, la disputa política causada por el Ministro Presi sobre el derecho de la sucesión se intensificaron mientras los rumores de que Anne y el Primer Ministro Genesia estaban haciendo algo inmoral, lo que enfureció a Leonhart. Durante el evento, algunos de sus soldados informaron que Presi se había estado reuniendo en secreto con una sospechosa mujer anciana.

Llamado a reunirse en privado con Anne en el Salón de los Sonidos, el salón se había despejado y el espadachín se arrodilló ante su Reina. Cuando ella le preguntó al guerrero si él era consciente de que Presi estaba abogando por Riliane como el sucesor documentado. Leonhart afirmó que probablemente estaba tratando de contrarrestar a su rival, Genesia, criticando cómo su esfuerzo era tonto y sólo conduciría a una confusión innecesaria. Cuando Anne comentó que el testamento que Presi presentó probablemente era una falsificación, Leonhart añadió que el rumor sobre ella y Genesia también estaba circulando.

La Reina intervino y le preguntó si pensaba que era verdad; él lo negó, maldiciendo mentalmente su sospecha momentánea, y se acordó de que Arth era su único amor, mientras que él simplemente servía cerca de ella. Aclarando su declaración, dijo que si las palabras de Presi eran mentiras, entonces él fallaría una vez que la verdad se revelara y que no tenía de qué preocuparse. Cuando la Reina expresó su sorpresa por su proceso de pensamiento simplista, Leonhart se disculpó pero ella observó que tanto ella como Mariam pensaban demasiado en ello y envidiaba la impulsividad de él.

Después de expresar su agradecimiento, Anne mencionó que Riliane de repente se había interesado en convertirse en el heredero y Leonhart señaló que tenía que haber sido Presi quien plantó esos pensamientos en su cabeza. Cuando ella describió que su hijo, Alexiel, nunca haría nada incluso si Riliane lo golpeaba, Leonhart dijo que no era extraño que los hermanos desde muy jóvenes lucharan, mensionando a su hija adoptiva, quien se metía constantemente en peleas con los chicos. Luego, Anne mencionó que Riliane se comportaba de una forma extraña y Leonhart preguntó a qué se refería, y ella le dijo que fuera a la cocina y que lo viera él mismo.

Después de que Anne explicó que Elluka sospechaba que Presi tramaba algo y Mariam fue enviada a investigar, ella le pidió al héroe de guerra que protegiera a su hijo. No mucho tiempo después de aceptar la petisión, Leonhart descubrió que había un intento de asesinato contra Alexiel y él lo detuvo a tiempo. Después de que la traición de Presi fue descubierta y fue derrotado rápidamente por Elluka y Mariam, Anne aceptó la solicitud de Alexiel de ser adoptado por Leonhart para evitar más problemas políticos.

Padre de DosEditar

"¡Nosotros, los tres, podemos vivir juntos, justo como antes!"
―Germaine, recordándole a Allen su infancia junto a Leonhart[fuente]
Leonhart, Allen y Germaine.jpg

Leonhart cuidando a Allen y Germaine

Con "Alexiel" muerto, Leonhart adoptó a su nuevo hijo "Allen" y se llevó al príncipe a su casa, presentándole a Germaine. Alrededor de ese tiempo, escuchó que Mariam también adoptó recientemente a una niña que había encontrado. Más tarde, se reunió con ella y Elluka en el palacio real y bromeó cómo él, un soltero, terminó con un niño.

Cuando Mariam le preguntó cómo planeaba cuidar dos hijos, Leonhart le dijo que ellos se las arreglaban. Luego, agregó que Allen, siendo un niño, sería más fácil de manejar que la marimacha de Germaine y rió de nuevo. Después, el caballero comentó que ella también había adoptado repentinamente una niña y Mariam explicó cómo encontró a Ney y se negó a abandonar a la chica amnésica.

Unos días más tarde, cuando Chartette Langley había desaparecido, él, al igual que los otros adultos, renunciaron en su búsqueda y asumieron que estaba muerta. Una vez que descubrió que Allen y Germaine habían entrado en el Bosque de la Confusión y luchado con bandidos para rescatarla, se puso furioso, golpeando Allen mientras estaba borracho y regañándolo por sus acciones peligrosas.

A medida que pasaba el tiempo, Leonhart comenzó a llevar a su hijo adoptivo al palacio real para practicar la esgrima, formándolo en el arte de la esgrima, al igual que montar a caballo. Cuando Germaine expresó su interés por aprender esgrima también, Leonhart se negó a darle instrucciones. En algún momento, mientras bebía con Germaine, amablemente relató su pelea con Gast Venom, describiendo la dificultad de la batalla y la tendencia de Gast de apuntar hacia el cuello.

Reuniendo a los Gemelos QuebradosEditar

"¿Qué? ¿Todavía trataremos de reunirlos?"
"Yo tenía la intención de traerlo pronto como sirviente en el palacio. Ella no lo recordará, pero tener a los hermanos juntos no sería una mala influencia. Allen también estuvo de acuerdo con eso.
"
―Elluka y Leonhart[fuente]
Mariam, Elluka y Leonhart (Manga) 1.png

Leonhart charlando con sus compañeras

Después de la muerte de la Reina Anne en Enero de EC 499, Leonhart notó que la Princesa Riliane se negó a tener cualquiera de los guardias reales cerca de ella. Entonces, el caballero decidió que Allen se alistara como sirviente del palacio, permitiéndole reunirse con Riliane al mismo tiempo que protegía a su hermana gemela. Después de que el Capitán de la Guardia Real compartió su plan con Allen, el niño estuvo de acuerdo con la idea.

Más tarde, asistió a una asamblea de ministros y la Princesa Riliane en el Salón de los Sonidos, escuchando a Riliane proclamar su derecho de nacimiento a gobernar la nación en lugar de su madre. Después de la reunión, él se reunió con Elluka y Mariam y expresó sus críticas de la joven e inexperienciada Princesa para el gobierno del Reino, a pesar de reconocer que era la única candidata apropiada para el trono. Luego, Elluka sugirió que Allen asumiera el trono y Leonhart señaló que el regreso del Príncipe Alexiel sólo repetiría el incidente de hace siete años antes.

Luego, él añadió que Riliane no tenía ningún recuerdo de él de todos modos y que sería mejor no confundirla más de lo que ya estaba por la muerte de Anne. Una vez que la maga señaló que su reunión podía provocar que su memoria volviera, el caballero sorprendido le preguntó si era grave y Elluka rápidamente dijo que sólo era una broma. Cuando la maga preguntó si todavía planeaba reunirlos, Leonhart le comentó su plan original, señalando que si los dos estaban juntos seguiría siendo una influencia positiva y Allen aceptó cooperar.

Mariam, Elluka y Leonhart (Manga) 2.png

Elluka recordándoles el por qué fueron nominados como los "Tres Héroes"

Entonces, la maga sugirió que siguiera con su plan original y dejó que el gobernante decidiera entre ellos y Leonhart criticó la irresponsabilidad de tal acción. Elluka les recordó que los Tres Héroes no fueron valorados por su habilidad política, sino por sus hazañas en la guerra.

Después de un silencio incómodo, Mariam habló y convenció a Elluka de que era mejor que tuvieran a Riliane como gobernante que ninguno en absoluto. Luego, le pidió a Leonhart si podía traer a Allen como un "sirviente" pronto y el Capitán de la Guardia Real afirmó que podía. Entonces, él dijo que estaría agradecido si pudiera arreglar que el niño pueda convertirse en el asistente de la Princesa. Mariam acató la petisión, sugiriendo que compartan su decisión con el Primer Ministro Minis y Leonhart indicó que él se lo dejaría a ella.

Elluka y Leonhart (Manga).png

Elluka pateando a Leonhart

Cuando Mariam dijo que se iría, confiada de que Chartette ya había roto algo, Leonhart señaló que sonaba grave y Mariam calificó que era una niña de buen carácter, a pesar de su torpeza. Después de que la asesina comparó su cuidado sobre Chartette como tener otra hija como Ney y se fue, Leonhart observaba la reacción tibia de Elluka.

Una vez que la maga declaró que debía retirarse también, diciendo que ella no pudo dormir mucho la noche anterior, Leonhart aceptó, burlándose de ella por tener sus ojos un poco hinchados; después de presenciar la reacción de la maga horrorizada, Leonhart le dijo que era una "broma".

El caballero expresó su alivio ante su reacción, señalando que la maga rara vez mostraba cómo se sentía realmente ella. Elluka respondió que ella había vivido más que nadie en el país o el país mismo, sugiriendo que no importaba si morían incluso uno o dos. Después, Leonhart comentó que era natural llorar por un ser querido, preguntando abiertamente si su larga vida hizo que perdiera su derecho a llorar. En ese instante, la maga le dio una patada en la espinilla, llamándolo idiota.

Después de volver a casa, Leonhart anunció sus planes para llevar a Allen al palacio el día siguiente. Esa noche, Germaine discutió con el caballero sobre su decisión hasta el amanecer del día siguiente. Esa mañana, él y su amado hijo se fueron al palacio. Al caminar por los pasillos, la Princesa Riliane se les acercó y preguntó quién era el chico y Leonhart explicó que era un nuevo sirviente.

Leonhart, Riliane y Allen (Manga).png

Leonhart presentando a Allen ante Riliane

Después de presentar a Allen ante ella, Leonhart detuvo a la Princesa emocionada por llevarse inmediatamente Al niño. Arrodillándose ante ella, el Capitán de la Guardia Real le insistió que Mariam debía vestirlo con la ropa adecuada antes de acompañarla. Riliane accedió y le ordenó asegurarse de que él llevara al niño junto a la Jefe de los Sirvientes y, luego, devolvérselo a ella de inmediato; Leonhart aceptó felizmente.

Después de que la Princesa se fue, el guerrero le dijo a su hijo que ella era su hermana, diciendo que se reunieron de nuevo después de siete años. Se sorprendió al escuchar la felicidad de Allen por ver su sonrisa. Más tarde, le pidió a Ney que encontrara a su madre para inspeccionar al niño. Ney cumplió y, poco después, trajo a la Jefe de los Sirvientes para examinar al antiguo Príncipe. Después de que Allen se había incorporado como un sirviente más, Leonhart le dio instrucciones para mantener su relación en secreto como padre e hijo para Riliane. Cuando el niño preguntó sobre Mariam, el caballero simplemente respondió que había todo tipo de mujeres en el país. Mientras Allen seguía tratando de presionarlo para una mejor explicación, Leonhart se negó a responder y, finalmente, el chico, en voz baja, dio marcha atrás.

Reinado del MalEditar

"Incluso si ella todavía es joven para participar en la política, debe pensar más en su gente."
―Leonhart critican a Riliane[fuente]

A medida que avanzaba el año, Leonhart se opuso de forma continua con el egoísmo y la indiferencia de Riliane hacia la población, a menudo discutiendo con ella en el palacio sobre su conducta y su extravagancia. Utilizando su estatus como uno de los Tres Héroes, el frustrado Capitán de la Guardia Real se mantuvo obstinado mientras Riliane ejecutaba cada vez a más personas por delitos menores. En algún momento, conoció al Rey Kyle Marlon y los dos colaboraron entre sí en secreto. En respuesta a los pobres rendimientos de las cosechas y la hambruna en todo el reino de ese año, Leonhart ordenó que él y su hija se abstuvieran de beber alcohol hasta que el sufrimiento del pueblo haya terminado.

Riliane y Leonhart (Manga).png

Leonhart discutiendo con Riliane sobre el pueblo

En Noviembre, él se reunió con Riliane y Minis en el Salón de los Sonidos. El Capitán de la Guardia Real argumentó que podían distribuir las reservas de alimentos del palacio a la gente para compensar la hambruna. Riliane, con frialdad, se negó, pero Leonhart insistió que las personas no tendrían ningún alimento de otro modo. La Princesa argumentó que no le molestada a pesar de todo. Tomando nota de que habían otras cosas que uno podía comer, Riliane proporcionó una solución: Que coman bocadillos ya que no podían comer pan.

Impresionado, el caballero comenzó a expresar su indignación cuando intervino Minis. Mientras el Primer Ministro explicaba que todo el mundo estaba demasiado ocupado preparándose para la fiesta de cumpleaños décimocuarto de Riliane y por el aniversario de un año como soberana como para ayudar con la hambruna, los puños de Leonhart temblaban a medida que su ira crecía cada vez más hasta ser visible. Cuando la Princesa aterrada estuvo a punto de enviarlo fuera del salón, Leonhart cortésmente se inclinó y dijo que volvería otro día. Rogándole que tuviera en cuenta lo que dijo, el caballero salió del salón. Durante el mes siguiente, él no logró convencer a Riliane de ayudar a alimentar a su gente. El 26 de Diciembre, fue testigo de ver a Germaine golpear a un delincuente y maldecirlo, avergonzándose por su acto.

Tiempos ProblemáticosEditar

"La Princesa no entiende el valor de las cosas. No se da cuenta de que las comidas sobre las mesas de las personas en cada día son mucho peores que el alimento dado a su querido caballo. Esa chica protegida ni siquiera puede mirar más allá de ella misma."
―Leonhart diciendo su insatisfacción[fuente]
Allen y Leonhart (Manga).png

Allen y Leonhart conversando sobre su formalidad de llamarlo "Leonhart-san"

Al día siguiente, Leonhart hizo sus rondas para aumentar la seguridad de la fiesta de cumpleaños de la Princesa de esa noche. Pasando por los establos alrededor de las 3:00 p.m., Leonhart se dio cuenta que Josephine, la yegua de la Princesa, había desaparecido y se preguntó si Riliane había ido a pasear. Al ver a Allen y Chartette limpiando el Jardín Celestial, se acercó a ellos y les preguntó si estaban trabajando duro.

Alborotando el cabello de su hijo, Leonhart observó que parecía tener problemas para ser un sirviente y Allen cortésmente respondió que el trabajo del Capitán de la Guardia Real era más difícil. Decepcionado, le recordó a Allen que podía llamarlo "papá", como cuando vivían juntos. El sirviente respondió que él nunca lo llamaba así, haciendo confundir a Leonhart mientras se rascaba la cabeza.

Una vez de que le preguntó al niño cómo le estaba llendo después de un año de servidumbre, el chico obvió el tema y preguntó por Germaine. Leonhart contó su pelea del día anterior, con un suspiro, y expresó su duda si alguien se casaría con ella. Entonces, Chartette interrumpió, preguntándole si él vino a robar vino del almacén. El caballero inmediatamente negó la acusación, revelando su reciente decisión de abstenerse. A continuación, explicó su razonamiento al par de sirvientes sorprendidos, citando que el Capitán de la Guardia Real no debería tener esos lujos, mientras que las personas morían de hambre.

Cuando Allen preguntó si la causa era por la falta de ánimo reciente de Riliane, Leonhart se encogió de hombros y explicó que Riliane se negó a utilizar las reservas del palacio para alimentar a las personas. Chartette le animó a persuadir a la Princesa, pero él respondió cómo ha respondido ella a sus peticiones. Cuando Chartette señaló el amor de Riliane por los aperitivos, Leonhart señaló que problema era su sentido infantil y distorsionado de la realidad, mientras que las personas que comían comidas peores que el alimento de su caballo favorito. Recordando que cumpliría catorce años, el caballero comenta que ella debía pensar en su gente debido a su juventud.

A continuación, Allen tomó la palabra y señaló que sería malo si sólo fuese Riliane y que sus asistentes personales debían manejar los asuntos del Estado y que un vasallo debía apoyarla en su inexperiencia. Un poco enojado, Leonhart dijo en broma que él quería decir que los problemas del país no eran problema de la Princesa, pero que el nepotista Minis y el borracho de él mismo no estaban haciendo lo suficiente. Mientras Allen trataba de insistir que sabía lo difícil que el caballero estaba trabajando para ayudar con la situación actual, Leonhart le dijo que era suficiente, expresando su frustración de que el niño asumiera que Riliane estaba bien y que todavía era un niño ignorante de los problemas del mundo.

Chartette, Allen y Leonhart (manga) 1.png

Leonhart, Allen y Chartette escuchan los gritos de Ney

Al darse cuenta de la atmósfera incómoda entre ellos tres, Leonhart se aclaró la garganta y preguntó si Riliane se había ido, señalando que Josephine no se encontraba, y Allen preguntó si ella fue robada; indicando que era imposible debido a su seguridad, el caballero se volvió pálido mientras Allen sugirió que podrían haber estado demasiado concentrados en la defensa de los intrusos en lugar de los fugitivos.

Mientras la verdad venía a él, todos escucharon un grito y los tres corrieron hacia el interior para encontrar a Ney parada entre dos espejos, diciéndoles que Riliane había escapado del palacio. Dirigidos a la habitación de Riliane, Ney explicó que ella estaba tratando de encontrar a la Princesa desaparecida y les mostró el pasadizo secreto abierto en la parte trasera de la chimenea.

Buscando a la PrincesaEditar

"¡Princesa Riliane!"
"¿Qué? ¿Vas a gritarme palabras duras a mí, incluso en un día como este?"
"¡Usted se escapó del castillo! ¿Qué estaba planeando hacer si ocurría lo peor?"
"¡Prevenir eso sería el trabajo de la guardia real! Escuché regaños. Si usted se disculpa por su error, podemos regocijarnos por mi seguridad. ¿Por qué ignorarlo?
"
―Leonhart y Riliane[fuente]
Leonhart y Allen (Manga).png

Leonhart junto con Allen buscando a Riliane en el bosque

Entonces, Leonhart ordenó de inmediato a todos los presentes que buscaran la mayor cantidad de manos disponibles, organizando un grupo de búsqueda para encontrar a la Princesa perdida. Volviendo a los establos, el caballero encontró huellas de Josephine en el piso y las siguió hasta el Bosque de la Confusión. A continuación, Leonhart se unió al grupo de búsqueda para explorar el bosque, caminando al lado de Allen.

Después de escuchar al Vicecapitán de la Guardia escuchar que el guardia de la puerta le permitió salir a Riliane sin escolta, Leonhart le dijo a Allen que lo acompañara, y señaló que ella se fue sin duda al "Bosque de la Confusión". Más tarde, Leonhart le dijo a Allen que no se alejara demasiado lejos o se perdiera. El sirviente contestó que estaría bien ya que había estado allí antes, y el Capitán de la Guardia Real admitió que tenía razón.

Más tarde, durante la búsqueda, el sirviente le preguntó si estaba seguro que Riliane pasó por el bosque. Leonhart confirmó que era donde llevaron las huellas, señalando que ella no tenía la energía para desmontar de su caballo para recorrer el camino. Entonces, Leonhart vio que Ney corrió hacia ellos para comprobar su progreso, disculpándose por no ser más cuidadosa con Riliane cuando escuchó que no la habían encontrado todavía.

Después de que su hijo adoptivo le dijo a Ney que no era su culpa, Leonhart estuvo de acuerdo, señalando que nadie en el palacio había sabido sobre el pasadizo secreto. Poco después, Allen llamó al caballero y le dijo que él seguiría adelante. Una vez que el chico confirmó que tenía una idea en dónde estaba escondida Riliane, Leonhart le dijo de nuevo que no se perdiera y lo vio irse antes de continuar la búsqueda.

Riliane y Leonhart (Manga) 1.png

Leonhart sermoneando a Riliane por su irresponsabilidad

Esa noche, Leonhart vio que una señal de bengala fue lanzada en la ciudad portuaria cercana y viajó allí con el resto del grupo de búsqueda. Mientras marchaba por las calles de la ciudad, vio a Allen y Riliane hablar y furiosamente le gritó a ella. Una vez que el equipo de búsqueda los alcanzó a los dos, el Capitán de la Guardia Real empujó a un lado a Allen para enfrentarse a la Princesa directamente.

Cuando la monarca preguntó si realmente iba a sermonearla en su cumpleaños, Leonhart comenzó a regañarla por abandonar el castillo, preguntándole que hubiera hecho si ocurría lo peor. Riliane fríamente respondió que era el trabajo de los guardias reales de evitar eso. Asombrado, permaneció en silencio mientras Riliane declaró que podían regocijarse en su seguridad una vez que se disculpara por su "error" de regañarla, alegremente preguntando por qué él tuvo que descuidarse.

Furioso, Leonhart miró a la Princesa sonriendo diabólicamente para delante de él. Una vez que Riliane les recordó a todos quién era y les ordenó arrodillarse ante ella, Leonhart obedeció. Ya que apenas contuvo su ira, el guardia real declaró lo que era importante y era que ella se encontraba a salvo. Entonces, el caballero acompañó a la Princesa de vuelta al palacio junto con la guardia real.

El Décimocuarto CumpleañosEditar

"Mientras la nación entera se muere de hambre."
―Reacción de Leonhart ante la torta de cumpleaños de Riliane[fuente]

Durante la celebración de esa noche, el guerrero cansado vigilaba una de las entradas de escalera del Salón de los Espejos, con los ojos cambiando constantemente alrededor del salón de baile mientras observaba la celebración. Después de ver la gran torta de cumpleaños de Riliane presentada ante la multitud, su quijada cayó.

Leonhart (furioso) y Allen.png

Leonhart sale furioso del Salón de los Espejos

Al escuchar a Minis enlistar numerosos ingredientes dulces de la torta, Leonhart comentó que la nación entera se moría de hambre mientras tanto. Luego, el guerrero furioso apretó los dientes y salió del salón hacia la escalera. Cuando Allen trató de detenerlo inmediatamente después, recordándole su guardia, Leonhart gritó que haría sus rondas afuera.

Entonces, el guerrero expresó su disgusto con la forma en que la niña estaba transformando el país cuando vio que ella se parecía a una bruja; diciendo que ella era sin duda "La Hija del Mal", Leonhart bajó las escaleras. En algún momento después, se fue, se fue a su casa y anunció su regreso a Germaine, preguntándole si había comido, respondiéndole que lo hizo. Torpemente observándola llorando ante él por el alcohol, reforzó sus votos que acordaron anteriormente.

Víspera de la ReflexiónEditar

"Mientras el viejo sólo termina entrometiéndose y el país queda estancado. Por otro lado, podría ser mejor dejar que las generaciones más jóvenes como tú y Allen se hicieran cargo. Entonces, las viejas generaciones como la mía pasarían afuera de los reflectores en silencio para expiar los pecados que hemos cometido, tal vez eso sea lo mejor."
―Leonhart[fuente]

Unos días más tarde, se dio cuenta de que había olvidado el cumpleaños de Allen y salió a comprar un espejo lujoso similar al que tenía Riliane y lo mantuvo en su casa. A medida que avanzaba el año nuevo, Leonhart vio los cadáveres empezando a acumularse alrededor de la ciudad donde ocurrían la hambruna, el robo o el asesinato. Negándose a soportar por más tiempo, el Capitán de la Guardia Real comenzó a meterse sin ser visto en los almacenes del palacio en la noche y contrabandaba algo de comida, entregándoselo a la gente hambrienta.

Más tarde, fue convocado por Riliane y, seguro de que era debido a su contrabando, cayó depremido. Mientras comía la cena con Germaine, él suspiró y lamentó cuando ella le preguntó cuál era el problema. Después de que él reveló la llamada de Riliane, confirmó que era probablemente por robar los alimentos y era posible que tuviera que pagar el precio, confiándole a ella con lo que pasaría después de que él debía morir. Mientras Germaine insistió en que iba a encontrar una manera de salir de eso, Leonhart escuchó su reclamo de que él no hizo nada malo y que ella sabía que era digno.

Divertido por su particular redacción, escuchó reír a su hija y sonrió brevemente antes de murmurar "expiación" para él mismo. Cuando Germaine se burló de que él confesaría pronto todos sus pecados, Leonhart no le dio importancia antes de pedir lo que pensaba de él. Ella dijo que era grande, estricto consigo mismo y los demás, pero muy amable, el caballero admitió que estaba contento antes de sugerir que él sólo era un ser humano. Cuando vio su confusión, Leonhart explicó que él no era puro, señalando que él mató a muchos durante la guerra. Germaine señaló que lo hizo por el país, diciendo que era justo y nada de lo que se avergonzara.

Después de decir que él luchaba por el país y su Rey y Reina, Leonhart admitió que ahora se preguntó si su papel terminaría pronto ya que ellos se había ido. Mientras Germaine argumentó que él no tenía edad para retirarse y nadie más detendría a la Princesa arrogante, Leonhart preguntó en voz alta si debido a su edad debía dejar el frente de la batalla y expiar sus pecados, dejando el futuro de las generaciones más jóvenes a ella y Allen. Germaine bromeó si era tan devoto que tenía previsto unirse al monasterio y el caballero sorprendido insistió en que no era su único camino para la expiación.

Germaine le preguntó cuáles eran sus "pecados", a lo que Leonhart señaló que ella y los Lucifenianos asumirirán que lo hizo él podría "sólo"ser considerado "mal" por aquellos a quienes se enfrentó en el campo de batalla. Cuando su hija le preguntó de qué mal hablaba, incluso en ese entonces, el caballero abatido admitió que no sabía antes de disculparse por la extraña conversación, su hija no le molestó como la mala comida. Luego, Leonhart la regañó diciendo que sería agradable que comieran antes de que él se fuera hasta muy tarde la noche siguiente. Germaine accedió, advirtiéndole que no dejara nada, y continuaron comiendo en silencio.

Entonces, el caballero se dio cuenta que Germaine llevaba puesto su vestido de cumpleaños y le preguntó si lo estaba cuidando, teniendo en cuenta que una mujer debía verse bonita y que ella debía cuidar su regalo. Recordando el regalo de cumpleaños de Allen, corrió a la despensa y guardó el regalo en su mejor bolso antes de volver con ella. Cuando ella le preguntó cuál era el problema, él confirmó que había olvidado algo y lo traería al palacio real y se lo entregaría a Allen cuando tuviera la oportunidad.

AsesinatoEditar

Al día siguiente, Leonhart se fue al palacio y respondió las llamadas de Riliane esa noche. Entrando en su cuarto, la Princesa le dio la bienvenida al Capitán y él comentó la impropiedad de ellos solos a tal hora. Riliane se burlaba de él, señalando que entendía que él prefería a las mujeres bien dotadas como su madre. La conversación continuó mientras discutían sobre la Reina Anne antes de que la Princesa le dijera que creía que era el momento de que empezaran a tener en cuenta el bienestar de las personas. Aturdido, Leonhart escuchaba mientras Riliane dilucidaba lo agradecida que estaba por su robo de comida del almacén del palacio, permitiéndole distribuir libremente la comida con su permiso primero a partir de entonces.

Después de un breve silencio, Leonhart agradeció a la Princesa y Riliane le ofreció una copa para celebrarlo. Agradecido, aceptó el licor y escuchó a Riliane explicar que era Tumba de Sangre, el vino de alta calidad amado por la legendaria Vanika Conchita. Leonhart preguntó si la Princesa le gustaría una copa, pero ella se negó a probarlo, sin entender la fascinación. El caballero le dijo que era joven y algún día entendería su excelencia, celebrando con ella hasta altas horas de la noche.

Alrededor de las tres de la mañana siguiente, el guerrero borracho y feliz serpenteaba a través del jardín vacío hasta que fue detenido por Allen, quien señaló su borrachera. En respuesta, él apenas articuló una disculpa, preparándose para darle al sirviente su regalo cuando el muchacho sacó una espada delante de él y le dijo que tenía que morir. Confundido, Leonhart sacó su espada y le pidió que le dijera quién dio la orden y, cuando Allen se negó a decirlo, se dio cuenta de que todo era una trampa de Riliane. Peleando con él, Leonhart arrinconó a Allen cuando de repente se sintió débil, arrodillándose en el piso mientras Allen explicaba que el vino fue drogado con anestesia crónica.

Demasiado débil para pararse él mismo, el guerrero se derrumbó mientras su regalo rodaba fuera de sus brazos. El haber olvidado su cumpleaños, Leonhart explicó el regalo y dijo que tenía que prestar atención a su aparición como un sirviente de palacio. Allen le preguntó por qué Leonhart quería matar a Riliane y, en respuesta a la confusión del guerrero, lo apuñaló con la espada. Retorciéndose de dolor, pensó cómo su hijo adoptivo ni una sola vez lo llamó "papá" y luego le preguntó por qué Allen tuvo que matarlo. Diciendo al niño que había cedido ante "La Hija del Mal", el moribundo Leonhart le dio a Allen su último consejo: que tuviera cuidado y no llorara. Sucumbiendo a sus heridas, el valiente guerrero muerto.

Vida Después de la MuerteEditar

Después de su muerte, Leonhart fue enviado al Jardín Celestial y permaneció allí con su familia y amigos. En EC 998, él y las otras almas fueron arrastradas al Tercer Período, mientras el mundo terrenal se fusionaba con el Jardín Infernal. Después, él volvió a sus deberes como el Capitán de la Guardia Real en el palacio y asistió a la cena de la Princesa Riliane en el Salón de los Espejos, supervisando su seguridad.

Durante las festividades, Leonhart observó cómo traían la torta gigante de Riliane antes de que la Princesa saltara desde dentro del postre y ordenó a todos los presentes a arrodillarse ante ella. Luego, él observó a Germaine sermonearla y comenzar a arrastrarla fuera del Salón de los Espejos. Cuando la Princesa escapó de su hija adoptiva fuera del salón, el caballero vio a Allen tratando de perseguirla. En ese momento, Germaine trató de correr detrás de Allen, pero Leonhart la agarró del hombro y la detuvo a pesar de sus protestas, permitiéndole a su hijo adoptivo irse tras su hermana gemela.

LegadoEditar

"Ah, ahora entiendo, Germaine. Planeaste la revolución por esta única razón. Jajaja, es tan irónico. En nombre del orden y la justicia, vos erguiste la bandera de la paz. Yo tenía razón."
―Allen a Germaine[fuente]

Tras su asesinato, el cadáver de Leonhart se descubrió en la orilla del río a la mañana siguiente y un funeral privado se llevó a cabo por él poco después. En el funeral asistieron sus subordinados y compañeros, incluidos Elluka y Mariam. Aunque el Palacio Lucifeniano ofreció realizar un acto público, Germaine se negó. Jurando venganza sobre su tumba, su hija adoptiva más tarde fundó la Resistencia de Lucifenia y provocó la Revolución de Lucifenia, trayendo castigo a los asesinos de su padre.

Aunque la verdad detrás de su asesinato nunca fue descubierto, la población en general supone que la Princesa Riliane participó en el asesinato y los motivos de venganza de Germaine por la revolución comenzaron a rumorarse entre el público. Cuando Riliane Mouchet enfrentó a Germaine durante su depresión resultante, la ex-comandante Lucifeniana afirmó que ella debía seguir el ejemplo de su padre y honrar su memoria.

En la historia, Leonhart se convirtió en una persona famosa en la leyenda como uno de los Tres Héroes que sirvieron al Rey Arth I durante las conquistas de Lucifenia. Más de un siglo después de su muerte, Elluka le contó historias de muchas de las aventuras de Leonhart al Alguacil Ein Anchor. Después de la muerte de Shaw Freezis, Elluka también recordó perder a Leonhart y Mariam, mientras se sentía triste por su muerte, lamentando ni siquiera estar allí para ver cómo morían o al menos tratar de salvarlos.

Personalidad y RasgosEditar

"Mi padre decía que Leonhart Avadonia era un hombre sencillo y directo, y esa era exactamente la razón por la que él era fuerte."
―Riliane Mouchet[fuente]
Riliane, Leonhart y Allen (Manga).png

Leonhart demostrando su lealtad a Riliane, a pesar de la maldad de su reinado

Leonhart era un hombre franco, cuidadoso, de buen corazón y dedicado a su familia y amigos. También lo hacía inflexible en sus creencias y tenaz, tanto incorruptible y poco dispuesto a tomar el consejo de otros. Como ciudadano del Reino de Lucifenia, Leonhart era un patriota de su país, sirviendo en el ejército Lucifeniano desde su adolescencia y servir lealmente al Rey Arth durante la guerra contra Asmodean y Beelzenia.

Su dedicación a su reino y sus ciudadanos condujo a una preocupación por su bienestar y lealtad a toda prueba para el mantenimiento de la nación que Arth y Anne construyeron a lo largo de décadas. Sin embargo, durante sus años más jóvenes, la lealtad excesiva del caballero al servicio de las conquistas de Arth lo hizo cometer numerosas brutalidades contra inocentes durante la guerra. Después de encontrarse con Germaine, Leonhart reconoció lo atroz de su propia conducta, a pesar de continuar sirviendo a la familia real incondicionalmente a partir de entonces.

Como el Capitán de la Guardia Real, él tomaba su responsabilidad de la familia real muy en serio y creía que era su deber sufrir como las personas sufrieron. A pesar de esto, él estaba dispuesto a comprometer su lealtad a la realeza, en caso de que creía que la causa era justa, y se oponía a la política o la ideología de su monarca si creía que omitían los mejores intereses públicos. Aún así, él actuaba honorable, respondiendo a la llamada de la Princesa Riliane a pesar de que estaba seguro de que ella planeaba matarlo. Debido a su lealtad y sentido del deber, Leonhart deseaba proteger a todo el mundo de cualquier daño a aquellos que le importaba, aunque en última instancia eso condujo a su muerte.

Un guerrero feroz y valiente, las acciones de Leonhart en el campo de batalla le valieron la admiración y el respeto del Reino. Prefiriendo un enfoque directo, el guerrero era impulsivo por naturaleza y rara vez pensaba demasiado duro en un sujeto. Cuando se enfrentaba a situaciones complejas, por lo general proporcionaba soluciones sencillas y era notablemente alegre y no se preocupaba por la mayoría de las dificultades que enfrentaría. De esta manera, llevaba a adelante su pensamiento conectado con su sentido del honor, respetando los enfrentamientos iniciales en lugar de tácticas sucias. A pesar de ser conocido como un guerrero heróico durante la guerra, Leonhart era misericordioso en la batalla y salvaba la vida de rivales fuertes.

Tres Héroes (Manga).png

Leonhart con sus compañeras, Elluka y Mariam

Teniendo un espíritu caballeresco, Leonhart nunca lastimaba mujeres, incluso cuando estaba borracho, y nunca planeó traicionar a derrocar la monarquía a pesar de la tiranía de Riliane. Aunque era admirable, Leonhart era un borracho desesperado y perdía los estribos en cualquier momento y atacaba a otros. También sentía un poco de agitación interna, a veces llorando cuando estaba borracho, al igual que sentirse sentimental y demasiado emocional. En raras ocasiones, el guerrero podía deprimirse, especialmente por temor a una muerte temprana.

A pesar de que nunca se había casado, Leonhart adoptó de buen grado tanto a Germaine como a Allen y le encantó la idea de ser su padre. Como parte de la misma familia, el guerrero animó a sus hijos a referirse a él con afecto y estaba decepcionado de que Allen nunca lo hiciera. Debido a la actitud marimacha de Germaine, Leonhart se preocupaba de que ella nunca se casara y, a veces, trataba de que tuviera una apariencia y un comportamiento interno más femenino. A pesar de esto, a él no le importaba compartir su hábito de beber con ella, aunque se negaba a entrenarla en el arte de la esgrima.

Del mismo modo, él reconoció que había todo tipo de mujeres en el mundo y compartía una estrecha relación con sus compañeros, Elluka y Mariam. En su juventud, el héroe desarrolló un sentimiento de amor por la Reina Anne y aspiraba a compartir un romance con ella. Sin embargo, después de darse cuenta que Anne sólo amaba a Arth, Leonhart renunció a su fantasía y encontró felicidad con sólo sirviendo cerca de ella, a pesar de que le tomó años antes de finalmente aceptar la verdad de todo corazón. Sin embargo, debido a su simplicidad, el guerrero era insensible con los profundos e incalculables sentimientos de otras personas; en las mismas circunstancias, también podía ser muy perceptivo debido a su brusquedad, sobretodo con la ira de Elluka.

Habilidades y DestrezasEditar

"El padre de Germaine era el Sr. Leonhart de los Tres Héroes, ¿No es correcto?"
"Si. Leonhart Avadonia. Él era el espadachín más fuerte de Lucifenia.
"
―Yukina Freezis y Riliane Mouchet[fuente]

Siendo un famoso espadachín de su época y uno de los guerreros más fuertes en el Reino de Lucifenia, Leonhart utilizaba un estilo tradicional de esgrima Lucifeniano. Formado por un espadachín legendario de Asmodean, la fuerza y la ​​velocidad de Leonhart aumentaron sus capacidades y mejoraron con la edad y la experiencia. Su movimiento favorito, el "Estilo de Toro", constaba de elevar momentáneamente su espada tan alta como la cabeza antes de golpear a su oponente con gran fuerza. Debido a su sencilla forma de pensar, Leonhart rara vez vacilaba en la batalla y abrumaba a sus adversarios con la fuerza bruta, a pesar de que también estaba dispuesto a emplear burlas durante las peleas para ponerlos nerviosos.

Incluso cuando estaba borracho, el espadachín seguía siendo mortal en la batalla y actuaba, aparentemente, irreprochable mientras luchaba; también era capaz de resistir los anestésicos potentes durante largos períodos de tiempo a través de su fuerza de voluntad, incluso mientras estaba ebrio, y no sufría efectos secundarios aparentes en la batalla. Sin embargo, la mayor capacidad de Leonhart eran sus habilidades visuales. En combate, era capaz de ver, aprender y adaptarse al estilo de lucha de un oponente, ganando su ventaja frente a sus rivales, permitiéndole desafiar al igualmente legendario Gast Venom en la esgrima.

Debido a sus años de experiencia en combate, el guerrero era capaz de cambiar rápidamente sus ataques, mientras se preparaba para pegar y podría predecir con precisión los movimientos de sus oponentes. A pesar de esto, su habilidad se extendía más allá del campo de batalla. Cuando la Princesa Riliane había escapado del palacio, fue el primero en darse cuenta que Josephine había desaparecido y, más tarde, descubrió sus huellas en el piso para seguir su rastro. También fue un maestro capaz, perfeccionando las habilidades de Allen y haciendo de él un excelente espadachín. Mientras bebía, Leonhart a veces cantaba junto con Germaine.

Conexión con PersonajesEditar

Anne Lucifen d'Autriche: La ex-empleadora de Leonhart. Leonhart tenía una estrecha amistad con Anne antes de su muerte y la Reina confiaba en él para criar a su hijo y pedir su ayuda en las discusiones políticas o de guerra. En su juventud, Leonhart se enamoró de Anne, encontrándola muy atractiva; reconociendo sus sentimientos por Arth, aprendió a través de muchos años a estar satisfecho con simplemente servir a la Reina lo mejor que podía.

Elluka Clockworker: Una compañera de los Tres Héroes. Leonhart y Elluka tenían una profunda amistad cultivada a lo largo de la Guerra Expansionista de Lucifenia que continuaría hasta su muerte. Los dos disfrutaban pasar tiempo juntos y buscaban el consuelo del otro en situaciones difíciles, aunque a veces Leonhart actuaba excesivamente franco en contraste con su carácter evasivo.

Mariam Futapie: Una compañero de los Tres Héroes. Leonhart y Mariam tenían una profunda amistad cultivada a lo largo de la Guerra Expansionista de Lucifenia que continuaría hasta su muerte. Encontrándole un carácter único, los dos disfrutaban pasar tiempo juntos y buscaban el consuelo del otro en situaciones difíciles, aunque permaneció indiferente a los sentimientos que sentía ella por él.

Allen Avadonia: El hijo adoptivo de Leonhart. Leonhart se preocupaba profundamente por Allen como un hijo después de adoptarlo, protejiendo al niño y deseando reunirlo con su hermana, a pesar le molestaba la formalidad de Allen hacia él; además, Leonhart se preocupaba por la apariencia de Allen como un sirviente del palacio. Aunque estaba triste por las intenciones del niño por matarlo, no lo tuvo en cuenta después de adivinar la causa, usando sus últimas palabras para darle un consejo al niño.

Germaine Avadonia: La hija adoptiva de Leonhart. Leonhart compartió muchos intereses con Germaine, entre ellos un amor por el alcohol y su testaruda naturaleza, aunque expresaba su disgusto por esto cuando se metía en peleas en público, mostrándose preocupado por su apariencia, al igual que su bienestar, como cuando se preguntaba por su ropa desgastada. Sin embargo, él le enseñó la esgrima y le dijo que quería hacerla su sucesor si fuera a morir.

Riliane Lucifen d'Autriche: La hija de Anne que juró proteger. Leonhart estaba furioso por la forma en la que Riliane trataba a su pueblo, manteniendolos en la hambruna. Él iba en contra de sus decisiones públicas y, en secreto, actuaba para los intereses del pueblo, profundizando una brecha entre ellos. Él fue sorprendido por los supuestos intentos de Riliane para hacer la paz y correctamente supuso que ella fue quien le ordenó a Allen matarlo.

Kyle Marlon: Un viejo conocido de Leonhart. El Rey de Marlon apareció entre las personas cercanas a él en el funeral del guerrero muerto. Su relación se mantuvo en secreto.

TriviaEditar

Conceptualización y OrigenEditar

  • El nombre de Leonhart se deriva de Ricardo I de Inglaterra, también conocido como Ricardo Corazón de León, el Rey Ricardo se ganó su apodo debido a su valentía como guerrero y líder militar.
  • El nombre de Leonhart está parcialmente inspirado en el nombre de su representante Vocaloid, LE♂N, utilizando "Leon" al principio del nombre.
  • Su apellido, Avadonia, parece ser una corrupción de Abbadon.
  • Parte de la vida de Leonhart tiene similitudes con las leyendas artúricas sobre Lanzarote del Lago, comunmente conocido como Sir Lancelot; ambos personajes eran famosos por sus hazañas en combate, por ser hombres de confiaza de su rey y negar sus sentimientos hacia su reina, conformandose con solo tener una relacion de vasallo.

CuriosidadesEditar

  • Él comparte el mismo cumpleaños (15 de Enero) con su Vocaloid.
  • Germaine señaló que Leonhart a menudo lloraba cuando estaba borracho.
  • Entre los rumores de Ney sobre Leonhart, ella menciona que él había secuestrado a un bebé de uno de los países en guerra que él derrotó.
  • Originalmente, el origen del nacimiento de Germaine y cómo ella fue adoptada por Leonhart estaban planeados para ser incluidos en La Hija del Mal: Praeludium of Red, pero fueron eliminados por conveniencia.
  • Cuando le preguntaron a Akuno-P cuál era su personaje favorito en la Serie de La Hija del Mal, él contestó que le gustaba los Tres Héroes.
  • En Épica del Mal: Libro Fanático de La Hija del Mal, Leonhart fue votado como el séptimo personaje más popular en la Serie de La Hija del Mal por los fanáticos japoneses.
  • Según Ichika, Leonhart mediría 188 cm de altura durante los acontencimientos de la Historia del Mal.[4]

GaleríaEditar

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

  1. La Hija del Mal: Wiegenlied of Green, Capítulo 1
  2. 2,0 2,1 Twiright Prank (cuento)
  3. La Hija del Mal: Clôture of Yellow - Capítulo 3, Sección 1
  4. Tuitt de Ichika

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar