FANDOM


Gumina Glassred
Gumina (avatar).png
Información Técnica
Japonés グミナ゠グラスレッド
Romaji Gumina Gurasureddo
Fonética [Gu.mí.na] [Glás.red]
Debut La Locura del Duque Venomania
Vocaloid

GUMI

Información Biográfica
Género Femenino
Clasificación Humano
Raza Elphe
Nacimiento EC 115
Religión Levin (secta Held)
Ocupación Aristócrata de Beelzenia (desertó)
Ministro de Elphegort (anteriormente)
Primer Ministro de Elphegort
Afiliación Imperio Beelzeniano (desertó)
Asmodean (desertó)
Reino de Elphegort
Familia Familia Glassred

Gumina Glassred era una aristócrata del Imperio Beelzeniano residiendo en Asmodean y una de las muchas víctimas de Sateriasis Venomania. Siendo amiga de la infancia de Cherubim y su hermano, Gumina creció en contra de su compromiso con Sateriasis. Despreciando a Cherubim para evitar que su hermano lo asesine. Gumina más tarde fue encantada y secuestrada por el Duque Venomania, convirtiéndose en la sexta integrante de su harén.

HistoriaEditar

Vida TempranaEditar

"Lasaland es un lugar lluvioso. Lo odiaba cuando era niña."
―Gumina Glassred[fuente]

Nacida en EC 115 como la hija de la Familia Glassred, Gumina fue criada por padre, el Marqués, aprendiendo a pintar y a tocar el violín. Más tarde conoció y entabló una estrecha amistad con su prometido, Sateriasis Venomania, llamándolo "Sati" siempre que se encontraban solos.[1] El 16 de Octubre de EC 123, Gumina escapó de su hogar y se encontró con Sateriasis en un bosque cerca a Lasaland durante la noche. Conociendo a su deforme hermano[2], los tres jugaron juntos como amigos por el Distrito de los Talleres de la capital.

Con el paso de los años, los dos hermanos solía escapar de su mansión para salir a jugar con Gumina por el Distrito de los Talleres a pesar de los adultos regañándolos por interferir con su trabajo. Durante este período, Gumina conoció a un viejo pintor y a menudo solía verlo pintar retratos por el distrito. Viendo a Sateriasis siempre observar el Taller de Motor mientras hacían muñecas; una vez hizo la burla de que a los chicos que les gustaban las muñecas eran raros, ganándose su ira; también se dio cuenta de que su hermano solía ver el taller de herrería.

Los tres continuaron creciendo juntos cuando finalmente el niño deforme fue liberado del calabozo y se convirtió en un sirviente, recibiendo el nombre de "Cherubim"; Gumina comenzó a llamarlo "Cheri". Conociendo los sentimientos románticos que él sentía por ella, Gumina acordó no hablar de su matrimonio con Sateriasis en frente de Cherubim. En algún momento, se enteró de que el viejo pintor le dio un retrato de sí mismo a Cherubim. Alrededor de EC 133, Carol Shields fue contratada para servir como la guardaespaldas de Gumina y solía acompañarla a cualquier lugar que ella fuera; con el paso del tiempo, las dos se volvieron muy cercanas mientras la sirvienta observaba a Gumina socializar con los hermanos Venomania.[3]

A finales de EC 135, Gumina comenzó a oponerse a su compromiso con Sateriasis ya que fue una decisión tomada únicamente por sus padres, intentando romper su compromiso. Más tarde escuchó a su prometido y a uno de sus subordinados planeando asesinar a Cherubim en la fiesta que se daría en Diciembre de ese año. Enterándose que Sateriasis pensaba que ella se había enamorado de su hermano, Gumina temió por su amigo. Cuando Cherubim se le acercó más tarde, ella se dio cuenta que Sateriasis se encontraba detrás de ellos, observando.[4]

La aristócrata le dijo al sirviente que sería mejor si no volvían a verse de nuevo. Mientras el sorprendido Cherubim continuaba preguntando el por qué, el rostro de Gumina se volvió más oscuro y se burló de lo irritablemente obtuso que era, diciendo que nunca le agradó y que sentía ganas de vomitar cada vez que se encontraba cerca de él. Con una retorcida sonrisa, cruelmente le dijo a su amigo que alejará su horrible rostro de ella,[5] esperando deshacer las sospechas de Sateriasis.[4]

Visitando al Duque VenomaniaEditar

"Debiste haber apoyado al Duque Venomania después del incidente desde el inicio. Ni siquiera has ido a la mansión ha ver su rostro una vez."
―El Marqués Glassred a Gumina[fuente]

Después, Gumina escuchó que la Familia Venomania fue masacrada por un agresor desconocido después de la fiesta, dejando a Sateriasis como el único superviviente pero sin sus recuerdos. Aterrorizada por los eventos, Gumina evitó visitar al nuevo duque Venomania. En Marzo de EC 136, Gumina se encontraba atravesando los pasillos cuando su padre gritó por ella. Saliendo de las sombras del corredor, la joven mujer respondió tranquilamente a los llamados de su padre. Cuando el Marqués estableció que iría a la casa de los Venomania y que ella debería acompañarlo, la perpleja muchacha lo cuestionó.

Su padre mencionó que debería estar apoyando a Sateriasis a raíz del incidente desde el inicio, señalando su fallo en no visitar la mansión ni siquiera una vez desde entonces. Mientras expresaba su decepción, Gumina argumentó que tenía sus propias razones antes de que el Marqués interviniera con que sólo había pasado por alto sus acciones porque el Duque se había alejado a sí mismo de los demás. Exclamando que se encontraba en su límite, el Marqués Glassred le ordenó completar sus tareas como la prometida de Sateriasis, apresurándola para que lo acompañara cuando se fuera. Rindiéndose en tratar de explicar, Gumina obedeció tímidamente a su padre y lo siguió.

Una vez que ella y varios sirvientes viajaran al estado, Gumina esperó fuera de la puerta mientras el Marqués saludaba al Duque. Después de que Sateriasis invitara a su padre a hablar con él en otra habitación, Gumina escuchó a su padre llamarla y decirle que entrara, saludando al duque. Uniéndose a ellos en el salón, la melancólica chica se sentó silenciosamente a un lado de su padre y mantuvo su cabeza baja mientras los dos conversaban acerca de las recientes desapariciones de mujeres en Asmodean.

Luego de que Venomania confirmara que sus recuerdo no habían regresado completamente y que no recordaba a Gumina, ella escuchó a su padre decir que estaría viviendo con su prometido desde ese momento en adelante. Impactada, Gumina lo escuchó decir que llevaría sus pertenencias cuando Sateriasis lo detuvo y pidió que le diera más tiempo. Viendo a los dos argumentando acerca de su decisión de permanecer solo en la mansión por más tiempo, ella finalmente habló para romper el incómodo silencio, mencionándole a su padre que la angustia del Duque podría ser peor de lo que imaginó.

Mientras les decía a ambos que no apresuraran el asunto, el Marqués Glassred le gritó por permanecer callada antes de finalmente calmarse y acordar que ella tenía razón. Cuando Sateriasis aceptó encontrarse con su amiga de la infancia para posiblemente recuperar sus recuerdos, el marqués cuestionó si ella estaba de acuerdo con el arreglo. Gumina asintió y su padre se disculpó, explicando que tenía asuntos políticos que el Duque eventualmente tendría que atender en la mañana. Después, ellos regresaron a su hogar con sus sirvientes.[3]

Una Cita a través de la CiudadEditar

"Me gustaba observar las pinturas de ese viejo hombre. A ti te gustaba observar el Taller de Motor. Te enojaste bastante cuando dije: "Un chico al que le gustan las cosas como las muñecas es raro."
"Ya veo... creo que podría haber sido el caso."
"Y entonces... él siempre miraba a los herreros.
"
―Gumina y Sateriasis[fuente]

Tres días después, el Duque Venomania visitó la mansión Glassred para encontrarse con Gumina. Mientras Sateriasis pensaba dónde tener su cita, Gumina sugirió pasear a través de Lasaland, explicando cómo solían escapar y jugar en la ciudad, y que quizá podría recordar algo de su pasado al volver a experimentarlo. Cuando el Marqués se negó a dejarlos ir solos, aceptaron tener a Carol acompañándolos como una guardaespaldas.

Luego de que la sirviente se familiarizara con el amnésico duque, Gumina apuró a "Sati" y los tres viajaron a Lasaland. Durante el viaje, Gumina tuvo una pequeña charla y le contó historias tontas a su prometido. Una vez que llegaron a la ciudad, Gumina los guió al Distrito de los Talleres. Viendo la bulliciosa avenida trabajando, Gumina preguntó si había recordado cómo solían jugar a pesar de los reñagos de los artesanos.

Gumina vio al viejo pintor y lo llamó. Corriendo hacia el hombre, ella observó sus lienzos y preguntó si estaba dibujando el Distrito de los Talleres a lo que él respondió que quería hacer paisajes una vez. Cuando Sateriasis y Carol se les unieron, Gumina mencionó su habitual jugueteo y cómo molestaba a Sateriasis por su gusto por las muñecas y Sateriasis respondió que así debió haber sido.

Recordando a Cherubim, Gumina observó solemnemente hacia el oeste donde se encontraba la mansión, recordando que él solía observar a los herreros. Luego de que el herrero se uniera en su lamento por su aparente muerte, Sateriasis tomó la muñeca derecha de Gumina y le preguntó de quién estaba hablando. Impactada por el hecho de que incluso olvidó a "Cheri", la noble repentinamente lo empujó al callejón, dándole a Carol una simple mirada para que no los siguiera, Gumina entró en el callejón y se hundió en el pecho de su prometido, revelando que Cherubim era su hermano mayor.[3]

Demonio VengativoEditar

"Gumina... al final. Al final, cada parte de ti será mía. Tu rostro, tus piernas, tus pechos, e incluso tu corazón."
―Duque Venomania[fuente]

Luego de que Sateriasis regresara a las dos chicas a la mansión Glassred y se marchara, el Marqués Glassred salió a su encuentro con la Familia Imperial Beelzeniana en Rukolbeni. En la mitad de la noche, Carol y Gumina escucharon ruidos y gritos dentro de la mansión y se dieron cuenta que algo malo estaba pasando. Mientras Carol fue a revisar los ruidos, Gumina tomó un cuchillo en defensa propia y se escondió en su habitación. Temblando en una esquina, la aristócrata dedujo que un ladrón entró en la mansión. Recordando la masacre de la mansión Venomania, se preocupó en que fuera el mismo asesino y pudiera matarla.

Una vez escuchó pisadas lentamente acercarse a la habitación, la aterrorizada muchacha mentalmente rogó en que no entrara. Luego de que lo hiciera, la chica gritó antes de darse cuenta de que se trataba de Carol. Viendo que no se encontraba lastimada, la noble puso una mano en su pecho aliviada y se le acercó, preguntado qué estaba pasando. Luego de que Carol le dijera que necesitaban irse, explicando que irían a la mansión Venomania, la sirvienta rápidamente se volteó y contuvo los brazos de la noble detrás de su espalda. Mientras Gumina expresaba su sorpresa, vio a Sateriasis asomar su cabeza en la entrada de la habitación con cuernos y colmillos y se quedó sin habla.

Viendo la desgarrada y alada forma de su prometido, la aristócrata demandó saber qué estaba ocurriendo antes de remarcar su monstruosa forma. Mientras Venomania preguntó si estaban listas para ir a su mansión y a su harén, la chica trató en vano de liberarse del agarre de Carol, gritando que se mantuviera lejos de ella. Mientras Sateriasis lentamente se le acercaba, siniestramente riendo a la vez que decía que cada parte de ella sería de él, Gumina agitó violentamente todas sus extremidades luchando con toda su fuerza, gritando que mantuviera su feo rostro lejos de ella.

Sateriasis cuestionó su afán por llamarlo "feo" y le bromeó con que ella era horrible. Acercando su rostro al de ella mientras sus colmillos goteaban saliva delante de sus ojos, él señalo que ella era la fea por enamorarse de otro hombre. Una vez que los ojos de Venomania se volvieron rojos e invocara su Hechizo de Lujuria, la noble se enamoró de él.

Evento VenomaniaEditar

GuminaLunacy.jpg

Después, las dos siguieron al Duque de regreso a la mansión y se unieron a su harén, viviendo en el sótano junto con las otras concubinas.[3] Quedándose en una de las habitaciones del sótano, Gumina regularmente empezó a pasar su tiempo con Sateriasis cada vez que visitaba su haren; eventualmente recibió un nuevo vestido rosa confeccionado por Lukana Octo y comenzó a usarlo para el placer del Duque. Cuando la noble empezó a ser tratada con dureza por Mikulia Greeonio, la aristócrata trataba con desdén a la campesina. Cuando Lukana intentó reconciliar las diferencias de ambas, Gumina no pudo ser convencida de lo contrario

Mientras el tiempo pasaba, Gumina comenzó a pintar retratos de su amado. En algún momento, Gumina le ordenó a Carol buscar el retrato de Cherubim y la sirvienta obedeció, colgando el retrato en la habitación. Un día, Gumina decidió tocar el violín para matar el aburrimiento, parando cuando escucho que alguien llamaba a su puerta. Luego de dar su permiso, Gumina vio a Lukana entrar y disculparse por interrumpirla; la noble respondió que no le molestaba, admitiendo que sólo estaba pasando el tiempo. Encontrándose con un elogio por sus habilidades, Gumina escuchó a la sastre preguntar si practicaba alguna otra clase de pasatiempos aristocráticos y la mujer mencionó que pintaba mientras señalaba el retrato de Cherubim.

Más tarde ese día, Lukana regresó con el Duque Venomania y él preguntó acerca de la pintura. Después de admitir sus acciones y las de Carol, Gumina observó con pesar cómo el furioso duque quemaba el retrato de Cherubim en la chimenea. Cuando Venomania le ordenó acercársele, lo noble obedeció y el duque la tomó en un abrazo.[6] Luego de compartir un apasionante beso, ella comenzó a observar amorosamente sus ojos mientras lo llamaba lindo.[7] Mientras le advertía que sólo lo viera a él. Sateriasis activó su Hechizo de Lujuria y le hizo olvidar todo acerca de Cherubim.[6]

Viaje a MysticaEditar

En Abril, Gumina se mantuvo a un lado del trono de Sateriasis mientras atendía a su harén. Luego de que I.R. llegará y los dos se prepararan para partir a Mystica, la noble tomó sus brazos y observó largamente a sus ojos. Prometiendo que regresaría pronto, el Duque mantuvo un apasionado beso con ella antes de partir.[8]

Algún tiempo después, Gumina notó que Lukana parecía distraída y le preguntó qué andaba mal. La concubina estableció que creía que estaba lloviendo y Gumina le explico que era algo característico de Lasaland, mencionando que en su infancia lo odiaba. Lukana le respondió que en última instancia ya no importaba, ya que su residencia era lo que deseaba Venomania. Recordando a "Sati", Gumina se preocupó por él cuando la sastre le aseguró que Mystica siempre estaba soleado.[9]

Más tarde tocó el violín en el comedor del sótano para acallar la lluvia. Mientras recordaba su hábito de la infancia, se preguntó por qué no podría recordar nada acerca de Sateriasis como un niño.[10] Luego de que Sateriasis regresara, ellos continuaron estando juntos para aplacar sus deseos.[11]

Cuando el disgustado Karchess Crim apuñaló a Venomania en EC 137, Gumina se liberó de su hechizo y comenzó a huir de la mansión con las demás. La última en irse, ella se quedó atrás para observar al colapsado y moribundo Venomania. Viendo que el rostro del roto hombre era el de Cherubim, la noble se dio cuenta de que había sido él el que la había seducido. Mientras el duque trataba de llegar a ella y sin aliento llamar su atención, Gumina se volteó para escapar, segura de que había intentado confesar su amor por ella.[12]

Vida DespuésEditar

"Al final, Gumina no respondió a ninguna de las preguntas de Carol. Pero, ella sólo mostró una sonrisa solitaria."
―Elluka Clockworker cuando escribía sobre la relación de Gumina y Cherubim[fuente]

Poco después de la muerte de Venomania, Gumina comenzó a ser objeto de persecución de los devotos de Levin por haber sido su amante.[13] Poco después, ella huyó a Elphegort, con su padre y Carol, en busca de asilo con familiares que estaban en el País Verde. Después de instalarse allí, la aristócrata se convirtió en ministro de gobierno.[4] Ese mismo año, se convirtió en una seguidora activa de Levin como parte de la secta Held y regularmente comenzó a hacer peregrinaciones al Árbol de Held.[14]

ERGP1.png

Gumina mientras pinta en su mansión en Elphegort

Mientras pasaba el tiempo, Gumina continuó pintando retratos del Duque Venomania en su nueva mansión en Elphegort; las paredes de la habitación pronto se llenaron de nuevas pinturas de él. En algún momento, recuperó la pintura quemada de Cherubim de la Mansión Venomania y la colgó en la habitación también.

En EC 138, mientras pintaba otro retrato del Duque de la Lujuria, ella recordó sus antiguas memorias de Cherubim y pensó en su relación antes y después de su cambio. Una vez que terminó la pintura, Gumina notó que ninguno de ellos se dio cuenta de que habían querido amar al verdadero él. Sosteniendo el retrato en sus brazos, ella pensó que pudo haberse enamorado de él y que por eso continuaba pintándolo e hizo otra sonrisa solitaria antes de derramar una lágrima.[15]

Al año siguiente, Gumina se encontró con una mujer y la reconoció como Lukana. Conversando con ella, Gumina le explicó lo que había pasado con ella luego de que escapara de la mansión del Duque y lo que había pasado entre ella, Cherubim y Sateriasis. Cuando Carol preguntó si había intentado destruir el compromiso de amor a Cherubim, Gumina cuestionó por qué preguntó eso y la sirvienta le explicó que simplemente tuvo esa impresión al verla a través de los años. Gumina permaneció en silencio antes de esbozar una solitaria sonrisa; Lukana se retiró un poco después.[4]

Más tarde, Gumina se volvió la primera mujer de Elphegort en convertirse en primer ministro y deFengsora para mejorar la condición de la mujer dentro del país.[13] Tiempo después, el Conde Gilbert Calgaround se casó con Mikulia Greeonio en EC 147, Gumina viajó a Calgaround para visitar a la pareja. Mientras se encontraba ahí, la Primer Ministro les pidió a los dos que posaran para un retrato; después de terminar la pintura, ella les regaló la obra antes de despedirse.[16] En algún momento, Gumina se casó como era requerido para una mujer de su estatus,[17] y tuvo un hijo.[18]

Vida Después de la MuerteEditar

"Señora Gumina, ¿Está viviendo ahora en la Mansión Venomania?"
"Si, eso supongo."
"¿Cree que está en buenos términos con el Duque Venomania?"
"...
"
―Allen Avadonia y Gumina[fuente]

Después de su muerte, Gumina fue enviada al Jardín Celestial y permaneció allí. En EC 998, ella y las otras almas cayeron al Tercer Período cuando el mundo terrenal se fusionó con el Jardín Infernal. Más tarde, ella volvió a la Mansión del Duque Venomania en Lasaland y acordó reunirse al harén de Sateriasis junto con Lukana, Mikulia y Maylis. Más tarde, Gumina dejó la mansión con un lienzo y sus suministros de pintura antes de regresar a la mansión algún tiempo después.

Cuando se acercó a la entrada, vio a un chico y a un demonio de pie frente a la mansión. Suponiendo que era un conocido de Sateriasis, la mujer le dio un pequeño guiño al pasar. Cuando el chico de repente preguntó si era Gumina Glassred, la mujer admitió que si lo era antes de preguntarle si la conocía. Una vez que el muchacho detalló su historia como la prometida Sateriasis y más tarde como el Primer Ministro de Elphegort, preguntándole si estaba cerca, Gumina asintió.

Curiosa, ella inclinó la cabeza y preguntó si ellos se conocían antes. Cuando el niño confirmó que era su primer encuentro, Gumina intentó preguntarle cómo sabía mucho sobre ella, pero se interrumpió, y dijo que no era importante. Entonces, el chico le preguntó si ella vivía en la mansión y la aristócrata, débilmente, confirmó que si. Cuando él le preguntó si estaba en buenos términos con el Duque Venomania, Gumina permaneció en silencio.

Luego, ella escuchó al chico insistiéndole que ella debería saber que el amor de su amigo de la infancia era lo que el Duque realmente quería y no el rostro y la lujuria con la cual estaba obsesionado. Enfurecida, Gumina le respondió que su preocupación era innecesaria y pasó a su lado, ignorándolo, para entrar en la mansión. Al cerrar la puerta, la chica murmuró en voz baja si pudieran comenzar todo de nuevo. Algún tiempo después, el Amo del Jardín Infernal los visitó y mandó a Venomania de nuevo a las entrañas del Jardín Infernal.

LegadoEditar

Debido a su éxito como Primer Ministro, Gumina sentó un precedente para las mujeres en la política y la tendencia se extendió desde Elphegort hacia sus países vecinos durante los próximos siglos, convirtiéndose en una "era para las mujeres" para algunos aristócratas varones a principios del siglo VI EC. Cuando Gumillia fue encarnado como un ser humano, el espíritu del bosque eligió ser encarnado con la apariencia de Gumina, recordando el momento cuando el espíritu la observaba rezando a Held debajo del Árbol del Milenio.

La pintura de Gumina de Mikulia y Gilbert Calgaround quedó colgando en la biblioteca real de Calgaround durante los siglos siguientes tras su muerte. La Reportera del Diario Shuburke, Hanne Lorre, visitó la pintura para confirmar la conexión entre Mikulia Calgaround y la chica del Evento Venomania, obligándose a investigar más a fondo las historias sospechosas que rodean la Flor de la Meseta.

Personalidad y RasgosEditar

Cuando era niña, Gumina odiaba la lluvia y con frecuencia tocaba el violín para ahogar el sonido de la lluvia. Al crecer, ella era amable y amigable con su prometido y Cherubim, incluso llamando a Sateriasis "Sati" como apodo. En algún momento, sin embargo, Gumina experimenta un resentimiento por su matrimonio arreglado y actuó en contra de eso, ella también afectó a una desdeñosa actitud hacia Cherubim cuando éste fue amenazado debido a su estrecha relación. Gumina demostró una personalidad pendenciera en sus relaciones con otras mujeres en el harén, así, sus interacciones con Lolan y Mikulia están describiendo como "perros y gatos".

Habilidades y DestrezasEditar

Gumina destacó en el campo político, capaz de ganar el cargo de Primer Ministro del Reino de Elphegort a pesar del estigma social que se enfrentaba a su género. Ella era experta en tocar el violín y la pintura.

Conexión con PersonajesEditar

Sateriasis Venomania: Amigo de la infancia de Gumina. Gumina cultivó una amistad con Sateriasis en la infancia, aunque este sentido para él terminó durante el curso de su matrimonio arreglado y el intento de asesinato planificado en contra de Cherubim. Cuando fue encantada por el poder de la lujuria, ella se enamoró de "Sateriasis" y se unió a su harén, pero después de que él murió ella volvió en sí y huyó, recordando sus conflictos pasados.

Cherubim: Amigo de la infancia de Gumina. Gumina cultivó una amistad con Cherubim en su infancia y llegó a preocuparse profundamente por él, hasta el punto de maldecirlo en público, cuando éste iba a ser asesinado por Sateriasis celoso. Bajo el poder de la lujuria, se convirtió encantada por él y se unió a su harén, creyendo que era su hermano, debido a esto, ella con frialdad dejó a Cherubim mientras agonizaba, vacilando sólo un momento para mirar a "Sateriasis."

Lukana Octo: Una compañera del harén de Venomania. Gumina se llevaba bien con Lukana hasta cierto punto durante el tiempo que fue encantada por el duque, confiando su odio por lluvia para ella mientras el duque las dejaba con Irina.

Mikulia Greeonio: Una compañera del harén de Venomania. Gumina y Mikulia tenían una relación difícil, mientras ambos estaban encantadas por el duque, debido a sus diferentes orígenes.

Lolan Eve: Una compañera del harén de Venomania. Gumina y Lolan tenían una relación difícil, mientras ambos estaban encantadas por el duque. 

Carol Shields: Una sirviente de Gumina. Gumina tenía una estrecha relación con Carol de "amo y sirviente", este última por lo general acompaña a la antigua y el cuidado de ella cuando el marqués no estaba. Carol era muy leal a Gumina, hasta el punto de dar prioridad a su voluntad sobre Venomania, aún bajo el hechizo del duque.

TriviaEditar

Conceptualización y OrigenEditar

  • Apellido de Gumina, Glassred, es un kenning para un "cristal rojo".
  • El nombre de Gumina está parcialmente inspirado en el nombre de su representante Vocaloid, GUMI, compartiendo las mismas letras.
  • Gumillia en su encarnación de humano se imagino a Gumina y Gumillia encarno la misma cara.

CuriosidadesEditar

  • A pesar de ser su amor de la infancia, no se sabe si Venomania le dio a Gumina un collar de esmeraldas para indicar que era una de sus "favoritas".

GaleríaEditar

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

  1. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania
  2. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 4
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 3
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Epílogo
  5. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 2
  6. 6,0 6,1 Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 4
  7. La Locura del Duque Venomania - 傍らの可愛い娘を抱き寄せてキスをする
  8. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 1
  9. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 1
  10. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 3
  11. La Locura del Duque Venomania (manga) - Capítulo 5
  12. La Locura del Duque Venomania - 僕のこと一瞬だけ見て 最後に屋敷から出たのは
  13. 13,0 13,1 Página Web de Evils Kingdom - Perfiles
  14. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 2, Sección 1
  15. El Retrato que Glassred Pintó
  16. Pecados Capitales del Mal: Regalo de la Princesa del Sueño - Capítulo 1
  17. Twitter de mothy - 31 de Enero de 2015
  18. Twitter de mothy - 17 de Febrero de 2015

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar