FANDOM


Kayomurders

El Escándalo de la Asesina de Enbizaka, también conocido como los Asesinatos de Enbizaka, era el nombre dado a la cadena de homicidios causados ​​por Kayo Sudou en Enbizaka de Jakoku. Asesinando a sus víctimas de una manera peculiar, la sastre victimizó a una familia de cuatro personas y causó un gran pandemónium en toda el área, mientras ocultaba las verdaderas razones por las que los asesinó para proteger a Enbizaka.

HistoriaEditar

OrígenesEditar

Artículo Principal: Gran Incendio de Enbizaka
A principios de EC 838, Enbizaka fue devastada por un gran incendio en el que muchos sufrieron o murieron, incluido el marido y el hijo de la sastre Kayo Sudou, quien secretamente era la hija del Demonio de la Envidia que contenía magia de envidia dentro de ella. Tras la muerte de su familia, Kayo no pudo recuperarse mentalmente y comenzó a proyectar a su esposo e hijo en otros que compartían similitudes con ellos.

En EC 842, la falsa misionera de Levin, Elluka "Ma" Clockworker, usó su Técnica de Intercambio para intercambiar cuerpos con Kayo para darle una nueva vida. Después, Ma hipnotizó a la ciudad entera haciéndoles creer que Kayo siempre había tenido el mismo aspecto que ella. Aunque intentaba vivir su nueva vida, Kayo sin embargo descubrió a Kai Miroku un día y, al ver una quemadura en su mano como la de su esposo, se convenció de que él era el difunto Gakuga Sudou.

AsesinatosEditar

Más tarde, Kayo tuvo un sueño profético de un futuro en el que asesinaba a la familia de Kai bajo la creencia errónea de que él era su esposo y que su esposa e hijas eran sus amantes. En el sueño, antes del asesinato de Kai, le confesó a Kayo que él era miembro de las Masas con Túnicas Carmesíes y que, en lugar de ser su esposo, él era el responsable del incendio en el que su familia había muerto originalmente. En su sueño, Kayo testificó esto en su juicio y el Magistrado Gato Octo declaró la guerra al grupo terrorista, lo que llevó a la destrucción de Onigashima y, en especial, de Enbizaka.

Cuando Kayo despertó, estaba llena de una necesidad de venganza hacia Kai, junto con sus sentimientos de envidia de que su familia todavía estaba viva mientras que la de ella había perecido. Eventualmente, en la noche de luna llena, Kayo se encontró con la esposa de Kai, Mei Miroku, a altas horas de la noche y brutalmente la asesinó con sus tijeras antes de quitarle el kimono rojo y deshacerse del cuerpo. El cuerpo fue descubierto al día siguiente y el asesinato fue investigado por los policías Uibee Aoi y Eikichi Akagi. Bajo otra luna llena, Kayo también mató a la hija mayor de Kai, Miku, en el puente de la ciudad y le robó su obi verde, con Uibee y Eikichi examinando nuevamente la escena del crimen.

En este momento, el amante de Miku, Kiji Yarera, comenzó a usar los recursos de la empresa de su familia para investigar el caso por su cuenta. Cuando Rin Miroku regresó a la ciudad después de irse para recuperarse de la muerte de su hermana, Kayo también la atacó y la asesinó en la playa, otra vez bajo la luna llena y robando su nueva horquilla amarilla después de hacerlo. Con la desaparición de Rin, el magistrado determinó que el asesino tenía un resentimiento contra la Familia Miroku y se le fue otorgado un guardia a Kai Miroku.

Sabiendo por su sueño que Kai eventualmente escalaría el Monte Izasa, y siendo sospechosa por los hombres de Kiji, Kayo dejó Enbizaka con las ropas que le robó a su familia, habiéndolas reparados y vuelto a adaptar para que le quedaran bien. Encontrándose a Kai en un templo abandonado bajo la luna llena, Kayo se reveló a sí misma como la asesina de su familia; después de explicar sus razones para hacerlo, ella brutalmente asesinó a Kai y le destrozó el cuerpo con sus tijeras. Con su venganza completa, dejó la montaña cubierta de sangre de Kai.

ConsecuenciasEditar

Kayo fue descubierta rápidamente en la base de la montaña y fue arrestada por sus crímenes. Durante su juicio, un mes más tarde, Kayo fingió ignorancia sobre la verdadera identidad de Kai para evitar la guerra con las Masas con Túnicas Carmesíes, insistiendo en que Kai era su marido y que ella había asesinado a su familia por ser las amantes de su marido. Ella fue condenada y sentenciada a la ejecución. Incapaz de morir con un arma normal debido a la magia de la envidia en su cuerpo, Kayo fue ejecutada por Kokutandouji, un famoso bienhechor que había estado viviendo con ella en ese momento, empuñando Grim El Final.

La cabeza de Kayo se exhibió públicamente en los campos de ejecución durante tres días, donde fue visitada por sus amigos y el propio Kokutandouji, así como por el monje viajero Gakusha. Cuando Gakusha recuperó sus recuerdos y se dio cuenta de que era el esposo de Kayo, se negó a creer que la cabeza era de Kayo y regresó a Enbizaka para buscarla. Poco después de la ejecución de Kayo, Ma condujo su propia investigación sobre los eventos en Enbizaka al preguntarle al ser dentro de las Tijeras de Kayo, Kagura Octo.

Debido a que Kayo recibió el cuerpo de Lukana Octo y tuvo su sueño profético, la línea de tiempo en la que asesinó a Kai por celos de sus "amantes" y, luego, testificando que él era miembro de Masas con Túnicas Carmesíes fue dividida en una nueva línea de tiempo no relacionada para ella, como señaló el dios Behemo, a raíz del caso.

Percepción CivilEditar

Con el descubrimiento del asesinato de Mei, los investigadores notaron la brutalidad del ataque, pero inicialmente lo catalogaron como un ladrón común debido al robo de su kimono. Con la muerte de Miku, los investigadores descartaron el robo como el motivo y comenzaron a creer que el asesino estaba atacando a mujeres. Cuando Rin desapareció, su cuerpo fue lavado por la marea, los investigadores determinaron que ella también había sido asesinada y finalmente decidieron que el asesino estaba apuntando a los Mirokus en particular.

Cada asesinato sembró semillas progresivas de caos y miedo en todo Enbizaka, hasta el punto que estuvo cerca de la histeria en el momento de la muerte de Rin; muchos se sorprendieron por la revelación de Kayo como el asesino, con algunos odiando a la sastre por sus crímenes y algunos compadeciéndola por su aparente psicosis. Del mismo modo, algunos se alarmaron por su incapacidad inicial de poder ser ejecutada, creyendo que ella era un monstruo real. Ma contó la historia de los asesinatos en su serie de cuentos, el Registro Mágico de Oriente, que detallaba cómo sus asesinatos "sacudieron a la sociedad". Después de la ejecución de Kayo, Enbizaka rápidamente volvió a un estado de calma y pudo pasar del evento.

Debido al testimonio de Kayo, incluso los oficiales de Enbizaka permanecieron ignorantes sobre la verdadera razón por la cual ella había cometido sus asesinatos, y muchos de los ciudadanos de Enbizaka creían que Kayo era simplemente una mujer loca que pensaba que Kai era su difunto esposo. Kiji Yarera y sus hombres en la Firma Yarera-Zusco, debido a sus investigaciones extraoficiales, fueron uno de los pocos que conocieron la verdad, con Kiji compartiendo la historia completa con Kokutandouji después del juicio de Kayo.

TriviaEditar

Conceptualización y OrigenEditar

  • El método de asesinato de Kayo se inspira en Kuchisake-onna, una figura en las leyendas urbanas japonesas que se decía utilizar tijeras para matar a los niños; Jakoku, el país donde los asesinatos ocurrieron, está inspirado en Japón.

Curiosidades Editar

  • El motivo de Kayo en el Escándalo de la Asesina de Enbizaka difiere en la canción La Sastre de Enbizaka, con la canción representando su motivo que coincide con su falso testimonio en la novela.
  • Del mismo modo, Ma tergiversó completamente su papel en el evento durante su comentario sobre la canción en Evils Kingdom, afirmando que "Elluka" había cambiado con Kayo por vanidad y que ella robó sus tijeras y le dio un par falso poco después del intercambio.

Apariciones Editar