FANDOM


Vida TempranaEditar

Después de los dioses gemelos Levia y Behemo encarnaron en el cuerpo de Elluka Chirclatia y, Levia convirtiéndose en la conciencia de la nueva reencarnación, "Elluka" despertó del Pecado en el Reino Mágico de Levianta en EC 013. Recordando que su prometido Kiril Clockworker utilizó el arca prohibida y el Arte Secreto Clockwork para resucitarla, liberando al dragón Levia-Behemo y destruyendo el Reino Mágico, Elluka dejó el páramo de Levianta y desapareció de la vista del público. En algún momento, ella tomó el apellido "Clockworker" en memoria de su compromiso con Kiril.

Recordándole que era su viejo amigo, Elluka visitó al dios Held y le habló de su asesinato, su resurrección, y lo que ocurrió durante la Catástrofe de Levianta. Entonces, el dios de la tierra le relató que Adam Moonlit e Eve Zvezda habían estado viviendo, secretamente, en una cabaña en el bosque y estaban criando a los hijos de una de las candidatas del Proyecto 'Ma', Hänsel y Gretel, después de matar a la candidata y madre de los gemelos, Meta Salmhofer.

Tumblr m80ecfdyVa1ruc976o1 1280.jpg

Elluka hablando con el arbol de Held

Luego, describió cómo los fragmentos de Levia-Behemo se fusionaron con los gemelos, convirtiéndose en copias fragmentarias del dragón; también le explicó cómo Adam e Eve abandonaron a los gemelos en el bosque debido a la hambruna causada por la Catástrofe de Levianta antes de que regresaran y mataran a sus padres falsos.

Una vez que el dios de la tierra le explicó que ellos habían separado el Pecado Original de Eve en siete contenedores y fueron dispersos por todo el mundo, le encomendó a Elluka la tarea de recolectar los objetos poseídos por los demonios antes de que causen calamidades para los seres humanos. Sintiéndose aburrida y, parcialmente, culpable de la situación, Elluka se llevó una mano a su barbilla y se burló. La hechicera declaró que no le importaba hacerlo, siempre y cuando la búsqueda la mantuviera entretenida, afirmando que su tiempo era ilimitado de todos modos antes de despedirse de Held.

Evento VenomaniaEditar

EllukaLunacy.jpg
Durante su búsqueda, Elluka se demoró en su misión, viajando por Evillious y dando ayuda a quienes la necesitaban, en lugar de centrarse en investigar posibles pistas. En EC 126, Elluka llegó a Mystica en la región de Asmodean en el Imperio Beelzeniano para visitar al Conde Ferdinand y fue bienvenida como su invitada. Mientras estuvo allí, ella se encontró con una niña, Lukana Octo, y escuchó su historia de como soñó que una sequía llegaría sobre la ciudad.

Intrigada por el aparente poder mágico de la chica, ella creyó en Lukana y se fue inmediatamente. Adquiriendo un Ziz Tiama, regresó a Mystica muchos meses después con el pulpo, afrontándose a la sequía anunciada. La hechicera subió a la montaña cercana y oró en el altar que se encontraba en las ruinas de Levianta, sacrificando al Ziz Tiama para conjurar una tormenta que perduró varios días. Después de haber cumplido su deber, Elluka abandonó el país para continuar su viaje.[1]

En EC 131, ayudó a sofocar una rebelión en la fortaleza de Retasan, ganándose la gratitud del Imperio de Beelzenia y de la Princesa Aprilis. Cinco años más tarde, ella comenzó a seguir las desapariciones de Yufina Marlon y Maylis Beelzenia a petición tanto del Reino de Marlon como de Beelzenia, sospechando que los contenedores del pecado estaban involucrados. Durante este tiempo conoció a Karchess Crim, que también estaba investigando las desapariciones de las mujeres en la región de Asmodean. Descubriendo que portaba la Llave de Oro, se unió a él para intentar adquirirla. Alrededor de EC 137 llegó a la mansión del Duque Sateriasis Venomania planeando rescatar a las mujeres.

Sin embargo, Karchess se desvió del plan y mató al duque con el contenedor antes de que ella lo tomara. Sin conseguir la Llave de Oro, Elluka ayudó con las consecuencias que trajo el incidente, pero no pudo encontrar el contenedor de la Lujuria.[2] Deduciendo que el fugitivo Karchess estaría en Elphegort, situado entre Marlon y Beelzenia, la hechicera viajó hacia su capital, Aceid, y entró a la Taberna Vera en su Distrito Sur. Después de reflexionar sobre sus recientes fracasos, Elluka pagó por sus bebidas y salió de la taberna.

Fallando al encontrar a Karchess, Elluka eventualmente decidió ayudar al Imperio resolviendo el caso con Venomania. Durante su investigación, descubrió que Mikulia Greeonio, la Pincesa Maylis y Lukana Octo engendraron hijos con Venomania y las investigó. Enterándose de que Mikulia huyó de su hogar con su hijo, Elluka descubrió que había sido vista en un prostíbulo en Lasaland a finales de EC 137.[3]

Elluka se reunió con ella poco después y se dio cuenta que compartía la apariencia de Eve Moonlit, aunque no detectó ningún Demonio del Pecado en ella.[4] Viendo que estaba aparentemente feliz con su vida como prostituta y que su hijo no mostró algún signo de HER, Elluka se fue. Mientras investigaba a Maylis, aprendió acerca del encubrimiento de la familia real acerca su embarazo, renunciando a su hijo al Barón Toy Conchita. Una vez que confirmó que el niño no mostraba señales de HER, la hechicera se fue.

Después, ella persiguió a Lukana y, aprendiendo que empezó una nueva vida en la región Occidental, la siguió. Cuando se volvió a encontrar con Lukana en EC 138, Elluka aprendió más acerca de lo sucedido durante el incidente y de como Lukana comenzó a ser perseguida por la maga I.R., para robar su cuerpo y su poder único de predicción en sueños.

Elluka entonces le ofreció cambiar cuerpos con la mujer, explicando que privaría a I.R. de su razón para perseguirla y entonces Lukana viviría una vida normal. Lukana aceptó la oferta y Elluka realizó el cambio de cuerpos. Después de ver a Lukana reencontrándose con su hijo confundido, la hechicera no encontró nada que dijera que el bebé tenía HER, y entonces se fue.

En EC 138, Elluka se encontró y conoció a Gumina Glassred y, confundida con Lukana, el mago decidió no explicar la situación y estuvo de acuerdo con esto. Durante su conversación, Elluka descubrió qué pasó con Gumina después del incidente y la convenció para que explique su conexión con el Duque Venomania. El mago entonces se enteró de lo que ocurrió entre ella y Cherubim.

Después, Elluka les preguntó a Gumina y a Carol Shields, si el intento de destruir su compromiso con el real Sateriasis era porque amaban a Cherubim. Al ver una sonrisa solitaria en la cara silenciosa de Gumina, Elluka se fue.

Poco después, se enteró de que Karchess había comenzado un movimiento con Yufina para derrocar Marlon y establecer un gobierno de Marlon "legítimo" en su lugar. Luego escribió una carta de lo que había aprendido en los últimos dos años y sus planes de dejar Elphegort para buscar a Karchess.[3] En algún momento después de no poder adquirir la Llave de Oro de la Familia Real Marloneana, Elluka le informó todo lo que había aprendido a Held.[4]

Devoradora del Mal ConchitaEditar

"Recientemente despedí a una sirvienta. Sin pagarle."
―Elluka refiriéndose a Platonic[fuente]
Elluka Clockworker (epitome de la gula).jpg
En EC 325, Elluka recibió las Espadas Gemelas de Levianta de la iglesia Levin en la Provincia de Lucifenia en Beelzenia, pero más tarde descubrió que el presunto contenedor de la Envidia era falso. Después de ver un sueño profético de una ladrona tratando de robar su contenedor, la hechicera estaba preparada para el encuentro y sabía que no tenía que beber el té drogado que la bandida había preparado y fingió quedarse dormida en su habitación.

Una vez Platonic proclamó victoria, Elluka le dijo a la Ladrona Fantasma que no era así. Atrapándola con la guardia baja, la maga capturó con éxito a la chica. Con Platonic a cuestas, Elluka obligó al ladrón a trabajar para ella, y la mantuvo unida para evitar su fuga.[5] Al ver que ella, como Mikulia, se parecía a Eve Moonlit, Elluka intentó varias veces enseñarle sus hechizos más simples, pero el entrenamiento fracasó una y otra vez. El mago decidió decirle los recientes acontecimientos a Held y, después de realizar un hechizo de retención en el ladrón, dejó su residencia para ir al Bosque de Held.

Elluka se reunió con el árbol y le explicó lo que había sucedido con las Espadas Gemelas, quejándose de cómo ella no pudo recoger ni un solo contenedor no importa cuántas penurias tuvo que pasar. Golpeando al dios entre los ojos, el dios le dijo que era inútil, ya que no podía sentir dolor y Elluka contestó que por eso es que lo hizo. Cuando Held sacudió su desgracia, ella observó cómo él actuaba como si fuera un problema ajeno, y señaló que era un voluntario en busca de los contenedores originalmente nacidos en su bosque. El dios respondió que compartía la culpa también en la liberación de los Demonios y, molesta, el mago admitió que ella destruyó al Reino Mágico, dándole un puñetazo a Held en la cara otra vez.

Cuando el dios mencionó que el reino del "mal" había sido reconstruido, Elluka dijo que no hay necesidad de preocuparse, ya que no parecía que heredara nada de su legado pasado, sacudiendo los temores de Held de que ellos recuperaran la antigua reliquia de su período. Michaela pasó y saludó a Elluka, pero la hechicera dijo que jugarían después de que ella y el dios terminaran su importante conversación. Una vez que el espíritu se fue, ella le preguntó al dios cuántos espíritus había creado y, diciendo que no recordaba, Elluka reprendió lo irresponsable que era.

Volviendo al tema, ella mencionó que estaba preocupada por algo más, mencionando a su sirviente recientemente "contratado" y cómo ella no pudo enseñarle magia. Cuando Held le preguntó por qué ella viajó con un desconocido, recordó su conversación anterior acerca de Mikulia Greeonio y cómo Platonic parecía ser su descendiente, compartiendo el mismo rostro de la Pecadora Original. Recontando cómo es que Eve había sido un fracaso y no pudo tener descendientes, Elluka preguntó el por qué muchas compartían su rostro. Held le comentó que algo como eso a veces sucedía en su época también, aunque era más pronunciado en el mundo actual, y Elluka preguntó por qué sucedía eso.

Cuando el dios le dijo que le preguntara a Levia-Behemo, y no a él, Elluka preguntó dónde podía encontrarlo, pero el dios se negó a responder. Después de que Elluka confirmó que ni Mikulia o Platonic parecían tener la presencia de un Demonio en su interior, Held mencionó que el ladrón no estaba con ella, entonces Elluka le dijo que conjuró un hechizo para evitar su fuga. Una vez que el dios le preguntó si ella le dejó algún alimento, Elluka se dio cuenta de que lo había olvidado y se preocupó que Platonic estuviera postrada en cama debido a la desnutrición. Al marcharse, Michaela la persiguió, continuando esperándola para querer jugar juntas.[4]

En Julio de ese año, el Imperio Beelzeniano investigaba los rumores que rodean a Banica Conchita, y solicitó la ayuda de Elluka para descubrir la verdad sobre la supuesta antropofagia de Banica. Una vez más que sospecha de la participación de un Contenedor del Pecado, Elluka acordó ayudar en la investigación. Después de que Platónic afirma que es una de las criadas de Conchita, ella acompañó a la hechicera. Entrando en una ciudad en Grabia mientras los muertos vivientes atacaban la región, Elluka encontró y capturó a un soldado de los muertos vivientes, reduciéndolo a un estado esquelético con su magia. Dejándolo hablar, ella se enteró del hombre fallecido, Ron Grapple, que un Demonio del Pecado poseyó una copa de vino tinto y que fue la causa del ejército reanimado de Banica. El antiguo mayordomo le rogó a Elluka ayudar a salvar a Banica, destruyendo la copa de vino.

Poco después, Platonic y Elluka se infiltraron en la Mansión Conchita, descubriendo que estaba vacía y en perfecto orden. Al buscar por toda la mansión, Elluka notó que Platonic había desaparecido y que la copa de vino no se encontraba por ninguna. Al entrar en el comedor, vio al hijo de Banica sentado en un plato y se llevó al niño con ella. Determinando que Banica parecería haber huido, el Imperio terminó la investigación de Elluka; después de que ella encontró a un sirviente de la Emperatriz Juno, dispuesto a adoptar al bebé, Elluka le dio el recién nacido al sirviente.

Historia del MalEditar

Los Tres HéroesEditar

Elluka y Arth.png

Elluka firmando el pacto con el Rey Arth en el Puente Sanosun

Durante la Guerra Expansionista de Lucifenia, Elluka sirvió al Emperador de Beelzenia como oficial del Estado Mayor. Alrededor de EC 478, Elluka contrató a Gast Venom para actuar como su escolta mientras viajaba. Durante su permanencia junto a él, Elluka le dijo acerca de los siete pecados capitales, incluyendo la Espada de Venom.

Elluka se reunió con el Rey Arth y la Reina Anne alrededor de un año más tarde. Ella firmó el Juramento Puente Sanosun en EC 480 y se comprometió a servirles. Ella se involucró en numerosos conflictos como parte de la expansión militar de Lucifenia y se convirtió en una amiga cercana de Leonhart Avadonia y Mariam Futapie. Alrededor de EC 490, eran considerados como los Tres Héroes debido a sus hazañas durante la guerra juntos.

Twiright PrankEditar

Elluka Clockworker (Story of Evil).jpg
En EC 491, poco después de la muerte del Rey Arth, la Reina Ane fue con Elluka para pedirle un consejo sobre el extraño comportamiento de su hija, Riliane. Elluka señala el extraño comportamiento de Riliane y determinó que el Ministro Presi estaba tramando algo. Después de un fallido intento de asesinato del Príncipe Alexiel, Elluka corrió hacia los cuarteles de Genesia, ciertamente Presi estuvo involucrado y que había estado espiando sus movimientos. Cuando Elluka llegó, descubrió al Ministro y Presi en la habitación de Riliane con Genesia asesinado delante de ella. Elluka dedujo que Genesia fue envenenado y le pidió a Presi acerca de sus intenciones.

El ministro reveló que planeaba matar a los Tres Héroes y al Príncipe Alexiel, el mago de la corte determinó que se había vuelto loco, negando que él sería capaz de hacerlo. Antes de que pudiera terminar, se dio cuenta de un cambio en el poder mágico del ministro, aunque estaba segura de que él no tenía ninguno. El ministro le dijo que adentro de Riliane había algo, como un "préstamo", le preguntó qué poder se estaba albergando dentro de su cuerpo. Presi se rió y le dijo que era lo que ella había estado tratando de encontrar en los últimos 500 años: un demonio de un pecado mortal.

Elluka luchó contra el ministro y fue abrumado por su poder demoníaco. Antes de que pudiera dar el golpe final, Mariam llegó y la salvó. Las dos lo derrotaron y con la muerte de Presi, el mago de la corte selló al demonio en el interior del espejo de mano. Las consecuencias de esto fue la eliminación de los recuerdos de Riliane sobre su hermano gemelo.

Más tarde, mientras sus compañeros, Leonhart y Mariam, hablaron sobre los hijos que cada uno de ellos había adoptado, Mariam le preguntó a Elluka si iba a entrenar a un aprendiz ya que la hechicera era poco probable que casase. Elluka sin rodeos le dijo: "Nunca". A pesar de la disminución de las guerras durante el gobierno de la Reina Anne, la obra de Elluka siguió siendo el mismo.

Días FatídicosEditar

Después de que la Reina Anne muriera en el EC 499, Elluka tuvo un sueño prediciendo la destrucción del reino y decidió marcharse. Le pidió a Mariam reunirse con ella en el Salón de los Espejos y más tarde se coló y trató de apuñalarla por la espalda mientras estaba mirando un retrato del Rey Arth y los Tres Héroes. Mariam rápidamente la desarmó con una patada. Elluka felicitó a Mariam por su reacción y en broma se quejó de su "hábito de patear". Ella bromeó con Mariam porque ella se disponía a salir de Lucifenia y tenía que matar a todos los que la conocían.

Mariam le preguntó por qué y Elluka le dijo que ya no tenía la obligación de permanecer en el país, ahora que Arth y Anne habían muerto, después de haber cumplido su contrato con ellos. Mariam le dijo que no ha cambiado y las dos bromeaban sobre el poder mágico de Elluka y su juventud aparentemente eterna. Elluka insistió que debía dejar Lucifenia a pesar de las suplicas de Mariam, creyendo que 20 años de servicios fuesen suficientes para ella. Para resolver la angustia de Mariam, Elluka le dijo que entrenaría a un nuevo aprendiz para dominar la magia por el Reino, diciendo que sólo tardaría dos o tres años si tenía el talento.

Interrumpido por Ney Futapie, Elluka escuchó como la hija de Mariam transmitió el mensaje de Leonhart a Mariam que quería que mirara al nuevo sirviente. Sabiendo que el sirviente, Allen Avadonia, era en realidad el hermano gemelo de la Princesa Riliane, la bruja tenía curiosidad por ver el aspecto del niño, pero se dio cuenta de que en realidad si era él.

Cuando estaba a punto de salir del Salón de los Espejos, el Primer Ministro Minis la vio y le preguntó si ella se iba. Ella le dijo que se dirigía a Elphegort para entrenar a un aprendiz y negó la oferta de enviar a uno de los guardias de palacio para que la acompañe. Después de preguntarle si seguía prefiriendo chicos jóvenes, en referencia a Allen, Minis insultado, le recordó mantener la identidad del príncipe como un secreto con el mago.

Buscando un AprendizEditar

Desinteresada en escuchar al Ministro Minis, salió y se dirigió hacia el Bosque del Árbol del Milenio. Consultó a su viejo amigo Held, y le preguntó si podía reencarnar uno de sus espíritus como un ser humano y entrenarlo como su aprendiz para ayudarla a prevenir la destrucción de Lucifenia. Cuando el Árbol del Milenio la ignoró, ella lo reprendió y presionó a su viejo amigo para darle una respuesta. La deidad de la tierra no podía creer que un país tan grande pueda ser destruido, y Elluka le respondió que se debía a los Demonios de los Pecados. La hechicera explicó cómo el demonio que fue exorcizado de Riliane la había reposeída y estaba profundamente arraigada en ella, dejando la magia de purificación inútil; ella requería la Magia del Clockworker y necesitaba un aprendiz para ayudarla. Held le recordó cómo la última vez que usó un hechizo tan poderoso, quemó todo su país, pero Elluka le aseguró a la deidad, dudosa, que ella no dejaría que volviera a suceder.

Perpleja porque Riliane todavía estaba bajo la posesión demoníaca, mientras observa el espejo, donde fue sellado, Held sugirió que era posible que el Contenedor del Pecado donde fue sellado era sólo una pieza, y que el contenedor original se partió. Dejando eso a un lado, Elluka se criticó a sí misma por no haber evitado los desastres causados por el Duque Venomania y Banica Conchita y estaba decidida a evitar la destrucción de Lucifenia.

Cuando Held le preguntó por los detalles de su sueño, Elluka describió haber visto cuatro imágenes: La Princesa Riliane ejecutada en la Plaza Milanais, el palacio rodeado de hombres armados, Lucifenia invadiendo Elphegort y Mariam muerta en el Jardín Celestial del palacio. Cuando le preguntó cuál era púrpura, Elluka dijo que era la invasión de Lucifenia, diciendo que el futuro no se podía cambiar.

La deidad de la tierra le preguntó lo que el mago podría hacer si su plan fracasaba y ella respondió que iba a huir y evitar ser atrapada en el lío. Elluka se enojó cuando Held le dijo que quería irse porque no quería ver a sus seres queridos muertos y repetir la Catástrofe de Levianta, entoces ella le dio puñetazos a la deidad en la "cara" para expresar su enojo, y le dijo que se callara.

Después de herirse su mano, Held le dijo que no era su lugar para servir a la justicia, ya que puede o no puede ser mejor para Lucifenia ser destruida. Le dijo a su viejo amigo que lo sabía, pero que desde que esto fue causado por los Contenedores del Pecado, era su deber detener el problema antes de que incluso se produciera. Como Held comenzó a dormir antes de que le respondiera a su pregunta acerca de su aprendiz, le pateó furiosamente sus raíces hasta que fue alcanzado una granada a la parte posterior de su cabeza.

Elluka se dio vuelta para encontrar a Michaela y Gumillia, en sus formas espirituales de animales, y el mago le respondió a Michaela que no estaba intimidando a Held. Cuando reprendió por Gumillia al usar la violencia, Elluka señaló la hipocresía de tirarle el fruto a ella. Al ver que Held todavía estaba dormido, ella se fue diciendo que volvería. Cuando Michaela voló al hombro de Elluka, los dos hablaron brevemente sobre el conocimiento del espíritu de los seres humanos y cómo Held se negó a dejarla salir del bosque. Al salir, Elluka pensó que su aprendiz debía ser una de ellas.

En su camino de vuelta, vio a un chica recogiendo frutos y decidió espiarla. Observando desde unos arbustos, Elluka vio que era del Clan Netsuma y tenía magulladuras. Cuando la chica se fue, pudo escucharla decir, "Lo siento por haber nacido", y decidió no hacerle caso, entonces recordó las palabras de Held sobre escapar de sus problemas. Salió de su escondite y volvió al palacio antes de que oscureciera, por miedo a ser reprendida por Mariam.

Reencarnado a los EspíritusEditar

Después de algún tiempo, Elluka volvió al Bosque del Árbol del Milenio y llegó a oír la conferencia de Held con Michaela sobre cómo los espíritus, e incluso dioses, no deben interactuar con los humanos. Ella los interrumpió diciendo que ella nunca hubiera esperado que dijera eso y le preguntó por qué él la envió en la misión si eso fuera cierto. Después de que el espíritu justificara debido a que es "pecado", envió a un ser humano a fin de reunirlos en lugar de interferir él mismo, y la bruja le preguntó si había tomado su decisión. Al darse cuenta de que el Árbol del Milenio ya no recordaba su conversación, ella hervía de ira por la deidad de la tierra.

Una vez que se calmó, miró hacia el cielo noreste y dijo que sentía el aliento a pecados y cree que Held estaba en lo correcto sobre que el espejo está dividido en fragmentos, sintiendo un Contenedor del Pecado en Elphegort. Held estuvo de acuerdo, después de un largo momento de silencio, para dar a sus dos espíritus: uno para entrenar como su aprendiz y el otro para buscar el fragmento del pecado en Elphegort. Sorprendida por su respuesta rápida, Elluka escuchó como la deidad explicó cómo el pecado se originó en su bosque y era su responsabilidad y que, debido a que había llevado esa responsabilidad en Elluka, quiso ayudar lo mejor que pudo antes de partir de este mundo.

Conformarse con tomar a Gumillia y Michaela y acordando que ellos regresaran a sus formas espirituales después de tres años, Elluka tomó los dos espíritus y se dirigió hacia el oeste para encontrar un lugar más adecuado para su ritual astronómico. En el camino, Elluka le dijo a Michaela de seguir su propia voluntad y que Held probablemente quería que entendiera a los seres humanos mediante el envío de ella en este viaje con la hechicera. Llegaron a su destino y, después de dibujar un símbolo en el suelo, Elluka comenzó la ceremonia, pidiendo que se imaginen las caras de las mujeres más hermosas de Elphegort. Cuando Michaela preguntó por qué las mujeres, Elluka le dijo porque ella quería que sean así. Al terminar sus preparativos, los reencarna en las formas que imaginaron.

Entrenando al AprendizEditar

Elluka, Michaela y Gumillia 1.jpg

Elluka enseñando a sus discípulas

Después de que el ritual se completa, Elluka estaba confundida al ver a Michaela elegir la apariencia de Eve Moonlit. Elluka encontró una casa abandonada en el Bosque de Desconcierto y las tres se protegien allí, practicaron su magia y aprendiendo los conceptos básicos sobre el ser humano. Entrenó a las dos y ocasionalmente regresó al palacio antes de volver. Un día, el mago fue despertado por Michaela cuando ella golpeó dos moldes juntos. Comentó cómo se despertó temprano como de costumbre y le dijo que se estaba levantando, molesto por el ruido del espíritu reencarnado. Mirandola fijamente a la cara, le dijo a Michaela cómo el encanto de la mujer estaba en sus ojos y que ella debe recordar lavarse la cara de vez en cuando.

Después de tres meses de entrenar a los espíritus, Elluka vio como Michaela practica cantando el "Lu Li La", el hechizo para detectar la ubicación de los Contenedores del Pecado y le dijo que sólo necesitaba práctica, y también debía dominar los conceptos básicos que le enseñó. Durante su última cena juntos ese mismo día, Elluka comentó que el Contenedor del Pecado probablemente esté en manos del Rey Thorny Elphen, el Duque Parkage Meld o, el comerciante Keel Freezis, en Aceid. Al ver que Michaela estaba pálida, le preguntó si el espíritu estaba enfermo y le advirtió de las enfermedades a las que era vulnerable como un ser humano. Ella le dio unas hierbas medicinales y la envió a la cama.

Al día siguiente, Elluka se despertó después de que Michaela y Gumillia llenaran su equipaje y le preguntó a Michaela si se sentía mejor. Después de que Gumillia y Michaela dijeron "nuestras más sinceras despedidas", Elluka les dijo que tenían tres años para lograr su objetivo y volver a juntarse. Después, se fue con Gumillia para Lucifenia. Al darse cuenta de que su aprendiz parecía preocupada por su entorno, Elluka preguntó qué le pasaba y Gumillia enojada admitió que sus ojos eran malos. Elluka al examinarla le preguntó por cuánto tiempo y Gumillia aclaró que era desde su reencarnación humana. Sorprendida, Elluka ponderó cómo podría haber cometido un error en el ritual y preguntó hasta qué punto podía ver.

Gumillia señaló y le dijo a la bruja que no podía ver el color de los ojos del pájaro posado en un árbol lejano. Después de señalar que ella no podía pretender ser humano si no podía ver las cosas, rápidamente aclaró cómo, a pesar de no ver tan lejos, podía ver las cosas de cerca muy bien, explicando que era inconveniente. Al darse cuenta de lo que estaba mal, Elluka explicó que las ardillas y los seres humanos tienen diferentes rangos de visión, por lo que su vista estaba bien para un ser humano. Después de un breve silencio, Gumillia le dijo que era inconveniente y la bruja respondió que no se podía evitar. Al ver su mirada de forma silenciosa en el pensamiento, Elluka refunfuñando conjuró un par de anteojos y los colocó sobre ella.

Como Gumillia miró asombrada a su mejor vista, Elluka comentó que su antiguo campo de visión fue más lejos. Admitiendo que estaba bien, la bruja dijo que iba a darselos a Gumillia pero que ella debe usar la magia en su lugar. Mientras, la obligaba a ampliar la visión y que se maree. Después de haberla ignorado, Gumillia se derrumbó sobre los brazos de Elluka.
Gumillia y Elluka 1.png

Elluka reflexionando sobre los anteojos de Gumillia

La hechicera le quitó las gafas, diciendo que necesitaba práctica y sólo podía usarlos cuando estaban en busca de los pecados, y explicó que le sería más fácil buscar si su visión era más amplia. Como su aprendiz argumentó que estaban buscando los Contenedores del Pecado, mientras que intenta conseguir las gafas, Elluka los mantuvo fuera de su alcance y dijo que estaba buscándolos mientras se apoyaba sobre Elluka. 

En cuanto a ellos, la hechicera reflexionó que si no estuviera con las gafas, no sería un problema. Después de explicar que el aprendiz no podía usarlos en su presencia, a menos que en realidad estaban buscando algo, Gumillia permaneció en silencio antes de preguntar por qué. Al ponerse las gafas, Elluka describió que Gumillia sería más hermosa que ella. Después de una larga pausa, Gumillia señaló que ninguna mujer se compara como ella y Elluka le dio las gracias por el cumplido.

Reinado del MalEditar

Elluka escondió la identidad de Allen utilizando su reputación y afirmando que había gente en el mundo que se parecían y que llegaron en grupos de a tres. Ella asistió al funeral de Leonhart Avadonia, llamándole imbécil antes de salir con Gumillia. Después de nueve meses desde su entrenamiento, Elluka recibió las señales de que Michaela había encontrado un Contenedor del Pecado. Ella le dijo a Gumillia que le diera a Allen la cebolleta muy asombrosa para darsela a Michaela y, después de hacerlo, Elluka le pidió al aprendiz volver y el espíritu obedeció.

Algún tiempo después, Elluka asistió a la conferencia en el Salón de los Sonidos del Palacio sobre las misiones diplomáticas a Marlon y Elphegort. Ella simplifica las conversaciones del ministro sobre Keel Freezis y felicitó a Allen por su trabajo. Minis más tarde trajo un regalo de Marlon en la forma de un pulpo con una "forma extraña". Elluka quedó deslumbrada por la criatura y lo identificó como un "pulpo muy sorprendente" para los ojos curiosos de Allen. A instancias del disgusto de Riliane, Elluka tomó el regalo y lo sostuvo en su envase de vidrio. Después de la audiencia de Minis, revelan que el Rey Kyle retiró su compromiso con Riliane a favor de una chica de pelo verde que conoció, la bruja le preguntó con incredulidad si la madre de Kyle, Prim Marlon, estuvo de acuerdo con la decisión. El ministro respondió que la reina viuda decidió respetar la decisión de su hijo sin dar su opinión personal.

Varias semanas después, la hechicera se puso en contacto con Michaela a través de la cebolleta muy sorprendente. Al oír el informe de Michaela, Elluka se enteró de que Michaela encontró la Espada de Venom en posesión de Keel Freezis mientras trabajaba para él y que Gast Venom estaba conspirando para obtenerlo. Elluka determinó que el Contenedor de la Lujuria no era la fuente del problema, debido a que Riliane era arrogante y no lujuriosa. Ella le dijo a Michaela que vigilara el contenedor en caso de que causaría problemas en el futuro y explicó cómo sabía el propósito de Gast para buscar la espada. Cuando Michaela le pregutó sobre Gumillia, ella le dijo que estaba bien y que iba a ser capaz de utilizar la magia del Clockworker dentro de los próximos seis meses.

Al día siguiente, Elluka estaba en la habitación de Riliane cuando Mariam regresó de Elphegort reportando cualquier descubrimiento de la identidad de la amante secreta de Kyle. Al enterarse de que Mariam permaneció desorientada, Elluka agregó que supieran que era una "chica de pelo verde" y que todas en Elphegort tenían el pelo verde. Vio como Riliane hizo un berrinche antes de ordenar a Minis quemar el Bosque de Desconcierto y el Bosque del Árbol del Milenio, invadir Elphegort y masacrar a todas las mujeres con el pelo verde. Elluka interrumpió al oír esto y furiosa, intentado razonar con la princesa, le dijo que quemar el bosque por envidia provocaría un desastre por el dios que vive allí.

Riliane ordenó la muerte de Elluka en respuesta, lo que provocó que ella, furiosa, decirle que la desafiaba si se atrevía a enviar a alguien tras ella, si tenía la intención de matarla, entonces ella se fue, perseguida por Mariam.
EllukaMariamAllen.jpg

Elluka discute con Mariam acerca de su partida

En respuesta a las peticiones de Mariam que no se fuera, la bruja respondió que con Arth y Anne muertos, sus tareas en Lucifenia habían terminado y que quería irse con Gumillia para protegerla del genocidio causado por Riliane. Después de que Mariam le preguntó qué iba a hacer a continuación, Elluka le dijo a su amiga que ella descansaría y luego volvería a viajar. Mientras ella dijo que incluso puede viajar a los países del Este, se dio cuenta de que Allen estaba mirando y lo maldijo.

Sonriendo, el mago de la corte le pidió al sirviente, si él tenía la intención de matarla en el orden de su hermana. Ella entonces le dijo su predicción, que Lucifenia pronto perecerá y que ni ella ni Mariam podría haber evitado la muerte de Leonhart y que los "engranajes ya han comenzado a girar". Elluka preguntó si sus palabras lo convencieron a huir con ella, y se sorprendió al oír que él decidió permanecer al lado de Riliane y proteger a su pueblo, entonces, ella le dijo que tenga mucho cuidado de su hermana.

Se volteó hacia Mariam con lágrimas en los ojos y le dijo que el tiempo que pasó con ella y con Leonhart la hacía sentirse feliz y que ella se quedaría más tiempo si Allen no había estado presente. Por último le dice a su amiga que tome ventaja de los que no están muertos antes de decir adios.

Caza VerdeEditar

Reuniendose con Gumillia y dejando el palacio, Elluka se dirigió al Bosque de Desconcierto. Con la ayuda de su aprendiz, Elluka utiliza el pulpo muy increíble que recibió para conjurar una tormenta para apagar el fuego que estaba quemando el bosque. Las dos abandonaron después de ver a los soldados de Lucifenia retirarse de vuelta al palacio y se introdujo más en el bosque. Exhaustas, se sentaron y Elluka lamentó sobre perder un pulpo tan raro. Elogió a Gumillia, diciendo que su magia había mejorado, y la bruja le dijo a su aprendiz que estaba contenta de que fueron capaces de controlar el fuego antes de que el Árbol del Milenio fuese quemado, cuando Germaine Avadonia de repente se acercó a ellas.

La hija de Leonhart ofreció a las dos refugio en su casa, pero el mago maliciosamente le dijo que era un gesto amable, pero podría causarle problemas, ya que estaban siendo perseguidas por el ejército de Lucifenia. Con eso, Elluka se levantó con su aprendiz y desaparecieron en las profundidades del bosque. La bruja se puso en contacto a través de la cebolleta muy increíble con Michaela. Frenética, Elluka le dijo que necesitaba escapar de Elphegort y explicó cómo sus sueños "violetas" se estaban volviendo realidad. Después de explicar la situación, el mago en pánico le dijo a Michaela que disminuyó su tasa de mortalidad y que fuese la amante de Kyle, le estaba dando un dolor de cabeza.

Michaela se disculpó y explicó cómo había sido la amante de Kyle y le dijo las circunstancias. Ansiosa, Elluka le dijo que necesitaba escapar, siendo la meta de Riliane, y explicó que Gumillia estaba a salvo con ella. Cuando Michaela mostró preocupación por los civiles inocentes que eran asesinados en la Caza Verde, Elluka dijo que tenía amigos en el palacio de Elphegort y trataría de frenar las bajas hasta que Lucifenia caería por su revolución predicha anteriormente. Deseando garantizar la seguridad de Michaela, la hechicera le ordenó dirigirse hacia el norte de la ciudad de Aceid a un lugar donde podía usar la magia para lanzar un hechizo de la reencarnación para volver a su forma espiritual.

Michaela la interrumpió y le dijo que quería seguir siendo un ser humano y no dejar a los que le importaba, Elluka lloró y, después de un largo silencio, despotricó cómo ella, Riliane, Kyle, Allen y Leonhart eran todos unos tontos y que todos en el mundo eran unos idiotas. Elluka después gritó en shock cuando ella escuchó a Gumillia decirle que también ella no quería volver a su forma espiritual, diciendo que Held estaría decepcionado de ellas.

Después de que se entera sobre el escondite de Michaela, Elluka reconoce la ubicación, y le dijo que se reunirían allí una vez que todo se calmara. Terminó la transmisión después de decirle que no iba a morir. Ella y Gumillia fueron a la mansión de Keel Freezis sólo para descubrir que se quemó. Se infiltraron en el cuartel cercano para recuperar la Espada de Venom pero descubrieron que el Contenedor del Pecado había desaparecido. Después de un breve descanso, se dirigieron al lugar donde se escondía Michaela.

Sin embargo, llegaron a encontrar a Kyle agarrando el cadáver de Michaela, llorando. Cuando se fue, recuperaron su cuerpo y luego presenciaron el cuerpo de Michaela convertirse en un árbol joven. Asombrados, visitaron a Held; Elluka se enteró de que Michaela fue elegida por el dios de la tierra para sucederlo como el Nuevo Árbol del Milenio. Enfurecida, la hechicera discutió con él antes de que la deidad hablara con Gumillia y volviera a su sueño.

RefugioEditar

Durante la Revolución de Lucifenia, las dos viajaron a la Mansión Freezis en Marlon para explicar lo que había ocurrido a Keel. El comerciante, sorprendido por la revelación acerca de Michaela, les dijo que le dieran el retoño a Clarith. Las dos mujeres revelaron que lograron recuperar algunas propiedades de Keel de su mansión incendiada y, tras algunas negociaciones, ellas se los regresaron a él. Agradecido, el comerciante acató la solicitud de Elluka para ocultarlos de Lucifenia y darles la Espada de Venom. Una vez allí, Elluka selló la Espada Venom, señalando que su magia se sentía débil, y se sorprendió al no ver a la mujer de Keel, Mikina. Las dos volvieron a Lucifenia y viajaron al Monasterio Held en busca del preciado amigo humano de Michaela. Elluka se acercó a la chica de pelo blanco y se presentó y Gumillia antes de ofrecerle retoño de su Michaela, le dijo que era su "preciado amigo".

Al ver la expresión confundida de Clarith, Elluka pidió que sirve té mientras explicaba la historia. Ella se sorprendió por la falta de sorpresa de Clarith cuando ella le reveló que Michaela era un espíritu, pero se dio cuenta de sus razones y continuó. Ella describió la forma en que encontraron el cuerpo de Michaela y comentó que ella creía que Kyle también contribuyó a su muerte y explicó cómo fue elegido como el próximo guardián del mundo por Held, amargamente admitiendo, que se dejó engañar por el "hombre viejo". Después que volvió a llenar su taza de té, agradeció a Clarith y le contó lo que les dijo Keel y que Gumillia se resistía a entregarla a la chica de pelo blanco.

Después de un breve silencio entre el maestro y el aprendiz, Elluka dijo que dejarían a Michaela decidir, y le hizo señas a Gumillia para conjurar una manifestación de la forma humana de Michaela del arbolito para Clarith y verla. Elluka preguntó con petulancia, que "ganó" y, después, se decidió a dejar a Michaela en posesión de Clarith antes de partir con Gumillia. Una semana más tarde, regresaron para comprobar a Clarith. En secreto la espiaron y observaron que Riliane estaba con ella. La hechicera decidió abandonar la situación por sí sola, concluyendo que Riliane ya no debe verse afectada por el Demonio de la Soberbia.

A pesar de no detener la revolución, aprendió que Riliane estaba poseída una vez por un demonio, y porque el mismo demonio había desaparecido, ella no actuó molesta por ello y le dijo a Gumillia que estaba acostumbrada a ella. Elluka, orgullosa de haber adquirido el Contenedor de la Lujuria, decidió dirigirse hacia el Este con su aprendiz en la búsqueda de los otros Contenedores del Pecado y las dos se detuvieron en una posada en Asmodean. Una vez allí, examinó la espada y se dio cuenta que el Demonio de la Lujuria estaba ausente en el arma. Enfurecida, ella gritó y quitó el sello antes de arrojar la hoja, explicando a Gumillia su revelación.

En su frustración, llegó a otra revelación y sacó el Espejo de Lucifenia sellado de su equipaje, y quitó su sello. Al ver que el Demonio de la Soberbia estaba ausente dentro de su contenedor, así, ella cayó al suelo, angustiada y diciéndole a su aprendiz que el demonio había desaparecido, aunque estaba segura de que estaba en el interior del espejo cuando se selló. Gumillia preguntó si era posible que los demonios desaparezcan de sus contenedores y Elluka lo negó, diciendo que sus cuerpos originales permanecían dentro del contenedor, incluso si poseyeran a los humanos. Después de que la hechicera se sorprendiera, se quedó inmóvil durante un rato, se levantó, empezó a empacar su equipaje, y le dijo a Gumillia que el viaje al Este fue cancelado hasta que descubrieran qué es lo que pasó con los demonios.

Caza de BrujasEditar

Gumillia y Elluka volvieron a Lucifenia y comenzaron a espiar para obtener información. Descubiertos por el Reino de Marlon, que estaba ocupando el Reino de Lucifenia, las dos huyeron y luego se añadieron a la "Caza de Brujas" decretada por el Rey Kyle. Al año siguiente, EC 502, las dos viajaron a la isla principal de Marlon y, estando allí, se encontraron con la hechicera, Abyss I.R.. Derrotada en la batalla, el cuerpo de Elluka fue tomado por la hechicera, y antes de que se suprimiera su consciente, transfirió su alma en Gumillia y utiliza su influencia para "tirar" de ella hacia Beelzenia y tener la seguridad del Emperador.

Praefatio of BlueEditar

En EC 505, Elluka fue capaz de luchar con su cuerpo poseído por Abyss I.R. en Marlon, y explicar a Yukina Freezis por qué se había ido hacía cinco años. Kyle Marlon, finalmente liberado del control de la Reina Prim, les preguntó a Elluka y Gumillia como derrotar a Prim y Ney Futapie. Elluka accedió a ayudar, ya que Prim y Ney se encontraban en posesión de algunos de los Contenedores del Pecado. Elluka después aumentó mágicamente todas las armas del ejército de Kyle.

Nuevos Cuatro JinetesEditar

Después de la batalla, Elluka se quedó en Marlon por un tiempo. Una vez que algunos de los Contenedores del Pecado fueron recuperados de Mikina, ella y Gumillia reanudaron su búsqueda cuando se hizo evidente que Abyss I.R. se había escapado de la isla con el resto de los Contenedores del Pecado. En EC 508, se involucraron en el Incidente de los Nuevos Cuatro Jinetes causado ​​por Neo Apocalipsis y Abyss I.R., y alrededor de ese tiempo perdió la Copa de Conchita a manos de la hechicera maliciosa. Poco después de EC 531, Elluka logró fomar un acuerdo con el Presidente Shaw Freezis para que utilizara libremente todas las facultades de la Fundación Freezis y sus recursos cada vez que ella lo desee.

Viajes al Este y al OesteEditar

En EC 549, Elluka y Gumillia viajan a través de la región del Este en busca de las Espadas Gemelas de Levianta. Durante su viaje, se encontraron con una gran pared que bloqueaba su camino; acercándose al vigilante de allí, las magas intentaron atravesar cuando el vigilante las detuvo. A continuación, explicó que su rey ordenó que a ninguno, excepto los de su propio pueblo, se le permita pasar a través de las puertas.

Al no poder atravesarlo, Elluka y Gumillia se retiran y luego tiñen de color su pelo a negro para disfrazarse igual que el guardia. Regresando a la puerta, las dos fueron detenidas de nuevo y el vigilante le comentó que nadie de su pueblo tenía la piel pálida. Las dos magas se retiraron de la pared de nuevo y luego se pusieron barro en su piel para parecerse al del guardian.

Una vez que regresaron a la pared, el guardia las detuvo por tercera vez, diciendo que nadie de su pueblo tenía esos colores de ojos extraños. Cuando el guardia les dijo que él y la pared eran necesarios para proteger a su gran país y que ellas no deben pensar mal de ellos, Elluka se puso furiosa. Invocando un viento poderoso, la hechicera hizo volar al vigilante y abrió las puertas con Gumillia.

Cuando las dos no vieron una gran ciudad más allá de la pared, las dos se preguntaron por qué el vigilante había estado protegiendo el lugar y continuaron su viaje. Poco después, llegaron hasta un vasto océano. Las dos más tarde lograron atravezar el mar hasta llegar a Jakoku. Después de no poder recuperar las Espadas Gemelas de Levianta durante años, Elluka y Gumillia dejaron Jakoku en EC 558 y volvieron al oeste. Algún tiempo después, Clarith y su orden monástica, Hermanas de Clarith, erigieron un sistema de exámenes para proteger el Árbol del Milenio, y Clarith le entregó a Elluka y Gumillia permisos para entrar libremente por el Bosque del Árbol del Milenio.

Asesinatos en Serie de ToragayEditar

Nueva IdentidadEditar

HanneEllukaGift.png
A finales del siglo VI, decidiendo ocultar su identidad y la de su aprendiz, utilizaron los nombres y las identidades de las bisnietas muertas de Shaw, Hanne y Heidemarie Lorre, tiniendo su pelo de verde. En algún momento, se unió a la Fundación Freezis y se instaló en la ciudad de Leona, trabajando para Dashaw Freezis. En EC 573, Hanne tuvo que acompañar a su jefe en una reunión de negocios en la ciudad cuando, momentos después, presenció cómo el Castillo Leona se estaba incendiando y el fuego se expandía rápidamente por toda la ciudad.

Corriendo para salvarse, ella se había desmayado por el camino al respirar el humo del fuego. Sintiendo que alguien la empujaba, Hanne se despertó, para ver horrorizada momentos después, cómo su familiar se incendiaba y le daba una sonrisa mientras él moría por haberla salvado.

Tiempo después, se fue a Elphegort y decidió trabajar como reportera en la prensa Shuburke, en Aceid. En algún momento, va a visitar a su antigua aprendiz Michaela, y descubre que ella estuvo interfiriendo en las vidas de los humanos cuando en realidad no tendría que hacer nada y sólo observar; en especial, la regaña por extender la vida de Shaw con ayuda de su savia, mientras que su antigua aprendiz le decía vieja y gruñona.

La Flor de la MesetaEditar

En EC 609, ella decide descubrir la verdad sobre la leyenda que rondaba por Calgaround, sobre el viejo libro "La Flor de la Meseta", escrito por la autora famosa y su antigua amiga, Yukina. Dirigiéndose hacia la ciudad el 30 de Agosto, trasportada por un cochero contratado por ella, llega para entrevistar a la alcaldesa de la ciudad, Julia Abelard, en su mansión. Siendo recibida por la alcaldesa, ella observa cómo ella no era una Elphe como los demás y, ve una pintura de la Virgen Madre, Meta Salmhofer, que estaba colgada en la pared de la habitación.

Julia le comenta a la reportera que los ciudadanos la adoraban demasiado y era debido a su conexión con la Meseta Merrigod, con el Proyecto 'Ma' y con la organización criminal Apocalipsis. Pero dejando atrás el tema religioso, la alcaldesa comienza a contarle la historia sobre Mikulia Calgaround.

Anteriormente, ella era una extraña quien puso un puesto de flores que les vendía a todos sin importar qué, y comenzó a ganarse la confianza y el amor de las personas de la ciudad. Ella era descrita como una hermosísima mujer y con buen caracter, y comenzaron a llamarla "La Flor de la Meseta", en honor de las Flores Greeonianas que crecían a los pies de la Meseta Merrigod. Comentándole que, tras casarce con el Lord Gilbert Calgaround, un hombre y un niño misteriosos había venido a visitar la ciudad y afirmaban conocer el pasado de Mikulia; sin embargo, las dos personas desaparicieron el mismo momento que llegaron.

Julia toma un poco de leche; continúa su historia diciendo que tiempo después de que Gilbert y Mikulia fallecieran, los policias de antaño descubrieron, en un pozo cercano a la mansión donde vivían, los cuerpos esqueléticos de las dos personas que conocían a Mikulia, y su pasado, y se abrió un caso de asesinato sobre ellos y su esposo, quien supuestamente falleció por una enfermedad.

Ella comentó que las fechas de nacimiento y de fallecimiento de Mikulia no figuraban en la lista de ciudadanos, hecha con anterioridad por el actual cronista Hermann Bälz sobre toda la ciudad, lo que desconfortó a la joven reportera. También, contó una vieja historia relacionada con las Flores Greeonianas; diciendo que los chamanes de la antigüedad utilizaban y refinaban la raíz de la rosa para un uso medicinal, pero, ellos habían creado un poderoso veneno en vez de una medicina para dormir.

La alcaldesa le dijo que Mikulia pudo aprender de esos chamanes para crear el veneno, denominado Gift, y así utilizarlo para matar a las tres personas. Pero al no tener pruebas suficientes de que si Mikulia los había asesinado o no, con el veneno o sin él, debido que ella ya había fallecido, el caso se cerró. Entonces, le dijo que si iba a la antigua biblioteca real, tal vez podría encontrar algo de información sobre los Condes y descubrir una vieja pintura de ambos, pintada por el Primer Ministro de la época, Gumina. Despidiéndose de la alcaldesa, ella salió de la mansión y le pidió al cochero que se dirigiera a la antigua biblioteca.
Hanne (Regalo de la Princesa del Sueño).jpg

Hanne observando la pintura de Mikulia y Gilbert Calgaround

Encontrándose con el bibliotecario del lugar, ella le preguntó si tenían información de Mikulia Greeonio, y él, la dirigió hacia la pintura que tenían resguardada allí. Estando en frente de la pintura por un largo tiempo, observó que Mikulia se parecía mucho a una antigua compañera con quien trabajó anteriormente y, en ese instante, se dio cuenta que había alguien espiándola detrás de la pared, y le pregunta si era algún extraño. Apareciendo de la pared, era solamente el bibliotecario que quería decir que estaba feliz de ver a alguien venir a la biblioteca preguntando si le gustaba la historia de Mikulia.

Al decir que estaba allí por una historia para el diario, el bibliotecario dejó que revisara las bóvedas que tenían en el sótano, entregándole su acceso; mientras él limpiaba en el mostrador de recepción, Hanne revisaría todos los archivos, pidiendo que lo llame por cualquier duda.

Al no encontrar nada durante horas, mirando muchos libros de hace cuatrocientos años, Hanne encontró uno con muchas ilustraciones titulado "Los Viajes de Evillious", escrito en prosa por Xenos Jaakko, el juglar que conoció hace más de trescientos años, hablando sobre sus viajes hasta llegar a esta ciudad y reunirse de nuevo con la chica que conoció en Beelzenia, aunque ella al verlo no lo reconoció. Al lado del texto había una ilustración de la chica, Platonic. Mientras Hanne seguía leyendo, dedujo que Platonic si era un descendiente de Mikulia. Entonces, Hanne buscó otros libros sobre Platonic pero el de Zenos era el único que contenía información de ella.

Tras terminar su búsqueda, decidió subir y despedirse del bibliotecario, hasta que llegó a su oficina y vio sobre su mostrador una copia del libro "La Flor de la Meseta" y lo amenazó sujetándolo por el cuello para preguntarle dónde lo había conseguido o lo delataría inmediatamente con la Policía Mundial; asustado, le dijo que fue un accidente, pero ella no le creía y tampoco le creerían los policías. Entonces, después de un largo interrogatorio contó su historia, cuando él fue a Toragay se encontró con un hombre que presumía ser el líder de Père Noël y le vendió el libro. Preguntando quién era, él solamente le dijo que llevaba máscara y tenía pelo azul.

Hanne estuvo pensando profundamente sobre la revelación, indicándose que el único que tenía pelo azul en todo Toragay era el actual Marqués Blankenheim, Caspar. Inmediatamente, el bibliotecario aprovechó su oportunidad, pudo soltarse y escapó por una ventana cercana. Al no poder atraparlo, decidió retirarse de la biblioteca y le dice al cochero que tenía que moverse, y él, comentando que no tenía mucho trabajo en la ciudad, decidió llevarla a su destino y le preguntó si regresarían hacia Aceid, pero la reportera le respondió que debía llevarla hacia Toragay. Después, Hanne le envía una carta a su jefe diciendo que iría a entrevistar al Marqués Caspar de Toragay sobre su supuesto trato con el mercado negro.

Investigando al Hombre de Pelo AzulEditar

Tras llegar de noche a Toragay en carruaje, Hanne se hospeda en una posada cercana y conoce a su dueña, Brigitta. Planeando una entrevista con el Marqués Caspar Blankenheim a la mañana siguiente para investigarlo, ella se dirige a la Mansión Blankenheim, sin embargo, un mayordomo de la familia la detiene en la entrada y le pregunta por qué no puede pasar. Después del largo silencio del mayordomo, Hanne se entera que el Marqués había fallecido y le hace unas preguntas con respecto a su fallecimiento, pero justo sale el Dr. Marx Félix, detiene su investigación, y le da la bienvenida.

Al entrar, observó que había muchos policías de la Policía Mundial y a una persona que parecía el alguacil de la ciudad; después, se dispuso a charlar con el Dr. Félix preguntándole si lo habían asesinado, pero él le respondió que murió debido a su enfermedad y fue encontrado en su cama junto con una de sus mujeres, no su esposa. Le comentó que pasaría algunos días en la mansión para consolar a su hija, ahora viuda, ya que fue la única testigo y era crucial para la investigación. Entonces, Hanne le pregunta si podría hablar con su hija, pero Marx le dice que estaba muy conmocionada por el fallecimiento como para poder hablar; poco después, ella se retira de la mansión.

Hanne decide quedarse por dos días para encontrar a otros hombres de pelo azul, pero le resultaba imposible, todos los habitantes eran Elphes; aunque el antiguo Marqués Karl Blankenheim también tenía pelo azul, ya había fallecido, descartándolo en su lista de posibles sospechosos. Ella se preguntaba en su cabeza si el bibliotecario decía la verdad, lo que la llevó a concluir de que si Caspar era ese hombre enmascarado y era el líder de Père Noël, tuvo que haber sido asesinado, pero también se pregunta quién pudo hacerlo.

Sospechando que tuvo que haber sido alguno de sus compañeros, ella recuerda haber visto al Dr. Félix actuando extraño durante su conversación. Ella se dio cuenta que él tenía el mismo apellido que los antiguos Condes, convirtiéndolo en el sospechoso más cercano; luego, pensó en otro sospechoso y ese era su esposa, Margarita, pero nunca tuvo la oportunidad de visitarla.

Al pensar visitar al alguacil de la ciudad para seguir investigando, ella nunca pudo recibir una visita, ya que estaba ocupado con el tema del reciente fallecimiento. Regresando a la posada, Hanne recibió una carta de su jefe ordenándole que regrese a Aceid debido a que no notificó nada de sus últimas actividades, llevándola a rendirse por no tener suficientes datos, pero estaba decidida a regresar a Toragay para continuar con la investigación.

Después de un viaje de pocas horas desde Toragay, Hanne regresó a las oficinas de Shuburke en Aceid y fue directamente con su jefe para hablar con él. Entrando y saludando a su jefe, él le dijo que tenía que volver porque habían recibido una carta diciendo que ella debía reunirse con el Presidente de la Fundación Freezis. Sorprendida al ver la carta, observó que su jefe estaba enojado y a la vez asustado; la carta decía que ella debía reunirse con el Presidente para hablar sobre sus futuras historias que podrían llegar a no ser ciertas y ella levantó su cabeza para ver a su jefe preocupado.

Retirándose respetuosamente de la oficina de su jefe, ella se dirige a su oficina encontrándose con Mortiz colocando algunos anuncios sobre su escritorio. El chico le pregunta si se iba de viaje y ella le responde que a Marlon, momentos antes de que escuche a Mortiz decirle que debía lavarse la cabeza antes de irse, ya que apestaba un poco. Aunque quería hacerlo, ella no tenía tiempo y decidió partir rápido hacia el puerto.

Hanne (Regalo de la Princesa del Sueño) 1.jpg

Hanne visitando a Shaw Freezis en Marlon

Tras un largo viaje hacia Marlon, Hanne pudo llegar al puerto de Jamet, y de ahí, viajó hacia Bariti, a las sedes de la Fundación Freezis. Cuando llegó a las puertas de la fundación, sintió nostalgia por volver a ver a Shaw después de transcurrir diez años, mientras que era escoltada a su habitación por el Ayudante en Jefe, Bruno Marlon

Al entrar en su habitación, vio que Bruno se quedó dentro y se alegró de ver a Shaw, aunque seguía sorprendida por su existencia en este mundo, aunque sabía que Michaela le entregó un poco de su sabia para que viviera más tiempo. Recibiendo gustosamente a la reportera, el hombre viejo le dio permiso de hablar; entonces, ella comenzó a contarle todo lo que sabía sobre Caspar y su vinculación con ser el líder de Père Noël. Pero, Shaw le dice que está siguiendo pistas erroneas, afirmando que él no era su líder, sino una mujer.

También le comenta que una maga llamada "Elluka Clockworker" había visitado con anterioridad al Marqués días antes de morir, observación que sorprendió a Hanne, dejándola con los ojos abiertos. Luego, Hanne, al persibir que debía investigar sobre esa mujer y Père Noél, le pide a Shaw utilizar todos los recursos de la fundación para resolver el misterio, cuya petición es bien aprobada por el líder de la fundación. Después de despedirse de Shaw, Hanne es escoltada de nuevo por Bruno, decidiendo regresar a Toragay para resolver este caso.

Descubriendo la UniónEditar

Hanne llega a Toragay y decide pasar dos semanas reuniendo su información actual; poco después, se dirige hacia la comisaría de la ciudad para reunirse con el Alguacil Ein Anchor. Cuando entra en la comisaría, Ein la recibe de malas ganas diciendo que estaba ocupado, pero Hanne insistía para que le compartiera la información que había adquirido sobre la familia del Marqués y su muerte. Al contarle que el caso se dejaría atrás por ser una persona de alto rango en el gobierno, Hanne lo insultó diciendo que todos los de la Policía Mundial eran patéticos, tema que hirió a Ein, gritándole a la reportera que no descubrieron nada más allá de morir por su intoxicación de consumir tabaco, justo como le dijo el Dr. Félix.

Sin embargo, Ein le comenta a la reportera que sería extraño que él muriera por alguna intoxicación en el tabaco mismo, incluso descartó la posibilidad de que se hubiera suicidado. Hanne le pregunta si cree que hay algo más en juego y Ein le pregunta qué le parece y de inmediato dice que no va a hacer mucho, implicando que hay algo que es incapaz de decir. Después de que él mirara alrededor para no encontrar a nadie, Ein decide contarle que el Marqués ya estaba podrido desde mucho antes de morir, comentándole que además de tener muchas mujeres, gastaba todo su dinero en bienes importados caros del Nuevo Mundo.

Hanne le dice que el tabaco estaba entre esos bienes, pero Ein decía que un solo cigarrillo costaba alrededor de un millón de Evus; también le comentó que ganaba dinero a través de un medio desconocido. Ese fue el punto clave para que Hanne sospechara que Caspar trabajaba con el mercado negro, aunque Ein le dijo que no tenían pruebas para confirmar eso, habían revisado todo el almacén en el sótano y no encontraron nada, hasta que descubrieron una hoja de papel detrás de la pared escrito con el nombre de unos de los "Libros Perdidos Freezis". Y cuando Hanne afirmó que tenía pruebas suficientes para unir a Caspar con el mercado negro, Ein le negó diciendo que no tenían pruebas concluyentes.

Hanne le obligó a confesarle por qué no investigó más sobre este tema, lo que llevó a Ein a confesarle que la Fundación Freezis le habían negado cualquier posibilidad de investigar el caso, confundiendo a la reportera. Incluso Ein no tenía respuestas sobre su por qué, pero de pronto le pregunta a Hanne por qué seguía hablando con ella sobre estos asuntos policíacos, ya que ella tenía conexiones con la fundación; ella decidió cambiar el tema preguntando el origen de su nombre. Ein, confundido, comienza contarle que heredó el nombre de su abuelo, anteriormente el primer oficial de la Policía Mundial, y anterior a eso le comentó que su abuelo fue nombrado en base al nombre de un amigo de una de las hermanas del Monasterio Held en Lucifenia.

La reportera le dice que el amigo de la monja era un soldado que una vez protegió estas tierras bajo el mando de los antiguos Condes Félix, comentándole que sacrificó su vida para proteger a su amor, la misma monja que conoció su abuelo, y que tal vez, esa sea la razón del origen de su nombre, por el cariño amistoso que sentía ella por el soldado. Hanne se emociona al saber que la persona que lleva ese nombre está protegiendo de nuevo Toragay, lo que dejó a Ein todo sonrojado y emocionado al no conocer esa otra parte de la historia.

Cuando Ein le comentó que le gustaban las historias de héroes, Hanne confesó conocer historias relacionadas con el héroe de Lucifenia "Leonhart Avadonia", contándole algunas de ellas; convenciéndolo, Ein estuvo de acuerdo en investigar sobre la distribución ilegal de los "Cuentos Freezis". Sin embargo, Hanne decide que ya no está interesada en el mercado negro y quiere centrarse en la muerte natural y/o el misterioso asesinato de Caspar.

Ein le pregunta qué pistas puede sacar, mientras que ella responde que pudo haber sido por envenenamiento, pero el alguacil le dice que, aunque la medicina y los médicos hayan avanzado en contraste con la antigüedad, ellos serían capaces de encontrar algún residuo de tal veneno. Entonces, Hanne le pregunta si hay alguien que puede hablar de eso y él le sugiere hablar con el médico que examinó al Marqués, preguntando si estaba en la ciudad. Ein le dice que ya había regresado a su país de origen, mientras que ella le preguntó si era de Marlon, pero el alguacil le responde que el médico era de Lucifenia, revelándole que él era el Dr. Puerick Rogzé, impresionando a la reportera.

Aunque Hanne sabía que ella tendría que ir a hablar con el médico algún día, ella necesitaba reunir toda la información que había adquirido hasta el momento en Elphegort. Por el momento, Hanne le pregunta al alguacil si había algo más que pudieron descubrir sobre Caspar, pero él responde que no; poco después, la reportera se despide de Ein y se retira de la comisaría.

Redescubriendo el GiftEditar

Al querer seguir investigando, Hanne se dirigió a visitar de nuevo al Dr. Félix, pero cuando llegó a la Mansión Blankenheim, una de las criadas le dijo que él se encontraba dormido. Al no creerla, se dirigió a la habitación de Marx y lo encontró inconsciente, observando que no respiraba, y de inmediato, llamó a la Policía Mundial. Tras la misteriosa enfermedad de Marx y después de haberlo internado en un hospital de Aceid, Hanne decide viajar hacia la ciudad de Lucifenia y reunirse con el Dr. Puerick.

Llegando a la casa de Puerick, ella entra y ambos se sientan para conversar. Ella observa cómo él era un hombre fuerte y parecido aquellas personas que servían antes a la realeza, misteriosas. Después de presentarse cortesmente, Hanne le pregunta por qué siguió la carrera de medicina en vez de enfocarse en la política, lo cual respondió que él no estaba interesado en esos asuntos como su hermano y sus sobrinos, encontrando un gran interés en su tema.

Hanne descubre la fama que perseguía al Rogzé después de que él se lo contara a la reportera, descubriendo que uno tuvo éxito en el desarrollo de un fármaco que podría curar la enfermedad Gula, una enfermedad que había asolado al pueblo de Evillious durante muchos años, sabiendo que ella conocía esa enfermedad perfectamente; Puerick le ofrece café a Hanne, y ella lo acepta, descubriendo que los granos de café eran exportados desde el Nuevo Mundo, con un sabor diferente a los de Beelzenia.

Después de que el pregunta cómo se encontraba Marx, Hanne descubre que existía una conexión entre ellos y le dice que él se encontraba recuperándose en un hospital de Aceid, presentando los mismos síntomas que Caspar, el cual Puerick le comenta que él tuvo la oportunidad de mirar la autopsia de Caspar debido a sus conexiones. Hanne le notifica que Marx será dado de baja debido al tabaco, y de repente, Puerick se rie a carcajadas diciendo: "Eso es lo que sucede cuando vas a los médicos locales".

Entonces, Puerick le explica a la reportera que ni Caspar ni Eleanor presentaban rastros de envenenamiento en su sangre, pero Hanne afirma que si exitía posibilidades de un veneno dentro de ellos, no fue detectado en la actualidad, sino en el pasado, mientras que él le cuenta, tal y como ella dijo, eso era en el pasado y los avances médicos actuales debían ser capaces de encontrar ese veneno; Puerick se levanta y saca de un estante un frasco de vidrio, escrito con el nombre "Gift".

Hanne se exalta al ver ese nombre, explicando que ya lo había visto cuando visitó Calgaround, contándole al doctor que podía hacer dormir a las personas. Afirmando que estaba en lo correcto, Puerick le dice que ese era el Gift original y su antepasado, Plus Rogzé, la refinó para convertirla en un veneno más poderoso que el anterior, y como ejemplo señaló que una sola gota en su taza de café sería suficiente para asesinarla, e involuntariamente, Hanne comenzó a ahogarse y toció. Él la tranquiliza diciendo que no hay ningún veneno en su bebida.

La reportera le pregunta por qué Plus convertiría al Gift en un veneno más mortal, lo cual explica que era una época de disturbios en muchos sentidos, explicando que el hombre lo hizo para su hija, Prim Rogzé; se corría el rumor de que ella trató de matar al Rey de Lucifenia con el Gift. Ella explica que ya conocía la historia y Puerick la felicita como una reportera de primera categoría y ella lo felicita también, preguntando después cómo todo esto se relacionaba con su historia. Puerick señala que, si el Marqués fue realmente envenenado, la posibilidad de que haya sido el Gift sería alto, y los síntomas serían similares, explicando que descubrirlo en épocas anteriores era indetectable.

Pero Hanne pregunta que si ya era probable detectarlo y Puerick asiente que era un veneno hecho por su familia, y en todo caso, no podía pasar desapercibido. Al final, Hanne le agradece por la valiosa historia y se levanta de nuevo, Puerick le da las gracias por tomarse su tiempo para hablar con este "hombre viejo" y dice que pasó mucho tiempo desde que habló con una joven como ella. Hanne señala que ella no es tan joven y se ríe. Puerick dice que no va a preguntar acerca de la edad de una dama; ya eran las Seis P.M. y él dice que debía dormir por todas sus noches desveladas.

Tras finalizar su visita, ella sale de la Mansión Rogzé y el cochero la estaba esperando afuera y él pregunta "¿Para dónde?", respondiendo Hanne que quería ir a Toragay, pero inmediatamente cambia de opinión y decide volver a casa para Aceid en el Distrito Norte. Ella le dice al cochero que la despierte una vez que lleguen y se duerme.

Visitando a la ViudaEditar

El 28 de Septiembre, Hanne asistió al funeral de Caspar; pudo observar que el Asistente en Jefe de Shaw, Bruno, había asistido para representar a la Fundación y que la miró por un instante con una cara seria y enojada. Al mismo tiempo, pudo conocer en persona a la mismísima Margarita Blankenheim cuando ella se sacó el velo por un rato. De repente, Hanne notó que Margarita era igual en todos los aspectos a Mikulia y empezó a reírse como una psicópata, y por desgracia tuvieron que retirarla del lugar.

Hanne fue a visitar a Ein dos semanas después, tras el desafortunado accidente, para saber cómo iba con la investigación. Ein le comenta las nuevas noticias, la Policía Mundial determinó que no había ningún incidente con Marx después de examinarlo. Según los testimonios, estaba cenando junto con Margarita, y luego regresó a casa a las Once P.M. y de inmediato se fue a la cama. Desde entonces, ha estado dormido durante 2 semanas. Marx mostraba ciertas similitudes con Caspar, como su garganta hinchada, pero también lo determinaron como una enfermedad desconocida.

Después de que Ein le explicó la situación, Hanne le preguntó por qué seguía todavía en Toragay, explicando que él se ofreció a quedarse e investigar hasta que los infectados con esta enfermedad desconocida se reduzcan a cero. Aunque Hanne no esté completamente segura de cuáles son sus intenciones, está agradecida por su ayuda. Y ahora, Ein le dice a la reportera que ya no se encontraba ningún policía en la mansión y expresó que sería su oportunidad para entrar, aceptando, Hanne decidió visitar a la viuda Blankenheim pocos días después.

Al llegar a la mansión justo antes de un mediodía, ella tocó el timbre y de inmediato salió disparando Margarita. Impresionada por su belleza, Hanne comenta que "es igual a una muñeca", que es escuchado por Margarita, pero no le importa y solamente muestra una pequeña sonrisa. Hanne se disculpa y se presenta, pidiendo otra vez disculpas por su mala educación en el funeral, sin embargo, Margarita parece no recordarla y, en cambio, la invita a pasar.

Diciendo que estaba allí para un artículo especial sobre Caspar, Margarita se alegró y le pide que la acompañe hacia su habitación. Entrando en la misma, Hanne observó que su habitación estaba muy vacía y solitaria, mientras que Margarita soltó una sonrisa masoquista, comentando que tenía un montón de cosas antes, como una cuchara, una copa y un espejo, y en su mayoría cosméticos, y quería deshacerse de ellas. Por otro lado, Hanne le dijo que Caspar debió venderlas para sus placeres y le pregunta a la chica si estaba enojada por eso. La chica no sabía por qué Hanne preguntaba eso, comentando que ella nunca se enojaría con él ya que lo hizo muy feliz anteriormente.

Al no entender sus sentimientos, entonces, Hanne le pregunta sobre los problemas financieros que presentaba la Familia Blankenheim, pero Margarita admitió que estaba poco enterada sobre eso. Recordando que Caspar una vez le habló de un nuevo negocio ella no sabía de qué se trataba, dejando con duda a la reportera, preguntando si Caspar tenía algún socio que trabajara para él. Ella le dijo que debía preguntarle a "Elluka", ya que ellos eran compañeros de trabajo, desconcertando a Hanne por escuchar su nombre otra vez.

Margarita le dice que Elluka era su más preciada amiga, incluso si no conocía su verdadera identidad o si era una maga. Hanne le contó que su sobrenombre, "La Maga de la Eternidad", estaba escrito por todos lados, conectando su relación y presencia con los eventos relacionados con Sateriasis Venomania y Banica Conchita, y que ella formaba parte de los Tres Héroes; Margarita dijo que sabía de esas historias, con excepción de los Tres Héroes.

La joven estaba muy emocionada sobre el pasado de Elluka, pero, Margarita dice que le resulta extraño que una persona viviera mucho tiempo, aunque Hanne le dice que cada cierto lapso de tiempo, un mago con una gran reputación era llamado "Elluka", conformando a la joven; Hanne notaba lo exaltada que estaba ella. Hasta que una cosa llevó a la otra, las dos comenzaron a hablar sobre el gran incendio que sucedió hace doce años que quemó toda la ciudad de Leona, relacionando su causante con Elluka.

Mientras que Hanne recordaba con tristeza a su viejo amigo carbonizado, Margarita le preguntó si ella estaba bien, diciendo que no se preocupe regresando a sus sentidos. Entonces, Hanne le pregunta dónde podría estar Elluka ahora, a lo cual Margarita responde que ella venía pocas veces, siendo su última visita el 25 de Agosto de este año. Incluso sabía que con los policías rondando por la mansión, Elluka no podría acercarse, lo que condujo a Hanne pensar que esa tal Elluka no podría estar involucrada con el asesinato de Caspar.

Hanne le pide mirar por los alrededores para su artículo sobre Caspar, entregándole su permiso, la joven le sugirió que inspeccione primero el comedor. Pasando desde el lujoso comedor hasta la simple cocina, Margarita le dice que ese era su lugar favorito, ya que ella tenía que hacer las comidas por escasear sirvientes, bromeando, Hanne le cuenta que no era muy buena con el tema de cocinar, diciendo que quien cocinaba en casa era su hermana, Heidemarie, contando que nunca sufrieron problemas alimenticios.

Mientras contaba la historia, Hanne observó que Margarita inclinó su cabeza hacia atrás y decirle que tenía la sensación de haber tenido una conversación con ella hace mucho tiempo, aunque dice que es la primera vez que se conocen. Intrigada, ella le pregunta por qué se debía a eso, preguntando si conocía a alguien con su misma cara. Margarita contestó que no, pero Elluka, hace mucho, le dijo que podían existir hasta tres personas iguales en el mundo.

La joven le preguntó a la reportera si tenía hambre, Hanne sacude la cabeza y dice que no tiene hambre en este momento. Entonces, Margarita le cuenta que muchas veces iba al Instituto de la Caridad de la ciudad para comer junto con los huérfanos, incluso cocinaba para ellos. Hanne no estaba del todo de acuerdo por su actitud, preguntando si lo hacía como publicidad al ser un miembro de la Familia Félix o como la hija-en-ley de los Blankenheim.

Cambiando de tema sobre la misteriosa enfermedad de su padre, Margarita le dijo que habían cenado juntos la noche del 18 de Septiembre y, al mismo tiempo, Hanne sobresalta diciendo que la muerte de Caspar estaba conectada; Margarita asiente con la cabeza y sonríe, bromeando al comparar a Hanne con la policía. Entonces, le pregunta si su padre le había dicho algo indecente en la cena para ponerla furiosa, a lo que Margarita se puso algo triste recordando a su padre, perdonando a la joven viuda.

Diciendo que no importaba, ya que era su trabajo como reportera, Hanne le entrega sus condolencias a Margarita por la pérdida de su padre, preguntando si iría alguna parte, y por el momento, ella le contesta que esperaría a que su padre se mejore y se mudarían algún día a Aceid, entregando sus mejores deseos la reportera; al agradecerle, Margarita la guió hacia la habitación continua y entraron en la habitación de Caspar, donde la compartía con su amante.

La Joven Somnolienta y su Laboratorio Editar

Luego, Hanne recuerda el tema sobre que la joven nunca dormía y se animó para preguntárselo, a lo cual Margarita asiente con la cabeza, respondiendo que era la única en su familia que padecía esa "enfermedad", resultándole extraño a la reportera. Ella se preguntó por qué Caspar le compró una cama sabiendo de su condición, Margarita le dice que no importaba, debido a que fue un regalo por su luna de miel, también le preguntó si no estaba cansada

Entonces, Margarita le pregunta a la reportera si existían personas históricas que nunca hayan dormido como ella. Hanne le cuenta que existía una leyenda que contaba que la antigua Emperatriz Juno del Imperio Beelzeniano dormía solamente cuatro horas por día, aunque no tenían pruebas para comprobarlo. También contó que las personas involucradas con los Demonios del Pecado ganaban habilidades extras al firmar el contrato, ella dedujo que Margarita tal vez pudo firmar un contrato demoníaco, pero nunca escuchó sobre ganar la habilidad de no dormir; Margarita solo ríe al escuchar estas cosas interesantes, debido a que nunca pudo firmar un contrato cuando apenas ni siquiera había nacido.

Hanne, decepcionada, se había dado cuenta que la joven tenía razón y solo quería utilizar a antiguas personas como ejemplos, pero Margarita le dice que un reportero debe ser realista, afirmando que no hay manera de que esas cosas ocultas son verdaderas, afirmando que ella no cree en la magia. Aunque sabía que su amiga Elluka era maga, nunca la vio utilizar tal cosa.

Abandonando la habitación de Caspar, Margarita dirige a Hanne hacia el sótano. Al bajar y entrar en él, Hanne observa que había una habitación vacía, donde supone que es el lugar donde Ein encontró el libro de cuento de hadas, luego preguntó si antes había algo allí y Margarita responde que solía ser el almacén de Caspar, pero no sabía que se encontraba adentro; incluso cuando la Policía Mundial entró en esa habitación no había nada para ese entonces.

Aparte de que todo el sótano estaba sucio, las dos entraron en una habitación donde se encontraba un escritorio de madera más limpio que los demás muebles y muchas cajas, Margarita explicó que esa habitación se convirtió en su laboratorio después de que Caspar falleció y cuando intentó encontrar una cura para su padre, afirmando que creaba su "medicina" allí.

Al ver el interior de las cajas, observó que se encontraban muchas hierbas y otras materias primas para preparar la medicina, supuestamente compradas en la farmacia La Bula, y ella preguntó si la Policía Mundial había revisado esta habitación, escuchando que el Dr. Rogzé había revisado estos materiales para saber si se trataban de alguna clase de veneno, afirmando que todo estaba en orden. Hanne dudó al saber sobre la inspección de Puerick y de por qué no le había contado esto cuando fue a visitarlo. Preguntando por qué mantenía su laboratorio aquí abajo, la joven le dijo que todas las cosas eran muy pesadas para llevarlas arriba.

Terminando de inspeccionar el lugar, subieron a la primera planta y observaron que el sol se estaba poniendo, y la reportera decide retirarse, despidiéndose de Margarita notificando que su artículo se publicará en el diario de la próxima semana. Después de salir de la mansión, Hanne se perdió de nuevo en sus pensamientos mientras miraba el jardín, analizando que las posibilidades de que Marx y Caspar fueran envenenados eran muy bajas, diciendo que no encontró nada en la casa, en especial un Contenedor del Pecado, debido a que esa tal "Elluka Clockworker" estaba relacionada con ellos.

Sintiéndose firme ante su misión otorgada por Shaw, Hanne pensó que si Margarita era una contratista, ella pudo haber creado un veneno "invisible" a los ojos del Dr. Rogzé, y mientras seguía con su regreso, también pensó que encontrar el paradero de Elluka era una prioridad y cómo ella está involucrada.

Investigando las Instalaciones (Parte I)Editar

Varios días después, Hanne decide visitar al dueño de la farmacia La Bula, y, al entrar en la tienda, observa que la insignia del dios Held estaba grabada en una de las esquinas de su tapiz. Ella sabía que los antiguos chamanes eran devotos de Held y siempre llevaban grabadas en sus ropas, una insignia igual a la de la pared, deduciendo que los ancestros del dueño debían ser chamanes.

Presentándose como Egmont, el hombre la saludó y le explicó que solo llevaba la insignia para que el negocio fuera aprobado y no tuviera problemas, para limitar la venta de venenos. Hanne pregunta si existe alguna violación en sus ventas de veneno, pero Egmont dice que esos tipos de compradores siempre tienen que escribir su nombre y su propósito en el libro mayor que tenía allí, y sabía que si ponían un nombre falso, ya estaban en problemas, y no le vendía a menores de edad o prostitutas.

A continuación, Hanne vuelve a preguntar para saber si le vendió veneno a alguien, él sólo respondió que todos eran cazadores, para sus trampas y dardos, o agricultores, que compraban eutanasia para sus ganados enfermos, pero la reportera preguntó sobre los médicos, a lo cual ella se estaba refiriendo al Dr. Félix, que lo compraría para su investigación o para los pacientes, pero desde el año pasado que no compró nada.

Hanne escuchó decir de Egmont que al ser la única farmacia en Toragay, sus ventas bajarían si el Dr. Félix seguía enfermo, y ella aprovechó para decir que su hija también compraba aquí, afirmado por el dueño de la farmacia, pero le dice que solo puede venderle a ella la materia prima, ya que no posee licencia de médico. La reportera se pregunta en qué estará pensando Margarita, cuando Egmont le dice que ella estaría preparando pastillas para dormir, lo que llevó a Hanne decir que tenía que ver con las Rosas Greeonianas de la Meseta.

Pero, Egmont le reclama diciendo que eso era veneno y repite que no le vendía a menores de edad. Entonces, Hanne pregunta si le vendió esas plantas a alguien más en Toragay, contestando un rotundo no, sugiriéndole que compruebe en Aceid sobre esos vendedores; también le dice que la gente veía entrar y salir a una mujer que parecía un mago y Egmont dice que le vendía a esa mujer, siempre llevaba una capucha en plena luz del día, pero nunca le dijo nada malo por su apariencia ya que era una conocida del Marqués Caspar.

Hanne observa cómo ella ha estado entrando y saliendo de la casa del Marqués mucho, y ella escuchó de Egmont decir que hace muchos meses esa mujer y Margarita caminaban juntas por la calle hacia el Instituto de la Caridad. Hanne, sorprendida, decide ir a visitar el instituto cuando Egmont le ofrece un jarabe para mantener su "belleza" mientras combatía su cansancio. A pesar de los comentarios vulgares del farmacéutico, Hanne lo compró y pagó por él 50 evus, lo que la dejó impactada por el precio tan caro.

Investigando las Instalaciones (Parte II) Editar

Después de dejar el negocio de Egmont, Hanne se dirigió hacia el instituto y fue recibida por una mujer con un ambiente amable. Hanne le dijo, con mucha energía, que vino para un artículo del diario Shuburke y la mujer la dejo entrar y, al mismo tiempo, Hanne estaba más emocionada de lo normal, pensó que era resultado del jarabe. La noble mujer le pidió que se calmara un poco para no molestar a los niños que estaban dormidos.

Hanne se entera que su nombre era Rita Flohn, directora del lugar y, también, era una conocida del Dr. Félix, siendo hace mucho una partera que ayudó a dar a luz a Margarita, sintiendo pena por ella, ya que la consideraba una chica con mucha mala suerte desde que nació. En ese momento, Hanne quiere que le cuente cómo fue su nacimiento, a lo cual Rita describe la noche como muy lluviosa y tormentosa. Ella estaba ayudando a la madre de Margarita durante el parto, pero de repente, cayó un rayo cerca de la casa y vio cómo la madre y el bebé recién nacido habían fallecido.

Cuando Rita estaba sosteniendo el bebé, Hanne escuchó que ocurrió un milagro, mientras que Rita sacaba un parche de fibra de tela, color rojo, de un estante. Hanne observó la tela y dedujo que provenía de un muñeco de gato, al mismo tiempo, Rita continuó su historia contando que una mujer encapuchada, con un gato rojo en su hombro, entró en la habitación afirmando ser una hechicera. Cargando en brazos al bebé, la hechicera lo agarra y, después, ella se fue, devolviéndolo a la partera; Rita confirmó que la bebé muerta comenzó a llorar y ella también llora.

Hanne escuchó decir que la extraña mujer era un mensajero de Dios y que Margarita fue revivida gracias a Dios, pero ella le preguntó si esa era la única anormalidad en ella, Rita solo le contó todo lo que sabía. Cuando la reportera le volvió a preguntar si su padre la amaba, Rita respondió que él haría todo lo que fuera para hacerla feliz, ya que había perdido a su esposa, aunque la directora estuvo en desacuerdo sobre el casamiento de Margarita con Caspar arreglado por ambos padres.

Para Hanne los rumores del mundo o la verdad de Rita, eran confusos, incluso si Marx fuera a despertar, ella dudaba que admitiría que él simplemente utilizó a su propia hija como una herramienta política. Hanne pudo observar que Rita estaba muy enojada por el hecho de que las personas convirtieran a Margarita en alguien triste, como Caspar, ella lo consideraba una escoria por tratar mal a Margarita, golpeando la mesa con furia. Hanne intenta calmarla mientras la misma Hanne resistía sus amplificadas emociones debido a su medicamento.

La directora le dijo a Hanne que no pudo soportar ver a Caspar con una amante, cuando tenía que pensar sobre su casamiento con Margarita, sintiendo pena e ira. Hanne se da cuenta que Rita sufría mucho y, con delicadeza, le pregunta sobre la apariencia de esa amante. Cuando Rita empezó a describirla como una mujer que no hacía nada cuando Margarita la trajo una vez al instituto y vestía una túnica, Hanne preguntó cómo iba a saber si en realidad era la amante de Caspar, a lo cual, Rita afirmó que vestía como una cualquiera, con ropas brillantes de color rojo, pensando que era una mujer indecente o lasciva.

Hanne sentía que era un prejuicio, pero la ropas rojas le recordaron a la alcaldesa de Calgaround. Combinado con el testimonio del farmacéutico, la mujer que Margarita trajo fue sin duda el mago. Lo que le molestaba a Hanne era que este mago era aparentemente un "mensajero de Dios" que revivió Margarita, a menos que Rita haya visto una alucinación, no era posible que fuera un mago. Hanne le pregunta si la alcaldesa se parecía a un "mensajero de Dios", Rita exclama que no se parecen en nada. Después, escucha a Rita admitir un "tal vez un poco" antes de afirmar que tenían un aspecto similar, pero luego reafirma que eran definitivamente personas diferentes.

Hanne le recuerda que los niños van a despertar si ella empezaba a hablar fuerte y Rita continúa exclamando que está bien, ya que la siesta casi terminaba de todos modos. Hanne expresa un sarcasmo y luego le pregunta si ella está segura de que no eran la misma persona y que ella jura por Dios que ella está segura. Luego, Hanne escucha que la mujer la había visitado hace tres meses porque no encontraba a Caspar y a Margarita, notificando a la mujer que estaban en Aceid para celebrar el cumpleaños del Rey Soil Elphen y, con desagrado, la acompaña a hospedarse en una posada; inmediatamente, Hanne le suplica llevarla hacia esa posada.

Sorprendida al descubrir que esa posada era la misma donde se hospedó anteriormente, Hanne nunca esperó tener una entrevista en este lugar. Mientras estaba parada en la puerta, ella vio a su viejo amigo el cochero llegar a casa preguntándole si ya había terminado su trabajo, pero, cuando le preguntó eso, vio cómo dos cabezas se asomaban por la ventana de la posada. Al enterarse que eran solamente niños, se despidió del cochero y entró para encontrarse con Brigitta en la cocina, tras seguir el buen olor de sopa de cebolla que provenía de la cocina.

Cuando Brigitta le preguntó si se quedaba a cenar, Hanne le respondió que tenía asuntos más importantes, preguntando a continuación si una vez tuvo un huésped llamado Elluka Clockworker. Aunque la anciana no la recordaba, Hanne le decía que llevaba ropa de color rojo y una túnica, viendo cómo sobresaltó Brigitta; ella descubrió que Elluka se había hospedado hace tres meses en la habitación de al lado suya. Entonces, le preguntó a la dueña si había hecho algo raro o en particular, solo para escuchar que era muy callada y siempre comía todo en su plato.

Luego, Brigitta se acordó que la mujer misteriosa dejó un frasco con un líquido rojo y lo guardó en el almacén. Por eso, Hanne dedujo que sería una pista y quiso fijarse dentro del almacén, con el permiso de Brigitta. Cuando entró en el mismo y encontró el frasco de vidrio pensó con quién debería consultar para saber si era algún veneno; ella se dijo así misma que Egmont podría investigarlo rápidamente, pero después, pensó que ir con el Dr. Puerick tendría mejores resultados.

Debido a que ya era muy tarde para visitar a alguno de los dos, ella escuchó a Brigitta decir que la cena ya estaba lista y aunque Hanne se prometió cuidar su dieta, decidió unirse junto a los demás huéspedes en la mesa.

Analizando el Líquido Extraño Editar

Después de encontrarse con Heidemarie en la posada esa misma noche, al día siguiente, el 17 de Octubre, Hanne fue a visitar al Dr. Puerick para analizar el frasco con el líquido rojo. Mientras le entregaba el frasco a Puerick, ella preguntó le preguntó a Puerick si encontró alguna clase de veneno en él, pero solo escuchó que en su interior se encontraba sangre de animal, preguntándose por qué un mago llevaría tal cosa en vez de solo el veneno.

Sin embargo, Hanne escucha cómo el Dr. Puerick debate sobre si la sangre contenía veneno o no, ya que la sangre estuvo mucho tiempo almacenada y no se había producido su coagulación; ella estuvo decepcionada al saber que su conclusión llevó a desechar la sangre como pista, debido a que, como la carne cuando se pudre, la sangre ya era venenosa. Ella realmente no pudo discutir el análisis del más grande experto de la región en la medicina y ni siquiera trató de ocultar su decepción por tener que volver a la mesa de dibujo.

Debido a que tuvo que descartar las posibilidades de la intervención de un Demonio del Pecado y las muestras de Puerick, Hanne también dedujo que el veneno pudo mezclarse con la sangre cuando algo o una persona ya había fallecido de modo que sería imposible incluso para los expertos farmacéuticos distinguirlo de la descomposición natural. Ella, mientras tanto, compartió su teoría con Puerick y él también estuvo de acuerdo con ella, sin embargo, no explicaba la enfermedad del Dr. Félix, no tenía sangre putrefacta en su organismo.

Hanne se da cuenta de que tiene razón y que Margarita, en lugar de utilizar un veneno existente, hizo refinamientos para mejorarlo en base a su propia investigación. Y ahora, ella se preguntaba si Egmont estaba en lo cierto o no, en base a su deducción sobre que Caspar y Marx se habían convertido en sus sujetos de pruebas; Hanne sintió un frío que recorría su espalda y recordó que tenía negocios importantes que atender.

Despidiéndose de Puerick, vio cómo entraban dos hombres vestidos de negro que la estaban buscando a ella para llevarla a Marlon, ella pregunta para qué, mientras ve cómo Puerick sobresalta para saber quiénes eran ellos. Uno de los hombres se quitó el sombrero y bajó la cabeza en señal de perdón, diciendo que venían como mensajeros de la Fundación Freezis y para comunicarle a Hanne que su bisabuelo había fallecido esta mañana; poco después, se dirige a Marlon junto con los dos hombres.

Inesperado Conflicto con la Justicia Editar

Cuando Hanne llegó a Marlon, vio a muchas personas con trajes de luto, mientras ella pensaba que al ser una de las familiares mayores de Shaw tendría que asumir su responsabilidad como el líder de la Fundación Freezis, aunque no quería serlo y sabía que no se lo permitirían.

Al llegar a la sede de la Fundación, ella se encontró con Bruno y Heidemarie en la puerta principal, y las dos hermanas tuvieron que seguir a Bruno hacia la puerta de atrás. Hanne entendía los motivos de Bruno al llevarla por atrás mientras se dirigían a la habitación de Shaw; se entera cómo murió plácidamente Shaw en su cama, y esto la hace recordar a Toragay.

Hanne sabía que no tenía ninguna conexión familiar con Shaw, pero igual se sintió muy triste. Bruno abre la puerta y ella ve cómo Shaw ahora descansa en un ataúd, y arrodillándose ante él, acaricia su mejilla fría. En ese momento, Hanne recuerda todos los momentos felices y complicados que pasó junto con su bisabuelo, recordando también a las otras personas que conoció en su vida.

Inesperadamente, comienza a llorar y Bruno comenta las veces que nunca vio llorar a Hanne. Ella se levanta, sus lágrimas se secaron, y ve a Heidemarie tan fría como siempre, aunque sabía que ella estaba triste en su mente. Hanne le agradeció a Bruno por su ayuda, pero, Bruno empezó a reír y los hombres de negro que escoltaban a Heidemarie hasta aquí aparecieron detrás de él, apuntándolas listos para disparar. Hanne se sorprendió al ver que Bruno las estaba arrestando y preguntó bajo qué autoridad, Bruno respondió que era el actual líder de la Fundación debido a una ley establecida hace mucho tiempo, en el cual dice que el ayudante más cercano a la Familia Freezis tendría el control total hasta que fuera elegido un nuevo jefe.

Hanne sabe que los hombres de negro eran de la Policia Mundial, y al preguntarle a Heidemarie quiénes eran, ella respondió que no sabía, y Bruno salta diciendo que ellos eran de un escuadrón secreto de la Fundación. La reportera ya lo sospechaba y le dice que si las arrestaba esto no quedaría así ya que eran inocentes, pero Bruno le dice que ella fue la culpable del Incendio de Leona, que ella era Elluka Clockworker, lo que deja a Hanne furiosa, reclamando que no habían fotos de ella para demostrarlo; ella escuchó que sería acusada de ser la principal sospechosa porque estaba en la ciudad y ser una de las muchas personas que sobrevivieron.

La reportera observaba como los hombres de negro se posicionaban detrás de ella y ataban sus manos con sogas, mientras les pedía que no estén muy duras. Mientras tanto, ella observaba cómo Heidemarie se resistía sacando su pistola especial hecha por ella misma, apuntando hacia Bruno y los hombres de negro; Hanne, después de unos momentos, le pide que se detenga porque no quiere molestar a Shaw mientras duerme. La oficial de policía dejó caer su arma por respeto y los hombres de negro tuvieron su oportunidad para atraparla.

Después de que Bruno ordenara que se las lleven, Hanne le pregunta si las estaba arrestaba por simple odio, pero no era así, afirma Bruno. Él le explicó que hay muchas personas malas en cada organización, a lo cual Hanne le dice "Père Noël". También le dice que si las eliminaba del camino él se convertiría en el nuevo Segundo Comerciante, dejando a Hanne con la duda, mientras ambas eran trasladadas a la cárcel.

Dentro de la cárcel de la Policía Mundial, Hanne estaba pensando qué pasaría a partir de entonces, preguntando a Heidemarie, en la celda continua a la suya, si estaba despierta. Entonces, al ver que ella estaba despierta, Hanne le pregunta qué pasó en el Instituto de la Caridad, respondiendo que todos cayeron dormidos sin ninguna explicación. Hanne se arrepiente de haber dejado Toragay de nuevo y se siente culpable al ver que no pudo evitar que más gente muriera allí, mientras que Heidemarie la consuela diciendo que ella no lo hizo.

Escape de la Cárcel Editar

Hanne estaba decidida a acusar a Margarita sobre esos asesinatos, pero no tenía evidencias y la escucha a Heidemarie decir que ella no estaba en Toragay cuando sucedió. Además, ella le dijo a Hanne que Margarita estaba en Aceid cuando acompañó a Ein para ver un médico, lo que desconfortó aún más a la reportera, decidida a terminar el caso aunque fueran acusadas de criminales.

La reportera le preguntó a su hermana si ya estaba lista para salir de la celda, y se empieza a reír. Las dos sabían exactamente a qué se refería y ya no necesitaban actuar como las bisnietas de Shaw, hasta que escucharon un fuerte ruido dentro de la prisión y vieron que las personas que lo provocaron eran Ein y Hob Homer, el jefe de Heidemarie. Le agradece a ambos por rescatarlas, y Ein le dice que creía en ella porque sabe que Hanne nunca mataría a nadie, aunque ella fuese imprudente, egoísta, y alguien que de vez en cuando interfiere con las investigaciones; Hanne le agradeció completamente a Ein por creerle.

Aunque estaban todos listos para irse, Hob le da antes a Hanne un fragmento del diario Shuburke, y ella lo lee para saber que la enfermedad en Toragay se expandió más rápido y fue puesta en cuarentena, después, escucha decir a Hob que él era amigo de su jefe. Ein, precipitadamente, les dice a los tres que tenían que escapar ya antes de que llegaran los policías, pero Hanne le dice que tenía que decirle algo importante, pestañeando un ojo a Heidemarie.

Cuando Hob fue noqueado por Heidemarie con su arma, Hanne se aproxima hacia el temeroso Ein y ella le dice que él estaba equivocado con respecto a quién era en realidad. Mientras se aproximaba más al alguacil, una pequeña ráfaga de viento comenzó a soplar más y más fuerte hasta que Hanne se puso en frente de él y le declaró que ella en verdad era Elluka Clockworker, expulsando a Ein hasta los muros de la prisión.

Asesinatos en Serie de ToragayEditar

Después de llegar a su casa en Aceid, Elluka piensa que por el momento estaban a salvo de Bruno y de la Policía Mundial. Decidida a detener la epidemia, encontrar a Margarita era su prioridad. Pero se le presentaba el problema del bloqueo en la ciudad, pensando que la joven estaría con su padre comatoso en el hospital cercano y no regresaría a Toragay en el estado actual por el cual se encontraba.

Aprovechando esto, Elluka recordó el tema de su pelo verde y se dirigió a un "lugar de agua" al lado de su casa para lavárselo, después de mucho tiempo; terminando de bañarse y de desteñirse, sale del lugar de agua desnuda dejando atrás su ropa en el piso.

Entrando en su casa, agarra su vieja ropa de maga y ve que Gumillia ya estaba lista también; su aprendiz la llama como Hanne para preguntarle si ya estaban listas para irse. Elluka le dijo que ya no hacía falta tener esos nombres, llamando por error a Gumillia como Heidemarie; poco después, ambas magas se fueron de la casa.

Llegando al hospital, ambas mujeres se enteran por un doctor que Margarita ya se había ido, diciendo que fue a visitar a su madre, dejando a Elluka dudosa. Aunque sabía que no podía visitar el cementerio en Toragay, ella le pregunta más sobre su "madre"; escuchando las letras "El" por el doctor, Elluka sabía que tenía que ser la Elluka impostora, suponiendo que Margarita le había mentido sobre su ubicación.

Mientras Elluka se preocupa que Margarita esté fuera de su alcance, ve cómo Gumillia saca un mapa de Elphegort de su equipaje, con una equis roja marcada en él. Descubriendo que su aprendiz se lo sacó a Ein, quien había descubierto la nueva ubicación del mercado negro, miraron que el lugar marcado era la Meseta Merrigod, en Calgaround.

Cuando estaban saliendo del hospital, escucharon unos gemidos que venían de la habitación de alguien. Preocupada al enterarse, por el doctor, que los gemidos eran de Marx los tres corrieron hacia su habitación. Entrando en la misma, todos estuvieron calmados al ver que Marx por fin había despertado, pero no se encontraba en buen estado.

Marx mira fijamente a Elluka y ella se sentía incomoda al reverarle su identidad. Entonces, Elluka comienza a escuchar que Marx balbuceaba algo sobre el día que nació Margarita; aunque sabía que su esposa y Margarita habían muerto, pero que ella había regresado de la muerte, escucha sorprendida que una "bruja" había cambiado al bebé muerto por una "muñeca", y que eso puso a todos inconcientes.

Impactada por la revelación, Elluka observa, poco después, cómo Marx se retorcía de dolor en su cama para terminar verlo muerto. Decepcionada por su muerte y por no descubrir más sobre aquella muñeca, ella sabía que era el Contenedor del Pecado de la Pereza, recordándole a Gumillia que tanto el objeto, como varias de las personas que conoció en su vida, incluso Michaela, y como Margarita, eran iguales a la Pecadora Original, Eve Zvezda.

Afirmando que se sentía algo extraño desde que había conocido a Margarita, la maga le dijo a Gumillia que ella definitivamente era una contratista, causando el incidente mediante el contrato, y debían matarla para terminar con los poderes utilizados del Demonio; preocupada por si Aceid también había sido infectada, le dijo a su aprendiz que todo era cuestión de tiempo.

ConfrontaciónEditar

Dirigiéndose a la ruta que conecta Aceid con Toragay, Elluka y Gumillia se encontraron con el problema del puesto de control. De pronto, Elluka observó como un hombre misterioso se enfrentaba a los dos oficiales y le exigían que lo dejaran pasar para reencontrarse con su madre. Se dio cuenta que el hombre era el cochero que la acompañó en varios de sus viajes, y, al ver que no podían hacer nada por él y hacerles contra a los demás oficiales que aparecieron, Elluka decidió seguir de largo hacia Calgaround.

Pero de pronto, Elluka observa cómo Gumillia se acercó al lugar y amenazó a los oficiales con su pistola. Mientras tanto, utilizando su hechizo especial de viento, Elluka mandó a volar a tres de los seis oficiales y rescataron al cochero, apurando a ambos para poder escapar, mientras trataban de escapar de los disparos.

Cuando dejaron atrás el puesto de control y ya no escucharon más disparos, Elluka trató de convencer al cochero que las lleve hacia Calgaround y luego irían por su madre en Toragay. Al escuchar la sugerencia del hombre para pasar alrededor de la montaña, ella estuvo de acuerdo y, entonces, partieron hacia la ciudad al norte.

Más tarde, esa noche, comenzó a llover y habían llegado a la mansión de la alcaldesa Abelard. Después de que la alcaldesa las dejara pasar, Elluka preguntó abruptamente dónde se encontraba Margarita, mientras que Julia le decía que ella estaba trabajando en su última tarea. La maga de pelo rosa comentó que ella no tenía que ir a través de todos esos "desvíos" como "Elluka Clockworker" si lo hubiera sabido desde el principio, pero Julia le replicó a "Hanne" que la vida era una serie de desvíos antes de corregir su nombre a "Elluka Clockworker" y la mujer de pelo castaño se echó a reír.

Después, la maga expresó su sorpresa diciendo que sabía que ella era la verdadera Elluka, mientras que sacó el tema de su cómplice el "bibliotecario", cuando escuchó que la alcadesa dijo que todo era para animarla a descubrir la verdadera identidad de Margarita. Admitiendo que no tenían ninguna pista, pensando que tal vez se trataba de una contratista, la maga de pelo rosa exigió saber la verdad, cuando vio que la alcaldesa  se reía de ella al ver que Elluka era una inutil y desperdiciaba sus esfuerzos en Père Noël en la mujer

Dudosa, la maga le preguntó que quería decir con eso, cuando escuchó de la boca de "Julia" decir que su verdadero nombre clave era Cuarta Sombra y no era la verdadera líder de Père Noël, sino su aprendiz. Después de escuchar que el plan de eliminar a Caspar, fue ideado por ella, Elluka había remarcado la idea del "líquido rojo", cuando vio que la alcaldesa se alegró al ver que ella había encontrado su pista.

Elluka aprendió sobre sus avances en los diferentes venenos que desarrollaba Margarita e inmediatamente, la maga exclamó delante de ella que iban a detenerla, mientras observó cómo la mujer le preguntaba en broma si era verdad, señalándole que no podía ni defender a sus amigos más cercanos, a lo cual Elluka no pudo evitar ponerse muy furiosa.

Batalla en la MesetaEditar

Elluka se preparaba para su batalla. Al ver que Mayrana había terminado de hablar, vio cómo un fuego enorme era conjugado en sus manos y decidió contrarrestarlo con un enorme tornado; pero, eso solo aumentó el poder y el tamaño de las llamas, convirtiéndolas en una serpiente de fuego. Después, la serpiente de fuego extinguió el tornado.

La maga de pelo rosa escuchaba los alagos molestos de la aprendiz de pelo castaño sobre su poder abrumador, para después lanzar una Canción Maldición sobre ella; sin embargo, observó que su canción hechizo no surtió efecto, descubriendo que la bruja había implantado unas runas escritas en su pared, negando cualquier canción hechizo.

Su contrincante había evocado una llama enorme en sus manos, pero la redujo al tamaño de la palma de su mano. Arremetiendo, Elluka lanzó un hechizo de agua con ayuda de la lluvia que fluía a través del techo de la mansión para apagar las llamas en su mano. Luego, ella le ordenó a Gumillia que hiciera retroceder el agua fangosa.

Mientras que la maga le explicaba a su aprendiz de pelo verde que ella no era la maga con el gato rojo, ambas magas observaron que su verdadero nombre era Mayrana y fue la segunda en unirse a la organización criminal. Cuando Elluka le sugirió que ella no era la "Elluka" que Margarita sabía, la aprendiz maligna intervino para decir que ella no mintió acerca de eso, admitiendo rápidamente que tambien había sido la culpable del Incendio de Leona hace doce años.

Elluka escuchaba que Mayrana se arrepentía al no poder matarla en ese momento, pero replicó que estaba bien, debido a que no le dio razón alguna para dudar en matarla. Inmediatamente después, Elluka observaba la intensa batalla entre las dos aprendices de magos hasta que vio escapar a Mayrana por una ventana.

Mientras Gumillia atrapaba a la aprendiz de pelo castaño con un hechizo de germinación sobre las rosas, Elluka se burlaba de su muerte diciendo que ahora parecía una "Flor Gigante de la Meseta". Ya con la falsa Julia muerta, ambas entraron de nuevo en la mansión y subieron al segundo piso para encontrarse con Margarita. Cuando entraron en la habitación, Elluka intentó desesperadamente convencer a Margarita de desarrollar una cura para el Gift; sin embargo, ella solo presenció cómo la joven se bebía su veneno, terminando muerta en el proceso.

La maga de pelo rosa, después de lamentarse por no salvar a Margarita de su propia muerte, le dijo a su aprendiz que debían regresar a Toragay, pero Gumillia la negó, diciendo que debían rescatar a Rin Chan. Con una cara furiosa, Elluka aceptó y ambas se dirigieron al sótano. Una vez allí, Elluka y Gumillia liberaron a Rin de su prisión, y decidieron regresar con ella, cuando vieron que VII. el Veneno había entrado en la habitación, blandiendo su espada.

Arremetiendo contra la maga de pelo rosa, Elluka fue apuñalada por el espadachín, desplomándose en el suelo para luego desmayarse. Tiempo después, Elluka despierta en una cama en un hospital de Aceid, junto con Gumillia a su lado.

Encontrando una CuraEditar

Elluka y Gumillia (NHKO).jpg

Elluka y Gumillia en las ruinas de Toragay

Tras su curación, Elluka decidió regresar a Toragay. Para cuando llegó a la ciudad, todo el mundo estaba "durmiendo" en sus casas debido al Sexto Gift y no se veía una sola alma. Mientras ella seguía caminando por la ciudad en ruinas, y todavía sitiendo un dolor punzante, Gumillia había llegado desde Calgaround para contarle que la Muñeca de Cuerda no se encontró en la mansión de Cuarta Sombra y comunicarle que el cadaver de Margarita tampoco estaba.

Elluka sintió que habían perdido, perdido contra Pére Noël, I. Santa Claus, y habían perdido a Margarita por no salvarla. Cuando estaba a punto de rendirse, Gumillia le notificó que había descubierto a otra Julia Abelard en Lucifenia, y estaba vinculada con la aristocracia; Elluka sabía que ella sería la verdadera líder y decidió que su destino sería ir a Lucifenia.

Sin embargo, había llegado el su amigo el cochero para avisarles a ambas que no podía encontrar a su madre. Aunque Elluka ya sabía ese final, ella escuchó de él que la Policía Mundial notificó que había personas desaparecidas. Entonces, la maga de pelo rosa, ve que Gumillia estaba escuchando leves sonidos de voces y ella, al escuchar con más detenimiento, también las escucha y vio que provenían de la Mansión Blankenheim. Corriendo hacia la mansión, pudieron escuchar más fuerte las voces y se dieron cuenta que provenían del sótano. Bajando al mismo, abrieron la puerta y encontraron alrededor de 72 personas allí, todas vivas.

De pronto, ella vio Brigitta y, mientras veía como el cochero se reencontraba con su madre, la gerente de la posada le indicó a la maga que Egmont los había salvado de la muerte. Preguntándole a Egmont cómo pudo salvarlos, el farmaceútico, tras muchos intentos por presionarlo, la maga de pelo rosa se sorprendió al ver que la materia prima de cura para el Sexto Gift estaba hecha con la sabia del Nuevo Árbol del Milenio.

Entonces, el dúo de magas fueron al Bosque del Árbol del Milenio y, ya que sabían que su permiso para atravesarlo ya había expirado, decidieron entrar por otro camino más difícil, para evitar a las monjas guardias, para llegar al Árbol Sagrado. Al llegar al centro del bosque, se encontraron con el Dr. Puerick parado en el árbol gigante. Elluka le preguntó si podía llegar a inventar una cura para el Sexto Gift, pero Puerick le comentó que, a pesar de que la savia del Árbol del Milenio contenía anticuerpos que combatirían el veneno, le resultaría difícil crear una cura; Elluka, con esperanzas, le desea suerte y le recomienda que no dañe mucho al árbol para no que no sea descubierto por los seguidores de la secta Held.

Más tarde, Puerick decide ir a su casa, mientras que Elluka y Gumillia se quedarían un rato más, sin que el doctor sepa que era para charlar con Michaela. Ahora, cuando Elluka decide explicarle a Michaela sobre su supuesta ayuda, el Dios Árbol se enoja con ambas magas, ya que, una vez Elluka la había retado por prolongarle la vida a Shaw. Elluka, en cambio, se enoja con ella y decide pegarle en su tronco, a pesar de que no le dolería. Después, ella le comenta que la maga con el gato rojo había comenzado a moverse y que podría tener Contenedores del Pecado, mientras que Michaela le dice a su antigua mentora que era una inutil al no recolectar todavía todos los contenedores.

Elluka se estaba aguantando su rabia, mientras recordaba y calculaba todas las cosas que fue aprendiendo hasta que llegó a una sola solución; cuando Elluka había salido de sus pensamientos, ella veía como una fijura misteriosa se acercaba hasta donde estaban las tres. Al no estar impresionada de que era Margarita, Elluka le dijo a Gumillia que esperara junto con Michaela mientras se llevaba a Margarita hacia una vieja casa.

Batalla en la Vieja CasaEditar

Cuando habían entrado en la casa, Elluka escucha todas las verdades tras la identidad de Margarita. Margarita le dice que, en realidad, era la mismísima Muñeca de Cuerda, que había suplantado a la verdadera Margarita Félix y que alguna vez fue su antigua compañera Platonic. La maga de pelo rosa le dice que ya lo sospechaba, aunque le comentó que le resultaba dificil creer que Platonic podría ser descendiente de Mikulia Greeonio, ya que su único hijo había sido asesinado por ella y agrega que la verdadera Mikulia murió tras dar a luz y no tuvo ningún otro hijo.

Elluka continuó diciendo que la mujer que se casó con el Lord Gilbert Calgaround tendría que haber sido ella misma y no Mikulia. Sin embargo, a pesar de que Elluka estaba en lo cierto, la muñeca le confiesa algo más; después de que Hänsel y Gretel dividieran el Pecado Original, solo existían seis demonios y no siete, como todos pensaban. El supuesto séptimo demonio empezó a tomar posesión de varias jóvenes y alterar su apariencia por algo que se pareciera más a su forma original hasta quedar dentro de la muñeca que hizo "La hechicera con el Gato Rojo".

Elluka cree que es obra de la técnica de cambio de cuerpos, pero la muñeca lo niega. Dice que su poder es tal que puede hipnotizar a todos a su alrededor para que la vea de esa forma. Entonces, la maga de pelo rosa la agarra por el cuello, mientras que la muñeca se encoje a su verdadera forma, y le declara fríamente que ella era la "Pecadora Original", Eve Zvezda.

Tras aclarar que Eve era el Demonio de la Pereza, Eve la felicita por descubrir toda la verdad, mientras que Elluka le declara que debe exterminar a la Pecadora Original, afirmando que los humanos han avanzado tanto, que ya no necesitan hechiceros, dioses, o demonios, y aunque Eve le ofrecía una muerte rápida, la maga de pelo rosa afirma que moriría a su debido tiempo.

Ahora, mientras Elluka convocaba el hechizo de la técnica del cambio de cuerpo para extraer el alma de Eve desde la muñeca y depositarla en su cuerpo para hacerla desaparecer, le dice que si Eve es la "Pecadora Original", ella también lo es, junto con Irina, Kiril y toda la gente del Reino Mágico. La batalla por el control había comenzado y la maga de pelo rosa le agradece a Eve por su "ser" mientras que ella trataba de tomar el control. Tras quince minutos tratando de que una de ellas tomaran el control de la otra, la batalla termina sólo con Elluka y la muñeca mirándose a los ojos, después de que una luz rosa las envolviera a ambas.

Asesinatos en Serie de RolledEditar

Referencias Editar

  1. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Capítulo 1
  2. Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania
  3. 3,0 3,1 Pecados Capitales del Mal: La Locura del Duque Venomania - Epílogo
  4. 4,0 4,1 4,2 Melancolía de Held
  5. Pecados Capitales el Mal: Devoradora del Mal Conchita - Postre

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar