FANDOM


Ein
Einavatar
Información Técnica
Japonés エイン
Romaji Ein
Fonética [Éin]
Debut La Hija del Mal: Wiegenlied of Green
Información Biográfica
Género Masculino
Clasificación Humano
Raza Elphe
Muerte EC 500
Ocupación Agricultor
Soldado
Afiliación Reino de Elphegort
Para otros usos, ver Ein (desambiguación)
"Es mejor si Clarith permanece a tu lado. Cuando me vuelva más fuerte y remueva toda la culpa que tengo, voy a ser capaz de hablar con ella cara a cara."
―Ein a Michaela[fuente]

Ein era un aldeano de Yatski en el Reino de Elphegort y un soldado bajo el servicio del Conde Félix. Hijo del jefe de la aldea, el joven huyó de su casa con su enamorada, Clarith, y su amiga Michaela después de descubrir el plan de su padre para enmarcar a la Netsuma por asesinato. Entregando a ellas para su seguridad en la capital, Ein informó las fechorías de su familia al Conde Félix y se convirtió en parte de la guarnición militar del señor feudal.

HistoriaEditar

Primeros AñosEditar

"¿Ein a menudo habla contigo?"
"Sí ... hace poco, él ha tomado la iniciativa y habla conmigo.
"
―Michaela a Clarith[fuente]

Ein nació en el Reino de Elphegort a finales del siglo V EC, siendo el hijo del jefe de la aldea Yatski.[1] Al crecer en el pequeño pueblo, la madre de Ein murió cuando era un niño pequeño y la matrona que lo recibió cuidaba de él en su lugar.[2] A medida que crecía, Ein aprendió cómo recorrer los senderos por los acantilados peligrosos al norte de la aldea y se hizo popular entre todas las mujeres de allí.[1] Cuando la matrona y su marido partieron a Aceid, Ein se entera de que habían adquirido una posada en el Distrito Central.[1]

En algún momento durante EC 490, Ein tomó como trabajo el cuidado de las aves de corral. Alrededor de ese tiempo, le pidió a su primo Eugen que le enseñe esgrima para poder protegerlas y el ex soldado aceptó, entrenándolo en el arte.[2] En algún momento, él se enamoró de la chica Netsuma abusada por todos los habitantes del pueblo, Clarith. Mientras pasaba el tiempo, Ein se frustraba cada vez más por la corrupción de su padre y el maltrato de todo el mundo hacia Clarith, aunque permaneció en silencio debido a su carente poder actual.[1]

Huyendo del NidoEditar

"¿Ein? ¿Qué te pasa? ¿Pasó algo?"
"Eugen fue asesinado por mi padre. Padre insiste en que Clarith lo mató. Un grupo de personas se están preparando para arrestarla ¡Tenemos que darnos prisa y escapar!
"
―Michaela y Ein[fuente]
Ein y Clarith

Ein hablando con Clarith sobre el festival de la cosecha

Alrededor del EC 499, Ein notó una recién llegada a la aldea viviendo con Clarith, Michaela, y se hizo amigo de ella durante los siguientes meses. Aprovechando la oportunidad de acercarse a Clarith así, Ein se acercó a la Netsuma durante el trabajo de verano y los dos comenzaron a charlar sobre la fiesta de la cosecha a finales de año. Entonces, se dio cuenta que Michaela se acercaba a ellos y la saludó calurosamente, agradeciendo a la chica por su arduo trabajo.

Después de compartir su tema de conversación con ella, Michaela señaló que para el festival faltaba mucho. Ein respondió que era mejor planearlo pronto, diciendo que quería que fuera tan grande como sea posible a pesar de la mala cosecha del año. Cuando la Elphe preguntó cuál sería el punto de tener un gran festival para una cosecha pobre, Ein replicó que le gustaría, aún teniendo que no celebrarlo, animar a todo el mundo. Luego, siguieron charlando hasta que Ein le dijo adiós a Clarith y regresó a casa.

Al día siguiente, Ein descubrió que su padre había envenenado a Eugen por amenazarlo con reportar su corrupción al Conde Félix; aproximadamente al mismo tiempo, fue testigo de cómo su padre reclamó que Clarith había envenenado la comida que supuestamente hizo para ellos para pagar sus deudas por resentimiento. Como el pueblo estaba irritado en una turba para ir y detener al Netsuma, Ein corrió rápidamente a su casa y trató de abrir la puerta, gritando desesperadamente por Clarith.

Cuando Michaela respondió, preguntándose qué le pasaba, Ein explicó lo que estaba sucediendo y les dijo que tenían que escapar de inmediato. Llevándolas por los largos senderos de los acantilados al norte de Yatski, Ein las llevó a la seguridad. Después de ver un árbol cercano, sugirió que tomarán un descanso y señaló la planta. Después que las dos chicas descansaban bajo el árbol y Clarith se durmiera por el agotamiento, Michaela preguntó qué había pasado y él le explicó la situación a ella.

Cuando Michaela comenzó a cuestionar la forma en que podían aceptar este razonamiento, Ein admitió que el pueblo hubiera sospechado de ellas sin importar qué; lamentando que hubiera objetado todo si tenía más poder, Ein golpeó el árbol en su frustración; a continuación, expresó su vergüenza hacia su padre. Cuando Michaela le preguntó qué pensaba hacer después, Ein decidió que daría un informe de la situación al mismo Conde Félix. La chica le preguntó si estaba bien con su padre siendo arrestado como resultado y el joven dijo que no importaba ya.

Ein preguntó entonces si Michaela iría con él y explicó sus anteriores planes de trasladarse a Aceid después de la muerte de la madre de Clarith. El aldeano solitario, luego abatido, estuvo de acuerdo con el plan y admitió que sería más fácil para ellas esconderse en la capital donde serían rodeadas de gente. Cuando Michaela de repente se disculpó, a Ein no le molestó y dijo que era mejor que Clarith permaneciera a su lado.

Después de que él declaró que se convertiría en alguien más fuerte y eliminaría toda la culpa que tenía, para poder finalmente dar la cara frente a ella, Ein dijo que se olvidara de él y que las llevaría a Aceid después de que terminara su descanso.[1] Una vez que los tres se recuperaron, Ein las llevó a la capital y las llevó a la pareja de posaderos en el Distrito Central. Al explicar la situación a ellos, la pareja tomó con gusto a las dos mujeres y Ein partió inmediatamente a Toragay.[2]

Sirviendo al CondeEditar

"¿Estás bien, Ein? ¿Que hay del pueblo?"
"Mi padre fue detenido. No puedo reemplazarlo como jefe así que alguien más tiene que hacerlo."
"¿No has regresado a la aldea?"
"Todavía no debido a que el conde me designó para unirse al ejército Elphegorteano.
"
―Michaela y Ein[fuente]

Reuniéndose con el Conde Félix en su mansión en Toragay, Ein le habló de lo que ocurrió en Yatski y el señor feudal le agradeció teniendo a su padre arrestado por sus crímenes. Cuando el Conde lo invitó a su escuadrón en el ejército de Elphegort como premio, el joven aldeano aceptó de buen grado la oferta y pasó sus meses perfeccionando sus habilidades como soldado.[2] Mientras estudiaba cómo montar caballos, Ein luchó y aprendió muchas cosas sobre los animales y la dificultad en el control de los mismos.[3]

Más tarde, Ein escuchó del posadero que Michaela y Clarith fueron contratadas como empleadas domésticas para la Familia Freezis. El 28 de Diciembre, Ein descubrió que el Conde planeaba reunirse con Keel Freezis en Aceid y el soldado le preguntó si podía ir con él para visitar a sus amigas. El Conde aceptó la petición y lo asignó como su guardaespaldas para el viaje. Luego, viajaron a la Mansión Freezis en la capital y, con Keel todavía lejos por negocios, esperaron el regreso del comerciante en la sala de reuniones.

A petición del Conde, Michaela y Clarith entraron en la sala para servir té y aperitivos cuando Clarith se dio cuenta que Ein estaba allí. Como ambas chicas lo miraron en shock, Keel entró en la habitación y los tres se retiraron mientras los aristócratas tenían su reunión. Ein, a continuación, explicó cómo las encontró y terminó visitándolas, expresando su alegría de que estaban bien. Cuando Michaela preguntó sobre el pueblo, les dijo acerca de su padre arrestado y su incapacidad para tomar el relevo.

Cuando la criada Freezis lo interrogó acerca de no regresar a Yatski, el soldado reveló su nombramiento militar por el Conde. Entonces, Ein relató su sueño de llegar a ser como Leonhart Avadonia y Gast Venom para proteger a la persona más importante para él, diciendo que incluso estaría dispuesto a matar a su padre para vengar la muerte de Eugen. Cuando Michaela mencionó sobre su "persona importante", Ein desvió la mirada con timidez hacia Clarith cuando la puerta de la sala de reuniones se abrió y los dos nobles salieron.

Una vez que los dos terminaron su conversación, el Conde Félix llamó a Ein y caminaron hacia la salida. Él escuchó a Clarith gritar de repente dándole las gracias por toda su ayuda. Feliz, las lágrimas brotaron de sus ojos y agitaba suavemente su mano hacia atrás, mientras que él no se daba vuelta; después de frotarse las lágrimas de sus ojos, el soldado se fue con el Conde y regresaron a Toragay.[3]

Guerra Lucifenia-ElphegortEditar

"Voy a alejarlos. Ustedes diríjanse hacia el bosque. Los soldados no están familiarizados con el terreno allí, así que no serán capaces de alcanzarlas a ustedes."
―Ein a Clarith y Michaela[fuente]

Durante la Caza Verde en EC 500, Ein estaba entre la unidad desplegada para deFengder a Yatski del ejército invasor de Lucifenia. Mientras que deFengdían la ciudad, se vieron oprimidos por las fuerzas Lucifenianas y los sobrevivientes se dispersaron en el Bosque del Árbol del Milenio. Regresando al pueblo poco después, Ein se sorprendió al ver a Michaela y Clarith allí cuando fueron repentinamente atacados por el ejército de Lucifenia. Antes de que los soldados pudieran matar a Michaela, Ein gritó para que se detuvieran y atacó a un soldado.

Luego, les gritó a Clarith y Michaela que corrieran. Cuando le preguntaron por qué estaba allí, él les dijo que se callaran y corrieran, diciendo que hablarían más tarde. Manteniendo a los soldados mientras que ellas huían hacia el sur, Ein vio a los soldados subirse a sus caballos para ir tras ellas. Alcanzándolas a ellas dos, él les explicó que los retendría, mientras que ellas se dirigían al bosque, donde los soldados se perderían en terreno desconocido. Mientras Clarith lloraba por lo que él haría y no ir junto con ellas, él le dijo que no se preocupara y prometió reunirse con ellas otra vez, indicando que tenía un plan.

Luego, se dio la vuelta para enfrentarse a los soldados a caballo y cortar sus tendones de las patas cuando trataban de pasar, llevándolos fuera de control y paralizando el impulso de los soldados. Rápidamente huyendo hacia el bosque, él se encontró con Michaela y Clarith de nuevo. Al preguntarle cómo se las arregló para mantener a raya a tantos soldados, explicó con orgullo sus propias experiencias a caballo y su plan secreto. Fue entonces que comenzaron a caminar hacia el pozo que escondía un cuarto secreto de Keel para ocultar a Michaela y Ein explican cómo acabó en Yatski.

Admitiendo su propio choque al verlas allí, Ein aplaudió el hecho de que finalmente fue capaz de proteger a alguien debido a su formación como espadachín. Entonces, escucharon de repente un fuerte rugido de gente y Ein señaló que llamaron refuerzos. Al oír a uno de los soldados de antes incitándolos a abandonar su escondite, Clarith decidió a tomar el manto de Michaela y actuar como un señuelo.

Ein observó a la chica Netsuma discutir con Michaela sobre su plan y se quedó sin aliento cuando ella le confesó su amor a la chica Elphe y de repente le dio un beso. Después, Clarith le explicó a la somnolienta Michaela que deslizó un somnífero por el beso, la chica de pelo blanco agradeció a Ein y le dijo que se llevara a la chica durmiente al escondite mientras continuaba con su plan. Cumpliéndolo, el soldado llevó a Michaela al pozo y la escondió en el interior del escondite en la parte inferior antes de regresar con Clarith.

Una vez que encontró a la Netsuma, Ein la deFengdió de los soldados que la perseguían hasta que recibió un disparo en la pierna por una flecha y fue herido mientras se llevaban a la chica en custodia. Dado por muerto, Ein regresó al pozo y se sacó la flecha, tratando de aplicarse primeros auxilios con el kit escondido dentro de la guarida. Después de salir del pozo para ir tras Clarith de nuevo, Ein se derrumbó por su lesión poco después y se desangró.[3]

LegadoEditar

"Lo siento... lo siento mucho... Ein..."
―Michaela después de descubrir el cuerpo de Ein[fuente]

Poco después, Michaela despertó de su coma y descubrió las manchas de sangre en el suelo y el botiquín de primeros auxilios a su izquierda sobre la mesa. Encontrando el cadáver de Ein afuera del pozo corto después, la joven lloró su muerte y le dio un entierro apropiado, utilizando su espada cercana como una lápida temporal.[3] Tras el final de la guerra con Lucifenia, una tumba adecuada se estableció en el lugar, escribiendo "Aquí yace Ein, un valiente guerrero" en su superficie. Cuando Yukina Freezis, Germaine Avadonia y Gumillia visitaron el lugar años después, encontraron la tumba y le oraron a él antes de partir.[4]

Años después, Clarith encontró un muchacho Netsuma huérfano en el Monasterio Held, después de que ella se convirtió en una monja, nombrándolo "Ein" en referencia a su querido amigo. Utilizando su nuevo nombre, el Ein de pelo blanco, con el tiempo, se convirtió en el primer jefe de la Policía Mundial después de su creación. El nombre más tarde fue traspasado a su nieto, Ein Anchor, que se sintió motivado a la altura de la homónima original después de escuchar el origen del nombre por la reportera de un periódico, Hanne Lorre.[5]

Personalidad y RasgosEditar

"Mi sueño es ser un gran espadachín como Leonhart Avadonia y Gast Venom. Si me hago fuerte, voy a ser capaz de proteger a la persona más importante para mí. Considero incluso matar a mi padre para vengar Eugen."
―Ein mostrando su determinación[fuente]

Ein era un joven alegre y valiente. Caracterizado por su sonrisa, Ein trató de mantener una actitud positiva y de buena actitud con todo el mundo, dando un cierto carisma. Coincidiendo con su optimismo, era muy considerado con los demás y siempre pensaba en cómo ayudar a la gente, incluso si era en su perjuicio. Tanto saliente como directamente, Ein era un hombre honesto y una persona que cuidaba. Después de enamorarse de la Netsuma, Ein fue especialmente protector de Clarith y constantemente se preocupaba por su bienestar.

Como resultado, él detestaba el perjuicio que sus compañeros aldeanos le dieron a Clarith y llegó a odiar a su padre por su gobierno corrupto sobre Yatski. Sin embargo, Ein se sentía impotente para cambiar la arraigada injusticia social presente en su tierra natal. Del mismo modo, mientras se avergonzaba de la mezquindad y el engaño de su padre, sintió la misma responsabilidad por no ser capaz de ponerse de pie y deFengder a Clarith cuando ella vivió una mala vida. Por lo tanto, Ein se sintió particularmente tímido con Clarith y mantuvo su distancia, sintiendo que no tenía ni el derecho de dar la cara a ella ni a los medios para protegerla de sus interacciones.

Pero, después de ver que Clarith encontró una amiga confiable, Michaela, Ein comenzó a desarrollar el valor de tomar la iniciativa. Del mismo modo, el ejemplo de Michaela ayudó a forjar la resolución de Ein para mejorarse a sí mismo, tanto física como emocionalmente, con la esperanza de librarse de su culpa del pasado y poder hacer frente adecuadamente a Clarith con sus sentimientos.[1] Esta decisión se convirtió en una dedicación subyacente de Ein y se esforzó por convertirse en un gran espadachín a pesar de las dificultades de la pérdida de su hogar, su familia y amigos; debido a esto, él respetaba a Michaela y apoyó sus esfuerzos para ayudar a Clarith siempre que sea posible.

A pesar de su alegre y típicamente sonriente personalidad, las frustraciones de Ein y su culpa interna llevaron a crear dentro de él mismo un lado oscuro que a menudo escondía, mostrándola a veces sobre sus propios defectos y ferozmente hacia sus enemigos. Él, también se sentía orgulloso en su habilidad como guerrero, y aspiraba a convertirse a la par de las leyendas recientes, como Leonhart Avadonia y Gast Venom.[2] Debido a su naturaleza protectora por Clarith, la ferocidad de Ein llegaría a ser especialmente agresiva cuando ella o Michaela estaban en peligro; como resultado, él no dudó en atacar a soldados armados y luchó para proteger a su amor hasta su último aliento.[3]

Habilidades y DestrezasEditar

"Afortunadamente, la escuela de esgrima me vino muy bien. Por fin pude proteger a alguien ..."
―Ein[fuente]

Aunque nació como un aldeano común, Ein prácticó la esgrima desde el principio bajo la tutela de Eugen y era capaz en los conceptos básicos necesarios para la defensa de las aves de corral del pueblo. Después de ser reclutado en el ejército Elphegorteano, Ein a entrenar con la espada y perfeccionó sus habilidades con la misma.[2] Desarrolló también una impresionante resistencia mientras llevaba una armadura pesada. También aprendió a montar a caballo y aprendió mucho sobre la dificultad de controlar a bestias a través de sus experiencias personales.

Del mismo modo, Ein tenía una aptitud para pensar en sus pies, capaz de hacer planes sólidos en períodos cortos de tiempo, mientras estaba bajo una gran presión. Esta capacidad era especialmente útil en el combate y la ayudó al soldado a combatir varios oponentes a la vez sin una seria desventaja. Debido a su valentía desarrollada y dedicación, Ein era implacable mientras luchaba y tenía una resistencia fuerte incluso cuando estaba gravemente herido.[3]

Conexión con PersonajesEditar

Clarith: El amor de Ein. Ein cuidaba mucho a Clarith mientras crecía en Yatski, desarrollando sentimientos por ella desde lejos y tratarla con amabilidad, a pesar de no poder evitar su trato en las manos de los otros aldeanos. Avergonzado de esto, su amor por Clarith llevó a su decisión de ser un espadachín más fuerte en el ejército de Elphegort para protegerla; y él la deFengdió hasta su muerte.

Michaela: Una amiga de Ein. Familiarizando con ella en su tiempo en Yatski, Ein se hizo muy amigo de Michaela y la vio como una buena influencia y amiga para Clarith. Él fue capaz de confiar en la chica de su propia vergüenza por no proteger a Clarith en Yatski, y la deFengdió también durante la Caza Verde.

Posadero de Aceid: Un hombre que ayudó a criar a Ein. Ein estaba cerca con el posadero y lo vio como una figura paterna junto con su esposa; así como esto, les veía como personas de confianza y hospitalaria a pesar de su condición de extranjero.

Esposa del Posadero: Una mujer que ayudó a criar a Ein. Ein era muy cercano con la mujer del posadero y la vio como una figura materna después de la muerte de su propia madre. Además de esto, la vio como la mujer de confianza y hospitalaria a pesar de su condición de extranjero.

Jefe de Yatski: El padre de Ein. Ein creció con desprecio hacia su padre por su trato contra Clarith y su robo de dinero al Conde Félix, aunque en el pasado tenia una sensación de impotencia para ir contra él. Después de unirse al ejército de Elphegort, decidió que iba incluso a matar a su propio padre para vengar sus malas acciones.

Conde Félix: El jefe nobiliario sobre las tierras de Yatski y su futuro empleador. Después de entregar a su padre por sus crímenes, Ein vio al Conde Félix como un medio para convertirse en una mejor persona y guerrero, después de que le ofreció unirse al ejército de Elphegort.

TriviaEditar

CuriosidadesEditar

GaleríaEditar

AparicionesEditar

ReferenciasEditar

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 La Hija del Mal: Wiegenlied of Green - Capítulo 2, Sección 2
  2. 2,0 2,1 2,2 2,3 2,4 2,5 La Hija del Mal: Wiegenlied of Green - Capítulo 3, Sección 1
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 3,5 La Hija del Mal: Wiegenlied of Green - Capítulo 3, Sección 2
  4. La Hija del Mal: Praeludium of Red - Capítulo 4, Sección 1
  5. Pecados Capitales del Mal: Regalo de la Princesa del Sueño - Capítulo 3
  6. The Heavenly Yard - 17 de Ene. del 2013 - ラージフはエインばりの正統派キャラなので、小説版でももっと出番をあげたかった……。

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar