FANDOM


Clarith
Clarith (avatar)
Información Técnica
Japonés クラリス
Romaji Kurarisu
Seudónimos Niña Demonio (por los aldeanos de Yatski)
Debut La Hija del Mal (velvet mix.)
Derivación Vocaloid

Yowane Haku

Información Biográfica
Género Femenino
Clasificación Humano
Raza Netsuma
Nacimiento EC 479
Religión Levin (secta Held)
Ocupación Criada (anteriormente)
Monja
Afiliación Reino de Elphegort (anteriormente)
Reino de Lucifenia (anteriormente)
Reino de Marlon (anteriormente)
República Lucifeniana
Hermanas de Clarith
Familia Shaman de Yatski (madre adoptiva)
"Lo siento por estar viva"
―Clarith[fuente]

Clarith era una campesina del Reino de Elphegort, odiada por el color de su pelo y ojos distintivos debido era del Clan Netsuma. Ella conoció a una enferma Michaela en el Bosque del Árbol del Milenio y la cuidó hasta que se sanó. Ambas se hicieron amigas íntimas y se fueron a Aceid donde trabajaron como sirvientas en la Mansión Freezis. Después de la muerte de Michaela en la Caza Verde, Clarith se unió a un monasterio de la secta Held, con la esperanza de recuperarse de la muerte de su amiga.

HistoriaEditar

Vida TempranaEditar

Nacida en el Reino de Elphegort en EC 479, Clarith fue despreciada y maltratada por la gente de Yatski, sin darse cuenta de por qué era tan odiada. En algún momento, fue adoptada por una shamana extranjera que la amaba y cuidaba de ella. A temprana edad, su madre adoptiva le enseñó a leer y escribir. A medida que crecía, se enteró de que debido a su pelo y color de ojos característicos del Clan Netsuma era despreciada por todos por todos en la aldea y en el País Verde. Debido a su torpeza, era odiada sólo más, llamandola "Niña Demonio", y la amenazaron con ser atada y quemada en una cruz. Algún tiempo después, la madre de Clarith contrajo la Enfermedad Gula. Con su madre adoptiva débil y enferma, Clarith trabajó duro para ayudar para cuidar a los dos.

GrüneEditar

Clarith
A principios de EC 499, Clarith salió al Bosque del Árbol del Milenio para recoger la fruta trauben. Herida de crueldades de su ciudad, ella murmuró cómo lo sentía por estar viva. Mientras trabajaba, se encontró con un pequeño petirrojo verde en el lago con un ala herida en el suelo. Compadecida la criatura, ella lo llevó a su casa y trató de vendar su ala antes de regresar a su trabajo. Con una cesta llena de fruta, Clarith llegó a casa para encontrar a su madre arriba, tendiendo al petirrojo. La chica hosca le dijo a su madre que debía descansar por su mal estado de salud, pero ella respondió que era también poco saludable para estar en el sol por mucho tiempo, mencionando que el ave se encuentra ahora despierto. Después de que su madre intentó y no pudo alimentar con gusanos al petirrojo, Clarith le ofreció algunos de sus frutos.

El petirrojo inmediatamente comenzó a comer y su madre se preguntaba si era una encarnación de un espíritu del bosque. Clarith le dijo a su madre que hablaba tonterías, negando reiteradamente su existencia y la de Dios. Frustrada, se preguntó por qué su madre estaba tan enferma si fueran reales, relatando que el trauben que recogió tampoco eran lo suficientemente buenos para vender y que había desperdiciado su tiempo. Se obligó a no llorar, se volteó hacia el pájaro y, viéndolo, dijo que los pájaros tenían menos problemas que los seres humanos. Mientras se preparaba para salir, su madre le preguntó a dónde iba. La chica respondió con el ceño fruncido que al pueblo.

En el transcurso de dos semanas, la condición de la madre de Clarith empeoró y Clarith se hizo cargo de ella. Nombrando al petirrojo "Grüne" debido a sus plumas verdes, Clarith construye una jaula para sacarlo de la basura que recogió. Ella llegaba a casa todos los días, sonriendo, le dijo el petirrojo sobre su día y todas sus malas experiencias siendo regañado por su torpeza. Un día, ella optó por colocar la jaula junto a la ventana en un día soleado. Más tarde, mientras trabajaba en los campos, a los demás trabajadores a propósito tropezaron con ella y la pisoteaban por encima de su trabajo; ignorando el acoso, continuó antes de volver a casa y sonriendo a Grüne.
Clarith (4)

Clarith herida por los del pueblo Yatski

Al día siguiente, Clarith puso la jaula del petirrojo en la ventana una vez más antes de salir a trabajar. Confiada en su relación con el pájaro, pensó que era posible hacer amistad con otros seres humanos. Después de decidirse, invitó a su vecino a la cena, con la esperanza de construir una relación con un ser humano. En cambio, la insultó y la rechazó, rompiendo su confianza de nuevo. Cuando regresó a casa, Grüne ya había escapado de su jaula. Con el corazón roto y desesperado, Clarith visitó el Bosque del Árbol del Milenio y rezó debajo del árbol de Held, diciéndole que no tenía amigos antes de explicar su historia. Miedo de estar sola por si madre enferma muriera, Clarith rogandole a Dios que, si existiera, tuviera un amigo.

Encuentro casualEditar

Clarith (3)

Clarith nerviosa ante Michaela

Tres meses más tarde, Clarith encontró una chica de pelo verde inconsciente en el Árbol del Milenio. Al darse cuenta de que tenía fiebre, Clarith llevó a la chica a su casa y la puso a descansar en la cama. Cuando recobró la conciencia, Clarith le dijo a la chica que se acueste, explicando donde la encontró. Ella le preguntó a la chica si aceptaba su tratamiento, a pesar de ser de la tribu Netsuma, hasta que se ha ido la fiebre. Agradeciendole, la chica le preguntó dónde estaban y Clarith describe que en el pueblo Yatski con ella antes de disculparse por su casa sucia. La chica se presentó como Michaela y Clarith hizo lo mismo, preguntando por qué se había desmayado en el bosque.

La chica explicó que había estado viajando hacia Aceid, cerca del Reino de Lucifenia. Clarith declaró que nunca oyó hablar de una vida Elphegortiana en el país y Michaela respondió que Lucifenia fue habitado por diferentes razas de personas. En incredulidad en la historia peculiar, Clarith se sentó en silencio con lágrimas en sus ojos de construcción. Avergonzada, se los secó, pidiendo disculpas a Michaela por haber nacido. Interrumpida por su madre, Clarith le dio una conferencia para perturbar su "paciente". Sorprendida por el intento de su madre enferma para conseguir los condimentos para la sopa de Michaela, tomó el cuenco de las manos y experimentado que antes de dársela a Michaela.

Llamaron a su puerta y Clarith escuchó al jefe de la aldea gritando por ella, entrando con Eugen deciendole que no había pagado el alquiler de un mes. Disculpandose, Clarith le dijo que no tenía dinero y le pidió más tiempo. El jefe le dijo que se fuera a continuación, la calificación que ningún otro pueblo, además de ese la toleraría. Dándole la opción de ir a su casa por la noche para "trabajar" por su deuda, Clarith se puso pálida. Michaela interrumpió la conversación, pidiendole ayudar a Clarith. La niña temblaba, pasó la bolsa de Michaela a la chica de pelo verde. Como todo el mundo, Clarith se quedó atónito como Michaela ofreció un puñado de monedas de plata para pagar el alquiler.

Después de que el jefe y Eugen se fueran Clarith inmediatamente se disculpó con Michaela y continuó agradeciendole a ella a pesar de las protestas de la niña. La misteriosa chica luego le dijo a Clarith que tenía una agradable noticia y, sorprendida, la chica de pelo blanco, levantó la cabeza, golpeando el armario y tambaleándose de dolor. Mientras sostiene la cabeza, le dijo a Michaela que estaba bien y le preguntó qué quería decir. Michaela preguntó si podía quedarse con ellos por un tiempo, ofreciendo pagar el alquiler. Estar de acuerdo con la oferta, los tres comenzaron a vivir juntos. Poco después, Clarith le preguntó a Michaela si quería ayudar con la mano de obra agrícola y ella estuvo de acuerdo.

Primer AmigoEditar

Las dos chicas trabajaron juntas en el campo y, en algún momento, Clarith se había metido en una conversación con Ein, el hijo del jefe. Michaela llegó y los tres charlaron acerca de la fiesta de la cosecha por un tiempo. Después de que Ein se fuera, Clarith explicó a Michaela su dificultad para tratar con los niños y cómo Ein nunca habló con ella antes de que Michaela se diera vuelta. Clarith le dijo a la chica de pelo verde que creía que Ein estaba usando a Clarith para acercarse a ella y le preguntó qué pensaba Michaela del hijo del cacique. Cuando Michaela respondió que no estaba tan interesada en los hombres, la chica Netsuma estaba contenta y estaba de acuerdo con ella. Cuando estaban a punto de entrar en su casa, Chelsea, acompañada de sus dos amigas, se presentó y le preguntó por un momento con Clarith. Siguiendo detrás de la casa de su vecino, Clarith fue interrogado por hablar con Ein, intimidado a pesar de sus desmentidos y disculpas a tratar de ganar el amor de Ein.

Clarith y Michaela 5

Clarith llora en los brazos de Michaela

Temblando, la chica de pelo blanco se acurrucó su cuerpo mientras Chelsea siguió insultandola. Después la chica agarró el brazo de Clarith, Michaela intervino y castigó a las tres chicas por su abuso. Una vez que se fueron, Clarith se disculpó con "Miss Michaela", pero la chica le dijo que eran amigas, así que era "Michaela". Rebosante de alegría de finalmente tener un amigo, Clarith abrazó a la chica de pelo verde y pidió que la abrazara un poco más, como nunca fue abrazada por otros, a excepción de su madre antes de esa fecha. Michaela cumplió. Las dos continuaron sus tareas en los campos cada día. Algún tiempo después, en medio de la noche, Clarith descubrió que Michaela no estaba la cama y la encontró en una colina cerca de la aldea. Escuchando a la chica cantando, Clarith habló sobre su belleza. Michaela sorprendida le preguntó por qué la seguía y Clarith refleja la misma pregunta a la chica misteriosa.

Con la insistencia de Michaela, Clarith tímidamente se sentó a su lado y habló de la época de Michaela en la aldea, su evidente pobreza y la condición fatal de su madre. Curiosa, Michaela le preguntó quien era dueño de la mansión cercana y Clarith le dijo que era la casa de Keel Freezis, admirando la cantidad de amigos que invitó a sus banquetes cada mes. Michaela preguntó si Clarith quería un montón de amigos y ella respondió que sí, pero afirma que ella sabía que no podía hacer nada porque era una chica Netsuma y por no ser hermosa y alegre como Michaela. Su amigo respondió que todavía la aceptó. Sonriendo, Clarith intentó confesarle a la chica, pero una ráfaga de viento la ahogó. Cepillando la curiosidad de su amiga a un lado, le dijo que iba a estar bien, siempre y cuando Michaela estubiera con ella, ganándose el agradecimiento de la niña.

Observando el viento, Michaela sugirió que fueran a casa. Sacudida por la declaración, Clarith se asustó y cayó; Michaela le tendió la mano y las dos caminaron juntas a casa. No queriendo despertar a su padrastro, ella abrió la puerta con cuidado, congelada al ver a su madre en el suelo. Gritando, ella vio la sangre que vómito su madre, y sabía que había muerto. En algún momento antes de la celebración del funeral, Chelsea se acercó Clarith y vertedera cómo Michaela sólo estaba siendo amable con ella para parecer más amable y hermosa. A pesar de saber que era sólo divagaciones crueles de su vecino, Clarith empezó a dudar de la validez de su amistad.

Clarith y Michaela 4

Clarith y Michaela

Durante el funeral, Clarith asistió en silencio con Michaela, mordiéndose los labios mientras inclinaba la cabeza. Después del entierro de su madre, Michaela le preguntó qué pensaba hacer y Clarith respondió que no sabía. En la angustia, Michaela preguntó si podían dejar el pueblo e irse a Aceid y comenzar una nueva vida. Clarith rechazó la oferta, diciendole a Michaela que debe vivir con su familia rica en su lugar, revelando las palabras de Chelsea y los propios pensamientos de Clarith al respecto. La chica Netsuma continuó, diciendo que estaba bien que Michaela sólo la estaba utilizando, siempre que se quedara como su amiga. Michaela, totalmente sin habla, se acercó y abrazó Clarith, sujetándola firmemente a pesar de su lucha. Asegurándole que ella pensara que Clarith era una persona amable y maravillosa.

Escuchando las palabras de Michaela, se echó a llorar, aplastando sus dudas acerca de su amiga. Gritando toda su angustia y tristeza en los brazos de su amiga, que estaba feliz de tener un amigo que se preocupara por ella, incluso si todo el mundo la despreciaba. Clarith agradeció Michaela cuando ella le ofreció un pañuelo, secándose los ojos y diciendo que vendría con ella para ACEID, preguntando qué harían después. Michaela le dijo que no pensaba tan lejos, diciendo que podían hacer lo que sea con el dinero que tenía. Aunque la incertidumbre de lo que posiblemente podría hacer para ayudar, ella sonrió y dijo que podrían superar las dificultades juntas y que ella sería más fuerte.

Vuelo a AceidEditar

Ein pronto obligó a la puerta, pidiendo a Clarith. Cuando se le preguntó lo que había sucedido, Ein dijo que Eugen fue asesinado por su padre y que Clarith fue culpada por ello. Alertando de que una turba se disponía a detenerla, él les dijo que tenían que escapar. Tomandolas a través del acantilado estrecho, Ein las condujo a lo largo de las rutas más seguras. Clarith resbaló varias veces, pero no se cayó, y eludiendo a los aldeanos, Ein señaló un lugar para descansar. Agotada, Clarith quedó dormida por su fatiga, no descansa desde que su madre murió. Al llegar a Aceid, Ein los llevó a una posada en el Distrito Central, convenciendo a su partera para que las niñas se queden antes de partir hacia la mansión de Conde Félix. Siendo inmigrantes, Clarith fue aceptada por la pareja propietaria de la posada. A pesar de sus esfuerzos, nadie quería contratar a Clarith y se quedaron sin trabajo.

Después de una semana de correr alrededor de la ciudad en busca de trabajo, Clarith regresó a la posada y se durmió en su cama. A la mañana siguiente, Clarith salió a buscar un puesto de trabajo al día siguiente, volviendo para encontrar a Michaela hablando con Mikina Freezis, la esposa de Keel. En respeto a la mujer, Clarith retiró al enfoque de la señora Freezis hasta que las dos se fuerar de la posada. Tomando nota de ser de la tribu Netsuma, regresó a la posada y continuó su conversación con Michaela, para gran confusión de Clarith. La señora Freezis finalmente optó por contratar sólo a Clarith, para gran tristeza de Michaela. Clarith rogó a la señora comerciante de contratar a su amiga también, explicando que Michaela era el único amigo que tenía, llorando mientras decía que quería estar con Michaela en su trabajo. Con las súplicas de Clarith, la señora Freezis cedió, contratando a las dos y advirtiéndoles de que no iba a ser fácil. Empacando su equipaje, las dos chicas salieron de la posada para vivir en la Mansión Freezis.

Criada de los FreezisEditar

Clarith y Michaela con Keel Freezis

Clarith, Michaela, Yukina y Keel Freezis

Después de un período de prueba de tres meses, fueron aceptadas como sirvientes en la finca durante invierno. Ante la tarea de cuidar de su hija mayor, Yukina, Clarith se reunió con la niña y la cuidó, jugando y ayudando a Yukina para escribir sus sentimientos. Después de la cena, los dos funcionarios se reunieron con los demás en el jardín para charlar. Mientras Michaela y los otros criados lavaban la ropa, Clarith llegó con una cesta llena de ropa de niños. Michaela le dio las gracias y, a pesar de advertirle que el agua estaba fría, Clarith metió un dedo en el agua y se tambaleó hacia atrás en la sensación de congelación. Los otros agentes se rieron y Michaela le dijo que tuviera cuidado.

Mientras que secaba la ropa, Gerda los llamó, diciendo que Conde Félix quería verlas. Después de aprender rápidamente la etiqueta adecuada para saludar a los huéspedes y cómo poner la mesa, nerviosamente entraron en la sala de estar al servicio del conde y su guardia. Como Clarith estableció los aperitivos, vio que con el hombre estaba Ein y expresó un débil grito, y Michaela le preguntó qué le pasaba antes de ver la identidad del joven también. Enviado fuera de la habitación, mientras que Keel y el conde Félix discutieron asuntos privados, Clarith conmocionada en silencio se escondió detrás de Michaela mientras Ein reveló la detención de su padre y de cómo el conde se alistó en él en el ejército.

De repente, los dos aristócratas salieron de la sala y entró en la sala, lo que llevó a las dos niñas y Ein para enderezar su postura, Yukina corría por el pasillo y se encontró con su padre. Después de seguirle la corriente a su hija y terminar su conversación con el conde, Clarith titubeo en gritos el nombre de Ein, dándole las gracias por su ayuda. Sin mirar atrás, agitó suavemente a ella antes de salir. Después de la cena de esa noche, Clarith puso a Yukina en la cama antes de unirse a Michaela en el jardín. Inmediatamente, ella abrazó a su amiga para preguntarle si quería entrar en calor por el frío.

Las dos conversaban y Clarith finalmente mencionó, impresionante, la creatividad de Yukina con su escritura, describiendo cómo eran sus ingeniosas historias para su edad. Previendo su padre la publicación de sus libros y convertirse en famosa, la chica Netsuma, sonriendo, describió cómo ella quería ser famosa como ella. Al ver los celos de Michaela, Clarith preguntó qué le pasaba y le aseguró que era su persona más importante, apoyado en ella. Después, Clarith mencionó el hermoso canto de Michaela y le preguntó si podía oírla de nuevo. Su amiga accedió y cantó una melodía. Después de la canción, ambos oyeron el sonido de aplausos y se voltearon para ver a Keel felicitando el talento de Michaela. Clarith se preocupó por el interés de Keel en su voz y los dejó después de decidir contratar a un tutor para la chica de pelo verde.

Rey del otro lado del marEditar

Dos semanas más tarde en la EC 500, Clarith aplaudió en silencio dentro de las sombras en la etapa durante la primera actuación de Michaela. En otra actuación en algún momento más tarde, Clarith caminó hacia el comedor para ver Michaela y vio al Rey Kyle salir de la habitación. Nerviosa, ella entró en la habitación y le preguntó lo que ellos estaban haciendo. Michaela le dijo que sólo estaban charlando y Clarith luego preguntaron sobre el collar de conchas que tenía. Su amigo le dijo que era un regalo de él y Clarith discernido que tenía que ser un regalo de compromiso. Instintivamente, ella le rogó a Michaela de no estar cerca de otras personas, por temor a perderla. Recogiendose rápidamente a sí misma, ella se disculpó y corrió por los pasillos para despertar a Yukina y le gritó para hacerlo. Presa del pánico de nuevo, Clarith hizo una reverencia y pidió perdón.

Clarith y Michaela 1

Clarith lavando ropa con Michaela

En algún momento, cuando el chef estaba enfermo, Clarith tuvo que cocinar en su lugar para Yukina. Impresionante el hogar Freezis, fue puesto a cargo de hacer bocadillos para Yukina, a veces incluso cocinar para los huéspedes. Varias semanas desde sus alegatos con Michaela, Clarith se puso nervioso cuando la chica de pelo verde no regresó de su viaje a la posada que habían alojado. Cuando por fin regresó, ella expresó su preocupación y su amiga dijo que se desvió. Riendo, Clarith preguntó qué estaba haciendo la pareja antes de preguntar quién era el hombre con el mayordomo, Bruno. Michaela explicó que se llamaba Allen y que ella le dio una vuelta a la mansión.

Michaela rápidamente afirmó que no habían hecho nada y Clarith descontenta respondió que ella nunca dijo nada al respecto. La chica de pelo blanco le dijo a su amiga que Gerda era persistente acerca de la ropa. Michaela le dijo que podía despedir a Clarith, explicando que Yukina se enfadaría si el vestido no se lavaba. Michaela después de regresar de la lavandería y lavar la ropa, Clarith los lavaría varias veces ya en un ritmo mucho más lento. Esa noche, los dos charlaron en el jardín de la posada.

Caza VerdeEditar

Al día siguiente, Clarith fue uno de los convocados por Keel, para su confusión. Clarith escuchó a Bruno que el rey Kyle se retractó de su compromiso con la princesa Riliane debido a tener un amante en Elphegort, Keel especuló que Michaela era su amante. Keel reprendió la acción de Kyle y Clarith saltó del susto cuando él golpeó furiosamente los brazos sobre la mesa. Después de que el comerciante discernió que Riliane puede matar a Michaela y le dijo que tenía un escondite para su refugio, Clarith habló, con el deseo de añadir a su entrada. Gerda respondió que debía proteger a Michaela y estar con ella todo el tiempo y Keel estuvo de acuerdo, liberándola de velar por Yukina. Al oír esto, Clarith firmemente obedeció.

Una vez concluida la reunión, Clarith abrazó a Michaela  y le pidió disculpas, expresando su gratitud por todo lo que Michaela hizo por ella y explicar cómo su sonrisa era la felicidad de la niña Netsuma. Una semana más tarde, Clarith vio el Bosque del Árbol del Milenio quemado, diciendo que Dios vive y bendijo el bosque. Al día siguiente, en el inicio de la Caza Verde, Keel ordenó a Michaela huir a su escondite y le preguntó con dureza a Clarith si quería renunciar a Michaela, diciéndole que estaba bien para él. Mirándolo fijamente, le agarró el brazo de Michaela y comenzó a irse. Diciendole adiós a Keel, inclinó ligeramente la cabeza antes de instar a Michaela para que se diera deprisa.

Clarith y Yukina

Al igual que su madre, Clarith consuela a Yukina

Yukina se acercó a la chica de pelo blanco, preguntando si se tenía que ir. Clarith consoló a la niña, explicando que la hermana mayor tuvo que proteger a sus otros hermanos, como sus padres, con la promesa de reunirse con ellos de nuevo y hornearle un delicioso pastel de crema. Acariciando la cabeza de la niña llorando, Keel le dio a Michaela un manto para ocultar su pelo verde y los dos se marcharon.

Mientras los dos se dirigieron al pueblo de Yatski, vieron la carnicería de las mujeres dispersas por toda la ciudad antes de entrar en el Distrito Norte de Aceid y tomar el paso subterráneo a su Distrito Oeste, llevándolos al acantilado. Finalmente llegan a Yatski, el pueblo fue destruido sobre todo con las mujeres del pueblo sacrificadas.

Clarith susurró con la sorpresa de su antigua casa, al ver el edificio milagrosamente en pie. Después de hurgar en ella, Clarith encontró algunas de las pastillas para dormir de su madre y se las llevó antes de salir. Corrió hacia el sur, Clarith notó un ruido y le dijo a Michaela esperar, preguntando si su amiga la oyó. Al darse cuenta del creciente ruido de cascos de caballos, los dos al sprint, al oír el sonido de los soldados de Lucifenia persiguiendolos. Rodeado rápidamente, los soldados descubrieron a Michaela y dispuestos a matarla. Al oír un grito, Ein abordó a uno de los soldados y gritó para que se ejecute. En medio del caos, huyeron, pero fueron poco después seguidos por un soldado de Lucifenia a caballo. Ein pronto se encontró con ellos y dijo que iba a alejarlo mientras se escondían en el bosque. Histerica, Clarith preguntó por qué no acaba de llegar con ellos. Simplemente sonríe, Ein les dijo que iba a regresar y Michaela agarró el brazo de Clarith y la arrastró hacia el bosque.

Las dos corrieron hacia el bosque y Ein pronto fue atrapado con ellos de nuevo, explicando que él cortó los tendones para frenar a los soldados de los caballos de búsqueda. Después, él explicó la situación, pero fue interrumpido por el sonido de los refuerzos. Mirando a Ein, Clarith endureció su resolución y le dijo a Michaela que le diera el abrigo. Con renuencia de Michaela, Clarith argumentó que distraería a los soldados mientras ella corría y, temblando, dijo que no podía correr el riesgo de perderla, sin habla, aferrado al hombro de Michaela. Le pregunta si su amiga podía abrazarla tan fuerte como antes, Michaela le preguntó si quería retractarse de su plan si lo hacía. Clarith no contestó y su amiga la abrazó, la chica de pelo blanco dijo que se sentía a gusto con el calor de Michaela antes de confesar que la amaba. Ligeramente besandola, Clarith aprovechó su gesto de amor para deslizarle las pastillas para dormir en su boca. Una vez Michaela perdió el conocimiento, agradeció a Ein y le ordenó tomar a Michaela al escondite de Keel mientras ella distraía a los soldados y él obedeció.

Sola otra vezEditar

Después de ser perseguida, Clarith fue capturada y llevada a la ciudad de Toragay. Siendo interrogada por el general Daniel Ausdin durante dos meses, Clarith se negó a revelar la ubicación de Michaela a pesar de los intentos del general. El interrogatorio fue interrumpido por Corpa, alegando que Clarith era un conocido y que la llevaba con él, mostrando su permiso legal. Clarith escuchó como Corpa explicó que su valor como fuente fue negada, revelando que "La Hija de verde" se ha confirmado muerta. En estado de shock total, Clarith apretó los dientes y se mordió la lengua, sintiendo un derrame de sangre. Incapaz de respirar, cayó inconsciente. Después de recibir asistencia médica, fue enviada a la mansión de Corpa y habló de la pena de prisión Freezis y liberarse unos días antes, se quedaron en la casa de Corpa porque su mansión se quemó.

Claritha sola

Sin Michaela, Clarith se hundió en una gran depresión

Al llegar, entró Yukina llamándola por su nombre y se aferra a su pierna. Después de conversar brevemente con la niña, se la llevó a una habitación y se encontró a Mikina allí. Aliviada al ver a la chica Netsuma segura, él la abrazó. Clarith respondió del mismo modo, y señaló que Keel había perdido peso, la señora del comerciante señaló la mala calidad de las comidas de Lucifenia y que había perdido su forma de cocinar. Clarith le dio las gracias y dijo que le iba a preparar una comida, pero ella se negó, diciéndole que descansara. Tras la muerte confirmada de Michaela, Clarith se derrumbó, sollozando y deseó que estubiera muerta en su lugar. Después de drenar las lágrimas, Mikina le ofreció un pañuelo y la chica de pelo blanco comenzó a recomponerse, recordando a Michaela. Yukina le preguntó si ella está bien y le dijo que estaba bien, preguntando dónde estaba la señora de Keel Freezis.

Dijo que estaba hablando con un cliente de al lado, ella llamó y le preguntó si podía entrar. Le dijo que estaba bien, abrió la puerta y fue abrazada por Keel. Cuando ella se disculpó por no llevar a cabo sus órdenes para proteger a Michaela, Keel le dijo que era la guerra y que no debía disculparse. Perpleja, Clarith preguntó a qué se refería, pero él le dijo que lo olvidara y Clarith notó que evita el contacto visual con ella. Su conversación fue interrumpida por Germaine Avadonia, preguntando si tenía que irse. Pidiendo disculpas de nuevo, Clarith rápidamente hizo una reverencia y se dispuso a salir, pero fue detenido por la mujer, en un intento de reclutarla. Keel argumentó en contra de ella y Clarith sintió curiosidad. Al oír la explicación de Germaine, para iniciar una revolución en Lucifenia, le suplicó a la niña Netsuma que se aliste, preguntando si quería vengar el asesinato de su amiga. Clarith respondió que consideraría a Germaine y la amenazó si ella los traicionaba.

Keel calmó sus temores y vio como Germaine y su compañero, York, en silencio salieron de la habitación. Clarith comentó con miedo eran y Keel acuerdo, pero dijo que era sólo bravatas. El comerciante le animó a descansar y Clarith estuvo de acuerdo, que le permite a un sirviente para llevarla a su habitación. Abrumado por su fatiga, se cayó encima de la cama y se durmió. Después de varios días de jugar con Yukina y poco más, Keel entró en su habitación y Clarith dijo que podría haber llamado a su lugar. Dijo que no le importaba, diciéndole que quería hablar de sus planes de futuro. Él le advirtió que decidió apoyar la Resistencia de Lucifenia, preguntando si quería ayudarlos. Ella se negó, diciendo que no podía manejar una espada. Entendiendo su respuesta, él dijo que iba a dejar de Marlon con su familia y le ofreció mantenerla como un siervo.

Pensándolo bien, los pensamientos de estar con Michaela volvieron y ella comenzó a llorar y se negó, incapaz de hacer frente a la pérdida de su amiga. Desde la ventana, los dos vieron una catedral de Levin y Keel le pregunto si creía en Dios. Ella respondió que sí y él replicó que había un monasterio en el extremo oeste de Lucifenia donde podía trabajar. Clarith preguntó si él quería que ella fuera una monja y él rechazó la idea, diciendo que tenían poco personal y era muy adecuado para la niña Netsuma para despejar la cabeza. Peleando con Keel sin rodeos le dijo que tenía que aceptar la muerte de Michaela y que tenía que seguir adelante. Al oír sus palabras, Clarith aceptó la oferta y Keel le dijo que siempre sería parte de su familia.

Clarith y Germaine

Clarith informa a Germaine

Al día siguiente, Clarith llegó a un bar de Lucifenia para transmitir información de Keel a Germaine. Después de beber una bebida, ella se emborrachó y comenzó a reír y llorar hasta que finalmente volvió su sobriedad. Después, ella les contó el apoyo de Keel y, cuando York comentó el hábito de beber de Germaine, Clarith intervino para decir que ella creía que bebía demasiado. El líder de la resistencia le preguntó a Clarith si quería un vaso también, pero ella lo negó, diciendo que era sólo vino para informar. Germaine volvió a preguntar si quería partipar en su movimiento, pero permaneció en silencio. Finalmente, explicó que, a pesar de odiar a la "Hija del Mal", que era, a diferencia de Germaine, débil. Diciendo que lo sentía, Clarith lloró y Germaine la consoló, preguntándole qué pensaba hacer ahora. La chica de pelo blanco explicó que Keel le dio un lugar para trabajar y le agradeció a Germaine para desear por su seguridad, respondiendo que ella oró por su Revolución. Dando una sonrisa rígida, Clarith se retiró.

Hechicera y AprendizEditar

Clarith (en el monasterio))

Después de eso, se quedó en el monasterio de Held cerca del puerto. Durante cuatro meses, Clarith se hizo cargo de los huérfanos y trabajaba en los campos, orando a menudo y viviendo una vida ocupada. En algún momento, ella escribió una carta a Keel de su tiempo allí y le escuchó de la monja principal sobre una leyenda del mar y que se trataba de un contrato con el demonio. Un día, después del almuerzo, dos visitantes llegaron y, después de confirmar quiénes eran, uno de ellos se presentó como Elluka Clockworker y el otro como Gumillia.

Gumillia dijo que llegaron a desafiarla, pero Elluka calmó a su aprendiz, diciendo que en realidad vinieron a darle un regalo. Al ver un árbol joven en maceta, Elluka dijo que era su precioso amigo y le preguntó si podía tomar un té mientras explicaba la historia. Después de preparar el té, Elluka explicó que Michaela era un espíritu del bosque reencarnado en un ser humano por arte de magia. La hechicera se sorprendió por la expresión sin sorprender de Clarith y explicó que ella siempre sintió que Michaela no era normal.

Elluka continuó explicando que Michaela fue elegido como el sucesor de Held, elaboración que el dios planeaba convertirla en la próxima Árbol del Milenio. Durante la historia, Elluka pidió más té y Clarith se disculpó antes de rellenar y explicando que Keel les había dicho que le den el árbol joven Michaela para que viva con ella. Emocionada, Clarith se alegró sabiendo que Michaela estaba vivo pero Gumillia disputó la custodia de su amiga. Recitando un ritual, Clarith vio como una luz la cegó, abriendo los ojos de nuevo para ver a Michaela en frente de ella.

Clarith y Michaela

Clarith y Michaela se reunen

Gritando su nombre, la chica Netsuma corrió a su amiga y por etapas a través de ella, chocando contra la pared detrás de ella. Michaela le dijo que era demasiada atrevida y ella respondió que extrañaba a su amiga de pelo verde. Mirandose fijamente el uno al otro durante un rato, Clarith finalmente le preguntó si estaba de regreso en plena salud. Michaela respondió que su cuerpo era más que una ilusión y que el hechizo no puede ser utilizado muchas veces. Clarith le dijo que quería vivir con ella, pero Michaela describió que su tiempo como un ser humano había terminado y que Clarith tenía que seguir adelante.

Después de un breve silencio, Michaela le dijo que quería contarle algo a Clarith cuando se reunieron de nuevo y los dos recitan al unísono que se amaban antes de que el ritual terminó y la ilusión desapareció. Derrotada, Gumillia le dio el retoño a Clarith y sugirió que lo plantara en el bosque, pero que era su decisión. Justo antes de salir, Gumillia le dijo a Clarith que la revolución fue un éxito y que la princesa fue condenada, vengando a Michaela. Una semana más tarde, Clarith tomó el arbolito con ella a la ciudad portuaria, preguntándose qué debía hacer. Subconscientemente, ella bromeó sobre Michaela de que "ganó peso" y buscó un lugar para descansar.

Doble encuentroEditar

Encontrando un lugar para descansar, mientras inspeccionaba de pasó, encontró a un niño tendido en el suelo y rápidamente se quitó el manto que llevaba y se aflojó el cuello. Sorprendida, ella descubrió que era una niña, al ver que ella era delgada y posiblemente estaba muerta de hambre. Sabiendo que no podía llevar a su regreso al monasterio por ella misma, le dijo a la niña que iba a pedir ayuda, pero la falda de repente se agarró a la chica. El niño dormido le dijo que no la dejara sola. Clarith finalmente fue a la panadería cercana y consiguió ayuda del panadero y los dos se llevaron a la niña hambrienta de nuevo al convento. Refiriéndose a si misma como Rin, ella explicó que no tenía adónde ir y Clarith dejo que se quedara en el monasterio sin la objeción de nadie.

A pesar de la conducta maliciosa de orfandad, Clarith tolera su actitud y la trató amablemente, recordando cómo la trataban. A pesar de actuar egoísta, Rin comenzó a abrirse a ella, ganando un poco de respeto por los demás, aunque no mucho. En algún momento, ella le preguntó a Clarith de consejos culinarios. Unos días más tarde, durante la temporada de verano, Clarith corrió hacia el cobertizo después de escuchar la voz de una de las monjas, encontrando a Rin discutiendo con la vieja clérigo mujer... La chica de pelo blanco se ofreció a llevar la mitad de las palas y fue regañado por la monja por mimar a Rin. Clarith le suplicó a la mujer a perdonar el comportamiento de Rin, mientras que ella le dijo que la acompañara. Infantilmente, Rin se negó y Clarith respondió que las hermanas no la dejarían comer si no trabajaba. Rin le dijo a Clarith que podría colarse su comida y ella respondió que conseguirían regañado si ella lo hiciera.

Al ver a uno de los niños más grandes, Donnie, ella lo llamó y le dijo que ayudara a llevar las palas a los campos. A propósito de hablar en voz alta, Clarith elogió las acciones de los huérfanos y él hizo lo suyo. Con el incentivo de ser recompensado por un aperitivo, Rin humillada los interrumpió y le arrebató las palas de Donnie para salvar la cara. Juntos, los dos trabajaron en el campo y más tarde tomó un descanso para comer. En la cafetería, Clarith le preguntó a Rin si le gustaba la comida y el huérfano de acuerdo mientras la muchacha Netsuma regaba las plantas. Rin le preguntó sobre el retoño de Michaela y Clarith respondió que era su preciado amigo, diciendo que toda la vida fue igual.

Rin no estuvo de acuerdo, diciendo que vivían en un mundo de "dominar o ser dominado", donde era imposible que una sociedad funcione si todos fueran iguales. Clarith dijo que era tal vez correcta, pero que todavía apoya sus creencias y Rin preguntó si todo el mundo piensa como un santo si se quedaban en el convento por un tiempo. Riéndose, ella le dijo al huérfano que pronto debe entender la idea. Rin se negó, diciendo que no era un seguidor de Held; Clarith replicó que, independientemente de la secta, sus creencias de Levin fueron esencialmente los mismos. Al darse cuenta de que el huérfano había terminado de comer, ella le dijo que guardara sus utensilios y Rin obedeció. Con un breve silencio, la chica rubia le preguntó si Clarith seguiría tratándola de la misma, aunque ella era una persona terrible. Sonriendo, ella le dijo que "sí".

ConfesiónEditar

Durante la tarde, habían limpiado el confestorio y su broche para el cabello se rompió, dejándolo a un lado. Esa noche, mientras dormía, descubrió que había desaparecido y recordó dónde lo dejó. La decisión de agarrarlo antes de que ella se olvidara. Al pasar por la cafetería, estaba contenta de ver el retoño de Michaela creciendo bien y decidió plantarla en el bosque del árbol del Milenio. Encontrando su camino a la sala de la confesión en la oscuridad, Clarith se dio cuenta de que estaba abierta y volvió a coger la llave de la oficina del decano. Aferrándose a una de las manijas de las puertas, se dio cuenta de que estaba cerrada con llave y en silencio abrió la puerta para ver a alguien confesando.
Clarith y Rin

Clarith escuchando la confesión de "Rin"

Curiosa, escuchó y se dio cuenta de que era Rin. Al oírla describir las atrocidades que cometió y pidiendo perdón a Dios, Clarith llegó a la conclusión de que Rin era la hija del mal, responsable de la muerte de Michaela y el genocidio de su país.

Como no quería oír el resto, se arrastró de vuelta a su habitación. Después de que se hundiera en una depresión, Clarith hizo superar la ira, tomando un cuchillo de su armario y volver al confesionario. Rin ya se había ido, Clarith miró por la ventana y vio su silueta abandonar el monasterio. Ahora en medianoche, Clarith la siguió hasta la Costa Anónima, acercándose por detrás. Verla sacar una botella y enviarla al mar, recordó lo que el jefe de las monja le había hablado de la leyenda. Al oír un susurro de voz a ella, Clarith determinó que tenía que matar a Rin antes del establecimiento del contrato o la matarían.

La chica Netsuma enfurecida fue herida por Rin para hacer sus propios deseos cuando ella había destruido la vida de Michaela y quitado su felicidad, oyendo a Michaela gritar acerca de cómo ella sufrió. Cegada por la ira, se preparó para apuñalar a Rin, pero de repente se detuvo junto a un muchacho triste que se parecía Rin. Después de una breve lucha, Clarith volvió para ayudar a Michaela, desilusionada por como el demonio tomó la apariencia de su amiga. Volviendo a sus sentidos, Clarith miró para ver a Rin sorprendida mirándola. Al darse cuenta de sus intenciones, la niña cerró los ojos y aceptó su destino, diciéndole a Clarith de hacer lo que le gustara. En una pérdida, los pensamientos conflictivos de Clarith finalmente llegaron a un consenso y ella gritó y apuñaló a abajo con su cuchillo, para cortar el cabello de Rin.

DisculpasEditar

Al día siguiente, Clarith trajo a Rin con ella al bosque del árbol del Milenio para plantar el retoño de Michaela. Cuando le preguntó si estaba allí el árbol del Milenio, Clarith dijo que sí y que era donde debían plantarlo. Después de orar, el dúo comenzó a cavar. Durante su trabajo, Clarith pidió disculpas a Rin por cortar su pelo, pero la chica rubia no le dio importancia, diciendo que era más fácil de manejar. Después de trasplantar el árbol joven en su agujero, Rin preguntó si Clarith le enseñaría cómo hacer un brioche y la chica de pelo blanco, acordó hacerlo. Cuando terminó, se arrodillaron a orar de nuevo. Clarith se disculpa y lanza lágrimas con Rin, y las dos lloraron juntas hasta la noche.

Praefatio of BlueEditar

Cinco años más tarde, Yukina y Germaine visitaron a Clarith. Yukina le preguntó a Clarith si podía pasar la noche en el monasterio por un tiempo, porque ella está en busca de su madre, Mikina. Clarith, muy feliz de ver a Yukina nuevo, estuvo de acuerdo. Después de que Yukina y Germaine conocen a "Rin", Clarith decidió dejar que Yukina conozca la verdad sobre Riliane.

Vida Después de la MuerteEditar

Después de su muerte, Clarith fue enviada al Jardín Celestial y permaneció allí con su familia y amigos. En EC 998, ella y las otras almas fueron arrastradas al Tercer Período, mientras que el mundo terrenal se fusionaba con el Jardín Infernal. Más tarde, ella se reunió con Michaela en el Bosque del Árbol del Milenio destruido y ella le informó sobre la reunión de Allen Avadonia con varios de los contratistas anteriores de los Demonios del Pecado en el mundo destruido.

Cuando el nuevo Octavo Gift de Eve Moonlit comenzó a propagarse a través del aire del mundo terrenal y ponía a todas las almas afligidas a dormir, Clarith fue encargada por el dios del árbol inmóvil que se reuniera con Allen y lo ayudara a detener la Princesa del Sueño en Toragay. Recibiendo la bendición temporal del dios como protección contra el veneno, Clarith tomó a Josephine de los establos del Palacio Real de Lucifenia, quien había recibido la misma bendición. A continuación, entró en el palacio y encontró a Allen en los pasillos de la habitación de la Princesa Riliane.

Después de saludarlo, Clarith describió su propósito para estar allí. A continuación, le explicó la situación alarmante y comentó que no podía imaginar lo que sucedería en el futuro. Cuando le preguntó cómo debían detenerla, Clarith le explicó que él era el único capaz de hacerlo, ya que sólo él podía moverse libremente por todo el mundo terrenal actualmente y que debían dirigirse a Elphegort para detenerla. Al ver a Allen dudar mientras miraba la habitación de su hermana, Clarith le dijo que entendía cómo se sentía antes de señalar el peligro que correría Riliane si la Princesa del Sueño no se detenía inmediatamente.

Una vez que Allen estuvo de acuerdo, Clarith le dio instrucciones para subir a la yegua y explicó que tenía la bendición de Michaela; cuando Allen le preguntó por qué no se vio afectada por el Gift, ella indicó que también había recibido la bendición por el dios de la tierra. Entonces, la chica Netsuma le dijo que se abrazara fuerte y le indicó a Josephine que arrancara, galopando fuera del palacio. A medida que se acercaban a la ciudad en ruinas, Clarith chocó con Hänsel en el camino, en la forma de Lemy Abelard; sobresaltada, tiró las riendas y se detuvieron.

Al escuchar la oferta del chico para ayudarlos con Eve, la poco confundida Netsuma sonrió y le dijo que él y la Princesa del Sueño no debían encontrarse. Cuando el niño le preguntó si ese era el deseo de Michaela, ella afirmó que si lo era. Llamándolo Hänsel, antes de señalar que era más exacto llamarlo "Quinto Pierrot" en ese momento, Clarith explicó que lo que entraba en contacto con ella sólo conduciría a un caos mayor.

Cuando Hänsel contrarrestó que tenía la Muñeca del Clockworker y diciendo que era una herramienta de ayuda de parte de  Michaela, la ex-monja reprochó que era sólo una cáscara sin el demonio e insistió que no podían llevarlo con ellos. A continuación, Quinto Pierrot la reprendió por no saber cómo usarla y Clarith volvió a insistir que no podían llevar con ellos. A medida que los dos se trataban cada vez más terribles, Allen se interpuso entre ellos y le recordó a Clarith que no tenían tiempo que perder.

Después de que Allen le dio permiso a Hänsel para acompañarlos, Clarith empezó a hablar antes de darse cuenta que no tenían tiempo para discutir. Diciendo que no podía ser ayudado, ella le dijo a Allen que debían seguir y se metió en otro tenso intercambio con Hänsel antes de partir con Allen en Josephine.

Una vez que entraron en las ruinas de la destruida Toragay y vio a la Princesa del Sueño, Clarith se acercó a ella con Allen y observó cómo el niño intentaba razonar con la bruja loca. A continuación, ella le susurró a él que era inútil tratar de hacer eso con alguien que había perdido su cordura. Cuando Allen le preguntó si esto era debido a la destrucción del mundo, Clarith citó que era más probable que ella ya hubiera estado así. Luego, admitió que podía estar actuando más salvaje debido a que estaba libre después de tanto tiempo.

Luego, la ex-monja le indicó que ella era sin duda consciente de sus propias acciones y podría haber estado actuando simplemente por instinto. Cuando el niño le preguntó sobre la forma para detenerla exactamente, Clarith admitió que no sabía, que Michaela solamente le dijo que Allen iba a manejarlo. Después, Clarith observó con ansiedad mientras el Príncipe lucifeniano trataba de detener a la Princesa del Sueño antes de que Hänsel llegara y sellara a su antigua madre en la Muñeca del Clockworker antes de partir hacia el bosque de nuevo.

Después, mientras Allen regresaba junto a ella de nuevo y le preguntó si sería capaz de guiarla a la siguiente contratista, Kayo Sudou, en Jakoku, Clarith comenzó a explicar que el Demonio de la Envidia debía hacerlo antes de escuchar aplausos y ver que el demonio, divirtiéndose, ya había llegado. Al ver a Allen preparándose para partir con el demonio, Clarith le dio su despedida ya que Josephine no podía cruzar el mar.

Entonces, cuando el niño le dio las gracias, ella protestó su agradecimiento. A continuación, Clarith le dio las gracias al "demonio cangrejo" por ayudarle; castigada por el Demonio de la Envidia por confundirla con un cangrejo, Clarith, rápidamente, trató de explicar que ella pensaba que tenía un avatar de cangrejo al ver que llevaba las tijeras en su forma humanoide y el demonio furiosa, a regañadientes, la perdonó por el insulto. Después, ella observó como el demonio se transformó en su forma verdadera de pez y saltó hacia el mar con Allen.

LegadoEditar

Angustiada por la continua discriminación contra la tribu Netsuma, Clarith dejó el monasterio y fundó un nuevo convento, Hermanas de Clarith, a pesar de que se mantuvo en contacto con Rin. En algun momento acogió a otro niño Netsuma y lo nombro como Ein, en honor a su amigo elpen.Trabajó con la intención de eliminar la discriminación de la sociedad, y su mensaje se extendió por todo el mundo.

Personalidad y RasgosEditar

Clarith y Michaela 2

Clarith comparte un estrecho vínculo con Michaela

Clarith es una persona amable y cariñosa, pero carece de la confianza necesaria para creer en sí misma. Ganando su más odio y abusado o causa de tal abuso, Clarith es tímida, tranquila, y torpe, a menudo causando accidentes o no hablar sobre cosas que no son su culpa. Con el tiempo, llegó a odiar su cabello debido a la discriminación que atrajo y perdió toda esperanza de una vida más feliz, renunciando a su miseria. A pesar de esto, temía quedarse sola y albergaba un profundo deseo de tener un amigo. Después de conocer a Michaela, Clarith viene lentamente de su caparazón, ganando la confianza y el respeto por sí misma y ser más feliz, sin preocupaciones, y cantando.

Sin embargo, ella tuvo miedo de perder su felicidad y actuó con ira e histérica ante la más mínima idea de que iba a perder a su única amiga y el amor de su vida con otra persona. Después de la Caza Verde, Clarith cae en una depresión, pero recupera su actitud alegre y dedicada, mientras trabajaba en el monasterio, clase que queda a los huérfanos nutrirse de ella, incluyendo a Rin. Empatía con la tristeza de otros, Clarith predica con el ejemplo para ayudar a otros a escapar de su sufrimiento de la misma forma que ayudó a Michaela para escapar. Aunque en un principio carece de fe en Dios a causa de su pasado, sus experiencias con Michaela la convirtió en un creyente devoto.

Habilidades y DestrezasEditar

Clarith y Michaela 3

Clarith trabaja duro a pesar de su torpeza

Debido a su torpeza, Clarith hurga con gran parte de su trabajo, a menudo de trabajo más lento que la mayoría y tener que repetirse a sí misma, su falta de confianza sólo refuerza su ritmo lento, y tareas como la agricultura y lavar la ropa son notablemente difíciles para ella. A pesar de esto, ella es una experta cocinera, capaz de hacer deliciosas comidas que impresionan tanto en el hogar Freezis como a Rin. Durante su visita, Allen Avadonia quedó impresionado con su cocina, y quería aprender su receta para servir a Riliane. Emulando a su madre, Clarith es un producto natural con los niños, fácil para ganarse el amor y la admiración de Yukina.

Después de unirse al monasterio, Clarith mejoró gradualmente en la realización de tareas laboriosas y perfeccionó sus habilidades con los niños, capaces de tolerar ningún comportamiento grosero de ellos e incluso incitar a Rin para ayudar con el trabajo. Debido a su pasado, Clarith es paciente con los niños, especialmente con Rin, y tolera que ganen finalmente su confianza y respeto, actuando como un líder y un ejemplo para los demás. Elluka señala que también contiene una pequeña cantidad de magia, lo que le permite "sentir" que Michaela era más que un simple humano.

Conexión con PersonajesEditar

Michaela: La mejor amiga de Clarith. Clarith fue inicialmente cautelosa acerca de las intenciones de Michaela en ser su amiga, aunque bastante solitaria que no le importaba. Con el tiempo se convirtió en muy cerca de Michaela y su amistad hizo que se recupere de años de abuso emocional. Clarith aprendió a amar a Michaela, fue celosa de las atenciones de Kyle y desesperada por protegerla durante la Caza Verde. Ella se rompió emocionalmente por su muerte.

Ein: Un buen amigo de Clarith. Ein era el único que le agradaba a Clarith y ella correspondía su buena amistad. Ella apreció mucho sus esfuerzos al tratar de ayudarla muchas veces, cuando le avisó sobre su futura muerte y aquella vez que las ayudó a ella y a Michaela cuando trataban de escapar del ejército de Lucifenia.

Keel Freezis: El empleador de Clarith. Antes de llegar a su empleo Clarith envidiaba a Keel por sus famosos banquetes y los muchos amigos que tenía, y después de llegar a su empleo lo miró con gratitud y respeto. Finalmente Clarith vio a Keel como su familia y aceptó su ayuda para tratar de pasar la muerte de Michaela.

Mikina Freezis: Otro empleador del Clarith. Clarith estaba agradecida con Mikina por el empleo de ella a pesar de sus características reveladoras como el "hijo del demonio" y, finalmente, Clarith fue a verla como su familia, con aceptación de la comodidad de ella después de la Caza Verde.

Yukina Freezis: La niña que se encarga Clarith en su empleo en la casa Freezis. Clarith se encariñó con Yukina, jugando con ella y la ayuda con su escritura, y se refiere cariñosamente al niño como su pequeña ama. Clarith estaba feliz de ver a Yukina de nuevo después de la Caza Verde y años más tarde, cuando fue a verla en el monasterio. Confiaba en Yukina lo suficiente para revelar más tarde la verdad sobre su compañera monja, "Rin".

Rin: Una niña que Clarith ayuda en el monasterio. Inicialmente Clarith estaba exasperada con la arrogancia y la negativa de Rin para trabajar, pero ella perseveró en ser amable con ella después de que todo el mundo se dio por vencido, al ver su soledad más allá de la chica. Con el tiempo, Rin empezó a ver a Clarith como una hermana mayor y su mentor en el monasterio, como a enseñarle a cocinar. Ella se horrorizó al saber que Rin era en realidad Riliane.

Riliane Lucifen d'Autriche: La princesa que ordenó la muerte de Michaela. Clarith la odiaba por su papel en la Caza Verde, deseándole suerte a los revolucionarios que querían destronarla. Su odio por Riliane casi la llevó a cometer el pecado de la ira cuando la descubrió en el monasterio como "Rin"; en el último momento, sin embargo, Clarith logró perdonar a la princesa después de darse cuenta de lo similares que eran.

TriviaEditar

Conceptualización y OrigenEditar

  • El nombre de Clarith se deriva de Clarisse d'Cagliostro, personaje de El Castillo de Cagliostro.
  • Su nombre está parcialmente inspirado en el nombre de su representante Vocaloid derivado, Haku, con la romanización de Clarith que comienza con las letras "ku".
  • En una entrevista, Akuno-P declaró que Clarith fue parte de la historia desde el principio, aunque cambió muchas veces al personajes durante el desarrollo.
  • En la idea original, la primera línea de la canción La Chica de Blanco estaba planeada para ser "Lo siento por haber nacido" pero más tarde fue cambiada a "Lo siento por estar viva" para que quedara mejor en la letra de la canción.

CuriosidadesEditar

  • Clarith comparte su cumpleaños (21 de Noviembre) con su derivación Vocaloid.
  • Curiosamente, Clarith de alguna manera adquirió y mantuvo el contenedor de la ira en su armario en el convento, a pesar de que Yvette lo sellara.
  • En Chrono Story, el color que representa la Ira es de color blanco, haciendo referencia a Clarith apunto de asesinar a Rin con el Contenedor de la Ira, después de que el acto fue evitado por la intervención de Allen, el pecado esta representado por el color verde, posiblemente haciendo referencia a Némesis Sudou actuando bajo la influencia del Demonio de la Ira.
  • Clarith es el único personaje conocido que se liberó de la influencia de un Demonio del Pecado por ella misma; ella se dio cuenta de que el demonio no era Michaela después de que el espíritu de Allen obliga a mirar su difunta amiga.
  • En La Locura del Duque Venomania, Hakua Netsuma está desempleada, haciendo referencia al estado de Clarith en Aceid antes de ser contratada por Mikina Freezis.

GaleríaEditar

AparicionesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar