FANDOM


Chartette Langley
Chartetteavatar
Información Técnica
Japonés シャルテット゠ラングレー
Romaji Sharutetto Ranguree
Seudónimos Saruteito
Debut La Hija del Mal: Clôture of Yellow
UTAU

Kasane Teto

Información Biográfica
Género Femenino
Clasificación Humana
Nacimiento 01 de Abril de EC 474
Muerte EC 549
Religión Levin (secta Levia)
Ocupación Criada de Riliane (desertó)
Miembro Revolucionario (anteriormente)
Soldado de Beelzenia (anteriormente)
Líder de las Tropas Langley (anteriormente)
Herrero
Afiliación Reino de Lucifenia (anteriormente)
Palacio Real de Lucifenia (desertó)
Resistencia de Lucifenia (anteriormente)
Imperio Beelzeniano (anteriormente)
Jakoku
Familia Familia Langley
"¿Qué quieres decir con "otro"? Nunca rompí una fuente antes, está bien... sólo la agrieté un poco."
―Chartette Langley[fuente]

Chartette Langley era una criada al servicio de la Princesa Riliane Lucifen d'Autriche y una heroína de la Revolución de Lucifenia. Después de decepcionarse por el estatus quo actual, ella decidió unirse a la resistencia y adquirir información crucial del palacio real para el éxito de la revolución. Durante la revolución, fue famosa por haber luchado contra Mariam Futapie. Después de la revolución, se fue a Beelzenia, reuniendo a todos los antiguos miembros de la resistencia en oposición del Rey Kyle.

HistoriaEditar

Vida TempranaEditar

"En ese tiempo, las personas pensaban que Chartette ya había muerto y por eso se rindieron en rescatarla."
―Germaine Avadonia[fuente]
Germaine, Allen y Chartette (Aventura de un Niño y una Niña)

Chartette riendo junto a Allen y Germaine

Chartette nació el 01 de Abril de EC 474 en el Reino de Lucifenia, como la hija de un herrero local. Al crecer, la chica veía como su padre trabajaba en la forja, familiarizándose con uno de sus empleados, Leonhart Avadonia, y su hija adoptiva, Germaine. También empezó a conocer el pesado hábito de beber de Leonhart alrededor de ese tiempo.

En EC 492, entró en el Bosque de la Confusión y se perdió, y fue capturada poco después por unos bandidos llevándosela a su escondite en el bosque. Durante su tiempo allí, la chica traumatizada interactuó con uno de los bandidos y, eventualmente, lo convenció de reformarse. Poco después, Allen y Germaine fueron a rescatarla, y Chartette se enamoró de Germaine, llamando a la joven "hermana mayor", por salvarla. En su camino de regreso, Chartette se rió de la frustración de Allen sobre la reforma de los bandidos antes de todos regresaran a sus hogares.

Reinado del MalEditar

"Lo sabía. No estoy hecha para ser una criada...""
―Chartette[fuente]
Chartette
Alrededor de la muerte de la Reina Anne en Enero de EC 499, Chartette se convirtió en una criada en el palacio real de la Princesa Riliane y se ganó el respeto de la nueva gobernante. Mientras trabajaba en el palacio, la chica con frecuencia rompía cosas y la Jefe de los Sirvientes, Mariam Futapie, a menudo la intercedía para ayudar a limpiar sus líos.

Algún tiempo después de que Allen se convirtió en un sirviente, Chartette rompió un jarrón durante el trabajo. Mientras Mariam comenzaba a limpiar el desorden, asegurándole que no era caro, la criada se disculpó varias veces por su error. Desalentada, la joven dijo que ella no era adecuada para ser una criada. Luego, Mariam le aseguró que si, a pesar de ser descuidada, ella mejoraría con el tiempo y ella debería seguir haciendo todo lo posible.

A medida que avanzaba el año, la criada, con su fuerza destructiva, continuaba con sus funciones más delicadas en el palacio mientras ayudaba, en gran medida, con cualquier trabajo pesado. Mientras la Princesa Riliane se hacía cada vez más tiránica en sus políticas, Chartette observó como la Princesa aumentaba su lujo y decapitaba a otros por los delitos más pequeños. Cuando una hambruna se produjo más tarde ese año, la criada comenzó a disgustarle la apatía de la realeza y los nobles hacia la inanición de los campesinos.

Tiempos de ProblemasEditar

"La escasez de alimentos debido a la pérdida de la cosecha se está convirtiendo cada vez más grave. La nación entera está sufriendo de hambre. En tiempos como estos, el capitán de la guardia real no debería tener esos lujos tampoco."
"Me gustaría que la realeza y los nobles escucharan estas palabras también.
"
―Leonhart y Chartette[fuente]
Chartette y Mariam

Chartette se coloca bajo la supervisión de Allen

El 27 de Diciembre, Chartette estaba ayudando con los preparativos para el cumpleaños número catorce de Riliane que ocurriría más tarde esa noche. Mientras limpiaba un pasillo, ella rompió algunos de los adornos y arrancó unas cortinas. Después de que Mariam descubrió el desorden, Chartette se quedó en silencio detrás del Jefe de los Sirvientes, evitando su mirada por su lío, mientras que la mujer asignó a Allen para ayudarla con la limpieza de los jardines del palacio.

Después de limpiar el jardín real durante tres horas desde el mediodía, Chartette de repente se quejó de que estaba agotada y le preguntó a Allen si podían descansar. Negado por el sirviente, le recordó que necesitaban tener todo limpio a fondo para los reales extranjeros que asistirían a la fiesta. Chartette respondió que nadie notaría la suciedad en una fiesta nocturna y Allen respondió que incluso Mariam estaba siendo más estricta de lo habitual debido a la ocasión.

Cuando el sirviente añadió que sería malo si mostraban su trabajo de mala calidad, la criada miedosa reconoció eso y le dijo a su amigo que ella limpiaría la fuente cercana. Mientras la limpiaba, Chartette siguió quejándose mentalmente cuando accidentalmente rompió la fuente. Al darse cuenta de que ya habían pasado de las tres cuando Allen se suponía que debía estar sirviendo la merienda para la Princesa, la chica entró en pánico. Allen le preguntó inmediatamente si ella rompió de nuevo la fuente y la criada exclamó que ella no había roto ninguna fuente antes, antes de admitir que si la desquebrajó un poco.

Luego, Chartette obvió el temay le recordó a él su trabajo, citando el peligro que afrontaría al no ir. Una vez que Allen mencionó que intercambió lugares con Ney, la criada confundida escuchó la explicación de su amigo que no esperaba que acabarían la limpieza a tiempo. A continuación, Chartette señaló que esa fue la razón por la que estaba tan tranquilo al respecto, expresando su preocupación de que él sería decapitado. Entonces, el sirviente le dijo que no le de tanta importancia y le pidió que le diera una mano, lo que llevó a la criada desinteresada a ayudarlo.

Chartette, Allen y Leonhart (manga)

Chartette interactúa con Allen y Leonhart

Entonces, el Capitán Leonhart llegó y saludó a los dos y Chartette felizmente comentó cuánto tiempo había pasado desde la última vez que se vieron el uno al otro. En ese momento, Chartette escuchaba la charla entre el Capitán de la Guardia Real con su hijo adoptivo; cuando Leonhart mencionó que Germaine ganó una pelea sin recibir un rasguño, Chartette comentó que era de esperar de su "hermana mayor".

Cuando el caballero lamentó acerca de la personalidad enérgica de su hija, Chartette le preguntó por qué había venido. Después de que él citó que era su deber de mantener la seguridad de la fiesta, la criada bromeó que ella se había dado cuenta que él había estado planeando asaltar el almacén del palacio por licor. Cuando Leonhart explicó que en realidad había comenzado una abstinencia, la criada sorprendida le preguntó por qué. Una vez que Leonhart le explicó que no debería permitirse a sí mismo tantos lujos cuando el país se moría de hambre, la criada murmuró con desaliento su deseo de que la clase alta escuchara sus palabras también.

Mientras Leonhart explicaba su fracaso por convencer a la Princesa Riliane o al Primer Ministro Minis Stoup de compartir las reservas de alimentos del palacio con el pueblo, Chartette afirmó que era la mejor persona para asesorar al monarca. Una vez que el caballero enojado explicó que la Princesa le dijo que simplemente "comieran bocadillos", ya que no había pan, la criada señaló que era porque Riliane amaba los aperitivos. Cuando Leonhart habló fuertemente contra la desconexión de la Princesa con la gente común, Chartette estuvo cada vez más deprimida.

Chartette, Allen y Leonhart (manga) 1

Chartette, Allen y Leonhart escuchan los gritos de Ney

Entonces, el caballero cambió de tema y mencionó que había pasado junto a los establos durante la mañana, preguntando si la Princesa había salido a dar un paseo. Chartette y Allen se miraron mientras el sirviente expresó su duda de por qué se iría en su cumpleaños. A medida que debatieron el misterio de por qué el caballo de Riliane, Josephine, estaba desaparecida, todos escucharon a Ney gritar y corrieron hacia adentro para encontrar a la criada completamente histérica.

Mientras que la criada explicó cómo estaba tratando de encontrar a la Princesa desaparecida, ella les mostró el pasadizo secreto abierto en la parte trasera de la chimenea en la habitación real. Chartette rápidamente comenzó a gritar que Riliane estaba afuera y salió corriendo en búsqueda de la princesa. Después de que Leonhart organizó un equipo de búsqueda y siguieron los pasos de Josephine al Bosque de la Confusión, la criada traumatizada se negó a ir con ellos.

El Décimocuarto CumpleañosEditar

"Pusimos los platos, servimos el vino, y también—  "
"Perfectamente terminado sin romper nada.
"
―Allen y Chartette[fuente]
Allen y Chartette cansados (manga)

Chartette y Allen cansados después de terminar los preparativos para la fiesta de Riliane

Una vez que se encontró a Riliane y regresó al palacio, los sirvientes se vieron obligados a compensar su pérdida de tiempo esa tarde. Durante la celebración de la noche, Chartette y los otros sirvientes pusieron los cubiertos de manera exhaustiva en el Salón de los Espejos para los huéspedes. Una vez que terminaron, Allen y Chartette cerraron las puertas del salón detrás de ellos y el par cansado se apoyó en ella.

Entonces, los dos alabaron el hecho de que terminaron la frase de forma sincronizada. Cuando Allen comentó que ya habían servido todos los platos y vinos, Chartette interrumpió para añadir que no rompió ninguno de ellos tampoco. Entonces, la criada decidió ir a ver la cocina por si acaso. Cuando Allen trató de venir, Chartette levantó el brazo y le dijo que se quedara. Tomando nota de que aún estaba cansado por la búsqueda de Riliane, Chartette le dijo que le dejara la tarea a ella y se fue.

Después de comprobara la cocina, Chartette vio a Mariam y Allen hablando por una escalera y los llamó. Pasando al lado de ellos, la criada exclamó que la fiesta terminaría pronto y que necesitaban prepararse para limpiar. La Jefe de los Sirvientes le dijo a la chica que no entre antes de decirle a ellos que debían salir a los jardines para prepararse a recibir a los huéspedes para que se fueran. La criada se dirigió al Jardín Celestial, haciendo todo lo posible para no correr, y ayudó a los huéspedes antes de incorporarse en las tareas de limpieza.

Muerte de un LeónEditar

Algún tiempo después, en una mañana en EC 500, la criada salió del palacio para comprar libros que siempre había querido y descubrió el cadáver de Leonhart en el río. Al escuchar un saludo, Chartette se sorprendió al ver que era Germaine llegando, después de no haberla visto en mucho tiempo, y con poco entusiasmo explicó por qué estaba allí. La curiosa Germaine, al ver la multitud de personas en la orilla del río, preguntó qué había pasado, y Chartette trató de frenarla, como si fuera nada, pero fracasó. Al ver que Germaine descubrió el cadaver, la criada llorando le preguntó si ella quería que la ayudara. Al ver a Germaine desmayarse después de que se lamentaba en dolor, Chartette la llevó a su casa. Después de que ella se despertó, Chartette le explicó lo que pasó, describiendo el escenario en detalle.

Caza VerdeEditar

"Debo agradecerle a esa "mujer encapuchada"."
―York felicitando a Chartette por ayudar a la Resistencia[fuente]

Durante la Caza Verde, Chartette visitó a Germaine en su casa, llevando una capa y una capucha para ocultar su identidad de los transeúntes. Mientras comía, le explicó la situación en el palacio y le dio información al líder revolucionario con respecto a la guerra y las atrocidades que ocurren allí. Después de comer, le dijo a Germaine que tenía que irse a un lugar y se fue. Más tarde, en el Jardín Celestial del palacio real, Chartette, Ney y Riliane disfrutaron de su tarde juntas, y la criada pelirosa le ofreció a la Princesa su novela favorita para leer.

Cuando fue presionada por saber cómo ella salió del palacio para comprar libros, Chartette acusó a Ney de abandonar el palacio también. Ella continuó actuando como informante de Germaine y, después de saber la ubicación de su base, se fue al Bosque de la Confusión para encontrarse allí con ella, todavía ocultando su identidad. Escuchando el sonido de la puerta, ella, como todos los demás, agarron un arma mientras dejaban entrar a un hombre enmascarado.

Más tarde, Chartette se unió con Ney y Allen para escuchar la reunión después del intento de asesinato del Primer Ministro Minis Stoup. Ella discutió con su compañera criada después de que Ney accidentalmente tocara su pecho antes de que Allen las calmara a ambas. Más tarde, ella fue a encontrarse con Keel Freezis después de ser liberado de la prisión y puesto bajo arresto domiciliario, convenciéndolo para reunirse con Germaine y ayudar a la resistencia. En algún momento, ella le proporcionó información a Germaine sobre el hombre enmascarado. A medida que se acercaba la Revolución de Lucifenia, ella le dijo a su padre que iba a luchar al lado de los revolucionarios. Algún tiempo después, ella recibió una gran espada que su padre forjó para Germaine.

Revolución de LucifeniaEditar

"Esta espada es ridículamente larga, ni siquiera York podría usarla. ¿Utilizaste el modelo equivocado?"
"Esta no es para vos... al menos no hoy. Germaine, deberás entregársela a ella en el futuro... Eso es todo, rezaré por tu victoria.
"
―Germaine y el padre de Chartette[fuente]
Mariam y Chartette (Retrouver of Silver)

Chartette y Mariam a punto de pelear

Huyendo del palacio mientras los rebeldes invadieron las puertas, ella se puso su capa y se unió a la lucha, a pesar del intento de York para detenerla; con su enorme fuerza, envió a grupos de soldados Lucifenianos a volar y entró en la batalla como una distracción para Germaine y al enmascarado Karchess para invadir el palacio. Mientras Mariam intentaba detenerlos, Chartette atacó a la Jefe de los Sirvientes.

Después de apenas evadir el contraataque de Mariam, Chartette se quitó la capa rasgada y reveló su identidad a su antigua superior. Admitiendo que se sentía incómoda por luchar contra alguien que la ayudó mucho, Chartette afirmó que tenía que hacerlo por el bien de la revolución. Mientras las dos estaban dispuestas a luchar entre sí, Mariam comentó sobre su habilidad con la espada masiva y Chartette la cargó, balanceando el arma, pero la Jefe de los Sirvientes rodó para esquivarla, al mismo tiempo que mató a uno de los soldados que la deFengdía. Luego, ex-empleadora continuó su ataque cuando Mariam le preguntó por qué decidió unirse a los revolucionarios.

Entonces, Chartette le dijo que ella tendría problemas para entender sus razones, pero que todo el mundo en el país sería infeliz si las cosas se quedaban como estaban. Saltando a Mariam, Chartette golpeó su espada contra el suelo y afirmó que actuaba de acuerdo a sus propios sentimientos. Cuando Mariam estaba preparada para un contraataque, Chartette intentó mover su espada, pero se dio cuenta de que estaba atrapada en el suelo. Escapándose sobre la Jefe de los Sirvientes, ella le recordó que sus acciones harían a Riliane y a los otros infelices y, aturdida, Chartette observó como Mariam rompió su espada con un solo golpe.

Chartette y Mariam 2

Chartette a punto de dar el golpe final a Mariam

Pateando la pared del palacio justo después, la revolucionaria herida se recupera lentamente mientras Mariam se prepara para acabar con ella. A continuación, Chartette lanzó su guante cohete sobre la Jefe de los Sirvientes, comentando que su padre la ayudó. Mientras Mariam estaba incapacitada, Chartette agarró la empuñadura de su espada rota y dijo que era su despedida para la Jefe de los Sivientes, antes de corregirse a sí misma y llamándola Mariam.

Mientras se preparaba para acabar con ella, ella volvió a recordar las palabras de Mariam, recordando a Riliane, Allen, Ney y Leonhart. A pesar de recordar las palabras amables de Mariam a ella después de romper un jarrón, los gritos de la Jefe de los Sirvientes la devolvió a la realidad. Dudando en matarla, Mariam utiliza una bomba de humo. Sorprendida, Chartette frenéticamente busca a Mariam antes de darse cuenta que ella escapó y la maldijo, gritando su nombre.

A continuación, ella corrió para ir con Germaine, encontrándola herida y cubierta de sangre, y se fijó en el cadáver de Gast Venom a sus pies, impresionada por el logro de su "hermana mayor". Cuando Germaine preguntó sobre su batalla, explicó que Mariam huyó, pero se lastimó y ya no sería una amenaza. Chartette trató de ayudar a encontrar a Riliane, pero Germaine, al ver sus heridas, le dijo que no actuara precipitadamente y se negó a dejarla ir. Mientras York se preparaba para salir, Chartette lo llamó, diciéndole que sea suave con la Princesa a pesar de su maldad.

Cinco días más tarde, Chartette fue invitada a asistir a la conferencia de paz, pero permaneció en cama debido a sus heridas de la batalla. Dos días más tarde, la antigua criada viajó a Rolled y se unió a la multitud reunida en la Plaza Milanais para la ejecución de Riliane. Al darse cuenta de que la Princesa que subía la plataforma de ejecución era Allen disfrazado, Chartette gritó e hizo una escena en una esquina de la plaza justo antes de la ejecución de su amigo a las tres de la tarde.

Caza de BrujasEditar

"En un viaje... Viajar es lindo. Yo también viajé a todos lados el año pasado."
"¿Hiciste tu viaje con Chartette?"
"Si. Después de la revolución, todo se convirtió en problemático. Intenté irme de Lucifenia, y entonces esa chica me siguió.
"
―Germaine y Yukina[fuente]

Más tarde, cuando Germaine salió del palacio, Chartette la siguió y las dos viajaron al extranjero. Tres meses después de su viaje, el Rey Kyle Marlon etiquetó a Germaine como una bruja y trató de erradicarla y a la Resistencia. Con Lucifenia convirtiéndose en una parte del territorio de Marlon, las dos viajaron juntas durante años en toda la región, evitando la captura de Marlon.

En EC 503, ambas se reunieron con los antiguos miembros de la resistencia en el Imperio Beelzeniano. Buscando refugio, ellas reunieron a la Resistencia mientras se protegían de Marlon. En EC 504, tanto Chartette y Germaine se convirtieron en soldados para Beelzenia, con el trabajo que le recomendó un conocido; residiendo alrededor de Rukolbeni, Chartette se convirtió en la nueva Comandante de la Resistencia, reunificándola como la Unidad de las Tropas Langley. En algún momento, se convirtió en un gran fan de Yukina Freezis, leyendo su novela "El Cuervo Negro y los Tres Zorros", entre otros.

Comandante BeelzenianaEditar

"Para usted, ser nombrada capitán de inmediato, usted debe ser realmente importante."
"¡Si!"
"Es porque no habían otros candidatos.
"
―Yukina Freezis, Chartette y Gumillia[fuente]
Chartette 2
En EC 505, Chartette esperaba la llegada de Gumillia en su base. Después de saludar a Gumillia en la entrada del cementerio, la soldado beelzeniana se dio cuenta de que tenían una invitada y ella le presentó a Yukina Freezis. Conmocionada, Chartette se quedó sin habla, pero luego gritó con entusiasmo, diciéndole que sus noverlas eran impresionantes y populares. En medio de sus gritos, Gumillia la golpeó con una lápida y la antigua criada salió volando, aterrizando en la cerca del cementerio. Temblando, Chartette se puso de pie y se presentó antes de conducirlas a hacia la base de las Tropas Langley, así Yukina podría reunirse con Germaine.

A lo largo de su camino, Yukina señaló su papel en la revolución y le preguntó sobre los detalles de su pelea con Mariam. Desde que llegaron, Chartette indicó que ella podría decirle los detalles más adelante y entraron a la base. Al ver que Germaine no se encontraba, la Comandante pelirroja sugirió que comprobaran su base y se abrió camino explicando cómo fue que los miembros de la Resistencia se convirtieron en soldados beelzenianos y que sólo se había unido hace un año. Yukina, impresionada, señaló lo especial que debe haber sido para ella ser nombrada Capitán, de inmediato, y Chartette estuvo de acuerdo.

Entrando en la base principal, siendo incapaz de encontrar a Germaine, Chartette le preguntó a York si la había visto y el ex-revolucionario rápidamente respondió que estaba bebiendo, probablemente en algún lugar; Chartette, a continuación, le explicó que Yukina quería hablar con ella. Una vez que Gumillia se estaba llendo, Chartette declaró que estaría cuidando a Yukina antes de que Minage la interrumpiera, requiriendo que ella la ayude a terminar un libro. Vacilante, Chartette se puso en vergüenza hasta que Yukina decidió irse para que terminaran su trabajo. A medida que la Comandante de las Tropas trató de seguirla, York la agarró por la camisa para evitar que se fuera.

Algún tiempo después, Chartette le dijo a Yukina sobre su pasado como una criada. Dos semanas después de que Yukina llegó por primera vez, un guardia de la patrulla fronteriza llegó e informó que todos los guardias del turno nocturno fueron asesinados después de la medianoche. Después de hablar con el soldado de rostro pálido durante varias horas, Chartette lo mandó de nuevo a su cargo y llamó a Yukina antes de irse. A pesar de la vacilación de Yukina, la ex-revolucionaria le aseguró que sólo necesitaba informar a la Ciudad Imperial. Al ver que ambas se dirigían allí, Chartette declaró que debían ir de la mano, agarrando la mano de la joven novelista y caminando hacia la capital.

Pasando por el cementerio, Yukina le preguntó si los soldados que habían muerto eran sus subordinados también. Incómoda, ella admitió que si eran, pero que no estaban de guardia en el momento. A pesar de querer revelar los detalles, le dijo que la información era clasificada. Cuando Yukina se disculpó, pero omitió eso y sonrió, observando que podría estallar una guerra con Lucifenia pronto. Al ver una figura en la niebla, la soldado se detuvo y tiró una rama a la niebla. Recibida por Ney, Chartette tembló y le preguntó por qué estaba allí. Después de explicarle a Yukina su relación, la Comandante beelzeniana escuchó a Ney revelar que ambas eran soldados.

Chartette praeludium

Chartette congelada en su lugar por las acciones de Ney

Furiosa, Chartette gritó que ella fue quien mató a los guardias de noche y exigió saber sus razones. Ney respondió que incluso los soldados marloneanos podían entrar a Beelzenia en tiempos de paz, en caso de seguir los procedimientos oficiales. Chartette trató de replicar su hipocresía, pero Ney interrumpió y anunció que el armisticio entre ellos fue anulado. Murmurando cómo había cambiado, Chartette interrumpió a Yukina antes de que ella revelara su nombre a Ney y exigió que se fuera o sería derrotada, dispuesta a derribarla con las manos desarmadas.

Continuando burlándose de ella, Ney declaró que tenía la intención de matarla a ella, al igual que la ex-criada mató a su madre adoptiva, Mariam. Sacudida, Chartette negó haberla matado, pero comenzó a dudar de ella misma. Con una sonrisa torcida, Ney declaró que estaba bromeando y admitió que ella había sido la asesina de la Jefe de los Sirvientes. Entonces, Chartette gritó en estado de shock total y quedó congelada parada, mientras que Ney quiso celebrar la ocasión con una copa de vino. Después de que la asesina rubia tirara el vino al piso, se produjo un terremoto y la Comandante beelzeniana le dijo a Yukina que debían irse.

El Ejército BlancoEditar

"¿Esa criatura no fue una molestia? Él parecía muy fuerte, como si toda su racionalidad se hubiera ido."
"Incluso dudo si él fuera humano.
"
―Yukina y Chartette discutiendo sobre uno de los soldados muertos.[fuente]

Una vez que llegaron a Rukolbeni, Yukina le preguntó lo que habían presenciado y Chartette sacudió la cabeza con incertidumbre. Después de que Yukina sugirió que se dirigieran a la Ciudad Imperial, ella se acordó que era necesario informar de una invasión de Marlon. A continuación, ella murmuró que nunca supo que Ney era una soldado marloneana, bromeando sobre cómo una antigua criada al tener una espada era extraño. A pesar de decir que las cosas eran diferentes, ella expresó su incredulidad en la ocupación de Ney y dijo que ella era un gran pero tímida criada, cuestionando si Ney se unió al ejército para encontrar más trabajo, como ella.

En su camino hacia la puerta noreste, escucharon el grito de una mujer y se apresuraron para encontrar a las personas corriendo de sombras de figuras en la plaza. A juzgar a la persona de un borracho, Chartette le dijo a Yukina que permaneciera allí y se dirigió hacia la figura, sólo para ser atacada por la criatura. Durante su forcejeo, ella lloró por Yukina para que escapara de allí. Después de patear a la basura, Chartette estuvo de acuerdo con la joven novelista de que no podían luchar y agresivamente lo marcó antes de disparar su guante cohete a la criatura. Con la critatura derrotada, Yukina le preguntó si estaba herida y la guerrera respondió que sólo la rozó.

Luego, la Comandante le preguntó si había alguien alrededor antes de sugerir que debían refugiarse también, corriendo a través de un callejón. Corrieron hasta que llegaron a un bar, tomando aire, y ella le preguntó si Yukina lo estaba haciendo bien. Cuando la joven le preguntó sobre su atacante, Chartette expresó dudas de que incluso fuera humano, pero dijo que deberían tratar su herida pronto y explicó que rara vez usaba su guante de cohetes. Debido a que su arma estaba en reparación, la soldado dijo que podía agarrar un arma desde un puesto de guardia cercano.

Al escuchar un grito, la antigua criada miró desde la ventana del bar y vio a Germaine entrando. A pesar de sus intentos, Chartette no pudo conseguir que Germaine saliera de su estupor somnífero después de que entraron; Yukina le preguntó sobre su estado y Chartette insistió en que ella no siempre había sido un desastre cuando se embriagaba. Después de que Yukina vio la espada de la ex-heroína y preguntó si podían pedirla prestada, Chartette, de mala gana, tomó el arma a pesar de admitir que no tenía habilidad en la esgrima.

Al escuchar el grito de Yukina, la guerrero abrió la ventana para atacar al monstruo pálido de afuera, dándose cuenta de que estaban atrapados. Al ver una puerta trasera, Chartette le pidió a una camarera que ayudara a Yukina a sacar a Germaine pero la mujer estaba demasiado paralizada para responder. En respuesta, la soldado beelzeniana llamó a Yukina, exigiendo que cerrara todas las puertas y ventanas mientras ella salía a pelear con la criatura. Con gran dificultad, Chartette derrotó al monstruo y tocó la puerta del bar para anunciar el resultado.

Después de descansar en el bar por un tiempo, Chartette llevó el cuerpo del monstruo a los guardias y transportarlo hacia el palacio real. Al enterarse de que un soldado había informado del incidente antes que ella, la ex-criada descurbió que había más de tres de los mismos monstruos con los que se encontró. Luego, ella trajo un carruaje para llevarla a ella y a Yukina a la Ciudad Imperial. Durante su viaje, le preguntó si se encontraba bien y Yukina le dijo que podía hablar de ello más adelante. Entonces, Yukina señaló a los soldados beelzenianps galopando hacia Rukolbeni y Chartette tomó nota del informe del soldado y expresó su escepticismo, diciendo que los números deben haber sido exagerados.

Batallando con el Muerto VivoEditar

Cuando llegaron a la Ciudad Imperial, Yukina le señaló a Chartette la fatiga del ejército, al ver a los soldados en retirada del ejército de muertos vivientes masivo. Una vez que llegaron al palacio, Chartette asistió a la reunión militar e informó de su experiencia al Emperador. Después de que terminó, Chartette le dijo a Gumillia sobre el encuentro de ella y de Yukina con Ney. Entonces, la hechicera le preguntó para avisarle a Yukina que estaría ocupada y no podía reunirse con ella en el momento. Entrando en donde esperaba Yukina, ella se estiró al mismo tiempo que expresaba su alivio de que la reunión haya terminado.

Cuando la joven novelista preguntó qué harían ahora, ella le contestó que tenía que ir a la base y estar lista para la batalla. Recordando las palabras de Gumillia, le dijo su comunicado a Yukina y la joven dijo que iba a acompañar a Chartette a continuación. En ese momento, el Duque Oruhari se rehusó a que lo haga y Chartette permaneció en silencio debido a la posición del hombre, diciéndole a Yukina que tenían que separarse por el momento. Sosteniendo sus manos, ella le dijo que no se olvidara de sus amigos y prometió que estaría allí pronto. Adoptando una pose de despedida para Yukina, se fue a la base de las Tropas Langley.

Con su arma finalmente reparada, Chartette y la Unidad Langley se enfrentaron al ejército de muertos vivientes en Rukolbeni. Tres días más tarde, ella deFengdía la cuarta calle con Germaine. Llamó a Germaine, viendo que ellos estaban escapando por el callejón a su derecha. Cuando Germaine afirmó que debían evitar que fueran a la quinta calle, ella preguntó cuántos eran y le dijeron que eran cinco. Derrotándolos con facilidad, Chartette vio a los soldados que iban por los monstruos y llamó a Germaine.

Una vez que derrotó su parte, Chartette preguntó si eran infinitos y Germaine reflejó su sentimiento. Después de un breve respiro, ella y sus tropas prepararon sus armas ante el sonido de un grito. Cuando vieron que otro soldado no-muerto venía a su posición, lo esperaron, pero en vez de que él viniera, vieron que era Riliane Mouchet, montada sobre un caballo, con el soldado no-muerto ensartado en su lanza. Conmocionada, Chartette exigió saber por qué ella vino y la ex-comandante de Retasan le dijo que quería una audiencia con el Emperador.

Posteriormente, la Unidad Langley participó en el contraataque a la Fortaleza Retasan y ayudaron a capturar gran parte de la ciudad. Cuando Germaine se despidió del ejército, Chartette se encargó de continuar el cuidado de los demás. Una vez que escuchó que Yukina, Kyle, Gumillia y Germaine zarparían a Marlon para perseguir a Ney y la verdad detrás de los recientes acontecimientos, Chartette le pidió a su padre que mejorara su guante cohete y forjara una nueva espada para Germaine, sustituyendo la que Kyle destruyó.

Antes de zarpar, la chica peliroja llegó, persistente para ver a Yukina partir y le entregó a la escritora la nueva espada de Germaine. A continuación, entregándole su guante cohete a Kyle, le dijo que esto era un mensaje para Ney en su lugar. Poco después, ella trató de unirse a los otros en la nave antes de ser capturada y arrastrada por Riliane Mouchet.

Nuevos Cuatro JinetesEditar

Después de la muerte de Prim Marlon y la derrota de Abyss I.R., Chartette abandonó el ejército beelzeniano, viajando con Germaine para explorar las tierras del Este desconocidas. En EC 508, ambas llegaron a Divina Levianta durante los ataques terroristas generalizados por Neo Apocalipsis, involucrándose en el Incidente de los Nuevos Cuatro Jinetes. Después de que Abyss I.R. derrotó a Germaine y poseyó su cuerpo, Chartette recuperó las Espadas Gemelas de Levianta mientras huía de la hechicera. Con la esperanza de mantener el Contenedor de la Envidia lejos de la maga, la mujer viajó hacia el Este.

Vida en JakokuEditar

Después de llegar a Jakoku, Chartette decidió instalarse allí y fundó un pequeño pueblo en el extremo occidental de Enkoku. Adaptando su nombre al idioma del país extranjero, "Saruteito" decidió probar la herrería e imitó con éxito el oficio de su padre, llegando a ser reconocida y haciendo una vida decente. Después de notar que los jakokuenses observaban su apariencia externa como impar, Chartette comenzó a usar una máscara de mono para ocultar su rostro. Más tarde, conoció y se enamoró de un hombre; con el tiempo se casaron y engendraron una hija.

En EC 549, Chartette se reencontró con Elluka Clockworker y Gumillia; en algún momento, conoció y se hizo amiga cercana del espadachín errante, Gaou Octo. Cuando sus amigos se aliaron con los Tokugawa en la guerra civil contra la Princesa Jahime, Chartette forjó las espadas de Gaou para la batalla. En algún momento durante el conflicto, la mujer se dio cuenta que la bruja aliada de Jahime, Julia IR, era Abyss I.R.. Con la esperanza de mantener las Espadas Gemelas de Levianta lejos de su perseguidora y vengar a Germaine, Chartette le pidió a Gaou que tomara las espadas y él estuvo de acuerdo.

Después, la anciana herrera forjó de nuevo las Espadas Gemelas de Levianta en unas tijeras de estilos oriental y occidental, llevándolas con ella en una bolsa a Enbizaka ese mismo año. Esperando en el Puente Doble Espejo fuera de la ciudad principal, vio a Gaou llegar al lugar y le entregó la bolsa con el contenedor. Una vez que el guerrero de pelo púrpura confirmó su contenido, asintió y se fue. Poco después, Julia IR se acercó a Chartette desde el otro lado del puente. Después de intercambiar unas pocas palabras, ambas batallaron en ese lugar. La mujer anciana fue derrotada con rapidez; consumida por el fuego, Chartette murió calcinada.

Vida Después de la MuerteEditar

"¿Por qué tienes el uniforme de criada— Se supone que ya no eres un sirviente..."
"¡Quiero que vengas aquí y ayudes ahora! ¡Hoy hay un enorme grupo de personas que jamás se ha visto y no estamos listos todavía!
"
―Allen y Chartette[fuente]

Después de su muerte, Chartette fue enviada al Jardín Celestial y permaneció allí con su familia y amigos. En EC 998, ella y las otras almas fueron arrastradas al Tercer Período, mientras que el mundo terrenal se fusionaba con el Jardín Infernal. Después, ella regresó a sus deberes como criada en el palacio y ayudó con los preparativos de la cena para la Princesa Riliane en el Salón de los Espejos. Durante las festividades, Chartette con los otros sirvientes se apresuraron por la enorme cantidad de invitados.

Más tarde, la criada vio a Allen hablando con Keel Freezis y le preguntó qué estaba haciendo allí; cuando Allen reclamó que se suponía que ella ya había dejado de ser un sirviente, Chartette le dijo que quería su ayuda con los preparativos. Agarrándolo por el brazo, lo arrastró por la fuerza alrededor del palacio para la ayudara. A medida que avanzaba la cena, Chartette derramó el licor que estaba llevando antes de que Allen lo limpiara. Después, la criada torpe golpeó accidentalmente la pared y creó un agujero en ella con su fuerza bruta, obligando a Allen que la repara.

Mientras los sirvientes preparaban la torta gigante de Riliane, Chartette comenzó a buscar a Allen y lo encontró perdiendo el tiempo. Entonces, ella gritó que no habían terminado todavía. Explicando que el último plato era enorme, la criada llevó al niño hacia el enorme postre. Después, Chartette ayudó a los otros sirvientes a empujar la torta después de la señal del Primer Ministro Minis. Luego, ella vio que la Princesa salió del postre y ordenar a todos los presentes a ponerse de rodillas ante ella. Después, observó a Germaine discutiendo con la Princesa y comenzó a arrastrarla fuera del Salón de los Espejos antes de que Riliane escapara y saliera corriendo mientras Allen la perseguía.

LegadoEditar

Tras la derrota de Chartette, Gaou lamentó la muerte de la herrera, llorando durante la batalla subsiguiente en Jagahara. La hija de Chartette enterró a su madre en una tumba poco después. Su linaje familiar, el Clan Lang, se convirtieron en herreros importantes; cada jefe de la familia que siguió continuó la tradición de su hija, imitando su apariencia, profesión y el habla de Jakoku. Después de convertirse en el magistrado de Izasa, Gaou selló las Espadas Gemelas de Levianta en una cueva local y sus descendientes continuaron protegiendo el contenedor.

El pueblo que fundó Chartette persistió durante siglos, llegando a ser conocido como Momogengou. Yukina Freezis escribió una novela sobre los eventos ocultos que rodeaban la tiranía de la Princesa Riliane, titulada "La Hija del Mal", que detallaba las acciones de Chartette y sus secuelas, ganando popularidad en todo el mundo siglos más tarde, durante el tiempo de Gallerian Marlon. La ​​historia de las acciones de Chartette y sus amigos contra la Princesa Jahime y Julia IR antes de su fallecimiento se publicaron como uno de los Cuentos de Hadas Freezis.

Personalidad y RasgosEditar

Chartette era una chica con una personalidad rotunda y burbujeante. Cuando se enfrenta a un problema, a menudo actuaba infantil, quejandose de sus tareas de limpieza o tratando de desviar la atención hacia alguien o algo más. También fue caprichosa, que tiene una afición por la lectura de novelas y frecuentemente dejando el palacio para comprarlos. Alegre y cariñosa, Chartette actuaba amable y alegre para todos. Ella era torpe, a menudo rompiendo o destruyendo algo sin querer, a pesar de esto, su carácter alegre se ganó la admiración de la Princesa Riliane, manteniendo viva a Chartette y como empleada.

Debajo de su exterior sonriente, Chartette estaba desilusionada con la nobleza, escéptica que ayudarían a las personas que mueran de hambre a costa de sus propios servicios. la apatía de detestar Riliane hacia el sufrimiento del país y de mal gusto de sus acciones despiadadas hacia Leonhart y Michaela, que de buen grado ayudó a socavar el reinado de La Hija del Mal y estaba entre la multitud de ciudadanos furiosos gritando a su ejecución. Sin embargo, a pesar de su odio, ella todavía simpatizaba con Riliane, pidiendo a York para tratarla con gentileza.

Habilidades y DestrezasEditar

Chartette poseía una fuerza física extraordinaria que interfería con delicadas tareas, a menudo rompiendo platos y rasgando vestidos, y así fue monitoreada constantemente por Allen para asegurarse de que no cause estragos. Con el tiempo aprendió a sacar provecho de su fuerza, empuñando una gran armadura formada por su padre. Un combatiente de gran alcance, Chartette era capaz de levantarse contra Mariam Futapie, un miembro de los Tres Héroes que era un poderoso guerrero. Cuando su fuerza bruta no funcionaba, ella fue capaz de utilizar el invento de su padre, el guante de cohetes, para sorprender a los oponentes, golpeándolos con fuerza y rapidez con la herramienta.

Conexión con PersonajesEditar

Riliane Lucifen d'Autriche: El empleador de Chartette. Chartette desaprobó enormemente la forma cruel de Riliane de trató a los habitantes de Lucifenia y Elphegort, y así se unió a la resistencia contra ella. A pesar de esto, Chartette se llevaba bien con Riliane a nivel personal y sintió compasión por ella, pidiendo que la princesa sea tratada bien después de que fue capturada.

Allen Avadonia: Un amigo de la infancia de Chartette y consirviente de Riliane. Debido a su amistad de la infancia, Chartette y Allen eran capaces de conversar en un nivel más formal que los otros sirvientes, a pesar de que a veces se siente frustrada por su dedicación a sus puestos de trabajo y la supervisión constante de su trabajo. Ella estaba horrorizada por el cambio entre Allen y Riliane, lo que significaba su muerte inminente.

Ney Futapie: Un sirviente de Riliane y más tarde su oponente. Chartette y Ney se llevaban bien mientras trabajaban como sirviente de Riliane, aunque a menudo se peleaban por cosas triviales. Ella se sorprendió al enterarse de que Ney era un espía de Marlon y sorprendió por su dominio de la Copa de Conchita.

Germaine Avadonia: Un amigo de la infancia de Chartette. Chartette miró a Germaine como una hermana mayor, a pesar de su edad joven, los dos se hicieron muy estrechos con los años y durante su tiempo en la Revolución de Lucifenia, con Chartette que desea ayudar a Germaine de cualquier manera que pudiera. Las dos continuaron viajando juntos hasta la posesión de Germaine.

Mariam Futapie: Superior de Chartette y más tarde su oponente. Chartette aprecia el entendimiento de que Mariam mostró a ella, cuando la primera rompía los muebles del palacio, esta apreciación la hizo vacilar durante su duelo. A pesar de esto, Chartette estaba totalmente preparada para derrotar a Mariam en la batalla por la causa de la revolución y fue frustrado por su desaparición.

Yukina Freezis: La novelista favorita de Chartette. Chartette quedó muy impresionada por la capacidad de escritura de Yukina y se convirtió en una gran fan de ella. Ella se emocionó mucho cuando por fin conoce a la chica en persona, chillando, y le dio un tour personal de la avanzadilla que ella y los antiguos miembros de la Resistencia instalaron.

TriviaEditar

Conceptualización y OrigenEditar

  • El nombre de Chartette está inspirado en parte por el nombre de su representante UTAU, Kasane Teto, teniendo la romanización "tetto" en ella.
  • Su apellido se deriva del Inglés Antiguo que significa "prado largo", y en los nórdicos significa "larga vida". 
  • Su apariencia muy joven, a pesar de tener 31 años en La Hija del Mal: Praeludium de Red, es una referencia a su representante UTAU, una quimera de 31 años de edad que se presenta como una adolescente en su forma humana.
  • En una entrevista, Akuno-P declaró que Chartette había sido parte de la historia desde el principio, aunque su personaje y su papel cambiaron mucho varias veces durante el desarrollo.

CuriosidadesEditar

  • Chartette comparte el mismo cumpleaños (01 de Abril) con su representante UTAU.
  • Aunque es mayor que Germaine por seis años, Chartette se refiere a la espadachina como "hermana mayor" después de haber sido rescatado por ella y Allen.
  • En La Locura del Duque Venomania, Teto Cetera era un soldado, presagiando el resultado de Chartette después de la revolución.
  • Como Arte y Pollo, Chartette tiene una apariencia juvenil a pesar de ser mucho más grande.
  • A pesar de la experiencia traumática, Chartette entró en el Bosque de la Consfusión para reunirse con Germaine, aparentemente superando su miedo.
  • En Épica del Mal: Libro Fanático de La Hija del Mal, Chartette fue votada como la onceava personaje más popular en la Serie de La Hija del Mal por los fanáticos japoneses junto a Yukina Freezis.

GaleríaEditar

AparicionesEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.