FANDOM


Esta página se encuentra en mantenimiento, lamentamos las molestias.

Allen Avadonia
Allen Avadonia (Avatar).png
Información Técnica
Japonés アレン=アヴァドニア
Romaji Aren Abadonia
Seudónimos Alexiel Lucifen d'Autriche (nombre de nacimiento)
El Sirviente del Mal (por Gast Venom)
Irregular (por Sickle)
Debut La Hija del Mal
Vocaloid

Kagamine Len

Información Biográfica
Género Masculino
Clasificación Humano
Raza Lucifeniano Ortodoxo
Nacimiento 27 de Diciembre de EC 485
Muerte 26 de Diciembre de EC 500
Religión Levin (secta Levia)
Ocupación Príncipe de Lucifenia (anteriormente)
Sirviente
Afiliación Reino de Lucifenia (anteriormente)
Jardín Celestial
Familia Familia Real Lucifeniana
Familia Avadonia (adoptiva)
"¿Cómo puedo decir esto? Esto puede ser un poco demasiado arrogante viniendo de un simple sirviente, pero yo quiero proteger a la princesa"
―Allen Avadonia[fuente]

Allen Avadonia, nacido como Alexiel Lucifen d'Autriche, fue el último príncipe del Reino de Lucifenia y el más leal servidor de su hermana gemela, la Princesa Riliane. Después de la muerte de su padre, Alexiel y su hermana gemela fueron separadas en una disputa política, declarado muerto. Adoptado por Leonhart Avadonia, "Allen" regresó al palacio real para servir como sirviente de su hermana. Dedicado a su felicidad, Allen ayudó a exterminar la oposición de la tiranía de Riliane.

Historia

Vida Temprana

Allen y Riliane.png

Alexiel escapándose junto a su hermana

Alexiel nació el 27 de Diciembre de EC 485, junto con su hermana gemela, Riliane, como los herederos de la Familia Real Lucifeniana. En EC 491, cuando eran niños, Alexiel se le ocurrió escapar a través de un pasadizo secreto dentro de la chimenea en su habitación. Le dijo a Riliane sobre su plan, diciendo que era su secreto.

Los gemelos se escaparon, y Riliane actuó como la líder, pasaron por el Bosque de la Confusión antes de llegar a la orilla de una playa. Con el tiempo, se escaparon más y más a menudo para jugar en la playa. Durante una de sus visitas, Alexiel curó la herida de su hermana llorando después de que ella se cayó y se cortó. Más tarde, el joven príncipe escuchó el llamado de Riliane después de que ella desenterró una pequeña caja negra en la arena. Entusiasmados por lo que descubrieron, lo abrieron pero se sintieron decepcionados al encontrar un pequeño espejo en el interior.


Alexiel y Riliane con el espejo.png

Alexiel y Riliane hallan el espejo

Entonces, un Demonio se manifiesta ante ellos y Riliane, asustada, agarró con fuerza a Alexiel. Como el Demonio se quedó boquiabierto ante ellos, Riliane comenzó a alejarse de la criatura, mientras que el príncipe le extendió la mano en señal de amistad al demonio. El demonio dudó en extrechar su mano, entonces lo esquivó para ir por Riliane. Preocupado, Alexiel corrió hacia su hermana y se acercó a ella antes de quedar inconsciente. Despertando junto a su gemela durante el crepúsculo, se levantó para mirar alrededor cuando escuchó a Riliane decir que tenía hambre. Sonriendo, él la levantó y, enterrando la caja, los gemelos volvieron a casa. Durante su hora de la merienda a las tres al otro día, el Demonio se apareció ante los gemelos y pidió un poco de comida. Cuando Riliane se negó a compartir su merienda, el Demonio explicó que anque ella se comiera todo el mundo, ella seguiría hambrienta. Compasivo por la criatura, Alexiel compartió su merienda con él. El Demonio agradeció su gesto amable diciéndole un secreto: "Si escribes un deseo en un papel, lo pones en una botella de cristal y la liberas al océano, ese deseo algún día se hará realidad".
Riliane y Allen en la playa.png

Alexiel toma la mano de su hermana

Mientras jugaba en la playa de nuevo, estaba oscureciendo y Alexial quería volver a casa, pero Riliane le dijo que no tuviera miedo y agarrara su mano. Cuando lo hizo, se sintió a gusto y le contó el secreto del océano que aprendió. Riliane entonces le dijo que deseaba poder ser un caballo en su próxima vida y le explicó a su hermano, perplejo, pues ella quería ser capaz de correr libremente con él en cualquier lugar, ya que el palacio era aburrido. Algún tiempo después, Riliane comenzó a tratar con frialdad a Alexiel, al igual que la lucha sobre quién sería el sucesor de su difunto padre continuaba. En algún momento después, Leonhart Avadonia, el Capitán de la Guardia Real, fue asignado para protegerlo; un intento de asesinato que en contra de la vida del príncipe fue frustrado por Leonhart. Después, Alexiel se enfrentó a su madre y le pidió que sea adoptado por el espadachín para poner fin al conflicto innecesario y evitar llegar a ser egoísta como su hermana. Anne accedió a los deseos de su hijo y pronuncia al público que "Alexiel" había muerto.
Germaine y Allen.png

Allen caminando a través del bosque con Germaine

Adoptando el nombre de Allen, el antiguo príncipe vivió con Leonhart y se presentó ante su nueva hermana, Germaine. Allen se mantuvo tímido al hogar Avadonia y se negó a mirar o hablar con su hermana adoptiva. Cuando Chartette Langley había sido secuestrada por un grupo de bandidos, Allen se unió a Germaine para entrar al Bosque de la Confusión para salvarla. En el camino, empezó a hablar con su nueva hermana por primera vez. Luchando contra los ladrones, el ex príncipe salvó a Germaine después de que ella también fue capturada por los bandidos. Juntos, lograron derrotar a los ladrones y liberaron a Chartette, jadeando de cansancio cuando regresaron a la ciudad. Después, Leonhart los reprendió y pegó a Allen, aunque todos se rieron al final. Germaine fue elogiada por todo el mundo por el rescate, mientras que el príncipe evitó la atención, dejando que su hermana adoptiva se llevara todo el crédito.

Creciendo junto a su padre adoptivo y su hermana, los tres pasaron mucho tiempo juntos y Allen a menudo acompañó a su hermana a la herrería del padre de Chartette cuando las armas o armaduras de Leonhart necesitaban reparaciones. Mientras pasaba el tiempo, Leonhart comenzó a llevar a Allen al palacio real para practicar esgrima. A la edad de trece años, Allen asistió al funeral de la Reina Anne, disfrazado con un manto, y vio de lejos como su hermana sollozaba sobre el ataúd de su madre. Poco después, Leonhart anunció que enviaría a Allen de nuevo al palacio para trabajar como sirviente de Riliane después de la muerte de la Reina Anne, ya que la princesa se ​​negó a que cualquiera de los guardias de la familia real estuvieran cerca de ella. Desde que perdió sus recuerdos de Alexiel, Allen mantuvo su identidad en secreto y se fue con su padre adoptivo al día siguiente.

Reinado del Mal

Allen.jpg
En el palacio, Allen descubrió a su gemela mientras ella se acercaba a preguntar quién era. La princesa señaló con entusiasmo su semejanza, sorprendiendo al chico. Antes de que Riliane lo mandara a comenzar su trabajo, Leonhart le insistió a la Jefe de la Criadas, Mariam Futapie, que lo vistiera primero y ella obedeció. Una vez que se fue, el comandante le dijo que ella era su hermana y Allen expresó su felicidad al verla sonreír. Más tarde, los dos esperaron a Ney para que traiga a Mariam y, una vez que la Jefe de la Criadas inspeccionó al muchacho, le dio su uniforme y lo envió con la princesa. Poco después, Riliane decidido jugar un juego y quería que Allen utilizara uno de sus accesorios para el cabello. Perdiéndolo una vez, el sirviente fue obligado a usar su moño y luego Riliane jugó de nuevo con él. Mientras corría a través de los pasillos, Riliane exigió que se detuviera o lo decapitaría. Después del forcejeo, la princesa triunfante, comenzó a ponerle otro accesorio mientras hablaba con la sorprendida Mariam, mostrándole a ella y a Elluka Clockworker sus dos victorias. Después de que Riliane afirmó que decapitaba a todos cuando quisiera, Elluka mantenía a Allen a distancia.

En el decimocuarto cumpleaños de Riliane, casi un año después, Allen fue llamado por Mariam para ayudar a Chartette para limpiar el jardín, y se asegurara de limpiar todo para que todos los extranjeros asistieran a la fiesta. Creyendo que no terminaría a tiempo para servirle a Riliane su merienda, Allen le pidió a Ney reemplazarlo para ayudar a Chartette en el Jardín Celestial junto con otros seis sirvientes. Ante el sonido de las campanas de la catedral Levin, señalando las tres, Allen sabía que era hora de la merienda de Riliane. El sirviente continuó limpiando cuando Chartette gritó y él estremeció, escuchando la pregunta de la criada si ellos finalmente habían terminado. Él le recordó que no habían limpiado la zona cerca de la fuente y Chartette insistió que nadie se daría cuenta por la noche. Una vez que él le dijo cómo, al ser el cumpleaños de Riliane, incluso Mariam era la más cuidadosa para que Riliane no hiciera algo horrible, entonces Chartette cedió y dijo que ella limpiaría la fuente; Allen le deseó suerte y siguió trabajando.

Poco después, la criada entró en pánico diciéndole a Allen que algo malo pasó y el sirviente cuestionó si rompió otra fuente. Chartette le dijo que sólo "agrietó" un poco, y Allen le dio una mirada silenciosa antes de recordar servirle la merienda a Riliane. Allen le explicó su cambio con Ney cuando Leonhart los saludó. El soldado le alborotó su cabello al mismo tiempo que observa su problema de ser un sirviente, y el muchacho apartó la mano de su padre, indicando que el trabajo de ser el Capitán de la Guardia Real era más difícil. Leonhart le dijo a Allen que podría llamarlo "papá" y el sirviente sin rodeos respondió que él estaba acostumbrado a referirse a él formalmente. Cuando le preguntó cómo estaba después de un año de ser un sirviente, a Allen no le molestaba, preguntando por Germaine. Cuando se enteró de que ella se metió en una pelea, le preguntó si ella ganó y Leonhart admitió que los azotó. Escuchando a Leonhart, Chartette admite que era raro que él estaba resistiendo al no beber alcohol y escuchó mientras se lamentaban por la hambruna que azotaba a los ciudadanos.

AllenLeonCharNeycolor.jpg
Allen cuestionó si era a causa del estado de ánimo pobre de la princesa, Leonhart se encogió de hombros y explicó cómo ella se negó a su petición de compartir las sobras del palacio con el pueblo. El muchacho señaló a continuación que era a causa de su amor por los aperitivos y el guerrero añadió su incapacidad para reconocer el valor de sus deleites. Cambiando de tema, Leonhart preguntó si Riliane estaba afuera y Allen dudó que ella haría una cosa así en su cumpleaños. El guerrero observó cómo Josephine no estaba en su establo y el sirviente cuestionó si ella fue robada; cuando Leonhart negó que podría pasar algo como eso durante su turno, Allen consideró la posibilidad de que se centraban demasiado en aquellos que pasaban por la puerta y no en los fugitivos, cuando oyeron la voz de Ney dentro del palacio. Los tres se precipitaron, y Allen, después de recomponerse, le preguntó a la criada de cabellos dorados qué estaba pasando y ella reveló que la princesa había desaparecido.

Después de limpiar la habitación de Riliane, ella les mostró el pasadizo secreto abierto detrás de la chimenea y les explicó lo que pasó. Luego miró el pasaje, recordando lo que hacían de niños mientras todos frenéticamente buscaban a la princesa. Después de que Leonhart siguió el rastro de Riliane hacia el Bosque de la Confusión, Allen se unió al equipo de búsqueda. Leonhart le dijo no alejarse demasiado, pero el sirviente le recordó de su anterior visita al bosque. Poco después, durante su búsqueda, le preguntó si su padre adoptivo estaba seguro de que iba por el bosque; Leonhart respondió que las pistas de Josephine terminaron allí. Ney salió corriendo y le preguntó si Allen la había encontrado y él contestó que todavía faltaba, consolando a la criada abatida. Cuando Leonhart mencionó el pasadizo secreto, Allen nuevamente recordó el momento en que salió a escondidas con Riliane y recordó la costa que solían visitar. Él le dijo al Capitán de la Guardia Real que iba por delante, asintiendo cuando Leonhart preguntó si tenía una idea de dónde estaba Riliane.

Riliane abofeteando a Allen.jpg

Riliane abofeteando a su sirviente

Una vez que llegó a la costa, se encontró con Josephine y Riliane sentada junto al caballo, y el siervo suspiró con alivio cuando la llamó. Después Riliane se fijó en él, Allen explicó cómo Leonhart estaba preocupado por ella. Riliane tuvo una rabieta porque su plan para que Leonhart fuera ejecutado falló y Allen se disculpó. Cuando estaban a punto de salir, el sirviente notó que tenía un rasguño en la mano y trató de aplicarle ungüento. Sorprendido, Riliane le dio una bofetada; Allen lo ignoró y continuó curando su herida. Allen se perdióen sus pensamientos del pasado y se asombró al ver que él seguía sosteniendo la mano de la princesa. La soltó rápidamente y se disculpó de nuevo, lo que provocó a Riliane reírse, finalmente lo hizo confundir y se disculpó débilmente. Mientras se preparaban para irse, él sugirió dirigirse a la ciudad portuaria, ya que era más rápido, y le recordó a Riliane de no olvidarse a Josephine mientras corría por delante. Instruyéndola para convocar a la guardia real en la ciudad portuaria cercana para llevarla de vuelta, Allen le dijo que seguiría detrás de a pie, diciendo que no tenía habilidad para montar a caballo. Animándole para ir juntos, los dos comenzaron a caminar cuando Riliane comentó cómo el sol estaba siempre solo, como ella, atrapando la atención del sirviente.

Después llegaron a la ciudad, se dio luz verde para la guardia real y Allen vio como Leonhart y Riliane entraron en una discusión acalorada. A la orden de la princesa, Allen se arrodilló junto al resto del equipo de búsqueda para demostrarle su lealtad. Esa noche, Allen continuó ayudando durante la fiesta en el Salón de los Espejos, aunque estaba cansado. Cerrando la puerta con Chartette, los dos sirvientes cansados ​​comentaron acerca de la buena comida y el vino que tenían los nobles mientras se inclinaban contra la puerta. Después, Chartette se fue a la cocina, el sirviente flotó en sus pensamientos cuando Mariam preguntó si se sentía cansado, sugiriendo que se diriga a las habitaciones de los sirvientes y descansara un rato antes de que sea la hora de limpiar. Cuando Mariam comentó sobre cómo los gemelos compartían la misma cara, pero que tuvieron vidas diferentes, el shockeado Allen cuestionó si era un psíquico. El criado le preguntó si su parecido con Riliane se convertiría en un problema y Mariam reveló cómo el mago de la corte, Elluka, convenció a todos de que era una mera coincidencia y que Riliane era poco probable que lo recordara.

Leonhart (furioso) y Allen.png

Allen ve como su padre adoptivo sale furioso de la fiesta

Allen volvió a trabajar poco después, aliviado al ver a Riliane feliz. Mientras servía la comida en el Salón de los Espejos, el niño vio a su padre adoptivo cuidando la entrada. El Primer Ministro Minis comenzó su discurso a la multitud, y Ney se acercó corriendo y le dijo a Allen que todavía tenían trabajo que hacer, tomando su mano, él la ayudó a llevar la gigantesca torta de cumpleaños de Riliane. Junto con otros numerosos sirvientes, comenzaron a mover la merienda de cumpleaños en el salón para que los invitados la vieran. Al oír la ira de su padre, Allen se fue tras él después de que el furioso Leonhart bajó las escaleras, recordándole sobre su deber de guardia. El guerrero dijo que iba a salir, diciendo que Riliane era sin duda "La Hija del Mal", y Allen se quedó en shock cuando salió. Al darse cuenta de que Mariam estaba junto a él, escuchó sus palabras de que tanto ella como Leonhart eran conscientes que los mandamientos de Riliane eran absolutos, a pesar de que eran horribles. Allen expresó su preocupación por ella y el sirviente le dijo que permanecería al lado de la princesa, indicando que dirigir una nación era responsabilidad de los adultos; Allen estuvo de acuerdo.

Algún tiempo después, Allen y otro sirviente, Asan, eran responsables de limpiar el Salón de los Sonidos, y entraron después de que la reunión en relación con el destino de un político se decidió. Al limpiar los adornos costosos, Allen observaba el retorno sobre Riliane, hirviendo y gritándole a Minis. Mientras ella le gritó al ministro respecto a su almuerzo, Allen estaba preocupado por Asan ya que él preparó la comida. Entonces se dio cuenta del aspecto sospechoso del sirviente antes de ver que robó el cuchillo que faltaba de la princesa. Cuando el sirviente de repente atacó a la princesa, Allen instantaneamente lo golpeó para proteger a su hermana. Utilizando la espada sin filo que estaba limpiando, Allen desarmó a Asan y siguió golpeándolo antes de que pudiera tomar una de las lanzas de decoración; al haber frustrado el intento de asesinato, Allen observó mientras los guardias lo agarraron y arrestaron a Asan para ser enviado a la guillotina al día siguiente. Tres días después del incidente, Allen estaba ayudando a preparar la cena cuando Ney irrumpió a Riliane en la cocina exigiendo saber quién estaba robando comida del palacio antes de que Ney admitiera que era Leonhart.

Después de la cena, Riliane le ordenó a Allen ir con ella a su habitación. Felicitó al sirviente y felicitó su manejo de la espada; Allen le dijo que le enseñó su padre desde que era joven, sin mencionar que su padre era Leonhart. Debido a sus habilidades, Riliane le confió un mensaje que de repente ella escribió y puso en una botella: "Asesinar a Leonhart". Impresionado por lo que había leído, Allen hizo una pausa y le preguntó por qué ella se lo dijo de una manera tan extraña y su hermana respondió que alguien le habló de eso cuando era joven, aunque no recordaba que esa persona era Allen. Al escuchar sus razones para querer matar al guerrero, gran parte de eso era del chisme de Ney, Allen se mantuvo escéptico de que pudiera derrotar a Leonhart y Riliane respondió que tenía un plan para contrarrestar esta situación. Después de escuchar su plan, le dijo a Allen que era su secreto, recordando una vez más su infancia, y dijo que se retiraría a dormir.

Por la tarde del día siguiente, Allen seguía dudando. Después de que rechazó el terrible deseo de su hermana, Ney entró en la Habitación de los Sirvientes para tomar un descanso y le dijo a Allen que deseaba hablar de Leonhart. Allen sacudió su potencial de culpa por la situación, pero Ney declaró que había oído una conversación entre Mariam y Leonhart sobre cómo Leonhart lo introdujo en el palacio para que él asesinara a la princesa. Sintiéndose engañado y utilizado por su padre adoptivo, Allen se fue antes de que Ney terminara, con la mente revuelta. Mientras buscaba un veneno adecuado, Allen no pudo encontrar nada letal y tuvo que conformarse con una anestesia crónica para el plan de Riliane. En algún momento antes del incidente, Ney le dijo a Allen sobre el amorío de la Reina Anne. De pie frente a su habitación esa noche, el sirviente oyó a su hermana y a Leonhart hasta que la princesa le convenció para que bebiera el vino drogado.

Después de que su hermana le entregara una espada, Allen enfrenta a Leonhart en el Jardín Celestial a las tres de la mañana siguiente y señaló que podría fácilmente ganarlo en su estado de embriaguez; luego sacó su espada y aclaró que el guerrero tenía que morir. Mientras se acercaba, él se burló de la capacidad del guerrero borracho para deFengderse de él y luego apenas evitó la embestida que Leonhart desató. Afirmando que su habilidad era igual, Allen entró en su postura unicornio, sabiendo que iba a ver a través de sus movimientos, y atacó, pero fue contrarrestado rápidamente. Como su duelo avanzaba, Allen fue respaldado en una pared cuando Leonhart finalmente sucumbió ante las drogas y el muchacho observó cuánto tiempo había estado resistiendolos. Admitiendo que temía perder su carta de triunfo, se preparaba para asestar el golpe final cuando vio un espejo de mano familiar en los brazos de Leonhart. Su padre adoptivo explicó que era su regalo de cumpleaños, una reproducción del espejo de Riliane para que pudiera comprobar su aspecto. Allen le preguntó por qué su padre quería matar a su hermana y lo ignoró cuando su padre adoptivo parecía estar haciéndose el tonto. Apuñalándolo en el pecho, Allen mató al Capitán de la Guardia Real.

El Mercader de Aceid

Poco después, Allen fue enviado a hacer un recado a Aceid, capital de Elphegort para agradecer a Keel Freezis por sus generosas donaciones de alimentos a la población Lucifeniana. Antes de salir, se encontró con Gumillia, el aprendiz de Elluka, quien lo criticó por no usar honoríficos ya que era mayor. Después de que Allen se disculpó, ella le pidió que le entregara un "cebolleta muy asombrosa" a su amiga, Michaela mientras estaba en Aceid.

Desconcertado, Allen continuó su viaje a la capital vecina, pero pidió al conductor que pare horas después, incapaz de tomar los caminos llenos de baches a la ciudad y deseando poder quemar el bosque de desconcierto en lugar de ir a su alrededor. El conductor le dio medicina para curar las náuseas del criado, diciéndole que había pasajeros a menudo que sufren cinetosis. Al ver a una multitud en las calles, Allen se acercó a ellos y escuchó el sonido de una bella voz, viendo una hermosa chica con el pelo verde que al instante se enamoró. Cuando terminó de cantar, la multitud le aplaudió y Allen se enteró de que ella fue llamada Michaela.

Allen se acercó y le preguntó si era amiga de Gumillia antes de entregar la "cebolleta muy asombrosa" que el aprendiz de Elluka le dio. Cuando estaba a punto de salir, Michaela le reveló que trabajaba en la mansión de Keel y lo llevaría allí. En su paseo en carruaje, Allen y Michaela hablaron sobre sus vidas como sirvientes antes de señalar su collar de conchas dada como un regalo. Cuando finalmente llegaron a la Mansión Freezis, Allen esperaba a Keel en la otra habitación, viendo a Michaela y a Clarith en la limpieza.

Gast Venom intercedió y le dijo a Allen sobre el clan de Clarith. Allen señaló la katana que ejercía y Gast le preguntó a Allen si había oído hablar de la Resistencia de Lucifenia antes de presentarse a sí mismo como un mercenario y la publicidad de su compañía de mercenarios, en caso de que la monarquía Lucifeniana lo necesitaba. Allen se puso nervioso cuando le preguntó Gast si Allen había matado a alguien, observando la oscuridad en sus ojos, pero fue invitado a reunirse con Keel antes de que pudiera responder.

En la habitación de al lado, Allen le ofreció regalos a Keel por su caridad para Lucifenia y el comerciante con mucho gusto las aceptó antes de mostrar uno de sus objetos de colección, una espada que Gast había visitado curioso en el hogar de Keel. Allen le preguntó si apoyaba a Lucifenia para los negocios razones, el Sr. Freezis estuvo de acuerdo y añadió que también se debía a que el rey Kyle le pidió que lo haga. Cuando se le preguntó si conocía alguna información sobre el estado de cosas en Lucifenia, Allen respondió adecuadamente.

Michaela entró poco después y les ofreció bollos y té. Allen le gustó el sabor y felicitó la cocina de Clarith. Keel comentó los sentimientos obvios de Allen hacia Michaela y le dijo al criado que estaba muy buscado. Como Allen estaba a punto de salir, se unió a Michaela y su conductor en un par de chistes antes de partir hacia Lucifenia. Michaela audicionó como ella cuando se ¡despidió, Allen asomó su cuerpo por la ventanilla del coche y le devolvió la despedida, con la esperanza de volver a verla.

Al día siguiente, Allen informó de sus descubrimientos sobre Keel a Riliane y los otros ministros. Elluka elogió el trabajo de Allen, y Riliane le preguntó cuál sería la merienda del día. Allen respondió brioche antes el Ministro Minis dio su informe sobre Marlon. Al ver el "pulpo muy impresionante" dado a Elluka, Allen preguntó qué hizo increíble, aunque el mago de la corte sólo le dijo que todo era muy impresionante. Después, vio como Riliane descubrió que Kyle Marlon había retirado su compromiso con ella, enamorándose de una mujer con el pelo verde.

Caza Verde

EllukaMariamAllen.jpg

Cuando Elluka se opuso y renunció, Riliane le ordenó a Allen matarla. Persiguiendo el mago, descubrió que ella y Mariam estaban conversando cuando Elluka lo vio, y le dijo que Lucifenia perecería.

Sin palabras, Allen escuchó cuando Elluka preguntó qué iba a hacer. El criado le dijo que protegería a Riliane. El ex mago tribunal se retira y Allen volvió a la habitación ahora vacía de Riliane, viendo un collar de conchas que Kyle le había dado y descubre que Michaela fue la mujer que Kyle se enamoró.

Mariam volvió y le dijo que no podía revelar la identidad de la mujer y Allen, limpiando la habitación de la princesa, vio como Riliane tuvo una rabieta y ordenó a Minis matar a todas las mujeres en Elphegort con el pelo verde. 

Durante la Caza Verde, Allen visitó a Keel encarcelado y se enteró de que Michaela nunca amó a Kyle y que estaba escondida en un pozo. Al ver un destello de sombra cerca de las escaleras, Allen se dio la vuelta. Keel le dijo a Allen que Kyle se dirigía a Marlon para el contrabando de Michaela fuera del país y que llegará en una semana. Allen visitó el lugar oculto de Michaela en el bosque del árbol del Milenio y le preguntó si estaba bien. Michaela le contó cómo había sido separado de Clarith y comenzó a llorar. Disculpandose, Allen dijo que regresaría, reconociendo el amor que sentía por ella. Antes de salir, intentó confesar su amor por ella, pero renunció a su intento y se fue.

Allen 3.jpg
Cuando regresó al palacio, se encontró con Ney y Riliane hablando antes de que la sirvienta saliera; Riliane maliciosamente le dijo a Allen que sabía de Michaela cuando trató de mentir acerca de dónde había estado. Riliane dijo que iba a perdonar su aparente traición y escribió otro mensaje a su sirviente antes de colocarlo en una botella y se lo da a él: Mata a Michaela. Saliendo de la sala, Allen vio a Ney en el exterior, que se disculpó por decir a Riliane sobre Michaela y le preguntó qué iba a hacer. El criado la perdonó, diciéndole que no sabía qué hacer. La noche siguiente, Allen tomó su decisión y regresó sólo para encontrar a Michaela apuñalado en la parte inferior del pozo. El niño llorando confesó su amor por ella, deseando que pudiera haber escapado con ella. Como ella murió, Allen dejó escapar un grito de dolor y tristeza.

Continuando los Servicios

Volvió al palacio y más tarde vio a Riliane, Ney y Chartette pasando tiempo juntos antes de la presentación del brioche de su hermana para la merienda del día. Durante la reunión tras el intento de asesinato del primer ministro Minis, Allen, Chartette y Ney escucharon desde el pasillo adyacente.

Después Riliane contrató al grupo de mercenarios Venom, Allen le pidió Riliane para mostrar a Gast el alrededor del palacio. Al salir, Allen advirtió a Gast que sería ejecutado cuando lo sorprendió mirando a su figura. Mostrando el mercenario su habitación, vio como Gast y Mariam se saludaron y le dijo a Mariam para cuidar de su viejo amigo. Más tarde, en los campos de entrenamiento, Allen vio como Gast derrotó a un grupo de soldados que criticó la presencia de mercenarios en la ciudad.

Revolución de Lucifenia

Cuando comenzó la Revolución Lucifeniana, Allen continuó sirviendo a la princesa y quedandose a su lado. Él escuchaba a escondidas la conferencia de guerra capturados durante el brote inicial cuando Minis liberado lo vio. Pidiendo disculpas al primer ministro furioso por su mala educación, Allen preguntó si estaba bien. El ministro le hizo caso y el siervo asistió a cada reunión de la guerra para servir a Riliane mientras el ejército Lucifeniano sufrió numerosas derrotas en las próximas semanas.

Cuando se invadió el palacio, y Mariam había estado en la habitación Siervo. Mariam instó a Allen de escapar, pero el antiguo príncipe se negó a abandonar a su hermana. Después de despedirse de él, Mariam dejó de deFengder el palacio y Gast entró y le dijo su intención de huir y que Allen debe decirle a la princesa que no necesitaba el dinero ya. Desesperado, Allen ofreció una bolsa de oro llena de su pago, pidiendo a Gast proteger el palacio y su hermana.

Al enterarse de que ella era su hermana, Gast se echó a reír y no podía creer que él estaba dispuesto a vender su alma al "Demonio de Asmodean" por su hermana. Allen reconoció la Revolución, pudo haber sido venganza de Dios por sus pecados, pero dijo que si eso fuera cierto, no dejará que suceda. Gast, tocado, cambió de opinión y aceptó el dinero para deFengder el palacio hasta su último aliento. Al salir, le dijo a Allen que era él mismo: el mal.

Allen entonces atendió a la habitación de Riliane, sirviendo los aperitivos como los revolucionarios avanzaban lentamente hacia sus aposentos. La princesa se ​​vino abajo, preguntándose si iba a morir por sus crímenes y le pide a Allen sujetar su mano. Él obedeció, fue capaz de calmarse y confesar que lo que quería era ser como su madre, pero se quedó sola y abandonada por todos, excepto Allen, dándole las gracias por quedarse con ella. Apretando su mano, Allen le preguntó si le podía conceder un deseo.

Rilliane desilucionada.jpg
Los dos intercambiaron su ropa como resultado, seguido por Allen diciendo Riliane escape vestida como él. Reacio a salir, Riliane pidió a Allen que se vaya y el criado abrazó a su hermana en la respuesta. Le dice su secreto y revelando su identidad, Riliane perpleja le preguntó por qué iba a tomar su lugar. Allen le dijo que había sido una niña mala y que desde que compartían la misma sangre, él tomaría su lugar como la hija del mal. Diciendole que no llore, Allen salió de la habitación y la cerró, contando con ella acerca de cómo su madre solía encerrarlos allí para darles una lección.

Venas del Mal

Allen dejó a su hermana llorando y rogando antes de ser capturado en el Salón de sonidos por parte de los revolucionarios. Actuando como Riliane, luchó y altiva mente maldijo a sus captores y más tarde fue encarcelado bajo tierra. Allen se quedaría en su celda por un tiempo ante el rey Kyle vino a anunciar a Riliane su fecha de ejecución. El rey vio que Allen no era su ex novia y el gemelo dijo por enamoramiento de su hermana, que había matado a Michaela. Enfurecido, Kyle le dio un puñetazo y se fue adelante con la ejecución para evitar disturbios civiles y políticos.

Más tarde, creía que oyó los niños cantando, recordando el canto de Michaela, Allen comenzó a cantar para olvidar su ansiedad hasta que un guardia le dio un golpe molesto. Germaine lo visitó poco después y Allen se rió cuando su hermana adoptiva le dijo que iba a ser ejecutado, acercándose a los barrotes de hierro para asegurarse de que era ella. Continuando con su engaño, el siervo le dijo con desaliento que saliera porque estaba cansado. Germaine reconoció su cara y, después de descubrir su identidad a pesar de sus esfuerzos por engañarla, Allen le contó todo.

Al oír la historia completa, Germaine le dijo a Allen que podría ser liberado por ser sólo un sirviente, y no la princesa. Allen habló de la visita anterior de Kyle y le advirtió que tenga cuidado con él. Después de un momento de silencio, ella se fue y regresó con las llaves de la celda, diciéndole que tenían que escapar juntos a una tierra lejana. Allen le dijo que era el líder del ejército revolucionario, pero su hermana de leche echada a un lado la idea y dijo que, Chartette, y su poder vivir juntos como antes a pesar de que su padre se había ido.

AllenRilianecolor.jpg

Sabiendo que su deseo era imposible, Allen observó cómo ella llevaba una armadura de Leonhart y le preguntó si se reparó el daño en el hombro.Cuando Germaine se confundió, Allen desilusiona la idea de que había asesinado a Riliane y comparó su hermana con ella cuando se dio cuenta de que había causado la Revolución Lucifeniana para vengarse de la hija del mal. Con la promesa de ayudarla en su venganza, Allen reveló que él era el asesino de Leonhart y que iba a ser la hija del mal.

Dos días más tarde, a las tres de la tarde en la Plaza del Milenio, Allen vio como las turbas gritaban y lo criticaron, creyendo que era su gemela. Con la cabeza y brazos fijos en el cadalso, el Allen aterrorizado pensó que no quería morir. De repente, oyó un canto misterioso, y comenzó alucinando, recordando el momento en que se escaparon del palacio y Riliane le tendió la mano.

Imaginando que estaba sosteniendo su mano, se relajó y escuchó el verdugo preguntar si la "princesa" tenía unas últimas palabras a Dios. La decisión de mantener el engaño hasta el final, Allen respondió en voz alta: "¡Oh, es hora de la merienda", antes de que cayera la hoja de guillotina y fue ejecutado, con la esperanza de volver a jugar con su hermana en la otra vida.

Después de la Muerte

Tras su muerte, el espíritu del niño fue enviado al Jardín Celestial y se encontró con el dios gobernante en los campos de arroz del mundo celestial. Allí, el dios Sickle respondió a todas sus preguntas sobre de dónde estaba y lo que había pasado desde su muerte. Al ver los lejanos Champs-Élysées llenos con las almas, Allen le preguntó si podía ver a su familia y amigos allí y Sickle le prohibió hacerlo.

Entonces, el dios creador le encargó a Allen aprender la historia del Tercer Período desde el dispositivo Black Box para comprender los mecanismos del mundo. El ex-sirviente escuchó como el dios explicó la mecánica compleja detrás de la herramienta mágica, entendiendo nada de eso. Después, él fue introducido dentro de la Black Box y dejó los campos del Jardín Celestial. Encerrado en el dispositivo oscuro, Allen experimentó la historia del mundo terrenal, aprendiendo sobre los acontecimientos de su pasado y presente con el tiempo.

Intervención

Con los años, Allen supervisó el viaje de Germaine, la novelista Yukina Freezis, y de otros, mientras ellos investigaban la conspiración detrás del terrible reinado de La Hija del Mal. Cuando Clarith se preparaba para asesinar a Riliane en la costa cercana al Monasterio Held en EC 505, Allen le pidió a Sickle que lo dejara salir de la Black Box para ayudar a su hermana y el dios accedió. Una vez que el dios del sol le enseñó al niño cómo activar la habilidad de transferencia de la Black Box, él impidió que Clarith apuñalara a su hermana.

Mientras luchaban, Allen mantuvo una expresión sombría hacia la furiosa Netsuma hasta que se dio cuenta que fue engañada por el Demonio de la Ira y, poco después de liberarla de su hechizo, él regresó inmediatamente al Jardín Celestial y dentro de la Black Box. Más tarde ese mismo año, el ex-sirviente observaba el enfrentamiento entre Abyss I.R. y Germaine y Yukina. Cuando Abyss I.R. iba a incinerar a Yukina con la Cuchara de Marlon, Allen hizo una vez más sus caprichos conocidos a Sickle y el dios le permitió intervenir en el mundo una vez más, apareciendo de nuevo, usando la Black Box, en la costa.

Aunque veía a Riliane preparándose para sorprender a Abyss I.R., Allen había vinculado sus pensamientos a Yukina. Al escuchar mentalmente a la chica renunciar después de enterarse de la terrible verdad sobre su madre, el chico le dijo que era preocupante y explicó que ella estaba eligiendo morir a su propia conveniencia. Mientras la chica tomaba distancia de él, comentó que ella no sería capaz de escribir la continuación de la historia de Germaine, Riliane, y ella misma. Después de que Yukina le contó que Kyle le había dicho algo similar, Allen reiteró que tenía que sobrevivir para eso. Cuando la chica le preguntó si podía ayudarla, Allen admitió que era imposible, estando muerto, y Yukina reprendió airadamente su inutilidad. Riéndose, el chico se disculpó y le comentó que deseará la ayuda de su hermana en su lugar.

Una vez que Riliane había distraído con éxito a Abyss I.R., liberó a Yukina y le dio a Germaine una oportunidad para atacar el cuerpo de gato rojo de la maga cuando intentaba huir. Luego, Allen manifestó su espíritu para ayudarla con su cuerpo lesionado. Burlándose de su hermana ya que ella ya era incapaz de ponerse de pie, Germaine le respondió a su "estúpido hermano" que no necesitaba su comentario para saberlo antes de lanzar su estocada. Después de que Germaine había atravezado, con su espada, la verdadera forma de Abyss I.R., derrotándola, Allen desapareció. En algún momento, un mensaje en una botella llegó a los pies del espíritu durante el ocaso.

Encuentros Divinos

Agotado por su continua interferencia, Allen se quedó dormido en la Black Box después de su regreso al Jardín Celestial y durmió durante décadas. Una vez que se despertó, el muchacho regresó a sus estudios, hablando con el dios Held varias veces durante los años. El 30 de Enero de EC 611, Allen escuchó una voz que le saludaba y le preguntó al niño si podía oírlo. Después de un rato, el chico confundido le preguntó si era Sickle y respondió que no lo era, preguntando quién era "Sickle". El ex-sirviente le contó que él era el amo del lugar donde se encontraban ahora y la voz entendió que él se refería a "él", preguntando por qué estaba atrapado allí.

Una vez que Allen admitió que él mismo no lo sabía, la voz le dijo que podía sacarlo de la caja. Sorprendido, Allen, vacilante, le preguntó cómo y quién era el dueño de la voz. El orador se presentó a sí mismo como el dios Behemo, contándole que era el ex-compañero de Sickle. Después de un largo silencio, Behemo preguntó si sospechaba de él y Allen permaneció en silencio. Cuando el dios admitió que debían presentarse primero el uno al otro y preguntándole si no iba a decirle su nombre, el ex-sirviente lo consideró por un corto tiempo antes de presentarse, finalmente, al dios infame.

Después, Behemo le dijo a Allen sobre el protocolo de cifrado de emergencia que le permitiría escapar de la caja, incluso sin una llave. Una vez que el dios instruyó al muchacho cómo introducir correctamente el protocolo, la caja se abrió y Allen salió volando del dispositivo, dejando a Behemo usarlo en su lugar mientras él se dirigía a los Jardines de Champs-Élysées para ver a Riliane y al resto de su familiares y amigos. Poco antes de llegar a los jardines, Allen se topó con Held y el dios de la tierra se sorprendió verlo fuera de la Black Box sin el permiso de Sickle.

Debido al enojo de la deidad, el ex-sirviente fue arrastrado hasta donde se encontraba la caja y, cuando llegaron al lugar, Behemo salió de la Black Box para encontrarse con el niño triste y con el dios de la tierra molesto. Después de escuchar a Held discutir con Behemo, el dios de la tierra decide meter a Allen de nuevo en la Black Box para que Sickle no se diera cuenta, sin antes ver al dios travestí acercarse y escucharlo lamentarse de que no pudiera llegar a los Champs-Élysées. Cuando Allen le contó lo que había sucedido y su decepción por no reencontrarse con un conocido, el niño escuchó que el dios le contó que su encuentro se realizaría en cualquier momento.

Ante el comentario de Behemo, Allen se preguntó que querría decir con eso, justo antes de ver al dios sonreír y contarle que "ella" reencarnaría en el este de Evillious. Al no entender de qué estaba hablando, el niño vio a Behemo despedirse y alejarse del lugar sin antes decirle que esta cosa lo entendería con el tiempo; después de que Behemo se fue, Held lo vuelve a introducir en la Black Box y, tiempo después, él se dio cuenta que el dios travestí quizo explicarle que él reencarnaría de nuevo como un humano en el mundo terrenal.

Una Nueva Vida

Artículo Principal: Kokutandouji

En algún momento durante los años EC 800, Allen se fue al mundo terrenal y, inadvertidamente, encarnó como un ser humano, con el nombre de Kokutandouji, viviendo en Enbizaka e hizo varios amigos en la ciudad. Después de que la sastre local, Kayo Sudou, fue descubierta de haber asesinado a la Familia Miroku, Kokutandouji ejecutó a Kayo mediante la decapitación con Grim El Final, estando la llave transformada en una espada.

Desafiando el Fin

"¿Una conversación con los individuos históricos......dice? Sin embargo para ello sería necesaria una cantidad enorme de tiempo."
"No hay necesidad de que te contactes con todas las almas. Las almas especialmente importantes---- sí, quiero que selecciones entre aquellos que estuvieron involucrados con los "Demonios de los Siete Pecados" y establezcas contacto con ellos.
"
―Allen y Sickle[fuente]

En EC 998, después de presenciar a Némesis Sudou utilizar el arma Castigo para destruir el Tercer Período, Allen fue cegado inmediatamente por la luz que entraba por la caja, ya que se abrió. Al ver a Sickle preguntarle cómo estaba, Allen respondió que él parecía estar de mal humor en general y el dios le preguntó si él mismo realmente se veía así. Una vez que el muchacho explicó que sus ojos parecían enojados, preguntando si él estaba en verdad enojado con la destrucción del mundo, el dios del sol negó con la cabeza e insistió en que no iba a estar enojado con algo así.

Luego Sickle dejó el tema a un lado y dijo que primero debía salir de la Black Box. Allen obedeció y salió volando de la caja, viendo los alrededores del Jardín Celestial. Después de darse cuenta de que los Jardines de los Champs-Élysées estaban vacíos, Allen comentó que no había nadie y Sickle afirmó que eran los dos únicos seres que quedaban en el Jardín Celestial. Cuando el niño le preguntó qué pasó, Sickle explicó que las almas fueron arrastradas al suelo con la destrucción del Tercer Período y se eliminaron los límites que creó entre los mundos.

Entonces, Allen preguntó si el mundo terrenal se había convertido en parte del Jardín Infernal y Sickle comparó su relación a la de un imán donde eran atraídos hacia la fuerza más poderosa. Cuando Sickle miró y le dijo que ahora era su turno, Allen preguntó qué quería de él para restaurar las almas caídas. Sickle admitió que fue el resultado final antes de calificar primero que debía prepararse un poco más y le encargó revisar la historia. El muchacho respondió que ya lo había hecho.

A continuación, Sickle intervino para decir que él sólo conocía la historia como la información y necesitaba ponerse en contacto con las almas individuales de esas épocas para entenderlos. Después de que Allen respondió que conversar tomaría una enorme cantidad de tiempo, Sickle explicó que sólo necesita ponerse en contacto con las almas particularmente importantes, en especial, aquellos influenciados por los Demonios del Pecado. Al darse cuenta de que era su oportunidad de ver a Riliane de nuevo, Allen accedió a la tarea y el dios bromeó lo obediente que estaba siendo repentinamente.

Después de que el dios le contó que Held y Michaela lo estaban esperando y que debía reunirse con ellos una vez que llegara al mundo terrenal, Allen reaccionó al escuchar el nombre de su amada. Cuando el dios preguntó si era malo para él que la viera, el muchacho explicó que él nunca dijo eso, aclarando que sólo era vergonzoso. Sickle, de inmediato, señaló que ninguno de ellos eran seres humanos normales ahora, así que era demasiado tarde para sentirse así. Luego, Allen admitió que el dios estaba en lo cierto.

Mentalmente preguntando la legitimidad de la declaración de Sickle, ya que Michaela originalmente nunca fue humana, para empezar, el muchacho pensó en su pasado cuando era humano. Luego, miró a los campos de arroz y se perdió en sus pensamientos, preguntándose cómo se estaba sintiendo Michaela, en este momento, con el Bosque del Árbol del Milenio destruido. Poco después, Sickle habló y dijo que no era una mala cosa que pensar antes de decir que no hacer nada si no actuaba, criticando que el niño, a veces, sólo pensaba las cosas.

Cuando Allen preguntó si era así, Sickle reiteró que así era, señalando que sólo actuó después de que ya era demasiado tarde para evitar la situación. Después de reflexionar sobre su vida pasada, el muchacho admitió que pudo haber sido justo antes de decir que iría a ver a Michaela y Held. El dios lo aprobó y le preguntó si todavía recordaba cómo utilizar el dispositivo de transferencia de la Black Box y Allen respondió que si sabía. El dios del sol declaró que los preparativos habían terminado y que debía llegar al bosque una vez que pulse el interruptor de la caja. Luego, Allen saltó de nuevo en la caja y el dispositivo de transferencia se activó.

Viaje al Bosque

"Quiero hablar de muchas cosas, al igual que vos, Allen. Pero, desafortunadamente, no tenemos mucho tiempo."
―Michaela[fuente]

Una vez que él se apareció en el lugar, Allen se sorprendió al ver el bosque destruido aparentemente lleno de vida como antes; poco después, se dio cuenta de un petirrojo picoteando una fruta pome antes de que él volara sobre su hombro y, con gusto, saludó al ex-sirviente. Reconociendo la voz, Allen confirmó que el pájaro era Michaela. Sin palabras, el niño encantado se preguntó qué decir cuando escuchó la voz incorpórea de Held comentando su llegada. Cuando el dios de la tierra le preguntó si él encontraba su forma sorprendente, Allen le preguntó dónde estaba.

Held le explicó que su forma incorpórea era para moverse debido a las reglas de Sickle para que él no interfiriera con el mundo terrenal. Allen le preguntó sobre el bosque destruido y Held afirmó que el Bosque del Árbol del Milenio ya no existía. A medida que el niño empezó a preguntarse por qué parecía intacto, Held intervino para decir que no era más que una ilusión creada a partir de sus recuerdos, explicando que era una forma de realización de los sentimientos de las almas del Jardín Infernal. Allen conjeturó que era una prueba de la fusión del Jardín Infernal con el mundo terrenal.

Una vez que Held le contó tanto a Allen como a Michaela que él había estado siguiendo los incidentes causados ​​por los demonios antes de que el mundo que debía vigilar fuese destruido, Allen miró su hombro para ver que el petirrojo ya había desaparecido. Al oír la voz de Michaela llamándolo, el muchacho se movió a través del bosque destruido. Entonces, Michaela convocó los Contenedores del Pecado y le dijo al niño que agarre la Espada de Venom primero para que el Demonio de la Lujuria lo llevara a su primer destino.

Allen, inmediatamente, trató de parar y hablar con ella y el dios intervino ya que, aunque ella también quería hablar con él sobre un montón de cosas, ellos no tienen mucho tiempo. Cuando el muchacho puso en duda la necesidad de preocuparse por el tiempo después de que el mundo ya fue destruido, Michaela admitió que tenía razón antes de decir que el dios del sol quería que ellos se apresuraran y tenían que terminar la revisión antes de trasladarse a la siguiente etapa. Mientras Allen comenzó a preguntarle lo que quería decir, Michaela intervino otra vez diciendo que él iba a aprender sobre él todo el tiempo y repite que agarre la Espada de Venom para que pudiera reunirse con Sateriasis Venomania.

Al darse cuenta que Michaela estaba evitando conversar con él, el muchacho admitió en su mente que ella probablemente no quería recordar el pasado doloroso. Después de que Allen tomó la espada en sus manos, el Demonio de la Lujuria apareció y comentó que nunca esperaba que se reunieran de nuevo. Sorprendido por lo que el demonio, Allen escuchó mientras la cabra describió que lo había visto desde el interior de Kyle Marlon en el palacio real, expresando su sorpresa, con el tiempo, que él se pareciera a los gemelos que los liberaron por el mundo.

Allen señaló que probablemente estuvo sorprendido por la apariencia de Riliane y el demonio admitió eso antes de decir que deben empezar su trabajo de una vez. Luego, Allen reflexionó el hecho de que los demonios que creaban caos para los seres humanos estuvieran cooperando con los dioses. El demonio respondió que ya no había ningún humano para contratar o causar caos, y agregó que también habían sido originalmente de la misma especie que los dioses. Preguntándose si eso fue así, Allen evitó seguir con el tema y le preguntó si debería seguir a la cabra desde allí.

Cuando el demonio le preguntó si ahora podía hacerlo, Allen respondió que podía, siendo capaz de volar como él. Cuando la cabra le incitó a probar, Allen aceptó antes de darse cuenta que ya no era capaz de flotar. Preguntando que había sucedido, el demonio le explicó al niño que estaba siendo afectado como todas las almas que fueron arrastradas al suelo, asegurándole que lo transportará seguro a Asmodean. Al momento en que Allen miró los ojos brillantes del Demonio de la Lujuria, su conciencia voló directamente al Asmodean destruido.

Reuniéndose con el Duque de la Lujuria

Después de llegar a Asmodean, Allen confirmó el sitio de la Mansión Venomania con el demonio y empezó a acercarse a ella; escuchando el recuerdo del demonio sobre el sitio, se rió ante la idea de la nostalgia en un demonio. Cuando el demonio preguntó si había un problema, Allen lo ignoró y se acercó a la casa, reflexionando sobre la inconveniencia de tener que ir a pie.

Después de llegar a la puerta, se preguntó si tenía que tocar y, en cambio, gritó una frase a la puerta para que se abriera; cuando el demonio le preguntó si eso era un hechizo de desbloqueo, Allen aclaró que él podría haber dicho cualquier frase y, luego, escuchó al demonio decir que era posible manipular objetos cuando estaba de ánimos. Preguntando si esto incluía ilusiones, Allen escuchó mientras el demonio trató de explicar la mecánica del Jardín Infernal, pero admitió que no entendía y se adentraron ambos en la mansión.

Encontrándose con Sateriasis, el muchacho escuchó que el ex-duque declaró que los hombres estaban prohibidos en la mansión y bromeó si eso incluía a el mismo Duque. Una vez que el hombre insistió en que él se fuera, Allen le preguntó qué pasaría si él decía que no, viendo como el Demonio de la Lujuria impidió que el ex-duque lo atacara y explicó su propósito. Luego, Allen le aclaró a Sateriasis que se vio obligado a venir para estudiar su historia, y el hombre le respondió que no creía que había algo que podía enseñarle.

Luego, el muchacho comentó que el Duque tenía la misma cara que adquirió a través de su contrato y escuchó mientras él se encendió sobre lo conveniente que era para él, confirmando que ésta era la cara que quería en su vida. Al darse cuenta de la pequeña cantidad de mujeres en la mansión, Allen comentó que no todas volvieron con él y escuchó a Sateriasis insistir que ya no quería robar mujeres por la fuerza. Allen preguntó tímidamente si eso significaba que lo amaban, pero el ex-duque dijo si no estaba satisfecho con esa respuesta.

Allen admitió que él no entendía cómo él podía amar a varias mujeres a la vez, aclarando cuando le preguntó que pensaba que estaba mal. Cuando el Duque le preguntó si entonces nunca amó a más de una mujer a la vez, recordó a Riliane y Michaela y no pudo dar una respuesta. Luego, escuchó a Sateriasis insistir que amar múltiples parejas era natural; protestando, Allen se esforzó por explicar que su otro amor era más que un amor de hermano-hermana, sólo para que el Duque lo interrumpiera diciendo que no había ninguna diferencia.

Rindiéndose, Allen trató de acercarse a una de las mujeres en el harén de Sateriasis, viendo a una de las mujeres regañar al ex-duque cuando lanzó una rabieta en respuesta. Mientras la mujer se acercaba, Allen la reconoció como Maylis Beelzenia y, cuando la Princesa observó a "Irregular" como un buen conocedor, él pidió que no lo llamara por ese nombre. Después de que Maylis terminó su pelea con Sateriasis, él le preguntó por qué estaba en la mansión en vez de regresar a Beelzenia.

Después de escuchar las razones complejas de la mujer, Allen admitió que no le importaba y luego dijo que no esperaba que ella iniciara una relación con él. Cuando Maylis rió que él no era el tipo simpático, el muchacho le preguntó tímidamente si ella lo amaba. Al escuchar a la ex-princesa decir que ella lo despreciaba, el muchacho, sorprendido, empezó a preguntarle por qué se quedó antes de escuchar su explicación de que sus sentimientos no eran tan simples con él como el padre de su hija.

Decidiendo que era incapaz de entenderlo, Allen le preguntó si las otras mujeres se sentían de la misma manera y escuchó como Maylis explicó su opinión de que Lukana y Mikulia amaban a Sateriasis, mientras que ella no estaba segura de los sentimientos de Gumina. Satisfecho, Allen decidió irse y anunció al Demonio de la Lujuria; cuando Maylis le preguntó si quería ir a hablar con alguien más, explicó que no tenía tiempo y que por ella él tenía una buena idea de las relaciones de Venomania. Cuando la Princesa le preguntó a dónde iría, el muchacho le dijo que iba a hablar con Banica Conchita como el próximo contratista. Después de que la ex-princesa le dijo que se cuidara, Allen respondió que lo haría y le dio las gracias por compartir su historia.

Inclinando la cabeza, Allen trató de salir antes de ser detenido por Sateriasis, diciéndole que no podía irse sin antes despedirse del señor de la mansión. Después de decir un adiós precipitado, Allen fue detenido de nuevo por Sateriasis pidiendo que le diga a una chica llamada I.R. que venga a visitarlo si es que la ve. A pesar de saber la imposibilidad de la solicitud, Allen asintió y dijo que recordaría eso.

Luego, Allen encontró a Gumina al salir de la mansión y la saludó por su nombre; preguntando si sabía de ella, el chico lo confirmó y luego relató su historia, preguntando a la joven si estaba en lo correcto. En respuesta a la confusión de Gumina, Allen admitió que no se conocían, pero no le dio importancia, preguntando si ella vivía en la mansión ahora. Cuando Gumina confirmó que si, él le preguntó entonces si creía que no estaba en buenos términos con Venomania; al ver que el ex-primer ministro se negó a responder, continuó diciendo que ella debe saber que, a pesar de las obsesiones actuales de Sateriasis, lo que él quería era su amiga de la infancia.

Cuando Gumina le dijo que su preocupación era innecesaria, Allen decidió que no debía entrometerse y observó a Gumina entrar en la mansión sola. Caminando, Allen escuchó al demonio preguntar si deberían haber estado un poco más y él volvió a decir lo que Michaela había dicho, que su tiempo era corto. Mientras dijo que no quería decir que tenían que apresurar las cosas, Allen reflexionó cómo se sentía que había conocido a algunas de esas personas antes y le preguntó al demonio sobre la relación entre los humanos y sus caras similares.

Entonces, su conversación fue interrumpida cuando el demonio señaló que su siguiente guía había aparecido. Al ver a Hänsel con la Copa de Conchita, Allen exigió saber qué estaba haciendo allí en vez del Demonio de la Gula. Recordándole al ex-sirviente que el demonio fue devorado por Banica, Allen le preguntó por qué no estaba aquí en su lugar. El otro chico le explicó que iba a ser el que lo llevara a la casa de Banica. A medida que el Demonio de la Lujuria se retiraba, Hänsel, entonces, agarró el brazo de Allen y ambos volaron a Beelzenia.

Entrevista con la Devoradora del Mal

Traído a la antigua Mansión Conchita en Beelzenia, Allen entró y se encontró con Banica Conchita mientras comía con avidez la cena en la mesa. Esperando durante veinte minutos para que él la reconociera, Allen finalmente trató de probar uno de sus platos y escuchó a la ex-duque hablar, castigándolo por tomar su comida. Al verla lista para hablar con él, el chico comentó que había pasado mucho tiempo y le recordó su último encuentro.

Cuando Banica comenzó a hablar, llamándolo Alexiel, él la corrigió diciendo que sería Allen y, al escuchar que había sido informada de los acontecimientos por Pollo, le preguntó al ex-duque si ella no creía que fuese extraño que se parecían. Cuando Banica no le dio importancia su pregunta, él, entonces, le preguntó por qué se había convertido en un demonio y escuchó las varias razones de la mujer. A continuación, ella señaló que tuvo la "vacuna" para salvarse a sí misma; cuando Banica señaló que este era también el término que el demonio usó, Allen preguntó si era un problema.

La ex-duque le preguntó al chico si sabía las verdaderas identidades de los Demonios del Pecado. Ante la pregunta, Allen dio una respuesta indeterminada y, luego, escuchó la explicación de Banica de que ella simplemente no quería ser el sirviente del demonio, aunque comprendía la verdad al no comer la vacuna. A continuación, se preguntó por qué lo había hecho, una vez convertida en demonio, poseyendo a Riliane en lugar de él y se enteró de que él no podía ser poseído de acuerdo con las "reglas" del mundo. Allen solicitó entonces que le explique estas reglas y recibió una respuesta abstracta.

Cuando ella le preguntó si había más preguntas, Allen comenzó a hablar antes de que Banica lo interrumpiera y le pidió a él, a su vez, qué estaba tramando el dios sol. Allen admitió que no lo sabía e insistió en que no tenía ninguna razón para mentir. Mientras la ex-duque finalmente llegó a la conclusión de que no tenía más interés e iba a dormirse, Allen le preguntó si ella no iba a volver a su contenedor y se enteró de que ella no tenía ninguna razón para hacerlo. Luego, Banica recordó que había solicitado que Arte viniera para verlo; preguntando el nombre en voz alta, Allen escuchó mientras la ex-duque aclaró que se refería a Ney antes de irse.

Entonces, el ex-sirviente escuchó hablar a alguien desde el otro lado de la puerta cercana y la abrió, mirando como Hänsel y Gretel se cayeron. Allen saludó a "Ney" y miró a la chica en silencio, antes de que ella se transformara en su otra indentidad, Ney Futapie. Cuando Gretel le preguntó si era mejor que hablaran así, Allen le aseguró que al ver su rostro fue suficiente y escuchó como la chica intentó balbucear una disculpa por haber asesinado a Michaela.

Cuando ella renunció a ser capaz de decir todo, Allen comentó que él conocía lo suficiente para saber que no estaba en su personalidad. Cuando Gretel le preguntó si su próxima visita sería Riliane el chico lo confirmó y le preguntó a ella si no iba a venir, simplemente diciéndole a Allen que le diera a la Princesa sus saludos. Descubriendo que ella estaba demasiado ocupada sirviendo a Banica, se preparaba para partir y recibió de ella uno de los Cuatro Espejos de Lucifenia.

A medida que el Demonio de la Soberbia se manifiesta delante de Allen, dejó escapar una exclamación de sorpresa al ver lo pequeña que era la criatura. Cuando el demonio preguntó indignado si había un problema, casualmente comentó lo pequeño que era en comparación con lo que se esperaba y, después de que el demonio le sugirió que debían irse, dijo que fue agradable conocerlo. Una vez instruido, él agarró el cuerpo del demonio mientras volaba en el aire y lamentó su velocidad lenta, quejándose que les tomaría una eternidad en llegar a Lucifenia.

Regresando al Palacio

Después de finalmente llegar al sitio del antiguo Palacio Real de Lucifenia, Allen felicitó secamente al Demonio de la Soberbia por su llegada. Una vez que la criatura preguntó si era necesario traerlo hasta aquí, el chico preguntó a qué se refería y, cuando él le recordó que el ex-sirviente ya sabía la historia de Riliane íntimamente, admitió que el demonio estaba en lo correcto.

Una vez que el demonio lo puso en el piso, Allen observó que él se fue a toda prisa y, luego, entró al palacio solo, comentando en voz alta sobre cómo se sentía nostálgico volver. Después de caminar en el interior para ver centenares de personas, Allen se sorprendió al ser recibido por Keel Freezis y le preguntó por qué el ex-comerciante estaba allí. Keel respondió que era un acompañante de sus hijas durante la cena de esta noche; al mismo tiempo que Allen trató de preguntar sobre esta fiesta, fue interrumpido por Chartette preguntándose qué estaba haciendo allí.

Al ver a su amiga en su antiguo traje de criada, el muchacho trató de preguntar por qué lo llevaba puesto cuando ella ya había dejado de ser un sirviente, sólo para que ella insistiera en que la ayude con la preparación de la fiesta, agarrándole el brazo. Aunque trataba de resistir, Allen fue arrastrado por Chartette y puesto en servicio para la cena. Ayudando con la preparación, Allen ayudó con la cocina, poniendo platos, ayudando a los invitados con las direcciones, y la limpieza de los líos que su amiga hizo.

Haciendo una pausa para ver las caras de los invitados para Riliane, Allen escuchó exclamar a Chartette que no había terminado y observó un pastel gigante. A la señal del ex-Primer Ministro Minis, Allen ayudó a empujar el pastel al Salón de los Espejos con el resto de los sirvientes. Luego, trató de preguntarle a Minis dónde estaba Riliane, sólo para ver a su hermana saltar de la torta y ordenó que todos se arrodillaran ante ella.

Luchando para recobrar la compostura, Allen comenzó a llamar a Riliane sólo para ver a Germaine comenzando a regañarla por arruinar la comida. Aturdido, vio a sus dos hermanas pelear y luego vio a Riliane correr hacia afuera del Salón de los Espejos, llamándola en voz alta. También escuchando a Germaine llamándolo, el ex-sirviente se disculpó, mentalmente, con su hermana adoptiva mientras corría tras Riliane.

Persiguiéndola a través del palacio, Allen finalmente perdió de vista a la ex-princesa y se detuvo; recordando el pasaje secreto en su chimenea, se dirigió a la antigua habitación de su hermana. Una vez allí, vio a dos personas delante de la puerta, reconociéndolos de inmediato como sus padres, Arth y Anne. Luego, él se quedó en estado de shock antes de que su padre se acercara a él, dándole una palmadita en la cabeza y le preguntó si él vino a ver Riliane en su habitación.

Allen confirmó que llegó para eso. Escuchando a su padre, en respuesta, que no lo detendría, pero recordándole que todavía era su hijo Alexiel, así como el hermano importante de Riliane, y el príncipe, estuvo de acuerdo. Cuando Arth reflexionó sobre lo importante que se había convertido desde que fue introducido en la Black Box, Allen admitió que no entendía todo eso o no tiene alguna explicación por parte de Sickle, preguntándose qué podía hacer en un mundo ya desaparecido. Mientras Arth declaró su creencia de que el mundo todavía no había terminado, Allen le preguntó si realmente pensaba así.

El ex-rey rió y dijo que no había duda de que él proviene de aquella persona que había convertido Lucifenia en una nación poderosa; en respuesta, Allen señaló su confianza y escuchó a Arth decir que fue su encanto. Cuando luego admitió que tenía desventajas, ya que Riliane también había heredado el rasgo, Allen se rió y dijo que podría ser así. Terminando su conversación, el muchacho le dijo a sus padres que encontrarse con ellos, aunque sólo sea como espíritus, lo habían hecho feliz. Escuchando la observación de Arth de que ellos también estaban contentos, le recordó que aún había mucho que hacer, incluso si se reunía con Riliane.

Tranquilizando a su padre ya que él ya era un adulto, Allen aceptó con entusiasmo mientras el ex-rey dijo que confiaba el destino del mundo y Riliane a él. Caminando junto a ellos, Allen se prepara mentalmente para reunirse con su hermana de nuevo. De repente, escuchó que Arth y Anne tenían sueño y duermen cayendo por la espalda, seguido de varias personas que caían dormidos en el interior del Salón de los Espejos. Escuchando a su madre murmurar que se trataba del Gift, Allen exclamó el nombre en voz alta y, frenéticamente, llamó a su madre antes de darse cuenta de que ella había perdido la conciencia.

Entonces, Allen escuchó los ruidos de cascos en el pasillo detrás de él y regresó, viendo a Josephine montada por una mujer de pelo blanco, a quien reconoce como Clarith. Clarith saludó a Allen y le explicó cómo había llegado por orden de Michaela. Pidiéndole que le explicara lo que pasaba, el ex-sirviente descubrió que la "Princesa del Sueño" había desatado su Octavo Gift en forma de niebla venenosa para hacer que todos, incluso las almas, durmieran. Luego, le preguntó cómo podían detenerla y le dijo que, al ser los únicos capaces de moverse libremente, ambos tendrían que ir a Elphegort para detenerla.

Protestando, Allen miró hacia la puerta de la habitación de Riliane de nuevo, sólo para que Clarith le recuerde que Riliane también se vería afectada si la Princesa del Sueño no era detenida. Diciendo que lo entendía, Allen escuchó a Clarith decirle que Josephine había recibido una bendición de Michaela para llegar a Elphegort de forma segura y se montó en el caballo detrás de la mujer. Luego, le preguntó a Clarith si se encontraba bien, aclarándole al niño que el veneno del Gift parece que no le está afectando. Allen recibió su respuesta que ella también había recibido la bendición de Michaela y se mantiene junto a la ex-monja mientras partían sobre Josephine.

Duelo con la Princesa del Sueño

Mientras se acercaban a las ruinas de la antigua Toragay, Clarith vio a Hänsel en el camino, en forma de Lemy Abelard. Sorprendida, ella tiró de las riendas y se detuvo, y Allen escuchó al chico preguntar si podía ir con ellos. Desmontando el caballo, Allen le preguntó por qué no estaba con su "Señora Banica" y luego vio como el otro chico se peleó con Clarith sobre acompañarlos, cuando, en ese momento, vio que Hänsel le estaba mostrando a Clarith que tenía la Muñeca de Cuerda en su poder.

A medida que el ambiente se puso tenso, él se interpuso entre ellos y le recordó a Clarith que no tenían tiempo para hablar mientras que todas las almas caían dormidas. Entonces él le dijo a Hänsel que podía acompañarlos, a pesar de que no sería capaz de entrar en Josephine. Cuando Hänsel afirmó que entendía lo que parecía que estaba diciendo, Allen corrigió al otro chico que se parecía a él. Luego, Allen vio que Hänsel, concediendo, sostuvo la muñeca para que lo viera.

Inicialmente señalando que se parecía similar a Michaela, luego admitió que la muñeca era exactamente igual que ella y pidió una explicación. Luego, Hänsel le dijo que él podría haber notado que la muñeca también tenía poco poder, instruyendo al ex-sirviente para que observara su vientre. Mientras Hänsel desnudaba a la muñeca, Allen vio la gran quemadura y el agujero en su vientre y se preguntó si esto era debido Castigo. Cuando Hänsel corrigió diciendo que había algo dentro de la muñeca, Allen preguntó de qué se trataba y sólo recibió una respuesta vaga del otro chico.

Después, Hänsel anunció que debían marcharse mientras que él caminaba y ellos irían en caballo; Allen montó de nuevo a Josephine, dirigiéndose a Toragay con Clarith. Al llegar con la Princesa del Sueño y haber atraído su atención, Allen le preguntó por qué estaba durmiendo las almas con su veneno y sólo recibió sus divagaciones sobre niños traviesos como respuesta. Exigiéndole que respondiera la pregunta, escuchó su comentario de que su Gift era parecido a un hijo dulce y escuchó el comentario de Clarith sobre que era inútil razonar con alguien que había perdido su cordura.

Allen le preguntó si esto fue causado por la destrucción del mundo, aprendiendo sin embargo, que ella era así durante mucho tiempo y sólo puede estar actuando por impulso por ahora. Tras señalar que era inútil convencerla, le preguntó cómo planeaban derrotarla y Clarith le dijo que no lo sabía, para su sorpresa. El ex-sirviente escuchó que la Netsuma dijo que Michaela le había dicho que iba a hacerlo de alguna manera; descorazonado, Allen finalmente intentó acercarse a la Princesa del Sueño por su cuenta.

De pie y mirando a la Princesa del Sueño, Allen se sorprendió por la mujer que da una señal para que la niebla venenosa entrar en su nariz y su boca. Aunque se asfixiaba, en otro momento empezó a sentirse somnoliento y, dándose cuenta de lo que estaba sucediendo, Allen retrocedió. Luego, el ex-sirviente frenéticamente vio que no tenía más opciones, antes de ver que apereció, de repente, Hänsel. Allen gritó y observó a Hänsel mientras se da cuenta que él estaba flotando delante de la Princesa del Sueño; advirtiéndole que esto era peligroso, observó, no obstante, como el otro chico atrapó a la Princesa del Sueño en la Muñeca de Cuerda.

Cuando Hänsel finalmente se dio la vuelta y anunció que su trabajo estaba completo, Allen se lamentó de que había sido terrible, disculpándose con el pierrot. Mientras Hänsel le dijo que su responsabilidad era enfrentarse a la mala administración, Allen le preguntó si era cierto que él tomó la muñeca de Michaela. Al darse cuenta de que ella había anticipado de que él era incapaz de detener a la loca, el ex-sirviente se malhumoró.

Luego, Hänsel puso una mano en el hombro del muchacho y le dijo que no había tiempo para estar deprimido, recordándole que tenía como próximo destino la "envidia" y los siguientes contratistas serían más difíciles debido a su locura. Allen se preguntó entonces cuál era el punto de encontrarse con ellos, escuchando que el pierrot le dijo que él mismo no sabía, sólo lo que le había dicho el dios del sol a él.

Mientras Hänsel continuaba comentando que regresaría la Muñeca de Cuerda a Michaela, Allen le preguntó si estaba bien hacer eso ya que mencionó que la Princesa del Sueño podría volver a salir y alborotar todo. Después de que el otro chico lo tranquilizó y se fue, Allen volvió con Clarith y le preguntó si lo podía guiar a Jakoku para reunirse con el siguiente contratista. Al mismo tiempo que escuchaba a Clarith explicarle que ella no podía, Allen escuchó aplaudidos desde atrás y se volteó para ver al Demonio de la Envidia.

Saludando al Demonio, Allen escuchó al demonio decir que el espectáculo fue divertido y comentrar que él era patético. Luego, escuchó que al demonio preguntarle si sería capaz de soportar un largo camino cruzando el océano para llegar a Jakoku y cuando el ex-sirivente le preguntó si no podría ir volando, el demonio respondió que nadar sería más rápido. Mientras Allen se preparaba para salir, Clarith se despidió de él y Allen le dio las gracias por todo.

Después de que Clarith también le agradeció al demonio, Allen recibió instrucciones para subir en su lomo, y así lo hizo; cuando el demonio se transformó en un pez, se quejó de que sus aletas hacían difícil montarla y el Demonio solamente le dijo que fuese paciente. La criatura extendió sus aletas como alas y, con Allen en su espalda, se lanzó al agua y empezó a nadar hacia la isla de Jakoku.

Charla con la Sastre

A medida que el demonio cruzaba nadando el mar turbio de Jakoku, Allen intentó hablar con ella, hablando de cómo iban más rápido que volar o montar en Josephine. A medida que el demonio se negaba a hablar, él sólo siguió cabalgando en silencio y comenzó a sentirse mareado. Luego, esuchó al demonio decirle que era algo extraño cómo la miraba y le preguntó qué le pasaba. A medida que el demonio le señaló la masa de tierra muy lejos, se dio cuenta de que era Jakoku y él se sintió aliviado al llegar a su destino.

Sin embargo, el ex-sirviente escuchó al demonio decir que era demasiado pronto. Preguntando por eso, Allen escuchó como ella le explicaba que se suponía que les tomaría más tiempo que esto para llegar a la isla y que llegar tan temprano le daba un mal presentimiento. El demonio se preguntó si el tiempo y el espacio habían comenzado a distorsionarse debido a la conexión con el Jardín Infernal; en estado de shock, Allen, entonces, escuchó que ella mencionó que el "profesor" fue la causa de apresurar las cosas y le preguntó a quién se refería. El demonio le explicó que se refería al dios del sol y remarcó que llegarían a Jakoku poco antes de continuar hacia Onigashima, llevando a Allen sobre su espalda.

Al llegar a Enbizaka y mientras se aproximaba a la sastrería de Kayo, Allen miró los hogares y tiendas y no encontró a nadie allí. A medida que el Demonio de la Envidia descansaba contra un puente cercano, Allen comenzó a subir por la pendiente solo. Después de caminar durante algún tiempo, el muchacho se dio cuenta de que él no se estaba acercando a la casa y pasaba por los mismos edificios en varias ocasiones. Decidiendo seguir adelante de todos modos, él siguió caminando hasta que estuvo demasiado cansado y se sentó junto a una tienda de horquillas.

De repente, al ver una pluma, Allen vio un búho y escuchó al ave decir que parecía estar teniendo problemas. Al darse cuenta de que el pájaro tenía seis alas, escuchó preguntarle si le gustaría la ayuda del Demonio de la Avaricia, aunque le pidió primero una indemnización. Allen respondió que compensaría al demonio si sobrevivía, pero por el momento no tenía dinero y, luego, señaló que no había valor en la moneda ya que el mundo estaba destruido independientemente.

Luego, el demonio accedió a la petición del niño, teniendo en cuenta que iba a ser atrapado por siempre sin él; Allen respondió que el demonio se estaba alejando y vio como un destello brillante vino del demonio y creó una larga sombra. A medida que el demonio le insistió que siguiera rápidamente la sombra, Allen corrió por la pendiente y lo llevó a la sastrería de Kayo. Una vez allí, Allen vio a Kayo y se acercó lentamente a la sastre, saludándo al chico como "Len". Cuando la mujer le preguntó si estaba bien, él le aseguró que si y preguntó por ella. En su respuesta, Allen se enteró de que ella no había cambiado desde los días que él la conocía, esperando que su marido regresara.

Luego, la sastre anunció que tenía que irse a casa y preparar la cena, pero que iba a parar a hacer un recado primero. Preguntando qué era, Allen escuchó que ella no podía irse si no recibía un juicio. Al verla girar su mirada detrás de él, el chico se dio la vuelta y vio un palacio de justicia al estilo occidental. Murmurando sobre la recepción del "juicio" de Kayo se mudó al edificio, Allen la llamó, sabiendo que se ejecutaría dentro. Después de entrar en una habitación grande llena de otras almas, vio a Gallerian Marlon caminar dentro y pedir que hicieran silencio para iniciar el juicio de Kayo Sudou.

Juicio en la Corte

Al comenzar el juicio, Allen sólo se le permitió sentarse como espectador mientras Kayo se sentó en el asiento de la parte demandada. Luego, Allen vio cómo el juicio se llevó a cabo, juzgando a Kayo por sus pecados, y, después, escuchó a Gallerian pronunciar que se produciría su castigo en la sala inmediatamente. Entonces, él vio una guillotina gigante aparecer en la corte y vio con horror como Kayo fue traída para ser decapitada en ella. Recordando de nuevo su propia ejecución, Allen comenzó a gritar para que la soltaran y gritó que no había sentido el castigo, llorando para que se detuvieran.

Colapsado en el suelo, Allen notó la presencia de Gallerian de pie sobre él y escuchó al juez sorprendido de encontrarse con "Irregular" corte e iba a eximir a Kayo de su sentencia. Después, Allen vio el gesto de Gallerian diciéndole que eso dependía de su dinero. Diciéndole al juez que no tenía dinero, Allen lo escuchó reflexionar que, como compensación, sería ejecutado en su lugar y se quedó sorprendido por la declaración.

Mientras Gallerian repetía que sería ejecutado en lugar de Kayo, Allen comenzó a temblar de miedo y escuchó a Gallerian burlarse de él por temblar como un niño. Abrumado, el niño rogó, interiormente, que alguien lo ayudara cuando vio a los hombres de Gallerian acercársele. De repente, escuchó una voz que decía "papá" para detener esto y vio que la voz que provenía de la Muñeca de Cuerda en el asiento de la deFengsa. Luego, escuchó a Gallerian comenzar a hablarle amorosamente a "Michelle" y la voz le convenció de enjuiciar a Allen antes de ejecutarlo.

Después, Gallerian anunció que la corte entraba en sesión para el juicio de "Irregular" por ser responsable de traer al mundo a la ruina, siendo arrastrado al asiento de la parte demandada y comenzó a recuperar su compostura. Mirando hacia la muñeca, ya que anunció que sería su deFengsa, el muchacho se dio cuenta que la voz aguda era en realidad la de Hänsel y le preguntó si estaba usando su ventriloquia para hablar como la muñeca.

Luego, el ex-sirviente observó a Gallerian tratando de encontrar un fiscal para Allen, antes de que una mujer encapuchada entrara en la corte y declaró que iba a juzgar al acusado Gallerian Marlon. Al ver que llevaba una máscara, Allen observó cómo la mujer se peleó con el ex-juez y lo envió al Inframundo, haciendo que las otras almas en la sala desaparecieran también.

A medida que la mujer fue a hablar con Kayo y se preparaba para salir con ella, Allen la llamó y le preguntó si iba a tomar su lugar. La mujer le dio instrucciones para utilizar honoríficos con sus mayores y el ex-sirviente le preguntó, cortésmente, adónde llevaba a Kayo. La mujer enmascarada le respondió que la regresaría a su antigua ubicación, como lo había hecho con los otros, y que sólo había una persona que quedaba.

Cuando Allen le preguntó quién era la última persona, escuchó que era Némesis. Entonces, le preguntó a ella su paradero y escuchó que la mujer le permitiría encontrarse con ella antes de devolverla. Allen comenzó a protestar que deseaba hablar más con ella, sólo para que la mujer enmascarada le dijera que debían reunirse de nuevo y abriera un agujero por debajo del ex-sirviente. Aunque trató de agarrar el borde, Allen cayó por el agujero de la corte.

Encuentro en el Cementerio

Cayendo en una nueva ubicación, Allen caminó con Hänsel hasta llegar al borde de un acantilado. Desde su punto de vista, Allen vio que todo el espacio estaba cubierto de escombros, lápidas, y maquinarias. Preguntándole a Hänsel si eran todas ilusiones, Allen se enteró de que estaban ahora en el mundo real y se preguntó si esto significaba que escaparon a la destrucción de Castigo. Escuchando al otro chico que lo confirmaba y susurrando que Banica estaría encantada de saber de su existencia.

Preguntando por lo último que dijo, el ex-sirviente le preguntó qué era este lugar y se enteró de que era el Cementerio, el lugar de descanso del legado del Segundo Período que Conchita buscaba. Adivinando que esto significaba que los engranajes eran los restos de la civilización anterior, Allen pensó que Conchita estaba buscando ésta super-tecnología y sólo le dijo a Hänsel que no importaba ya. Luego, él recordó lo que el Amo del Jardín Infernal le dijo, de que Némesis estaba aquí, preguntándose si la mujer que habían visto era en realidad el Amo del Jardín Infernal. Escuchando responder a Hänsel de que si era, aunque no estaba seguro si era sólo por su propia voluntad o la manipulación de la máscara. Mientras el otro chico corrió hacia el frente, Allen se apresuró para alcanzarlo.

En la parte inferior, Allen se dio cuenta de que las tumbas estaban hechas del mismo material que la Black Box y se preguntó en voz alta si no eran más que tumbas. Hänsel confirmó y le advirtió que no las toque, mientras que Allen se lamentó de lo enorme que era lugar. Escuchando a Hänsel decirle que sólo deben seguir adelante y esperar que Némesis estuviera del otro lado. Preguntándole si había alguna lógica en eso, Allen lo escuchó responder que no lo había y sólo suspiró mientras seguía moviéndose.

Con el tiempo, mientras continuaban, Allen le pidió a Hänsel si pudieran volar. Cuando el muchacho contestó que sí, él preguntó si el niño no podía solamente buscar a Némesis por el aire y observó cómo el otro chico empezó a volar, dándose cuenta de que ésta era una buena idea. Cuando Hänsel volvió a bajar y señaló un lugar cercano más adelante, Allen vio una torre del reloj desaparecida y señaló que no podía estar seguro que Némesis estuviera allí. En ese entonces, Hänsel anunció que irían, pero Allen le recordó al chico que no podía volar y tendría que ser transportado. Agarrado del brazo derecho de Hänsel, volaron hacia la torre.

Allen vio a la ex-líder del partido Tasan en una plataforma de observación, vistiendo con su antiguo traje de asesina, y confirmó su identidad con Hänsel; después de que se preguntaran por su anterior apariencia, el ex-sirviente recordó cómo las almas no se veían necesariamente como lo estaban en su muerte. Una vez que Hänsel se preguntó qué estaba haciendo ella en la plataforma, pensó que ella podría estar buscando a alguien o algo. Mientras el chico señaló que sería mejor preguntar, Allen afirmó que él debería haber hecho eso en primer lugar y los dos aterrizaron a la plataforma.

Cuando Némesis les preguntó qué estaban haciendo aquí, Allen se presentó y, luego, le preguntó qué estaba haciendo ella en este lugar. Escuchando que Némesis explicó que estaba buscando a su madre, Hänsel se preguntó si su madre Ma se encontraba en esta área. Como Hänsel desestimó su locura, Allen se adelantó y le explicó a ella que este lugar era el Cementerio, no el mundo terrenal, y exclamó que todo el mundo se había extinguido desde que había destruido el mundo.

Al ver a Némesis impresionada, el sirviente irritado perdió los estribos y la maldijo por no saber siquiera su propia causa de muerte y usar a Castigo en su propio país. Luego, observó que la ex-líder protestó que ella había destruido en realidad el "Infierno", mientras aclaraba que fue asesinada por un niño igual ellos; cuando Némesis fue superada por el terror y huyó, Allen se agarró de Hänsel y lo arrastró fuera de la plataforma en su persecución.

Perdiendo su vista desde el aire, Allen le sugirió al muchacho que bajaran otra vez. Descendiendo, Allen vio que estaban rodeados por una maquinaria esférica con varios tubos y pidiéndole a Hänsel para qué se utilizaban, sólo para conseguir una respuesta indeterminada. Luego, Allen y Hänsel vieron un árbol con frutos rojos en una colina más adelante y el niñó decidió ir allí; en respuesta, Allen trató de advertirle que mantuvieran la concentración, sólo para ser ignorado.

Mientras Hänsel corría hasta la colina, Allen fue tras él, sólo para ver a otro niño que era parecido a ellos. Entonces, él vio que Hänsel saludó al chico y le preguntó quién era, escuchando que él era "Irregular", nacido justo antes del fin del mundo. A medida que el ex-sirviente expresó su sorpresa, escuchó la explicación de Hänsel que había muerto sin un ego y simplemente estaba vagando sin un rumbo como resultado. Al ver que Irregular comenzó a interesarse en la muñeca que llevaba Hänsel, Allen sugirió que simplemente se lo entregaran y Hänsel dijo que no por su necedad.

Corriendo por la colina, Allen se dio cuenta que Irregular los estaba persiguiendo y le dijo a Hänsel al respecto, a pesar de la ansiedad del otro chico diciéndole que lo ignoraran. Al llegar al árbol, Allen vio que el fruto era de color rojo sangre y, con Hänsel, vieron a otro niño con su misma cara. Desconcertado por ver a "Irregular" de nuevo, Allen se dio vuelta y vio que él todavía estaba tratando de alcanzarlos. Preguntándose si este nuevo chico también era irregular, escuchó a Hänsel corregirle que él era una nueva persona en su totalidad.

Observando a Némesis, al igual que la Llave Dorada y una caja negra en sus manos, Allen se precipitó y corrió hacia el antiguo líder del partido, con Hänsel, para quitárselos. Al ver que Némesis giraba la llave en la caja, Allen se la quitó de las manos, sólo para escuchar al cuarto niño en el árbol diciéndole que era demasiado tarde y que el castigo ya había sido impartido. A medida que el niño empezó a brillar, Allen escuchó un "Lu Li La" y fue consumido por la luz.

Recuperando la conciencia en la Black Box otra vez, Allen fue recibido por Sickle y salió de la caja como lo había hecho antes y observó que estaba en el Jardín Celestial. Al mismo tiempo que Sickle le dio instrucciones de que ahora era su turno, el muchacho asintió en silencio y determinó que el próximo resultado para el mundo estaba en sus manos, pero que iba a encontrar a Riliane primero en el mundo terrenal. Sosteniendo la Llave Dorada de Némesis en sus manos, decidió comenzar.

Legado

Históricamente, el sacrificio de Allen nunca se mencionó y su hermana fue la que murió oficialmente como consecuencia de la Revolución de Lucifenia. En los libros de historia se observó que era el hijo adoptivo de Leonhart Avadonia que ganó el favor de Riliane como sirviente y rápidamente huyó del Palacio de Lucifenia durante la revolución.

A menudo se presenta como una persona desleal e infiel en la historia de Lucifenia. Sin embargo, Yukina Freezis escribió una novela sobre la verdadera Historia del Mal llamada "La Hija del Mal", que había ganado popularidad en todo el mundo siglos más tarde durante la época de Gallerian Marlon. El juez se sintió intrigado por la idea de que el sirviente intercambió lugares con su hermana gemela secreta, pero se mantuvo escéptico sobre la exactitud de los hechos reales, a pesar de que Ma le garantizó de que la novela era verdadera.

Personalidad y Rasgos

Allen es responsable, altruista y desinteresado, a diferencia de Riliane. De buena gana aceptó ser adoptado por Leonhart porque era lo mejor para todos, e incluso mostró misericordia con el Demonio de la Gula cuando trató de poseer. Cuando todo el mundo creía que estaba muerto, Allen apoyado por Germaine, se fue con ella para encontrar a su amigo, Chartette. A pesar de esto, Allen sentía orgullo cuando Michaela le elogió y se jactó a sí mismo acerca de sus habilidades para ocultar su identidad como su hermana.

Allen también era un poco tímido, él toma un tiempo para abrirse a la gente. No tomó bromas o diversión ligera, algunos ejemplos notables incluyen a Gumillia hurgando en la diferencia de edad y Michaela refiriéndose a él como un "chico exótico" que normalmente le habría enfurecido. Irónicamente, a menudo hacía comentarios secos en su mente acerca de lo que había oído y abiertamente grietas algunas bromas con Michaela y su conductor del carro antes de salir.

Allen fue muy dedicado a su gemela y trabajó duro para complacerla. Finalmente, ambos se convirtieron muy íntimos como pasaba el tiempo y él siguió a obedecer su voluntad. Allen encontró consuelo al sostener su mano y quería a su hermana profundamente. Esta lealtad a su hermana era tensa en gran medida por su amor a Michaela, a quien Allen sintió que no la podía matar. Del mismo modo, Allen se negó a matar a Leonhart hasta que se le dijo que su padre adoptivo lo estaba usando para asesinar a la princesa.

Habilidades y Destrezas

Allen es bueno en el combate, habiendo frustrado el intento de asesinato de Asan en la vida de Riliane y logrando derrotar a su padre adoptivo en combate con espada (aunque estaba drogado en ese momento). Germaine de él un "genio de esgrima" llamó y preguntó por qué Leonhart le dio trabajo como un siervo en lugar de un miembro de la Guardia Real Lucifeniana. Allen es también experto en equitación, aunque ocultó este hecho a su hermana.

También está muy bien informado sobre la política y fue venerado por los ministros de su inteligencia. Reconoció las ramificaciones políticas de cualquier medida y entiende el razonamiento detrás de él, como cuando Kyle continuó con la ejecución de Riliane a pesar de saber que Allen tomó su lugar.

Después de su muerte, Allen libremente se manifiesta a sí mismo como un espíritu, que aparece ante Clarith, Yukina, y Germaine. Durante el encuentro con Abyss I.R., es posible que Allen podría haberse comunicado con Ney después de que su alma se ha fusionado con la Copa de Conchita. También parece tener una extraña habilidad para apaciguar los efectos de los contenedores de pecado, también fue capaz de ganar el agradecimiento del demonio de la gula y calmó a Clarith cuando fue influenciado por el Contenedor de la Ira.

Conexión con Personajes

Riliane Lucifen d'Autriche: Es la hermana, casi idéntica, gemela de Allen. Después de que se separaron, Allen mantuvo su identidad en secreto de ella hasta el final. Él creía que ella era una niña inocente y solitaria en el fondo, y se dedicó a su protección. Allen se sintió confortado por la presencia de Riliane al miedo, como cuando eran niños o cerca de su muerte.

Leonhart Avadonia: El padre adoptivo de Allen después de que él y Riliane se separaron. Allen celebró un gran respeto por él y se vio a sí mismo como indigno de tenerlo como padre, nunca se refirió a él como tal y en su lugar sólo llamarlo "Capitán Leonhart". Se sintió profundamente traicionado y herido cuando se le dijo Leonhart lo estaba usando para llegar a la princesa y estaba confundido acerca de las razones del caballero como él murió.

Germaine Avadonia: La hermana adoptiva de Allen. Se une más en el rescate de Chartette y llegaron a ser muy estrechos, Allen pregunta por su bienestar después, cuando él trabajaba en el palacio. Se vio obligado a ocultar sus verdaderos sentimientos cuando burlándose de Germaine de convencerla de que no lo librará de su ejecución, con ganas de salir con ella, pero se sintió culpable por su papel en la muerte de Leonhart y conocer las consecuencias de tal acción. Pensaba en ella como su hermana y dependía de su habilidad con la espada para salvar a Yukina.

Chartette Langley: Un Amigo de la infancia de Allen y consiervo de Riliane. Él siempre trató de mantenerla fuera de problemas, rescatandola cuando eran niños y supervisa su trabajo para asegurarse de no aflojar ni hacer ningún daño con su fuerza. Los dos fueron capaces de conversar en un nivel menos formal que los otros agentes.

Ney Futapie: Una compañera de Allen y su media hermana secreta. Allen confia en Ney más que Chartette a examinar aspectos como el asesinato ordenado de Michaela o las razones de Leonhart para enviar a Allen al palacio. Él no tuvo ningún rencor hacia ella por los rumores que transmitía a Riliane y a él mismo, confortándola cuando ella pareciá angustiada.

Mariam Futapie: El Jefe de las sirvientas y el superior de Allen como chambelán. Allen la vio como un empleador en su mayor parte y se encontró a su personaje inescrutable. Sin embargo, habló con ella acerca de su confusión por tener un papel tan diferente de su hermana, Riliane, y la vio como un aliado. Cuando los revolucionarios llegaron al palacio, compartió palabras de despedida con ella antes de que ella se fue a deFengder el Jardín Celestial.

Michaela: Una criada de Keel  Freezis que Allen conoció en Elphegort. Allen se enamoró de ella después de escucharla cantar y tener una larga conversación con ella en el paseo en carruaje. La encontró muy bella y talentosa, y era tolerante con sus bromas cuando, en otro lugar, se convertiría enfureció. Se convirtió en conflicto entre su amor por ella y la devoción a Riliane después de enterarse de que ella era la amante de Kyle, y con el tiempo se rompió el corazón por su muerte.

Keel Freezis: Un comerciante a quien visita Allen. Allen vio a Keel como un hombre de negocios muy inteligente y pragmático, incapaz de comprender plenamente la vida que éste vivía. A pesar de ello, se aprecia la tendencia de Keel de poner seres queridos en primer lugar debido a su devoción a Riliane y Michaela.

Kyle Marlon: El prometido de Riliane. Antes, Allen expresó su intención de destruirlo por hacer a Riliane infeliz. Después de ser arrestado veía a Kyle como un problema potencial debido a sus emociones abrumadoras, pero estuvo de acuerdo con sus motivaciones políticas para continuar con la ejecución.

Gumillia: El superior de Allen en el palacio como aprendiz de Elluka. Al principio se la ve con menos respeto debido a su apariencia joven, pero se recordó rápidamente de su estatus superior y la edad. Él está desconcertado por su naturaleza críptica en cuanto a la cebolla de primavera increíble y se frustró por sus conversaciones que a menudo terminan en un silencio incómodo debido a su falta de habilidades sociales.

Hänsel: Una encarnación pasada prevista. Allen estaba destinado a ser una reencarnación de Hänsel, pero, debido a la alteración del destino, causada por Abyss I.R. y Prim Marlon, Hänsel no nació durante ese ciclo.

Irregular: El "futuro yo" de Allen. Irregular se manifiesta en algún momento después de la muerte de Allen, y ha sido referido como Allen por su nombre.

Trivia

Conceptualización y Origen

  • El nombre original de Allen, Alexiel, probablemente se deriva del nombre griego Alex, que significa "deFengsor" o "guerrero".
  • Sus apellidos originales, Lucifen y d'Autriche, son una referencia a Lucifer, el demonio patrono de la soberbia, y María Antonieta, respectivamente.
  • El nombre de Allen es una corrupción de su nombre de nacimiento: Ale- xiel Lucifen d'Autriche, a cargo de su padre adoptivo, en un intento de ocultar su identidad.
  • El nombre de Allen es de origen Celta, que significa "justo, bello, noble, brillante y armonioso", en la numerología, el nombre se asocia con gente cariñosa y generosa que disfrutan ser apreciados por su capacidad de ser responsable y considerar su familia para ser la cosa más importante en su vida.
  • Su último nombre adoptado, Avadonia, parece ser una corrupción de Abbadon, que significa "destrucción" en hebreo.
  • Abbadon también es, según el libro del Apocalipsis el "Ángel de la Muerte", quien empieza la destrucción en el apocalipsis.
  • El nombre de Allen está parcialmente inspirado en el nombre de su representante Vocaloid, Len, con "len" al final del nombre, del mismo modo, su nombre de nacimiento, Alexiel, comparte el "le" con Len.
  • Allen, también Irregular, son paralelos a Jesucristo, ambos fueron castigados por crímenes que no cometieron, fueron ejecutados a las tres de la tarde, y aparecieron ante sus aliados muchas veces después de su muerte.

Curiosidades

  • Allen comparte el mismo cumpleaños (27 de diciembre) con su Vocaloid.
  • Al igual que su padre, Allen ataba su pelo con una cola de caballo.
  • Allen es ejecutado el día antes de su cumpleaños número quince.
  • Como Riliane era una reencarnación prevista de Gretel, Allen presumiblemente estaba destinado a ser la próxima reencarnación de Hänsel, pero el nacimiento de Ney interrumpe el ciclo y Hänsel no nació en absoluto.

Galería

Apariciones

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar